familia monoparental y adopción

Con mis hijos, aplico un principio Marxista (de Karl, no de Groucho):

“A cada cuál según sus necesidades, de cada cuál según sus posibilidades”.

Con mis plantas, aplico el darwinismo social: o se adaptan a mí (y mi incapacidad memorística para recordar que hay que regarlas seguido) o mueren – o sea mueren, y resiste la que resiste.

Si algún día tengo animales de compañía, habrá que pensar en alguna frase de Freud para tener completo el pack de filosofía de andar por casa.

Anuncios

Comentarios en: "Los grandes pensadores y mi familia" (4)

  1. Tengo una de Freud para ti!!!! (lo siento, sin mascotas)

    “He sido un hombre afortunado; en la vida nada me ha sido fácil.”

    ?a que lo sientes en cada poro de tu piel?
    Yo sí !!!

    Saludos
    Eva DE

    • Qué bonita frase!!! Me la quedo, desde luego. Aunque, para qué engañarnos, les casa más a mis hijos que a mí, que nací en el primer mundo, con el plato de sopa y la seguridad social garantizados. Espero que aprendan a valorar esta suerte.

  2. Jajajaja!!!
    Yo directamente he asumido que nunca voy a poder tener plantas en casa, porque como no protestan nunca recuerdo sus necesidades. A cambio tengo dos perras que son la adoración de mis hijos y que van sobreviviendo al desastre que soy como pueden ( igual que los niños, me temo)… A ellos cuatro va dedicada, en mi casa, la frase de Freud que apunta Eva… ¿Quién dijo que los niños y los animales necesitaban rutinas para estar bien? Aquí lo que necesitan es capacidad de adaptación, y doy fe de que todos somos razonablemente felices 😉

  3. martucha dijo:

    Yo tengo una gata, antes de los niños, era la reina, ahora es una más, pero cuando le falta algo, vaya si me entero, además yo, porque me lo pide a mí.
    Y con el segundo mis compis me regalaron una cesta con cuatro plantas, que diez meses después y, sobreviviendo a mi transplante de maceta, siguen ahí. Hay una, no sé que especie es, se queda totalmente mustia, pero cuando la riegas, revive cual ave fénix, es increíble, y es mi favorita, porque es como si me gritara ¡¡¡riégame, coño!!!
    Me gusta el principio Marxista, yo lo he aplicado siempre desde que tengo hijos, pero no me lo sabía.
    Marta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: