familia monoparental y adopción

Uno de los últimos días, nos visita en casa N., una de las mujeres de la Asociación que colabora con la crèche.

Son un grupo heterogéneo de mujeres de clase alta, algunas muy piadosas, otras muy liberales, que dedican  parte de su tiempo a ocuparse de los niños, sobretodo de los más pequeños.

Yo sólo había visto a N. una vez, pero A. la reconoció enseguida. La misma memoria emocional que le hizo apartar a patadas a J., la directora de la crèche, le hizo lanzarse en brazos de N.

¿Te acuerdas de ella?, le pregunté más tarde, y me dijo: sí. Me daba el bibe.

N. me cuenta que fue ella quién le puso el nombre a A., que lo bautizó con el mismo nombre de su hijo mayor.

Cuando se va, me dice: cómo ha cambiado, … gracias.

Y yo le digo que gracias a ella por haberle cuidado tan bien.

Y las dos nos ponemos las gafas de sol porque estamos llorando.

Anuncios

Comentarios en: "Crónicas desde Marruecos. 10. Yo te bautizo." (3)

  1. creo que en este momento …me voy a por mis gafas

  2. pues yo aquí sin gafas, pero las necesitaría
    Qué no daría yo porque alguien me contase cómo cuidó a mi hija… y mucho más porque mi hija lo pudiese recordar…

  3. No me extraña.
    Yo aquí en el trabajo no tengo gafas…

    Qué emocionante, Madre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: