familia monoparental y adopción

Dice E. que no quiere volver a oír la frase “Después olvidarás la espera”.

Es una frase que los adoptantes en proceso oímos a menudo, parece que todos los que ya tienen a sus hijos en casa se ven obligados a minimizar la intensidad de nuestro sufrimiento, a intentar tranquilizarnos. 

¡¡Cómo si esta frase te tranquilizara!! Al contrario, a mí me ponía nerviosísima que me dijeran esta frase… porque no sabía cómo sería el después, pero sabía que en aquella época larguísima – se me hizo larguísima – todos mis pensamientos y energías estaban puestas en ese momento que no terminaba de llegar nunca. 

“Todo llega”, nos dicen también… sí, pero algunas esperas, como la larguísima espera de E., quedan impresas en el ADN. Y otras, como la de A. (18 meses yendo y volviendo del orfanato de su hijo), en el ADN de su hijo, lo que todavía es peor. 

O el “mujer, tú eres joven”… Sí, pero los años que llevo esperando a mi hijo se me han hecho tan largos como a ti los tuyos aunque tengas 10 años más!!!, que quiero ser madre, no abuela!!!! 

Y mientras tanto, tus amigas, que ni siquiera querían tener hijos cuando tú empezaste el proceso de adopción, se embarazan, paren, terminan sus bajas maternales, dejan la lactancia materna, oyen las primeras palabras de sus retoños… 

¿Y el “cuando le veas la cara entenderás que no podía ser otro niño”? …como si no te fuera a haber pasado lo mismo en el caso de que la cara hubiera sido la de otro niño… 

La verdad es que todo terminó, la espera, quiero decir, y le vi la cara a mis hijos, primero el uno y luego el otro, y poco a poco fui olvidando el sufrimiento que implicó la espera mis chicos. 

Hasta que hablo con gente como E. y me doy cuenta de que no, no he olvidado ni un solo minuto. Están ahí, agazapados, aguardando la angustia de otra familia “esperante” para volver con la misma fuerza que durante aquella espera interminable.

Anuncios

Comentarios en: "Después olvidarás la espera" (4)

  1. A mi cuando me decian esta frase yo pensaba… es que no quiero olvidarlo!

  2. Gracias, Madre de Marte!

  3. Sí. Fue Desesperante! Horrible! Eterno! nunca he sufrido tanto en mi vida. Mi mente 24 horas al día pensado en mi hijo/a: lo primero por la manyana y lo último antes de dormir… y llegó el día y resulta que es como seguir esperando. Es lo primero en que pienso al despertar, lo último al acostarme, durante el día y mis insomnios!!!

    Enhorabuena a E. En realidad, aunque no lo sepa, creo que lo que le pasa es que es madre!

    Un abrazo y muchos ánimos.
    Eva DE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: