familia monoparental y adopción

Conversaciones con A.

Esta es una conversación que tuvo hace poco S. con su hijo A., de 5 años, adoptado en Marruecos.

A. me saca ayer una foto que tenemos en su habitación, los tres en la crèche… y me dice:
– ¿Qué hacía yo ahí?
– Estás con papá y mamá…
– Sí. Pero, ¿por qué estaba ahí?
– Estábamos en el jardín porque hacía bueno.
– Sí, hay sol. Pero en el banco no (y me señala los alrededores de la foto, o sea la crèche), ahí mamá. ¿Por qué estaba ahi?

(Ya caí, pero es que es la primera vez que me pregunta).

– Pues ahi estabas con otros niños que estaban como tú, que no tenían papás, esperando que vinieran unos papás y unas mamás a buscarlos.
– Mamá, una señora me dejó ahí.
– Sí, creo que fue la mamá que te tuvo en su tripa.
– No mamá: una señora que me robó… y papá me encontró y vinimos a casa…
– No, cariño a tí no te robó nadie, y no te robará nadie porque no lo vamos a dejar.
– No te preocupes, mamá, no me roban. Estas tú y papá… y la tia N., y el tio M., y M. y …. (nombró a toda mi familia)

Ostras, me dejó sin palabras.

A mí también.

Anuncios

Comentarios en: "Conversaciones con A." (4)

  1. He leído que es bastante común que a los niños adoptados se les ocurren alguna vez la posibilidad de que podrían haber sido robados. Es importante saber si esto ocurre porque puede obstaculizar su relación con su familia…

    También creo que hay que simplemente hablar con nuestros hijos sobre el proceso de adopción desde la perspectiva española y también la de su país de orígen: ¿Cuáles son los controles? ¿Qué hacemos para asegurar que los niños realmente necesitan familias y para prevenir irregularidades? ¿Qué es una irregularidad? ¿Porqué en las noticias están hablando tanto de “robos de bebés”? ¿Cómo? ¿Cuando? ¿Por qué?

    Brenda
    http://www.adopcionpordentro.blogspot.com

    • Sí, yo he leído lo mismo. Supongo que es mucho más fácil aceptar que un malo “ajeno” te robó que que la madre que te dio la vida te abandonó.

      • Sí, claro que es más fácil, porque te libera de la ambivalencia. Santiago, de la organización ‘Adoptados” decía eso hace poco: seamos realistas, sólo una minoría han sido robados; la mayoría de nosotros fuimos entregados (y no abandonados, tampoco) por nuestra propia madre de manera no forzada (que tampoco implica que haya sido del todo voluntaria, porque su decisión estuvo influida por las circunstancias; la escala de grises es infinita). Por otro lado, en los medios a veces se genera mucha confusión y se mezcla lo que es adopción con lo que es robo de bebés y con lo que es sustitución de identidad. Son tres cosas distintas. Claro que la sustitución de identidad, como genera la imposibilidad de saber, da lugar infinitas conjeturas en quienes hemos sido objeto de esa irregularidad.

      • hace algunos días decía una madre en un foro que averiguar que nuestros hijos han sido robados es mucho peor que que averiguar que han sido vendidos; y yo le decía que quizás es peor para nosotros, los padres (¿en qué situación nos deja ser “beneficiarios” de un robo de personas? ¿y en qué situación, ser “beneficiarios” de una compra-venta? ¿Es tan distinto, en realidad, el papel que jugamos en la historia?), pero que para nuestros hijos, sin duda es mucho peor saber que sus primeros padres no sólo les abandonaron sino que hasta sacaron dinero de ello que no que personas ajenas, personas que no tenían la “obligación” de cuidarles y quererles, les sustrajeron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: