familia monoparental y adopción

Y en China también

Sobre la adopción en China, durante mucho tiempo, he conocido poco más que algunos tópicos: que la mayoría de adopciones son de niñas, la política del hijo único, las habitaciones de la muerte, … que, por la idiosincrasia del país, era imposible rastrear los orígenes.

Incluso conocí a gente que escogía ese país precisamente porque era imposible rastrear los orígenes.

De un tiempo a esta parte, he conocido a algunas madres (¿por qué son casi siempre las mujeres las que se preocupan y ocupan de estas cosas?) que no se conforman con los informes de sus hijos, que parecen fotocopiados de los de otras niñas, con la historia idéntica, con la aparente transparencia del proceso en ese país, gestionado por el Gobierno, con la imposibilidad de obtener respuestas.

Hay madres (familias) que buscan, y lo más importante: las hay que encuentran.

Eva, lectora (impenitente) de este blog, ha accedido a compartir aquí su experiencia.

Soy mamá de una niña de casi 6 años adoptada en China en el 2006.

Me dice Madre de Marte si puedo escribir algo sobre la búsqueda de orígenes en China porque la mayoría de las familias cree que buscar no es posible. Cuento aquí mi experiencia.

Seguramente por una cuestión de “empatía imposible” siempre he sentido que debía algo, quería simplemente hacerle saber a la madre biológica de mi hija que la niña estaba bien. Cuando empezó a andar, cuando nos dejaba boquiabiertos haciendo puzzles o incluso ahora tocando el piano, ese pellizco de orgullo siempre me hacía y hace pensar en su madre biológica. ¿Sentiría ella el mismo pellizco si la pudiese ver? Me gustaría compartir ese orgullo con una mirada entre madres, como lo comparto con mi marido con sólo una mirada.

 Lo de empatía imposible lo digo porque sin querer intento ponerme en el lugar de alguien a quien no conozco y con una cultura, costumbres, tradiciones y leyes completamente diferente a las mías. Pero ni puedo ni quiero obviar que ambas somos seres humanos y que quizás esa mujer piense en su hija.

A los padres adoptivos se nos supone por lo menos, no darle importancia a los asuntos de sangre. Yo no se la doy. Soy incapaz de pensar que mi sangre vale más que otra (¡y eso siendo donante universal! ) pero como persona me reconozco ante el espejo. He buscado desde la adolescencia a quién de la familia me parezco en mi carácter o en la forma de mi nariz. Me he buscado y encontrado en lo bueno y lo malo una y otra vez. Podría haber vivido sin hacerlo, pero me siento más yo y más segura reconociéndome en otras personas. Encuentro respuestas sobre mi en otras personas. Por eso no creo en la sangre pero sí creo que el primero de los derechos humanos debería ser saber de dónde/quiénes venimos. Conocer esa cultura, costumbres y leyes y lo que implicaron en nuestras vidas y reconocernos ante el espejo. Lo sabemos la inmensa mayoría y quizás por eso no le demos importancia. Quizás para algunas personas no sea importante y jamás hayan buscado su nariz en la de sus familiares, pero otras lo han hecho. Yo lo he hecho. ¿Lo harán nuestras hijas?

 Estoy enganchada a internet y a artículos, libros, blogs, etc. relacionados con la adopción en China, la política del hijo único, la cultura china y adopción. Lo más importante, he encontrado poco a poco a familias que sienten lo mismo que yo siento. He descubierto términos como “adopción abierta” y he conocido de primera mano a familias que han encontrado a los padres biológicos de sus hijos. He sentido vértigo y miedo. He pensado que era mejor dejarlo mil veces. Me he dicho que el respeto hacia mi hija empieza por dejar que sea ella la que decida cuando sea mayor si quiere buscar y entonces y sólo entonces, poner todo cuanto esté en mi mano.

Pero mi hija ha ido creciendo, en un ambiente totalmente normal y sin alusiones al tema. Y parece que va a ser de las que busca su nariz en otras narices porque en muchas ocasiones ha hecho preguntas sobre su pasado. Me ha contado muchas fantasías sobre un tiempo que no pudo existir y habla de ello siempre que quiere con gran naturalidad. Cada vez que mi hija me habla/inventa de su madre o su padre chino, siento que está buscando su nariz en otra nariz.

 Buscar en China es muy difícil, pero no es imposible. Hay grupos, foros, blogs y webs (la mayoría en inglés pero no todos) que tratan del tema. Hay grupos de familias que lo han hecho, la mayoría sin éxito, pero empiezan a haber familias que han encontrado.

Los americanos organizan desde siempre “viajes de orígenes”: con frecuencia vuelven a China a partir de los 10 años a ver el pueblo en que nacieron, el orfanato, cómo crece el bambú o se hace la porcelana… pero como algunos pueblos son pequeños, se han encontrado de bruces con la famila biológica. Son la minoría, pero ha sucedido y desde esas experiencias, otras familias buscan ahora con propósito y tesón.

 Hay familias que han encontrado y lo han guardado para cuando sus hijas crezcan. Otras se han tirado a la piscina, se lo han contado a sus hijas y los resultados han sido muy sorprendentes para bien. Algunas incluso han ido a China a visitar a sus familias biológicas y las niñas han respondido con una naturalidad impresionante. En ocasiones el motivo de abandono no ha sido la política del hijo único. También en ocasiones las familias biológicas no quieren mantener contacto. No es siempre el cuento que acaba bien. Eso conviene saberlo.

No estoy diciendo que haya que hacerlo así, no digo que haya que buscar, tampoco que no buscar esté mal. Solamente digo que es posible.

Conviene tener en cuenta que para cuando nuestras niñas nos pregunten (las que pregunten) muy probablemente su lugar de encuentro ya no esté allí, o cualquier persona que pueda recordarla, ya no viva allí. No tanto en las pequeñas aldeas, pero ahí existe el riesgo de la emigración. China cambia muy deprisa. Ahora buscar es muy difícil, después lo será mucho más.

Hay “buscadores” algunos americanos muy famosos (Brian Stuy) y otros chinos que se pueden encontrar en los grupos y foros de los que hablo. Seguramente lo más básico es entrar en el grupo americano del orfanato y preguntar o buscar foros de familias que buscan donde encontrar experiencias que nos ayuden a decidir. También es bueno que sepamos lo que nuestras hijas van a leer cuando se quieran informar en internet. La transparencia de China no es siempre tan transparente. Lo sabemos los que nos acercamos a internet y queremos saber.

Si vuestra hija es de las que busca su nariz en otras, también buscará “adopción en China” en Google dentro de pocos años. Se va a sorprender mucho de lo que encuentra y a las habituales preguntas que suelen formular los adoptados en la adolescencia va a añadir algunas sobre nuestra des/información.

 Cada vez tengo más motivos para buscar. Sigo buscando. El primer día que leí libros sobre adopción, blogs o entré en grupos, estaba buscando. Ahora soy muy feliz con haber obtenido información, fotos de su aldea y personas de contacto. Quizás nunca encontremos todo lo que buscamos, pero ya hemos encontrado parte. Además creo que al menos sus padres bio saben que su hija tiene una familia. Solamente por eso, ha valido la pena todo el esfuerzo.

Creo que es mejor saber a inventar. Saber la verdad a crecer fantaseando y teniendo fantasmas unos días héroes otros villanos directamente enganchados a tus emociones. Porque fueron sus padres y les abandonaron. Eso no es fácil y un poco de verdad ayudaría a no hacerse demasiadas “películas”.

 Nada va a cambiar si encuentro… mi hija seguirá siendo mi hija, y se habrá sentido abandonada/no querida por sus padres biológicos… pero una cosa sí será distinta, habrá encontrado su nariz en otra persona. Será más ella, se sentirá más segura. O al menos así lo creo/siento yo.

Anuncios

Comentarios en: "Y en China también" (17)

  1. Excelente! Gracias por compartirlo!

  2. Esto es: mejor saber que inventar.

    ¿Por que hay tanto miedo hacía la verdad?

    Si la verdad nos hace libre – y de verdad es así. La sabidura viene de la verdad, de enfrentarnos con ello, de saber, de asimilar, de aprender a vivir con la luz de la verdad que es como el sol: da vida.

    Besos,

    Brenda
    http://www.adopcionpordentro.blogspot.com

  3. Gracias Eva y Madre de Marte

    Imma

  4. http://www.bbc.co.uk/mundo/ultimas_noticias/2011/05/110510_ultnot_china_bebes_mr.shtml

    Una noticia de ayer de la BBC, en China también hay falsos huerfanos y las búsquedas pueden deparar sorpresas.

    • Gracias, Bone, por el enlace. Por desgracia, creo que se está empezando a caer la vena sobre la “transparencia de China” (desgracia porque no haya transparencia; si no la hay, desde luego es mejor que tampoco haya venda, claro).

    • Yo soy de las que está buscando, no sólo en grupos americanos, también los hay españoles y chinos. Me he puesto en contacto con uno de los buscadores y he decido ir en persona y plantarme allí. No soy la única, hay un montón de familias, que como nosotros, están apuntados a estos grupos y quieren información.
      En el grupo americano nos hablaron de 23andme, busca parientes vivos (personas que comparten tu información genética y también han hecho uso del paquete). Es muy interesante, porque podemos encontrar hermanos biológicos que viven en otras ciudades españolas o en otros países.
      No es fácil comenzar, tengo miedos al igual que todas, pero por encima de todo está mi hjia y ella es lo más importante.
      Cuando elegimos China estábamos más fascinados por su cultura que por su transparencia, la verdad. Ahora estamos viendo que no era tal como nos lo habían pintado.

  5. Gracias, y gracias y suerte a Eva.

  6. Muy interesante, gracias por compatirlo.

  7. Gracias…ha puesto en su stylo, mis propios pensamientos…Abrir puertas para encontrar el pasado…al menos para intentarlo…Mi hij tb es de las que busca “narices”…y pregunta y fantasea…
    Ayer mismo ocurría esto en casa….

    http://hongmihijo.blogspot.com.es/2012/11/fantasear.html

    Yo tengo parada su búsqueda…pero…pendiente, y puede que la reinicie pronto…Ya lo he hecho con mi hijo con pocos resultados, aunque algo he conseguido…
    Juntas estamos en ese grupo de Búsquedas en China, compartiendo dudas, esperanzas y datos…Ojalá pudiésemos encontrar!!!

    • Mi hijo pequeño tiene también este tipo de fantasías que narras de tus hijos… aunque ahora ha empezado a comprender qué significa haber sido abandonado… y me parece que estamos pasando a una fase nueva, donde las fantasías no se refieren tanto al quién como al por qué (y al cómo).

  8. Gracias por compartir, esto está empezando y todos queremos saber, nuestras hijas necesitan y debemos estar ahí, saludos.

  9. Me ha encantado el artículo. Además de madre de Un niñO de origen chino, además sin falanges en una mano -lo que facilita ciertas cousas de búsqueda…- también soy madre de adopción nacional, y en la búsqueda se juntan sentiminetos mnuy dispares…

  10. Muy de acuerdo con el artículo,yo tambien creo que no es imposible,aunque requiere mucho esfuerzo ,lo primero de todo es la disposición de los padres y madres a saber la verdad para poder transmitirla a los hijos y eso no siempre es así ,lo digo desde mi propia experiencia .
    Martín.

    • Sin duda, es fundamental la actitud de los padres. Luego habrá o no información, será o no fácil de conseguir… pero si los padres ya parten de que ni la hay ni nos interesa… poco se puede hacer.

  11. Encarna Rodríguez dijo:

    Hola
    Nunca he pensado en fantasear con una histotia para mi hija sobre sus origenes porque no tengo derecho a hacerlo. Es su vida y no la mia.
    Intentamos tener mas información sobre ella a través de una asociación norteamericana que tiene apadrinamientos del orfanato de China donde estaba mi hija pero, por desgracia no hemos tenido suerte.
    Yo queria poder darle algo mas de su vida pero en eso hemos fracasado.
    Se intentó por lo menos.
    Hay una cosa de ella que me gusta mucho y es pensar en su madre biológica cuando la felicito por hacer las cosas correctamente. Me explico: ella me dice ” mama a que mi madre estaría contenta también”. Y yo le digo ” porsupuesto estaría orgullosa de ti”.
    Yo soy mama y su madre biológica es su madre y a mi me encanta.
    Y ahi va ella mandando cajas voladoras imaginarias con sus mensajes y sus besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: