familia monoparental y adopción

Ecai or not to ecai

Sugería Mei al hilo del último editorial de la revista Niños de hoy que habláramos de las ecais, de su papel en la adopción, de “esos otros intereses… de los que no son padres ni madres, sino intermediarios”.

Cuando hice mi primera adopción, no me planteé la posibilidad de hacerlo sin la intermediación de ecai. Sabía que existía la posibilidad de tramitar por libre, pero pensaba que era una opción residual, y sólo para valientes, gente que fuera buena conocedora del país en el que adoptaba, con temple, tiempo y energía de la que yo no sabía si disponía. Bastante complicado será convertirme de golpe en madre, como para no contar con toda la ayuda posible, pensé.

Mi experiencia personal con la ECAI no fue mala. Atendieron a mis preguntas y demandas, antes, durante y después de la adopción, y convirtieron mi viaje para recoger a mí hijo en una experiencia fácil, más parecida a un viaje organizado que a una inmersión en el país de origen de B.

A pesar de esto, mis dudas ante la actuación no sólo de mi ecai sino de todas las ecais fueron creciendo. Hasta el punto de que, si en la primera adopción, una condición a la hora de escoger el país era que pudiera tramitar con ecai, en la segunda fue todo lo contrario.

La tarea de una ecai es, teóricamente, facilitar trámites y gestiones que podríamos hacer las propias familias. Como puede hacerlo un gestor, por ejemplo. Pero, a diferencia de lo que sucede con nuestra renta, de la que el gestor nos explicará hasta el detalle cualquier número que haya en ella, las ecais son opacas. No sabes cómo actúan, cómo se desglosa el dinero que les estás pagando, o cómo asignan. Sí, porque en algunos países, como Etiopía, de donde es mi hijo B., son las ecais las que asignan. Algo tremendamente peligroso, a mi entender, que no sea un organismo neutral y que no saque dinero del proceso quien se ocupe de asignar a las criaturas.

Esta opacidad se traduce en un mensaje implícito y a veces explícito, de que las familias debemos limitarnos a pagar y esperar y que ellos ya se ocupan del resto. No necesitamos saber cómo se legalizan los papeles, qué lugar ocupamos en la lista de espera ni a qué se destina el dinero que nos piden. Las familias no somos sus “jefes”, no tenemos el deber y el derecho a decirles cómo hacer su trabajo, a exigir explicaciones y garantías, sino que somos una molestia necesaria pero incómoda a la que hay que sortear siempre que sea posible.

Las relaciones de las familias con las ecais son extrañas. Sin duda, se crea un vínculo emocional con esa gente que se encarga de conseguirte una de las cosas más importantes de tu vida: el acceso a la maternidad. Por esto, muchas familias viven entregadas a su ecai, no aceptan ningún tipo de crítica y tienen opiniones que a veces parecen más propias de pertenecer a una secta que de tener una relación contractual (otras, por el contrario, después de una mala experiencia las detestan con el odio del converso).

Las ecais tienen mucho poder en España. Tejen y destejen los caminos de la adopción, dan (o esconden ) información a la misma administración pública e imponen normas y cambios en los procesos de adopción.

A menudo, desde las Ecais se critican las actitudes de las familias (sin duda, muchas veces criticables), pero raramente hacen autocrítica… No parecen considerar que tengan ninguna responsabilidad en las muchas cosas que marchan mal en el campo de la adopción.

Y lo mismo sucede a muchas familias que escogen adoptar a través de una ecai, algo perfectamente legítimo, pero que consideran que, después de esta decisión, quedan exentos de toda responsabilidad. Como si le hecho de hacerlo a través de intermediarios, de pagar a otros, quitara gravedad a decisiones discutibles como donar dinero para acelerar un proceso de adopción o seguir adelante con una asignación a pesar de que se desconozca la adoptabilidad de sus hijos.

Como si el contrato que firmamos con ellos les traspasáramos no sólo los poderes para hacer papeles en nuestro nombre, sino también la capacidad de juzgar o actuar correctamente.

PD. Para los que escogen (o no tienen otra opción) la ecai, este documento puede servir para plantear las preguntas que nos ayuden a discernir si la que hemos escogido reúne los requisitos mínimos.

Anuncios

Comentarios en: "Ecai or not to ecai" (8)

  1. Este tema me interesa. Hace tiempo se cerraron las adopciones por libre en Rusia, y no entiendo porqué. ¿Quién sale beneficiado si los padres no gestionan personalmente su adopción? ¿Qué motivos puede haber para impedir que alguien con tiempo y conocimientos del terreno se lo gestione todo solo? Las preguntas son sinceras; no entiendo qué sentido tiene prohibir eso…

  2. Ayssss, yo soy totalmente ANTI ECAI y no por nada en particular PEROOOOO, en unas jornadas sobre adopción internacional dejé “con el culo al aire” a varias de ellas por varios motivos que expongo a continuación: ¿por qué si los costes están totalmente regulados por la administración pública nadie da por escrito ni un solo número? ¿por qué no dan información telefónica sobre esto? ¿por qué en una ECAI cuesta 3.000 euros lo que en otra cuesta 4.200 y en otra cuesta 2.500? Misma Comunidad Autonóma, mismo país de adopción… Algo me huele muy pero que muy mal. Nadie, ni siquiera la directora de familias y adopciones en la Comunidad Valenciana (a quien se le puso cara de póquer) tuvo respuesta a mis preguntas porque claro… lo que vendieron en su presentación fue precisamente esto: los costes están regulados y controlados por la administración, la información se proporciona a las familias por escrito, vía mail o telefónicamente, etc, etc…
    La ECAI no es más que una transmisora de información entre la Administración Pública y las familias. Yo siempre pienso que, cuanto menos intermediarios, mejor llega la información y, además… tengo una cosa muy pero que muy clara: NADIE CUIDARÁ TU EXPEDIENTE ni SE INTERESARÁ POR TU ADOPCIÓN tanto como tú mismo.
    Ahí queda eso… en mi humilde opinión personal.

    • La Ecai debería ser sólo una transmisora de información entre la administración pública y las familias… pero la realidad es que muchas veces tiene un poder que excede esto. Por ejemplo, en Catalunya, hay ecais que son las que informan a la Administración Pública del estado de las cosas en el país en el que tramitan… así que para las familias resulta muy difícil (a veces imposible) conseguir información objetiva y fiable, distinta a la que les da la ecai, que, no lo olvidemos, tiene intereses en juego…

  3. Sé de una Ecai(no digo cual) que tiene proyectos en algunos orfanatos(no digo donde)…si los menores asignados proceden de esos lugares (ella asigna), cobran un plus…no sé si de 300 euros más o 400, no recuerdo bien…Y además no dan la razón de ese plus…
    Ya sabéis que las tasas han subido, también las ecais…lo han hecho…pasar un expediente de vía normal a PV, cuesta ahora un incremente monetario, hace 2 años no…En fin, para contar y no parar…
    Además ¿dónde están sus objetivos formativos, informativos, de apoyo y seguimiento a los hijos que serán adoptados por las familias, una vez asignados?
    Ni te forman, ni te informan…menos que nada te apoyan…porque te dejan más sólo que la una en el proceso…
    En PV una vez asignado el niño…nada sabes de él…Ellas siempre echan la culpa al pais de origen, que no da información, que no se abre…que no dice ni mu…El caso es que yo pude lograr hasta fotos de mi hijo extra-ecai…A qué juegan??? Al despiste poniendo en su primera línea de lucha…los menos huérfanos??? Ya…no me lo creo…la verdad…

    • Yo conozco una ecai que tiene, como proyecto de cooperación, apadrinamientos a las familias bio de los niños que asignan. Es decir, las familias con niños adoptados, envían dinero regularmente a los hermanos, padres o tíos de sus hijos… cuánto menos, turbio.

  4. Por supuesto SIN ECAI. Las Ecai no son más que negocios privados e indecentes que tienen intereses particulares en la adopción. Toda adopción internacional debería tramitarse entre los organismos públicos de ambos estados, donante y solicitante,sin intermediarios y sin dinero por medio. Cambiaría mucho el panorama.

  5. Eva María Gil dijo:

    Hola,

    Yo acabo de introducirme en la aventura de ser madre y voy bastante perdida.

    Con 46 años me plantean tiempos de espera de 3 años (después de disponer del certificado de idoneidad) o niños de 10 años de edad..

    Bueno, siendo sincera la asistenta social que me informó sobre el tema, solo me da la opción a acogimiento por la edad que tengo (cosa que si me han desmentido desde distintas ECAIS)

    Me interesaría saber cuáles son los trámites para adoptar fuera de las ECAIS por si pudiera embarcarme en esta aventura por otra vía.

    Sería posible que me dieses algo más de información? Los tiempos de espera son similares a los que dan desde las ECAIS? Y los costes? A veces da la sensación de que más que adoptar un niño necesitado de familia y recursos hacen negocio con él y descorazona un poco el panorama..

    Yo debo decir que después de leer mucho sobre el tema el principal motivo por el que recomiendan las ECAIS no era la comodidad del proceso, sino asegurar que el hijo que te acaban asignando no proviene del mercado negro (secuestros)

    Agradeceré toda la ayuda que pueda recibir con respecto a este tema

    Muchas gracias por compartir tu experiencia

    • Eva, supongo que sabes que emprendes un camino largo, incierto, con muchas zozobras… aunque también tremendamente enriquecedor. Mi experiencia personal me ha enseñado que adoptar a través de ecai no da ninguna garantia de la adoptabilidad de los menores; pero hacerlo por libre, tampoco. Hace ya años que adopté y estoy desconectada de tiempos, países, incluso de foros y grupos donde preguntar. Creo que ahora mismo, el lugar más actualizado para preguntar es este: http://adoptivanet.info/
      Lee mucho, busca mucho, googlea mucho, pregunta mucho, no te cierres a ninguna opción (niños mayores, necesidades especiales, acogimientos permanentes, etc…)
      Muchísima suerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: