familia monoparental y adopción

Abuelas

Cuenta hoy El País que una de cada 3 abuelas se dedica a cuidar de sus nietos. Siempre que salen estas noticias se levantan voces en contra de la “esclavitud” de las abuelas y del egoismo de los hijos, que les colocan a los nietos mientras ellos se dedican a otras cosas.

Nunca he acabado de entender este tipo de críticas, sobretodo las que presuponen que este es un fenómeno nuevo, que antes vivíamos en un mundo idílico en las que las madres no tenían otra cosa que hacer que mimar y contemplar a sus hijos. Las madres, las mujeres jóvenes (y también las mayores), han trabajado siempre, en las fábricas, en las tiendas, en los colegios, en los hospitales, en los campos y en el ingente trabajo doméstico que suponía una familia sin electrodomésticos. Y las abuelas se han ocupado siempre de la prole de sus hijas.

De hecho hay una teoría científica, la hipótesis de la abuela, que afirma que las hembras humanas tienen la menopausia (es decir, viven bastantes años después de dejar de ser fértiles, algo que no sucede en otros especies), precisamente porque el cuidado de las abuelas es sumamente útil para la supervivencia de los nietos. Las abuelas, como el fuego, el lenguaje o la ingesta de carne, tendrían un papel clave en la evolución de la humanidad…

Cuando yo nací, mis dos abuelas tenían 44 años, la edad en la que hoy muchas mujeres son (o intentan ser) madres por primera vez. Mis abuelas fueron tan importantes en mi crianza y la de mi hermana y primos como lo fueron nuestras madres y padres. Pasamos con ellas (y con los abuelos) muchas horas, aprendimos muchísimas cosas y tomaron muchas decisiones al respecto de nuestra crianza y educación (que mis padres aceptaban a regañadientes como precio a pagar por las posibilidades de libertad que les daba su colaboración, pero que a nosotros nos enriquecieron).

Mis hijos tienen a sus abuelos lejos. Les ven menos de lo que nos gustaría a todos. Y tengo la sensación de que las tres generaciones de la familia estamos perdiendo mucho por culpa de esta circunstancia.

Una de mis canciones favoritas está dedicada precisamente a las abuelas. “A la abuela Emilia”, de Teresa Parodi.

Solía cantársela a mi abuela materna cuando aún estaba viva (a mi abuela paterna la perdí prontísimo, con 14 años; fue la primera muerte de mi vida y nada de lo que he vivido después ha sido tan devastador), y a ella siempre se le humedecían los ojos. A mí me sucede ahora cuando las recuerdo.

Podéis escucharla aquí (a partir del minuto 1’12”).

Anuncios

Comentarios en: "Abuelas" (13)

  1. victoria dijo:

    Yo tuve la suerte de tener a una abuela increíble. Fuerte , segura de si misma y al mismo tiempo cercana y cariñosa . Y con un gran sentido del humor.
    Mis hijas pequeñas ya no tienen abuelos porque murieron ( mis mayores si los disfrutaron) , y siento que se están perdiendo una parte importante de la infancia.
    Victoria

  2. a mi me cuidó mi abuela (y a mi hermana, a las 2)

    ella nos cuidó, ella nos enseñó, ella compartió momentos malos y momentos buenos, ella nos hizo la comida y nos preparó la merienda, ella nos llevaba al cole y nuestro abuelo nos recogía…

    mi madre trabajaba… yo también trabajo…

    cuando yo he sido madre, tanto mi madre como mi suegra se quedan a los niños en momentos puntuales, pero no mantienen la relación con sus nietos que yo he tenido (y todavía tengo!!!) con mi abuela

    ellas se lo han perdido… y tambien mis hijos

    un poco de resentimiento, quizá… tristeza, mucha… sobretodo por ellos…

    solo decirte que espero que mis hijos tengan muchos hijos, porque me gustaría ser una abuela como mi abuela

  3. Ahí estamos, Madre de Marte!
    Si el cuerpo aguanta!

    Porque las abuelas de antes, tenían como las tuyas 44 anyos. Las abuelas de mis hijos tienen 77 la mayor y 67 la menor.
    La menor es mi madre y acaba de estar ingresada casi una semana por puro dolor: artrosis, artritis, meniscos rotos, un tendón del hombro roto … (la otra no está mejor!).

    Hago todo lo que está en mi mano para que mis hijos tengan a mi madre presente. Veraneamos absolutamente todos los anyos y navidades en su casa. Hablamos por teléfono a diaro. Pero mi madre, y muchas muchas abuelas que no tienen 44 anyos no podrían cuidar a sus nietos…pero muchas los cuidan sin físicamente (o mental) estar en condiciones.

    ?no habéis visto nunca a un abuelito que lleva a los ninyos al cole y cruza (como muchos abuelitos) por cualquier sitio menos el paso de peatones?

    Conozco a muchas abuelas que cuidan a sus nietos porque no hay más remedio (económico) pero con todos los dolores y pesares del mundo. Les adoran, pero no pueden. Un ninyo es mucho trabajo físico, sobre todo. A mi sí me parece mal esa esclavitud. Otra cosa sería una cuidadora que hiciese el trabajo duro y una abuela que hiciese de abuela. Veo a muchas abuelas sacrificarse y aguantar dolores para cuidar a sus nietos. No tienen 44 anyos! creo que ahí está el tema!

    No creo que nadie dude de los beneficios de que abuelos y nietos estén juntos. Pero siempre que sea físicamente soportable.

    Saludos
    Eva

  4. Estoy de acuerdo con Eva, es maravilloso que cuando sea posible abuelos y nietos disfruten de la mutua compañía, pero de ahí a las situaciones que se dan muchas veces, va un abismo.

    Yo veo cada día a ancianos que apenas pueden tenerse en pie, sujetos a la disciplina de horarios de colegio, haciendo la compra, desesperados detras de niños pequeños que requieren de una energia que dificilmente se puede tener a esas alturas de la vida. La excusa de las condiciones económicas de sus hijos, no me parece del todo convincente, porque hay veces en que les ves en las mismas durante los fines de semana, y es que hay gente a la que renunciar a la vida que tenían antes de ser padres parece que les cuesta demasiado.

    Hay abuelos que no se atreven a decir a sus hijos que estan cansados, que ya les toca disfrutar de su tiempo libre y que se hagan cargo de sus propias responsabilidades.

    Respecto a nosotros como abuelos… teniendo en cuenta que la mayoria de mujeres trabaja, y que nos vamos a jubilar a los “taitantos”, pues como no lo hagamos de manera virtual, va a estar complicada la cosa.

  5. A mi mis abuelas no me cuidaron, una murió cuando yo tenia cuatro años, la otra la veía bastante porque viviamos al lado, pero no me cuidó ni educó, (sigue viva y ahora es bisabuela), quizá tiene que ver que a mi madre jamás le han gustado las abuelas ‘obligadas’ … siempre me ha dicho que ella hará de abuela-canguro siempre y cuando esto no le suponga tener que dejar de hacer sus cosas… vamos, que no quiere dejar de ir al gimnasio o de viajar por ejercer de abuela y lo respeto y lo entiendo… quizá por eso, aunque les visitamos a menudo, sólo acudo a ella para que me cuide al niño si realmente me es indispensable. Es relativamente joven ya que tiene 58… todavia tiene energia para poderle seguir, pero como dice Eva, mis suegros tienen 77, artritis, dolores… es imposible que puedan seguir el ritmo de un enano,…

  6. Soy abuela casi recien estrenada, aprendiendo a serlo. Mis nietos y yo descubrimos al tiempo tenernos y compartirnos, sientiendo, que somos ambos, mis nietos y yo, su abuela, los que vamos construyendo nuestra relación, y, como nos gusta!.
    Otra cosa es la necesidad de mis hijos, su necesidad para tener apoyo en la atención a sus pequeños, pero está a otro nivel,forma parte de aquello que puedo continuar dandoles como madre. Y lo distingo claramente de ser abuela. Si pongo la lavadora con la ropa de mis nietos, si les preparo la comida, ayudo a mis hijos, realizo una de sus tareas para que su vida sea algo menos gravosa.
    A mi nieto le invito a comer o merendar, jugamos, me cuenta o le cuento cuentos, aunque el suyo sea solo un gorjeo,…. Y siento, sin utilizar palabras que somos una unidad, que ambos nos felicitamos por ser y estar juntos.

  7. martucha dijo:

    Mi madre ha cuidado un tiempo a todos sus nietos para que fueran más mayorcillos a la guarde. El último y actual, mi hijo pequeño, que, gracias a mi madre irá a la guarde con 16 meses, en septiembre. Hice reserva en la guarde por si ella se veía flojear, pero primero en enero, luego en febrero y al final, me dijo que si le dejaba cuidarle hasta junio, ¿qué si le dejaba?, como si le estuviera yo haciendo el favor!!!. Se lo agradezco infinitamente, tiene 74 años y está bien, pero durante estos meses sé que está renunciando a su gimnasia matinal. Lo ha hecho voluntariamente por amor a mí y a su nieto, y cada día se lo agradezco. Pero como decís por ahí, hay un límite, de fuerzas y de coherencia.
    Y esa relación especial es maravillosa, a mí me encantaría repetirla con mis nietos, pero es cierto que por la edad se complica, mi madre me tuvo con 39 y dadas las edades actuales…
    Pero vivan los abuelos, porque creo que aportan ese toque de ternura tan especial.

  8. Bonito post homenajeando a las abuelas/os. A mi me cuidó mi abuelo, a mi hijo su abuela y yo espero cuidar a mis nietos, aunque como dice mi madre ” Los hijos de mis hijas, mis hijos son, los de mis hijos son o no son” y no por el tema biológico , sino que normalmente las mujeres solemos dejar a nuestros hijos con la madre y no con la suegra si están las dos disponibles.

  9. Diana Rojas dijo:

    Odio esta situación.
    Mi madre vive sola con mi papá, yo vivo sola y no tengo hijos. Mi hermana vive justo enfrente de la casa de mis padres y les ha dejado toda la responsabilidad de cuidar de su bebé de pocos meses, incluso hasta tienen que comprar ellos comida para el bebé, pañales, leche y otras cosas. Mi hermana trabaja y su esposo también, pero solo trabajan medio día. Aún así cuando mi hermana llega a su casa, le pide a mi mamá que siga cuidando al niño mientras ella va al mercado y prepara la comida a su esposo, cuando llega el esposo comen en familia (mi hermana, su esposo y otra niña de 12 años que también cuidó mi mamá de bebé), y solo cuando acaban van a recoger al niño. A mi hermana no le importa nada si mi madre y mi padre comieron también o tuvieron molestias o dificultades por cuidar a su bebé (Claro que no tuvieron problema porque ellos nos criaron a mis 3 hermanos y a mí solos, ellos dos sin ayuda de nadie más). Cuando es fin de semana se van a pasear mi hermana y su esposo y dejan los niños a mi mamá. Ahora mi hermana ha decidido estudiar una maestría, (al fin trabaja solo medio día) y ni por un momento se le ha ocurrido preguntar a mi mamá si ella está dispuesta a cuidar al bebé, lo da por hecho que es su obligación. Cuando yo invito a salir a mis papás a un paseo no pueden porque deben cuidar al bebé. Mi papá está enfermo y necesita ciertos cuidados, pero mi mamá ha dejado de cuidarlo porque su prioridad es su nieto. Eso ha originado problemas y han optado por dormir en recámaras separadas, creo que ya ni tienen vida marital, aunque no nos dicen a nosotros sus hijos. Quizá esta sea la razón por la cual mi mamá ha olvidado su vida para vivir al servicio de su nieto, ya que dejó su negocio y actualmente su casa es un caos completo, está sucia, no hay comida casi nunca, y todo lo ha invadido con las cosas del bebé. Yo he realizado algunos comentarios, pero mi mamá dice que ella está bien, y que ama al bebe. Pero ese no es el punto, todos amamos al bebé, pero la única responsables de cuidarlo son sus padres. De hecho yo me fui de la casa porque tengo una perra, y el bebé no podía estar cerca de animales, como al bebé lo iba a cuidar mi mamá, pues mejor decidí irme porque querían que regalara a mi perro. La verdad esta situación me pone tan tensa que he optado por alejarme de la casa de mis papás, porque cuando voy debo hacer un gran esfuerzo para no emitir mis opiniones. Por eso usé este foro, perdón por acaparar tanto espacio. Espero encontrar algo de comprensión, sé que debo respetar a mi mamá y sus decisiones como persona adulta, pero evidentemente esta siendo manipulada y usada, y ella encantada de la vida. Ahora le acaban de detectar diabetes y tiene un vitiligo muy fuerte que últimamente está en aumento, ¿cómo no sentir impotencia al no poder hacer nada?

    • Diana, parece claro que la situación familiar que describes es un abuso. Una cosa es ayudar, incluso ayudar mucho si es necesario, y otra es “empacar” un hijo con los abuelos por comodidad. La verdad es que cuesta de entender por qué ciertas personas deciden ser padres, si luego no se ocupan de sus hijos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: