familia monoparental y adopción

Respetar los ritmos

“Hay que respetar el ritmo del niño”. Es una frase muy usada por familias adoptivas – y también por psicólogos – cuando se habla de contar los orígenes.

Yo soy totalmente partidaria de respetar los ritmos de los niños… sin embargo, tengo la sensación de que en general lo hacemos poco, excepto cuando se trata de hablar de sus orígenes: les metemos en la guardería o el colegio cuando nos conviene, no cuando están preparados, les hacemos dejar la teta, el bibe o el chupete, les quitamos el pañal con 2 años, estén o no preparados para controlar esfínteres, les obligamos a empezar a escribir con 4 o 5 años y si no están lo bastante maduros decimos que son ellos quiénes no siguen el ritmo… en fin.


Con la excusa de “respetar los ritmos”, hay familias que nunca hablan de su historia con sus hijos… porque ellos no preguntan.

¿Por qué no preguntan los niños? ¿Por qué no sacan un tema tan fundamental en sus vidas?  Es difícil que sea porque no le interesa…

Todos los adoptados adultos que conozco o que he leído coinciden en que es fundamental sacar el tema, porque muchos de ellos tienen miedo a sacarlo. Que no hablen del tema no quiere decir que no les interese.

En algunos casos, puede que tengan muchas otras cosas que asimilar antes de enfrentarse a ello, si acaban de llegar.. pero también puede ser que perciba que es un tema tabú en casa. Que a los padres les duele. Que les da miedo. Que no se debe tratar… 

D. es madre soltera de una niña concebida por reproducción asistida. Nunca le había hablado del tema. Decía que la niña no preguntaba… un día la llamaron del colegio para decirle que por favor le explicara a la niña su historia, que ella iba contando que su padre había muerto… Había inventado una historia para rellenar ese vacío que su madre se sentía incapaz de llenar. Una historia políticamente correcta que , probablemente, pensaba que a la madre le gustaría… D. vivía como un fracaso no haber tenido hijos en pareja y sin duda, la niña lo percibía.

Creo que a veces  nos escudamos tras la idea de que el niño no quiere hablarlo, de estar respetándole, cuando somos nosotros los que, por las razones que sean, tenemos el asunto poco elaborado. Si es así, hay que hacer examen de conciencia y ver qué aspectos de nuestra historia adoptiva hay que trabajar.

Personalmente, además, soy partidaria de hablar de ello incluso cuando aún no les interesa (hablo de bebés, por ejemplo), para que, cuando les interese, el asunto ya les suene… y nosotros estemos entrenados a hablar de ello.

Anuncios

Comentarios en: "Respetar los ritmos" (9)

  1. Estoy plenamente de acuerdo contigo, plenamente.
    A nuestros hijos les hablamos de miles de cosas que no les interesan. Cómo escudarse en la falta de interés para no hablarles de algo que es su propia vida?

    Un abrazo

  2. De acuerdo 1oo%! Como hija adoptiva puedo decir que de pequeña buscaba a escondidas algún indicio que pudiera revelarme mi origen… porque no me atrevía a preguntar para no causarles un “dolor tan grande” a mis padres. El silencio hace muchísimo daño… besos y gracias por el post!

  3. Estoy muy de acuerdo contigo. Cuando yo era pequeña, mi madre comentó más de una vez “para tener niños hay que estar casada y desearlo mucho” (lo de estar casada… bueno, eran otros tiempos). Lo dijo desde que yo era muy pequeña, y recuerdo que siendo más mayor, cuando oía hablar en la tele o a los mayores de lo incómodo que era explicar de dónde vienen los niños, yo pensaba: qué tontería… pues los niños vienen si estás casada y lo deseas mucho.

    Pues eso, que si desde pequeño vas escuchando una explicación ya desde antes de que te vengan las preguntas, lo demás te lo tomas como una “ampliación” de lo que ya sabías, y no como una revelación. Y no tienes que andar haciendo conjeturas.

    • Es que la palabra revelación suena tan grande!!, ¿verdad? Yo siempre he querido que fuera algo distinto a una revelación, algo mucho menos trascendente, mucho más cotidiano, cercano y natural…

  4. Totalmente de acuerdo,hay que hablar aunque creamos que ellos no escuchen o entiendan, cada uno lo entenderá a su ritmo.

  5. Totalmente de acuerdo. Cuando yo tenía entre 3 y 4 años, mi padre nos abandonó y nunca más lo volví a ver. Nunca nadie me contó lo ocurrido… era un tabú (yo lo percibí así siempre), porque preguntar sobre él o sobre lo ocurrido, provocaba mucho dolor a mi madre, a mi abuela…
    Pero ¿y mi dolor?
    Me recuerdo rebuscando entre papeles, fotos, los papeles del divorcio, a escondidas!
    Y solamente una vez, que en el colegio teníamos que explicar como se conocieron nuestros padres, me atreví a preguntar… La respuesta de mi madre fue: -Pero menudas cosas preguntan en este cole!! Sin más…
    Ese día me autorizó a mentir, a fantasear… y se me daba bastante bien!
    A los 17 se me hizo la “revelación” en plena adolescencia!
    Total que me ha costado muuuuchos años de terapia curar mis heridas y perdonar a unos y a otros. Pero ahora lo vivo como una oportunidad para empatizar con mis hijos y poder ayudarlos a elaborar sus duelos.

    • Qué historia más dura, Laura. Perder un padre tiene que ser duro. Perderlo para siempre, durísimo. NO poder hablar de ello, casi intolerable.

      Y al final, seguramente es lo único que podemos hacer con nuestro dolor: usarlo para crecer y ayudar a crecer a los que nos rodean.

      Un abrazo.

  6. Sí, completamente de acuerdo.

    Yo veo a diario como a mi hija le sienta bien hablar, expresar su pena, imaginar, hacer bromas, etc. sobre su pasado. Pone las cosas en su sitio y está mucho más segura . Es evidente que necesita hablar con libertad y preguntar, necesita respuestas… lamentablemente muchas de esas respuestas son más vagas de lo que me gustaría, pero aún así, las necesita. Todos necesitamos comprender nuestras historias.

    Lamento que hayan tantas familias que opten por el silencio.

    Saludos
    Eva de

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: