familia monoparental y adopción

Parecidos razonables

Uno de los tópicos más extendidos sobre la adopción es que los hijos terminan pareciéndose a sus padres. Quizás son los gestos, la forma de hablar, el tono de voz, lo que da este aire de familia. O la suma de todo esto con la casualidad: siempre habrá rasgos comunes, y nos fijamos más en los rasgos parecidos que en los distintos.

  Esta semana, tres personas distintas me han dicho que mis hijos se parecen entre ellos. A pesar de que es científicamente absurdo… primero pensé que eran las gafas, muy parecidas (las más resistentes del mercado), y el corte de pelo, cercano al rapado (llamadle piojos)… pero el otro día me los miraba y pensaba: tienen la misma forma de nariz… y la boca… y los ojos… y la forma de la cara.

Qué cosas tiene la vida, ¿no?

Anuncios

Comentarios en: "Parecidos razonables" (6)

  1. Sí solo te fihas en los dos primeros rasgos: gafas resistentes y rapadito piojero son igualitos que los míos…

  2. jajaja
    muy bueno, Nuria!

    Es curioso porque mi hijo biológico, que es una copia de su padre, tiene mis gestos y, sobre todo, habla exactamente igual que yo…mi hijo biológico también tiene algunos gestos de su hermana adoptada… pero mi hija adoptada lo único que comparte conmigo es que se rie “demasiado” y quizás lo lleve “de serie”, pero si fuese lo único en lo que ha decido parecerse a mi, se ha quedado con mi mejor parte!

    Eva de

  3. Eva,
    ¿se puede reír demasiado?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: