familia monoparental y adopción

Más sobre elegir

Hace algunos días escribí sobre elegir entre la familia biológica y la adoptiva, a partir de una noticia tremenda llegada desde Argentina que en ese momento no encontraba y que Masca encontró para mí (¡¡gracias!!). Podéis verla aquí.

Cuando acabé de escribir el texto me sentí algo frívola por usar una noticia terrorífica como esa como percha y no entrar a valorar su fondo. No tenía mucho tiempo cuando me puse a ello, y tampoco acababa de encontrar las palabras precisas. Así que guardé la mala conciencia en un cajón y le di al botón de “Publicar”.

Eva, una lectora del blog, envió un comentario brillante al respecto. Le he pedido permiso para subirlo, y aquí va:

Desde luego hay gente “superior”. Quizás tuvieran razón y eran superiores!. Porque con esta criatura han conseguido lo que queremos la mayoría de los padres adoptivos: que teniendo toda la información posible (por dura que sea), respete y quiera a ambas familias sin que las dudas le hieran ni afecten en su desarrollo como persona.

Mi mayor miedo es que mi hija “juzgue” a sus padres biológicos por abandonarla. Seguramente el mayor miedo de estos “padres” era que no les juzgase a ellos !y lo han conseguido!. Debe ser verdad que el amor lo puede todo.

Creo que los padres adoptivos de esta mujer son perversos y muchas cosas más. Pero han conseguido éxito en una situación tan peliaguda como: NO un niño traficado. NO un niño robado, NO un niño comprado SINO un huérfano adoptado por amigos de los verdugos de sus padres biológicos que no sufre ni quiere sufrir. Que no piensa mirar atrás porque eso inevitablemente implicaría reconocer qué clase de ¿personas? son sus padres.

Ahhhhh!!!! olvidaba que el truco está en ser el tipo de padre-persona, que es capaz de traficar con un nino al que han dejado huérfano. Siendo capaz de eso, ya se es capaz de todo.

No. Es mejor que no mire atrás. Espero que haya recibido una completa educación antidudas, una perfecta educación en “así son las cosas, no le des más vueltas”. Sólo espero que la vida no le ponga en la situación emocional de mirar atrás. Podría decicir ser huérfana por propia voluntad!

Esto no es el caso de las mujeres/familias españolas a las que robaban al bebé y les decían que había nacido muerto (que ya bastante peliagudo es el asunto). Esto no es el tráfico de ninos de países “en vías de desarrollo” (horrible). Esto es mucho más y peor.

Comprendo que esta mujer quiera a sus padres adoptivos. Lo comprendo perfectamente. Pero de verdad le deseo que siga siempre tan decidida en no querer “elegir”… que es absurdo porque nadie te puede hacer elegir a unos padres fallecidos. Lo que creo yo que esta mujer quiere decir con el “elegir” es que no quiere juzgar a sus padres adoptivos. Y eso … eso es otra historia que no tiene en mi opinión tanto que ver ni con adopciones, ni con tráficos, tiene que ver con asesinatos.

Quizás me haya precipiado al escribir. Yo no vi la noticia, pero mejor. Con la información que tengo, o lo he malinterpretado o me estoy poniendo enferma con motivo.
Para ser hija (adoptiva o no) de unos individuos así, más vale tener las cosas claras. Esa “clarividencia” como sospechaba, no es genética.

Anuncios

Comentarios en: "Más sobre elegir" (4)

  1. Noèlia dijo:

    A mi esta noticia también me impactó y me dejó un mal sabor de boca. Pero después de releer el comentario de Eva, pienso que el no querer juzgar a los padres adoptivos, debe de ser una cuestión de pura supervivencia para la hija. No creo que se deba a relativizar el horror de los hechos, sino a blindarse contra la carga de una culpa por algo que, como ella dice, no eligió. No creo que eso sea mérito de los padres adoptivos, sino inteligencia por parte de la hija. Y supongo que dudas las habrá tenido a miles…

  2. No siempre se es tan “imparcial”
    en este blog http://www.lahistoriademaria.com/
    hay una historia, como tantísimas, que pone los pelos de punta.
    A las madres de mayo les una vez oí algo así como ” hay un proceso , que puede comenzar en la negación y estancarse durante años, pero una vez que se dispone de la información, ése proceso personal , ya no tiene vuelta atrás”…las palabras me las he inventado, pero el sentido venía a se ése…

  3. Noelia,

    yo también he pensado que debe ser pura supervivencia en principio… pero tengo la sospecha de que incluso en tu manera de sobrevivir influye tremendamente la educación que has recibido.

    En mi caso por ejemplo, creo que de estar en su lugar, “sobrevivir” precisamente pasaría por mirar atrás como han hecho muchos nietos e hijos de las abuelas de mayo. Está en mi carácter querer saber, pero mi carácter se ha reforzado mucho con mi educación. Me han enseñado la “no negación”. Esta chica no niega, pero tampoco se quiere mojar mucho…

    Dos frases preciosas del blog de las madres de mayo de hijos que sí han sabido y han querido mirar atrás:
    “recobrar tu identidad te hace libre”
    “mientras no recobres tu identidad, todo lo que vivas será mentira”.

    Yo creo que sobreviviría mejor mirando atrás. Estoy completamente de acuerdo con lo que apunta Nuria y creo que esta mujer inevitablemente mirará atrás y no creo que sus padres adoptivos salgan muy beneficiados. Tiene que ser durísimo, pero creo que cuanto más tarde en mirar atrás, más duro y difícil va a ser.

    Y por supuesto, yo no pienso en ella como culpable, pienso en ella como doble víctima. E insisto en que comprendo que quiera a sus padres. Quizás ella pueda sentirse culpable de querer a sus padres sabiendo quienes son… supongo que un psicólogo tendría mucho trabajo en un caso así…

    EL blog que apunta Nuria … sólo he visto la portada y ya me gusta: “necesito saber quienes son mis padres biológicos para saber quien soy yo”. Creo que los adoptados que conocen a sus padres biológicos tienen mucha suerte, pocos fantasmas acosando su mente y mayor facilidad para formar su identidad.

    Ojalá mi hija conociese a los suyos!

    Una vez más: siento la extensión 😦
    Saludos
    Eva DE

    • Estoy totalmente de acuerdo con las tres.
      Respecto a lo de conocer a la familia bio… leí hace poco que cuanta más información tiene un hijo adoptado, menos necesidad tiene de “buscar”. Tiene su lógica, claro.
      Yo también soy de las que quieren saber, a cualquier precio. De las que piensan que nada construído sobre secretos, mentiras y silencios puede ser sólido. Por experiencia, lo digo. Y sí, es duro enfrentarte a según qué. Pero más duro es no enfrentarte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: