familia monoparental y adopción

Identidades

1.

La madre de J. X., un niño de 5 años de origen chino, está embarazada. En la puerta del colegio, le preguntan otras madres si es niño o niña y para cuando espera.

V., un compañero de clase de J.X. se acerca y pregunta: ¿Y será china?

¡Sí, claro, que será china! ¿No has visto que sus padres son chinos?

V. dice: Pero los chinos son los que nacen en China, ¿no?, si nace en Barcelona, ¡será de aquí!

2.

Mi hijo B. le pregunta a una niña mayor de su colegio, P., de dónde es.

P. dice: De Uruguay. ¿Y tú?

B. dice: De Etiopía.

P. argumenta: pero tú puedes decir que eres catalán, también. Tu madre es catalana. Así que tú también eres de aquí.

Yo le pregunto. Y tú, que naciste en Barcelona, ¿no puedes decir que eres de aquí, aunque tu madre sea uruguaya?

P. responde, contundente: no, si tus padres son de fuera, tú eres de fuera.

3.

M., de madre catalana (y catalanista) y padre argentino (que lleva 20 años en Barcelona aunque se enorgullece de no haber perdido su acento) , nacido en Barcelona y aún antes de haber pisado el país natal de su padre, antes de hablar siquiera otro idioma que no fuera el catalán, respondía que era argentino cuando se le preguntaba por su origen.

¿Cómo se crea la identidad? ¿De qué depende? ¿Qué porcentaje de la identidad nos la da el lugar de nacimiento, cuál el país de origen de nuestros padres, cuál el color de piel? ¿Y el idioma? ¿O la religión? ¿Cuántas generaciones tienen que pasar antes de que nos podamos sentir de un lugar? ¿Pesa más para un niño negro y adoptado su propia identificación con su  familia adoptiva  blanca – si la hay – o que los demás le identifiquen como perteneciente a un colectivo de inmigrantes? ¿Las identidades son excluyentes o pueden ser complementarias? ¿Podemos tener varias o estamos obligados a escoger? ¿Se alternan a lo largo de nuestra vida?

¿Qué peso tienen en nuestra vida? ¿Pesan más cuando pertenecemos a una minoría? ¿La identidad se construye siempre “contra” otros? ¿Sólo nos preocupamos por nuestra identidad los que pertenecemos al colectivo no dominante – mujeres, homosexuales, inmigrantes, adoptados?

Preguntas que me hago y que cogen más peso ante el resultado electoral en Finlandia, que ha convertido en partido clave una formación llamada “Auténticos Finlandeses”.

Anuncios

Comentarios en: "Identidades" (7)

  1. Cuántas preguntas…. y que pocas respuestas tengo yo por el momento..

  2. Estupendísima entrada!

    Mirando a mi hija… ni idea de lo que es la identidad.

    Mirandome a mi: llegados a una edad determinada que depende mucho de tu educación, la identidad la eliges… pero hasta que llegas a eso se pasa mal !y eso siendo blanquita, hija bio de mis padres y sin problemas ligüísticos!

    Me ha impresionado eso de “si tus padres son de fuera, tú eres de fuera”. !qué dura es la vida! joer!

    Besos
    EvaDE

  3. Interesante. Hace poco uno de mis hijos me planteaba que, como yo soy adoptada, él también. Pero, a pesar de que su papá, su hermano y yo seamos argentinos, él se considera canadiense porque nació en Canadá (a pesar de que por cuestiones jurídicas, es tan argentino como nosotros). Mi otro hijo, aunque llegó a Canadá una semana antes de cumplir los 4, se considera argentino, aunque aclara que su vida es de Canadá, y que como por vía paterna tiene ascendencia catalana, es posible que se vaya a vivir a Barcelona cuando sea grande, donde mucha gente lleva su mismo apellido (menuda sorpresa va a llevarse cuando se encuentre con que lo consideran tan extranjero como a los demás). Ja, ja, yo creía que era la única con conflicto de identidad de la familia, pero ahora veo que no, que en realidad, es cierto, es una condición hereditaria… Bromas aparte, la identidad es algo muy complejo que se construye a lo largo de toda la vida, con lo que traemos de nacimiento, con lo que nos pasa, con lo que vamos viviendo. Y en este mundo globalizado y migrante, los criterios para definir quién y de dónde es uno son cada vez menos claros.

  4. Que manía tenemos las personas en obligar a hacer elecciones, no?
    Quien es tu mejor amigo, tu país, quieres más a papá o mamá, te gusta más el rojo o el verde…
    En cuanto al origen, supongo que hay que aprender a sentirse ligado a cosas concretas, ya que cuando te defines nunca acabas de encajar, y menos si eres de otro color, claro…

  5. Por aquí decimos que los de Bilbao nacemos donde queremos.
    Pues eso, que cada uno es de donde más le guste. Me parece bonita la idea de ser de distintos lugares: podemos nacer en un sitio, criarnos en otro, tener padres con distintos orígenes que nos transmiten otras culturas e incluso decidir que queremos ser de un lugar concreto porque simplemente nos gusta.

    • Creo que a la larga, conseguir conjugar todas estas posibilidades, nos enriquece como personas. Seguro que nuestros hijos serán adultos interesantes!! Pero esto no quiere decir que no sufran en el camino… Probablemente, este sufrimiento es una de las cosas que les convertirá en adultos interesantes.

  6. martucha dijo:

    Es verdad que parece que siempre tenemos que estar “clasificados”.
    Hay refrán que dice “No se es de donde se nace, sino de donde se pace”. Yo soy de Madrid, con familia de Salamanca, una tierra que me gusta mucho. Y la verdad es que cuando más he añorado mi tierra ha sido cuando he estado fuera de ella. Con veinte años hice el interrail y recuerdo perfectamente la vuelta, la entrada en España, fue como volver al hogar, aunque estaba en el frontera y quedaba mucho para llegar a casa, pero entrar en España fue como llegar a casa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: