familia monoparental y adopción

Los genes

Cuando decidí empezar la adopción, una amiga de mi madre me dijo:

– ¿Etíope? ¡¡Son negros y delgados!! (o sea, lo contrario que yo).

Y le dije: pues mejor, espero que no herede mi alergia al sol ni mi tendencia a la obesidad. Ni mi miopía.

Mis hijos son morenos, foto-resistentes y delgados, pero ambos usan gafas (aunque no tienen miopía).

Siempre me ha sorprendido la gente que piensa que sus hijos van a ser mejores si heredan sus genes. Como si sólo pudieran heredar las cosas buenas de la familia, y no la calvicie del abuelo o la gilipollez de la prima. Como si los genes de los padres biológicos de nuestros hijos tuvieran que ser necesariamente malos. O al menos, peores que los nuestros.

Siempre pensé que mejoraría la estirpe si no heredaban mis genes. Y creo que ha sido así: no hay nada de mi familia (biológica) que eche de menos en mis hijos.

Lo que son las cosas.

Anuncios

Comentarios en: "Los genes" (10)

  1. Y curiosamente, no tengo duda, que a la vez habrá tanto (no biológico) de tu familia (biológica) en tus hijos… alguien me dijo una vez una metáfora que en su momento me gustó y me ayudó: no se trata que los ingredientes sean los de tu huerta, el secreto está en la maestría, el cariño, la paciencia (que son la receta secreta) con las que la familia cocine el plato.
    Un abrazo.

    • Bonita, la metáfora. Y sí, por supuesto.
      E incluso parecidos, porque como dice el abuelo, “tener nietos adoptados me ha hecho descubrir que la genética es virtual”.

  2. El padre de mi hijo y yo solíamos bromear con lo guapo que es nuestro hijo en comparación a cómo sería si llevase nuestras genéticas.

    Nunca me ha importado lo biológico en el hecho de ser madre. Perpetuar mi genética es algo que nunca me he planteado.

    Me importa mucho más transmitir lo que mi familia me ha enseñado: el modo de afrontar la vida, de querer, de superar los obstáculos… Y en eso la genética importa poco.

  3. Una vez entrevisté a Isabella Rosellini, madre adoptiva. Estoy hablando de la hija de Ingrid Bergman, de la mujer que fue imagen internacional de Lancôme durante 14 años, de la madre de Elettra Wiedemann Rosellini, modelo internacional también… ¿Sabes que me dijo? “MI hijo Roberto es el más guapo de nuestra familia”. Y tiene razón, es un niño espectacular.
    Mi hija adoptiva tiene el mejor cuerpo que nadie de mi familia ha tenido ni tendrá jamás; la boca más espectacular que nadie de mi familia ha tenido ni tendrá jamás (incluida yo tras mi paso por el médico estético) y, aunque en mi familia nadie haya puesto el listón tan alto como los Bergman – Rosellini, es, sin duda, la más guapa de la familia.

  4. Yo he respondido también a algún comentario similar en clave de humor dando gracias a Dios de que mis hijos (cuando todos iban a ser adoptados) no heredarían las taras familiares (que son muchas…).
    Ahora que tengo un hijo adoptado y otra hija bio ya no me hace gracia y obvio cualquier tipo de comentario, para no alimentar las diferencias.
    Desde el principio me molestó cuando alguien decía lo típico mirando al nuevo bebé “¿y a quién se parece más, al papá o a la mamá?”, y yo siempre respondía “La pena es que no se parezca al hermano, que es lo más bonito de la casa”. Ahora que la niña ya creció y comienza a entender me he quedado sin “contestación comodín”… Estoy viendo cómo gestionar el asunto en el futuro. Se aceptan sugerencias 😉

    • Claro, esta situación no me la había planteado… No sé qué respondería si me encontrara en tu situación y con comentarios como estos. Quizás haría hincapié en los parecidos “no genéticos”: tiene mi mala leche y el sentido del humor de mi padre, aunque supongo que a según qué “comentaristas” no les sería suficiente…

  5. Nunca olvidaré la cara que se le quedó a la psicóloga encargada de nuestra tortura previa al CI cuando le dije “no, nosotros nos nos decepcionaremos porque somos personas normales, y o por eso lo más probable es que nuestro hija/a sea como nosotros… fácilmente será mejor que nosotros en muchas cosas”.

    Lo que yo no imaginaba era que iba a tocarnos la lotería !!!!!

    Pero tengo que reconocer una cosa, a mi emociona ver a mi hijo pequenyo (bio) y al mismo tiempo estar viendo la cara de mi madre… es muy bonito. Pero no más bonito que ver a mi hija correr con sus piernas largas, cuello largo, carácter envidiable y con una facilidad para las matemáticas que me habría facilitado mucho mi paso por el instituto!

    Y después que como vive bajo el mismo techo, comparte nuestro sentido de humor y del amor. No se puede pedir más.

  6. A mí lo de perpetuar mis genes nunca me hizo especial ilusión. Tengo 3 hijos, y los dos bio no tienen nada en común, son absolutamente diferentes y no solo en el físico.

    Sin embargo es mi hijo pequeño, con el que no comparto genes, el que está últimamente muy interesado en cuestiones biológicas.. El otro día me dijo que el espermatozoide y el ovulo de los que el salió, no eran los correctos, yo al principio ni siquiera entendí a que se refería, y lo que trataba de decirme, era que lo que el quería era haber estado en mi tripa igual que sus hermanos. Lo sorprendente para mí es que eso le causa una tristeza infinita, y que es una cuestión a la que no deja de darle vueltas.

    Curiosamente ha sido con el, con quien más veces ha ocurrido que alguien haga un comentario sobre lo mucho que nos parecemos, lo cual a mi me ha parecido bastante divertido, sobre todo al ver la cara que se les queda cuando les digo que tiene merito, sobre todo si tenemos en cuenta que no compartimos ningún gen.

  7. Está claro que esto de los genes importa más a los externos que a nosotros. Es normal, lo lógico es que a alguien que le importe esto, no adopte.
    En nuestra casa dudo mucho que la genética hubiese parido un niño tan guapo, tan alto, con esos ojazos , esos dientes tan bien puestos y sobretodo con esa piel negra tan bonita. (dioss algun defecto tendrá no?? tendré que buscarlo, jajajja)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: