familia monoparental y adopción

La playa de mis sueños

Solamente una vez, cuando estaba en mi primer proceso de adopción (y ninguna en el segundo) soñé con mi futuro hijo.

Fue un sueño extraño, porque en él yo estaba en el viaje de adopción, en una playa desierta e inmensa, y miraba correr a un niño negro de 4 o 5 años.

Extraño, porque mi hijo iba a tener menos de 4 años, y porque el país donde iba a adoptar no tenía salida al mar.

Me olvidé de este sueño.

Hasta que adopté a mi segundo hijo, en un pueblo con 21 playas bañadas por el Océano Atlántico, y un día me di cuenta mientras miraba a mi hijo mayor correr por la arena de que aquella escena era la que yo había soñado.

Tantos años atrás.

Anuncios

Comentarios en: "La playa de mis sueños" (2)

  1. Dicen que los sueños no son nunca premonitorios peeeeero es bonita la coincidencia.
    Yo recuerdo haber soñado con él un par o tres de veces, no más… uno de ellos era un sueño en el que soñaba el encuentro, de una niña con un pie deforme… luego pregunté a la cuñada de una amiga mía que es psicologa especializada en sueños y me comentó que es un sueño normal en embarazadas, jeje,

  2. Me emocionó mucho esto que cuentas. Tu hijo ya estaba en tu vida. Me recuerda a algo que les digo a mis hijos cuando, horrorizados, descubren que no están en las fotos de mi boda, por ejemplo. Les digo que sí, que ya estaban en nuestros deseos. Y, por enigmático que pueda sonar eso a un niño de pocos años, a los dos les ha quedado en la memoria, y les gusta mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: