familia monoparental y adopción

Su único hijo

Hace algunos años, N. me dijo que probablemente, en la vida muchas cosas le habían costado de hacer porque, al ser hija única, no había tenido que competir con nadie por nada.

En esa época se hablaba de la primera generación de hijos únicos chinos que llegaba a la edad adulta, y me dio por pensar en cómo sería de rara una sociedad en las que todos sus miembros compartieran esta característica.

Se ha hablado mucho de cómo influye en nuestra personaliadad el orden en el que llegamos a la familia: se dice que los mayores son más responsables, los pequeños mas bohemios, y los medianos tardan más en encontrar su lugar en el mundo.

Seguro que ser hijo único imprime carácter también. Se dice que son mimados y caprichosos… yo no creo que sea así en todos los casos, pero sí creo que, a diferencia de lo que sucede cuando hay hermanos, son siempre el rey de la casa. Puede haber más, o menos, pero lo que hay es para ellos; no comparten, ni tampoco compiten en la misma medida, y muchas decisiones que se toman en la familia giran a su alrededor.

Este verano hemos convivido con un puñado de hijos únicos. Y aunque muchos de ellos son niños que reciben tantas broncas o más que los mios, a los que se les dice que no, que han aprendido a compartir -excepto lo esencial: el amor de sus padres, de su madre-, otros son niños que esperan siempre el aplauso, que están acostumbrados a escoger siempre los primeros, a que se les escuche antes que a nadie. Niños con los que es difícil convivir cuando hay otros niños, que, a diferencia de lo que sucede en su cotidianidad, tienen los mismos derechos que ellos. El mismo derecho a ser el primero. A ser el centro.

Cuando N. me confesaba sus carencias de hija única, ella era la única en un grupo de 8 amigos que no tenía hermanos. Hoy mis hijos son una rareza en muchas casas de nuestro entorno (y sobretodo, entre las familias monoparentales). ¿Cómo va a ser el mundo cuando lleguen a adultos esta generación de niños a los que nadie les ha discutido su derecho a “ser el primero”?

Anuncios

Comentarios en: "Su único hijo" (15)

  1. Yo creo que los hijos únicos quieren tener hermanos y los que tienen hermanos quieren ser únicos…como sabes tengo cuatro que han venido en dos oleadas distintas. Y si he encontrado diferencias entre el primero (a) de cada pareja y el( la segundo/a). Los primeros son mucho mas celosos que los segundos, por ej.
    A veces creo que ha de ser maravilloso tener solo uno para que no se pelee con sus hermanos ( mis peques se la pasan discutiendo) , pero una vez me dijo una mamá de hija única al decirle eso que con quien se peleaba a falta de hermanos era con ella todo el día, así que desde entonces me consolé jaja
    Me han encantado tus memorias de Marruecos, bienvenida!!.
    Nosotros estamos planeando un viaje de orígenes de la peque para la Semana Santa del año que viene, a ver si podemos ir
    Besos

    • Lo que te cuenta esta madre consuela mucho cuando tienen un rato peleón… Los míos este verano han hecho un click de “hemanamiento”, han empezado a jugar juntos, a buscarse… Otra cosa de agradecer de que sean 2 (o más) es que no te tienes que ocupar tú de distraerlos (también se agradece).

      Me encantará que vayáis abriendo vía por el pueblo que comparten nuestros hijos… Igual hasta te mando algún recado… Nosotros lo tenemos previsto para más adelante.

    • No todos los hijos con hermanos quieren ser únicos. En mi caso, el mayor recuerda con nostalgia los días d hijo único, pero el menor se desespera cuando su hermano pasa una noche fuera de casa, y no imagina la vida sin él. Yo creo que, si se puede, el sentimiento fraterno es algo de lo que no habría que privar a nadie.

  2. no se, yo no creo que vaya a pasar nada, siempre ha habido hijos únicos

    no me creo que sea mejor ni peor ser único, ser el primero o el pequeño de 8 hermanos

    lo bueno es aceptar lo que se tiene y lo que uno es, no compararse ni etiquetarse y no darse la culpa de “lo que sea malo que me pase” al hecho de ser hijo único, el pequeño, el mediano o el menor o el adoptado

    • Siempre ha habido hijos únicos… Pero no era el modelo de familia dominante. No digo que vaya a pasar nada… Sólo me pregunto si esta tendencia dibujará una sociedad distinta a la que conocemos.

  3. Interesante. Me recuerda a una parte de la película “Caro Diario”, de Nanni Moretti, en la que trataba ese tema con mucho humor.

    • Tienes razón, aquella isla donde sólo había hijos únicos porque los padres no querían traumatizarles dándoles un hermano… Qué magnífica película.

      Yo no recuerdo haber deseado ser hija única… Recuerdo desea tener, además de uns hermana pequeña, un hermano mayor.

  4. Yo tengo tres hijos y tuve tres hermanos. Mis sobrinos son los dos hijos únicos, de los que tienen límites y reciben broncas. Pero cuando pasamos más de una semana con nuestros hijos juntos veo grandes diferencias…o no tan grandes, pero que afectan a cada instante: mis hijos se conforman casi sin rechistar y comparten más desde el deber que desde la condescendencia.

    Ser condescendiente alimenta el ego, echar pulsos con los padres también, no tener con quién compartir -por obligación, no por gusto- idem…

    No digo que sea mejor ni peor, porque muchas veces me gustaría que mi hija adoptada fuese única (reclama mucha más atención “atención sofisticada” que los otros) pero de algún modo creo que los que hemos vivido y crecido entre “muchos” iguales tenemos más fácil el manejarnos en sociedad y el saber conformarnos. ?somos más resilientes?

    Tampoco creo que a los hijos únicos de antes se les tratase como a los de ahora. Ahora alimentamos demasiado a los ninos (con comida, actividades, lecturas, diversión, entretenimiento, cosas materiales, vigilancia, tiempo …) el tener que compartir hace que inevitablemente reciban menos.

    Y luego está el “sentido de pertenencia” que yo siempre he sentido con mi gran familia que crece conmigo (a estas alturas creo que tova decir envejece conmigo). He vivido en muchos sitios desde muy pequenya y me he sentido muy nómada y sin raíces. Tener una gran familia ayuda enormemente con la identidad en la edad en que la identidad es un problema.

    Por cierto, que a los ninOs únicos en china les llaman “pequenyo emperador” porque parece ser que son unos tiranos…pero eso ya me parece a mí que son todas las patologías y frustraciones de abuelos, padres e hijos, legales y culturales, injusticia y cambios económicos “depositados” en un bebé… terrible.

    Saludos
    Eva de

    • Que bien explicado… Me gusta el concepto de condescendencia aplicado a esto. Yo he tenido la impresión este verano de que algunos -no todos- padres de hijos únicos sienten que tienen que compensar a sus hijos cada vez que no son los primeros o no se llevan el mejor trozo de algo…

  5. Desear ser hijo único en algún momento de tu infancia y mas si has de compartir con una familia numerosa me parece de lo mas humano…Lo mismo que desear tener hermanos.
    Aunque tener hermanos tampoco significa obligatoriamente ser amigos ni tener una relación satisfactoria de por vida, tipos de familias y de personas las hay bien variadas.
    Si que es verdad que cuando sucede es una relación muy especial.

  6. Yo soy la 4ª de 5 hermanos, la única que tiene un solo hijo, muy mi pesar. Mis hermanos han sido y son mi punto referencia.

    Sin duda alguna, mi forma de ver la vida y de enfrentarme a ella está muy influenciada por pertenecer a una familia numerosa.

    Como me dijo una amiga, una madre es demasiado para un hijo único… 🙂

  7. No recuerdo dónde, no hace mucho, leí un artículo interesantísimo en el que no sé qué universidad de renombre “medía” la influencia de los padres y los hermanos en las personalidades de los seres humanos y… ¡oh! ¡Sorpresa! Por lo visto tenían más peso los hermanos que los padres (con todos los límites, educaciones, genética, ejemplos, etc… con lo que nosotros creemos que “moldeamos” o “contenemos” a nuestros hijos).

    Yo también me he preguntado mucho cómo será el futuro de un país tan grande como China lleno de hijos (¡y nietos!) únicos… y me da algo de repelús. Hace unos años viajé un tiempo allí y tuve la oportunidad de preguntarle a varios chinos urbanitas (hijos y nietos de la ley del hijo único) y me sorprendió sobremanera su soledad, su (para mí extremo) “pijismo” y su aparente seguridad en sí mismos. Esa fue la impresión que me dio después de varias charlas. Desde luego no es una muestra significativa de la población china ni yo soy quien para hacer análisis… pero me dejó regusto triste.

    Nosotros somos cuatro hermanos. Mi madre tiene un hermano, mi padre dos por su parte. Por desgracia han tenido desaveniencias familiares y el trato entre ellos es mínimo. Por mucho que tengan otra familia “elegida”, a mí me da la impresión de que renunciar a alguien que ha compartido tan cercanamente tanta vida es algo muy doloroso. Para nosotros, sus hijos, ha sido empobrecedor no poder disfrutar de los primos.

    Yo tengo dos hijos por ahora. Digo por ahora porque me gustaría tener familia numerosa (de las de antes, de a partir de cinco). Creo que un hermano no es sólo un cómplice en la infancia, sino una herencia durante toda la vida. Si por lo que sea mis hijos tienen problemas entre ellos, como les ocurrió a mis padres, creo que será más fácil que no se queden solos si son más de tres… aunque claro, luego uno propone y la vida dispone…. ya veremos… 😉

    Interesante reflexión, Madre de Marte.

    • Raquel: cuando mi madre (madre de 4 hijos) se enteró de que yo estaba embarazada de mi tercer hijo, me dijo entre muchas cosas: “no sabes lo que haces. No podrás con todo. Te lo digo por experiencia. Además, ?qué herencia les vas a dejar?”

      Recuerdo que le respondí “la mejor herencia. Tener hermanos cuando yo no esté”.
      Yo es que soy muy “mi vida sin mi” y quiero que no estén solos cuando yo no esté.

      Pero, la verdad es que muchas veces pienso que no sé lo he que hecho y que no voy a poder con todo!! jaja

      Saludos
      Eva de

      • En mi caso, tampoco tendría nada que dejarle a uno solo, por suerte o por desgracia… Y estoy de acuerdo contigo: los hermanos son, sobretodo, un proyecto de futuro.

  8. Siempre he creído que el mejor reglao que le podemos hacer a nuestros hijos es darles hermanos, tener con quién compartir, pelear y estar juntos… mis hermanos, para mí, son muy importantes a pesar que a veces aún discutamos y pienso que cuando nuestros padres falten estaremos ahí para colaborarnos y que nuestros hijos formen esa familia unida que tanto nos gusta…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: