familia monoparental y adopción

Aristógatos

Una conversación con amigas me ha hecho recordar una película que en casa nos gusta mucho: los Aristógatos… es mi Disney favorito, y la música es de lo mejor que he escuchado… ¡¡Yo también quiero ser Gato Jazz!!

Dicen que el mayordomo malo da menos miedo que Cruela de Vil… No estoy de acuerdo. Quizás es así con los niños pequeños, porque es menos aparente, menos histriónico (Cruela de Vil chilla, lanza cosas y dice palabrotas), pero llega una edad en la que el hecho de que la persona que se supone que tiene que alimentarte, que cuidarte… sea el enemigo, causa un gran espanto.

Sin embargo, en casa no es problema, a mi hijo pequeño no le asusta nada (vio “Parque Jurásico” sin pestañear) y al mayor le gustan los malos, dice que “si no hay malo, no hay película” (el dueño del videoclub le dijo que es la irrupcíón de los malos lo que hace avanzar la trama, y lo ha convertido en dogma de fe).

Los Aristógatos es, además, una película sobre una familia monoparental. Una madre gata con 3 gatitos pequeños, una familia sin padre. Y en un momento dado (como sucede en las comedias románticas más tópicas), aparece un galán… que en primera instancia, se acojona cuando ve que su pretendida viene en pack con tres hijos pequeños.

Pero poco a poco (como sucede en las comedias románticas más tópicas), ambos se van enamorando… y una noche, después de un concierto, a la luz de la luna, él se ofrece a convertirse en el padre de los niños. Los niños, como sucede a veces en la vida real, tienen muchas ganas de padre. A la madre también le gusta su pretendiente… pero no está dispuesta a renunciar a su vida por él… así que es él quien tiene que amoldarse a la familia si no quiere perderlos.

No sé si todos los niños sin padre tienen ganas de uno. En mi casa, el mayor sí, siempre ha deseado un padre, y nunca se ha cortado de verbalizarlo (en una ocasión me dijo: “quiero que sea fuerte y me lleve en brazos, que tenga coche, y que venga a buscarme al cole cuando tú no puedas”). El pequeño, en cambio, nunca ha reclamado una figura masculina… ¿porque ya tiene una en su hermano mayor?

Y en cuánto a la madre… o sea yo… también tengo claro, como Duquesa, la aristógata, que el gato que me ronde va a tener que ser capaz de amoldarse a nosotros. Y me pregunto si no pido un imposible… porque la vida (por suerte) no se parece demasiado a las comedias románticas más tópicas (ni a los Aristógatos).

Anuncios

Comentarios en: "Aristógatos" (12)

  1. No pides demasiado, en absoluto.
    Como dice el dicho: “hay que tener cuidado con lo que se desea, porque es posible que se cumpla”.

    En mi caso (madre divorciada) yo “pedía” como pareja un padre separado/divorciado, alguien que pudiera entender cómo era mi vida (y yo la suya), que comprendiese a lo que tenía que exponerme cada día (mis miedos, mis dudas) alguien que soportase la existencia de “la otra parte” y que entendiese que mi prioridad absoluta es mi hijo.

    Hay cosas que otra pareja (sin hijos, sin ex) seguramente no sería capaz de entender y, mucho menos, de soportar.

    Y… voilà!

    Apareció!

    La vida es infinítamente más sorprendente que esas comedias 🙂

  2. Yo también quiero un malote como Duque con esa ternura 😉 A nosotros también nos gustan los Aristogatos, entre esta peli y Tiana vamos a tener que viajar a Nueva Orleáns para matar el gusanillo.

    La verdad es que mi hijo ha pasado por varias fases, y seguirá pasando por mas seguro. Antes me decía que le gustaría tener un papá, y sin embargo el otro día ante el tema novios me soltó “a ti y a mi no nos hacen falta”, ya lo conté en otro comentario, me dejó de piedra.

  3. es nuestra peli preferida. a mi me gusta como Duquesa es madre monoparental, me encanta… y Tomas me encanta también (jijijiji como el Dr. House…)… me encata, pq Duquesa podría seguir sola (bueno, sola no, sin gato) y seguiría estando bien y lefiz, y no le necesitaría para nada… me encanta la peli.

  4. Desde el inicio de los tiempos, por distintas circunstancias, han habido mujeres que han criado y educado solas a sus hijos. Supongo que sería bueno tener algún referente masculino para los niños, pero lo puede ser un amigo, un tio, etc.

    A la inversa sería otro cantar, ¿cuantos hombres serían capaces?, ¿porque resulta casi anecdótico encontrar comentarios de hombres en algún blog de adopción o crianza?

    • En mi cole hay un padre monoparental por elección propia!! Sí, es una excepción,… pero existe.
      Y por supuesto, Portorosa, como te dice Eva… échale un vistazo a su blog, es una maravilla.

  5. Portorosaaaaa!!!! te llama Concha!

    Ojalá lo encuentres. Sea cultísimo que se te caiga la baba y tenga unos brazos como Rafa Nadal (para coger a la prole ya grandecita en brazos)

    Yo creo que lo encontrarás. A me me seduciría mucho tu familia toda entera… bueno me “seduce” siendo solamente lectora…

  6. Gracias, corazón, yo también te quiero mucho!!

  7. Portorosa, ¡bendita excepción!, me paso por tu blog pero ya mismo. ¿me perdonas la generalización? Mea culpa.

    • Añado que como lector de este blog hay, que yo haya detectado, al menos otro hombre (que también es padre, participa en foros de adopción y tiene un blog donde habla de sus hijos). Así que Portorosa ya no es un ejemplar único…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: