familia monoparental y adopción

 Siempre deseé tener hijos.

Durante años, incluso antes de planificar realmente la maternidad, pensé en nombres para mis hijos. Hacía listas que iban cambiando a medida que yo también cambiaba.

Hasta que decidí adoptar y, por tanto, asumir que mis hijos ya tenían un nombre consigo.

Sí, yo soy de las que piensan, como los esquimales, que la identidad tiene 3 componentes: cuerpo, alma y nombre.

¿Le cambiarás el nombre? (no puedo contar las veces que me han hecho esta pregunta).

Sí es asumible, se lo dejaré.

Hay nombres que habría cambiado. Nombres que pueden ser preciosos en su idioma original, pero que suenan mal en el nuestro. En una lista de nombres etíopes encontré el nombre “Kutre”, por ejemplo.

Creo que habría buscado nombres… parecidos en algún sentido. En sonoridad, en significado. Incluso un diminutivo…

¿Y si te asignan un niño llamado Ossama?

Ossama es un nombre muy bonito. Pero, ¿tenemos derecho a cargar a un niño que vive en Occidente con un nombre tan significado?

No sé qué habría hecho de adoptar un Ossama. Quizás traducírselo… quiere decir León, y Leo siempre me ha gustado. Quizás dejárselo como nombre compuesto… Leo Osama… y quizás llamarle Sami, o Sam.

 

Ahora que Osama Bin Laden está muerto, los principales enemigos de los Estados Unidos son Adam Yahiye Gadahn y Ayman Al Zawahiri. Ambos llevan nombres preciosos, que comparten con los hijos de dos buenas amigas mías. ¿Qué tienen que hacer, cambiárselos?

Anuncios

Comentarios en: "Enemigo público número 1" (9)

  1. Lo de Kutre… jajaja es genial!

    Pues tengo unos amigos que a su hijo bio y con miles de nombres entre los que elegir le pusieron Ariel (con un par! parece que a pocos nos suene a Sharon).

    Con mi hija pensé exactamente lo mismo, si se puede respetar lo dejaré… pero era largo y difícil de pronunciar, así que se lo dejamos como segundo nombre en todos sus papeles oficiales. Yo intento desde siempre usar su diminutivo chino para momentos divertidos o tiernos. Ella lo usa de vez en cuando y responde por él en su cole de ninos chinos…

    y es porque siempre lo llevó, pero sé quién se lo puso! un funcionario que las bautizaba a todas…conozco a muchas bautizadas por él… jejejej la mía es la única a la que le puso el nombre “guapa” (las demás se llaman maría o rosa en chino). Tiene un nombre precioso “la guapa del agua” ¿cómo se lo íbamos a quitar?

    eva de

    • Yo también conozco a las personas que les pusieron nombre a mis hijos… y que al pequeño se lo pusiera una cuidadora de su crèche no lo hace menos suyo que el del mayor, a quién se lo puso su madre.

  2. Justamente hoy en el parque alguien me pregunta… y el nombre, os lo dieron?? no, no nos lo dió nadie, era suyo. Fin.

  3. Pues lo veo como el caso anterior, depende del motivo, no?
    Yo no se lo cambié, y sobre todo con mi hija, cuyo nombre significa “única” estuvimos dándole vueltas al porqué se lo habían puesto. Nos parecía muy adecuado, perfecto para su personalidad, etc. hasta que nos dijeron que en realidad se había llamado de otra forma y lo habían cambiado porque había otra con el mismo nombre. La elección era casi cogiendo de una lista por orden alfabético. Las cuidadoras la llamaban de muchas formas distintas a su nombre definitivo.

    Lo digo porque pienso que muchas cosas són más neutras de lo que creemos, que tienen el valor que queramos darle más que una importancia intrínseca.

    En cuanto al nombre de Osama, pues creo que también depende. Si viviera en Nueva York, pues no sé que haría, la verdad, y no creo que se pueda juzgar a ninguna familia por el mero hecho de haberle cambiado el nombre, hay tantas circunstancias… creo que se tiene que ver la actitud global ante el hecho de la adopción.

  4. Mi hijo pequeño se llama como mi hijo mayor. H grande y H pequeño, un lio la verdad, pero claro es que se llama así,
    vino a vivir con nosotros dias antes de cumplir cuatro años, no era ningún bebé, de manera que era muy consciente de ser H, y para nosotros siempre había sido H, hubiera sido absolutamente antinatural llamarle de otro modo.

    Nunca me ha gustado eso de los nombres repetidos en la familia, yo tambien tenía claro los nombres de mis hijos desde que tuve uso de razón. De hecho el que tenía previsto para el primero lo descarté, cuando coincidió que en mi primer trabajo el Jefe de Administración se llamaba así, era un tipo profundamente desagradable, y un misógino recalcitrante, ¿cómo iba a poner a mi hijo el mismo nombre que aquel individuo en cuestión? seguramente será una idiotez, pero no puedo evitar sentir simpatia o no por un nombre en función de si he conocido a alguien que lo tuviese, y si la persona me era o no agradable.

    La cuestión es que aceptado que no se lo vamos a cambiar, necesitamos un segundo nombre, no es legal en España que dos hijos se llamen igual. Llevamos tres años y medio dandole vueltas, y no somos capaces de consensuar uno. El protagonista de la historia dice querer llamarse Batman o Messi, o que le añadamos el nombre de su otro hermano, y así tenemos el cachondeo completo. Es que le tiene un pelín mosqueado referirse a su hermano mayor, y que sus amigos le digan que es imposible que se llame igual.

    • A mí también me han dejado de gustar nombres porque no me gustaba la persona que los llevaba. Y al revés igual.

      Menudo lío de nombres en tu familia, sí… espero que encontréis una buena solución a gusto de todos, y sobretodo, del protagonista!!

  5. Ayer no tenia tiempo y venia quemada de la charla que tuve en el parque con una y contesté a saco…sigo:
    Yo creo que independientemente de quién se lo haya puesto y cuanto tiempo haga que lo tiene, es su nombre… en nuestro caso, el niño tenia dos años y tres meses cuando nos lo asignaron, el nombre lo tenía desde hacia 7 meses, se lo puso la directora del orfanato, no sabemos cuál era su nombre anterior.
    él tiene su nombre muy interiorizado, tanto que hace 6 meses que está con nosotros y todavia lo pronuncia con entonación africana por lo que nadie que le pregunta su nombre lo entiende… muchas veces me he preguntado que hubiese pasado si se lo hubiesemos cambiado (aunque tenia muy claro que solo lo haria en casos estilo ‘kutre’) y sobre el tema de responder por otro nombre, lo tengo claro, se habria acostumbrado, tal como se acostumbró a su nombre actual cuando llegó al orfanato, pero me pareció que era suyo y que debia respetarselo, no tanto por el momento actual, sino para un futuro en cuanto empieze a preguntarse cosas…
    Sobre ossama, yo tengo clarisimo que lo habria dejado .
    Recuerdo una vez que alguien me preguntaba qué religión se practicaba en nigeria, le dije que habia de todo, musulmanes y cristianos y me soltaron, entonces podria llamarse mohamed? pues claro! me que muerta.

    • A mí también me preguntaron si se lo cambiaría si se llamará Mohamed. O Mustafà, o Hassan…

      • bueno, Hassan, me parece precioso, claro que el padrino de mi hijo es Hassan y una persona maravillosa

        por cierto, primera anécdota con el nombre de mi hijo (Aiman), me llaman del cole para la matrícula y no se como, hablando, pues que se pensaba que era nombre de niña !!! así que de momento puedo decir que lo de Ayman al Zawahiri no ha trascendido….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: