familia monoparental y adopción

Decir Adios

En pocos días he recibido noticia de dos (posibles) despedidas a la maternidad.

Una es la que cuenta Eva en una entrada de su blog. Después de más de 3 años buscando su segundo hijo por todos los sistemas inventados por la reproducción asistida, ha decidido que esta búsqueda llegaba a su fin.

Otra me llegaba directamente de E., una amiga que se metió en el mundo de la adopción hace ya muchos años, y después de muchos contratiempos, incluído un cambio de país, problemas con la administración, muchas dudas morales… ha decidido marcarse también un plazo. Si su asignación no llega para el próximo otoño, lo deja.

Sin duda, hace falta tanto valor para empezar una aventura como esta, como para ponerle punto y final.

Recibimos constantemente el mensaje de que si nos esforzamos lo suficiente lo conseguiremos, de que sólo se trata de desearlo lo suficiente, de que nos merecemos que nos salga bien. Pero, ¿cuál es el mensaje implícito en esto? Si no lo conseguimos, ¿quiere decir que no lo merecemos, que no nos hemos esforzado lo suficiente, que no lo hemos deseado con bastante fuerza? ¿No estaría bien asumir que a veces podemos dejarnos la piel intentando algo y no conseguirlo? ¿Que tenemos derecho a tirar la toalla? ¿Que la vida puede ser igualmente hermosa con otros sueños y otras metas? ¿O incluso que es mejor disfrutar lo que se tiene que añorar lo que no llega?

“No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió”, cantaba Sabina. Y sí, los hijos son importantes, pero no hasta el punto de pagar el precio de renunciar al resto de tu vida. No son lo único importante ni es necesario tenerlos para ser feliz. La vida puede ser completa, hermosa, y satisfactoria igualmente.

Como puede ser hermosa, y sí, completa, sin una pareja a nuestro lado.

Espero que tanto Eva como E. hayan disfrutado y aprendido en este viaje a Ítaca, incluso si no la alcanzan. Y que salgan más sabias, y dispuestas a seguir buscando Itacas nuevas.

Anuncios

Comentarios en: "Decir Adios" (5)

  1. Muy buen mensaje para todos nosotros que vivimos en una sociedad que cree necesario conseguirlo todo para ser feliz. Gracias! Brenda
    http://www.adopcionpordentro.blogspot.com

  2. Sí. Como siempre, tú y Sabina tenéis razón.

    Me gusta mucho el anuncio de Ikea “no es más feliz el que más tiene sino el que menos necesita”.

    De todos modos, renunciar a la maternidad para mi hubiese sido la renuncia más difícil.

    Pero también creo firmemente que se puede ser muy feliz sin hijos… y estar mucho más descansada, leída, vestida y viajada y …

    Gracias y saludos
    Eva DE

  3. Oyeee, dáme de plazo hasta el Lunes, por Dios…..que todavía negativo del todo no es, je, je…
    Es más que probable que no vaya adelante, pero existe una posibilidad por pequeña que sea de que hay ido bien al final…muy ,muy pequeña…pero existe…
    por cierto ellink creo que nolleva a donde tú querías, al menos al yo entrar sale lo de Itaca,no lo actual…
    Un beso, qué pena que no vengas a la asamblea.
    Eva
    http://www.mspe.blogspot.com

    • Este “(posibles)” era un grito de esperanza, tanto en tu caso como en el de E. Ojalá el lunes tenga que “tragarme” mis palabras (y antes del otoño, las referidas a E.). Ojalá.
      Pero ser capaz de cerrar algo en lo que se ha invertido tanto, ser capaz de ponerle fecha de final y seguir adelante, me sigue pareciendo sabio y valiente, incluso aunque ninguna de las 2 tengáis que hacerlo (Insh’allah!).
      Y sí, quería enlazar con lo de Itaca… me parecía una pena perderse un poema tan hermoso. Luego ya es cosa de cada cuál leerse el reto del blog.
      Un abrazo (con los dedos cruzados).

  4. Hola, he llegado a tu blog hace un par de días y me encanta, enhorabuena, por el blog, por tus dos hijos y por contarlo tan bien.
    Respecto a Itaca, creo que la vida tiene varios viajes a Itaca, que hay que tener decisión para iniciarlos y también para dar la vuelta si vemos que hay un temporal que puede costarnos “la vida”. Lo más difícil es aprender y enseñarles a nuestros hijos eso, el ser capaces de partir de viaje y de luchar, pero también de aceptar que hay veces que no se puede.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: