familia monoparental y adopción

Una chica terrible

Cuando mi abuela enfermó de la enfermedad que la llevaría a la tumba, fui a verla, y supe que era algo grave (y que ella sabía que era algo grave) cuando me dijo: “me habría encantado conocer a mis bisnietos”.

Pero, ¿le habría gustado realmente?

 

La primera persona adoptada a quien conocí fui I., la hija de unos amigos de mis abuelos, una chica algo más joven que mis padres.

Mi abuela sólo decía pestes de ella. ¡¡Esta chica es terrible!! ¡¡Lleva a sus padres por el camino de la amargura!! ¡¡Es desagradecida y maleducada!!

Si preguntabas un poco, descubrías que no hacía cosas muy distintas a la mayoría de las adolescentes, y que desde luego, era mucho más pacífica que mi madre. Pero como era hija biológica, al parecer, no contaba.

Supongo que simplemente se consideraba que lo que podías aguantar a tu descendencia de sangre, era inaguantable cuando lo hacía alguien con quién no compartías genética.

Porque en esa época se hablaba con pavor de la genética de los niños adoptados… niños con mácula, niños que heredaban de sus desconocidas madres el pecado original.

En 3 décadas, el concepto de la adopción ha dado un vuelco de 180º. Ahora es un concepto bien visto, ha pasado de ser un secreto de familia a algo que goza de visibilidad, los padres adoptantes ya no somos desgraciados incapaces de tener nuestros propios hijos, sino gente preparada y generosa capaz de incorporar a sus vidas alguien nacido en el otro lado del mundo, y los niños no son hijos del pecado sino chiquillos con mala suerte.

Sin embargo… ¿De verdad es posible que en 3 décadas algo cambie de forma tan diametral? Tras la mirada con la que la sociedad ve la adopción, ¿no sigue habiendo mucho del antiguo prejuicio, incluso entre algunos padres? Cuando buscamos semejanzas con nuestros hijos, como si las diferencias fueran malas, cuando tomamos decisiones para facilitarles la vida que pasan por borrar las señales de la adopción…

I. creció como cualquier otra adolescente y hoy es una mujer corriente, sensata, trabajadora, que cuida de sus padres y se ocupa de su hijo que, paradójicamente, sí es considerado un miembro de la familia de pleno derecho. Como si la ilegitimidad de sus genes se hubiera limpiado con una sola generación.

Mi abuela no llegó a conocer a sus bisnietos. No sé si les habría considerado bisnietos de segunda, si habría observado sus andanzas con distancia, recelo y algo de desapego, o si su visión respecto a este asunto habría cambiado tanto como cambió su percepción de las parejas de hecho

(creo que mi abuela habría desheredado a mi madre si no se hubiera casado de blanco y por la Iglesia. Durante toda mi infancia, estuve convencida de que “fulana” era el nombre correcto para “segunda mujer”, porque así era como mi abuela se refería a las esposas en segundas nupcias de sus conocidos: “vive con la fulana”. Cuando yo me fui a vivir con mi chico, en cambio, consideraba que era mucho mejor no comprometerse hasta no estar segura del todo…)

Mi abuelo sí llegó a conocer el mayor, un par de años, antes de morir a los 90. Y siempre me hicieron reír (de placer) las discusiones que tenía con su hermana mayor respecto a cual de los bisnietos era más guapo,… y más negro. Porque mi prima, y esto tampoco lo habrían aceptado en la familia algunas décadas atrás, tuvo un hijo mestizo con su novio cubano.

Anuncios

Comentarios en: "Una chica terrible" (4)

  1. Pues si menos mal que ha cambiado el concepto de la adopcion porque sino mal ibamos, aunque sinceramente aun quedan mucho camino por andar.
    Creo que te he comentado antes pero tienes un blog encantador.
    Seguro que a tu bisabuela le hubieran encantado sus bisnietos aunque al principio hubiera cierto recelo.
    Besos

  2. Seguramente ella los hubiera adoptado, como hizo tu abuelo…
    La verdad es que es una generación que ha vivido tantos cambios!
    Mi abuela murió hace dos meses con 93 años. También fui a verla en sus últimos días, estaba medio sedada y le costaba reconocernos. Los últimos días tuvo muchas visitas y se confundía bastante. Me senté en su cama i le hablaba. Yo no sabía muy bien si me reconocía hasta que al cabo de un rato mi hijo entró en la habitación (su único bisnieto negro) y me dijo “el niño… pero si eres L” y se puso super contenta! Para mi fue una gran satisfacción! A veces soltaba frases de aquellas tipo “pobrets” refiriéndose a mis hijos, o me decía “ya verás como ahora te vendrá uno tuyo”… con ella no perdí ni un minuto en “formación” porque ya estaba demasiado mayor. Pero estoy convencida que para ella, mis hijos eran sus bisnietos!

  3. Mis hijos tambien tienen una bisabuela de 93 años.Cuando se enteró de que ibamos a adoptar en Etiopía se lo tomó bastante mal.Tuve que oir cosas un tanto desagradables.
    Cuando el niño llegó resultó ser para ella “guapo y poco negro”,y sólo después de meses de decirle que si seguía así yo no pisaba su casa,dejó de repetir una frase que me hervía la sangre.Esa de ..”qué suerte habeis tenido de que sea guapo,y tan poco negro” yo le respondía que sí que habiamos tenido mucha suerte,pero porque el niño estaba genial de salud,y que me dolía oir eso,ya que ese niño era mi hijo y lo último que me preocupaba a mí era si a los demás le parecia feo o guapo.Lo cierto es que no sé decir si lo ha aceptado y llegado a querer o si simplemente se ha resignado.Pero por lo menos hace ya años que no hace comentarios de ese tipo.
    Sin embargo a otra tia mis que tendrá cerca de 60,hace ya tiempo que le advertí de que no quiero verla cerca de mi familia.
    Es cierto que hay quién tiene su recelo y con el roce lo olvida,pero por desgracia,no les pasa a todos.
    Marga

    • Totalmente de acuerdo. A veces, el roce elimina el prejuicio. Otras, no. Cuando esto sucede, sin duda hay que tomar medidas para proteger a nuestros hijos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: