familia monoparental y adopción

Ejercicio de imaginación

Victoria, madre de 4 hijos, dos de ellas llegadas a través de la AI desde China y Etiopía, propone un ejercicio de imaginación cargado de lucidez a partir de los hijos biológicos (que yo creo que podemos hacerlo extensivo a nuestros hijos adoptados, si llevan en casa el suficiente tiempo como para que hayamos podido vincularnos bien a ellos; me dice Victoria que ella hizo la reflexión a partir de los hijos biológicos porque nuestros niños adoptados han nacido en su familia biológica y partía desde ahí, pero que por supuesto que nuestros niños adoptados sentirían lo mismo o aun peor, porque sería un doble abandono).

 Haciendo un ejercicio de imaginación, pensemos en un niño/a biológico nuestro, que lleva con nosotros x años siendo nuestro hijo o hija y que es tan nuestro/a, y de repente un día se ve arrancado/a de nuestro lado porque somos pobres y hay familias con posibles que los quieren como hijos.

Es llevado/a sin entender un pimiento desde su pueblo a un orfanato (en Etiopía coincidí en un hospital con la llegada de unos niños que venían directamente del Sur en una furgoneta al hospital donde les hacían las analíticas: cómo lloraban esos niños; qué desolación la suya), donde se le trata como mercancía y luego unos extraños de aspecto también extraño y de otro color e idioma, de repente aparecen en sus vidas y se declaran su padre o su madre para siempre y se lo llevan muy lejos donde todo es extraño y difícil, donde puede que se le niegue su pasado por papeles falsos o porque su nueva familia lo quiere enterrar (caso de una niña que, diciéndole a su madre adoptiva que ella tenia otra casa en Etiopía, su madre adoptiva le contestó que sí: que se llamaba Hotel Ghion).

Donde se le ponen normas para adaptarse a costumbres que no entiende, donde sus nuevos padres en bastantes casos se creen más padres que los padres que ha tenido hasta ese momento…

¿Cómo se come todo eso? ¿Cómo se lo comerían nuestros hijos biológicos?

¿En realidad, los hijos adoptados con recuerdos idealizan su pasado o recuerdan lo que era su vida y les pertenece por derecho?

Podemos pensar desde nuestra mentalidad occidental que cuando vuelvan a su país de origen lo colocarán todo en su sitio, y pensamos que lo harán porque verán allí pobreza y no querrán volver a ella, y estarán contentos de estar aquí con nosotros porque aquí tienen una buena vida . Y ellos, hechos un lío emocional, también se agarrarán muy posiblemente a lo que aquí tienen.

“Pa negre” es un peliculón que explica muy bien esto que digo. El niño elige vivir con los que le dan más material y la posibilidad de un futuro, por encima de los sentimientos y consideraciones de los adultos, de los que está completamente desengañado.

Creo que es muuuy difícil ponerse en la piel de nuestros hijos, sobre todo en la de aquellos o aquellas que han crecido en, y han querido a, sus familias biológicas; deben sentirse secuestrados muchos de ellos y tal vez algunos desarrollen un síndrome de Estocolmo para poder sobrevivir.

Comprendo que lo que podamos encontrar puede ser terrible, pero a estas alturas de digestión, estoy segura de que no será más terrible que las dudas y las imaginaciones.

Y también es tremendo que familias que creen que han adoptado huérfanos que necesitan familias se encuentren con niños que sí la tienen y la añoran, ese sentimiento lo explica muy bien una madre francesa de este documental de Nepal, su tremenda soledad ante una historia que no era la que le habían contado ni en la que se hubiese metido si lo hubiese sabido y un niño – su hijo legal- que quería volver a Nepal con su familia biológica.

Anuncios

Comentarios en: "Ejercicio de imaginación" (48)

  1. Si no habeis visto EL PEQUEÑO VANYA de Andrei Krauchuk, os la recomiendo.

    • No, no la he visto. ¿Puedes hacernos cinco céntimos de la sinopsis?

      • Lo encontré: y sí, efectivamente parece muy interesante… a ver si la veo.

        Esta historia, basada en un caso real, nos presenta a Vanya, un niño ruso de seis años abandonado en un orfanatorio de provincia operado por un corrupto director y una agente de la agencia de adopciones local a la que todos llaman Madame. Vanya decide enseñarse a sí mismo a leer, para así buscar en su expediente la dirección de su madre y encontrarla. Todo se complica cuando una pareja italiana sin hijos llega al orfanato con la intención de adoptar a Vanya, quien desde ese momento es llamado ´el italiano´ por el resto de los menores internos. Cuando el pequeño se fuga del instituto con destino a su ciudad natal, el director y Madame unen fuerzas para encontrarlo a como dé lugar: el lucrativo negocio de las adopciones está en peligro.

  2. Propones un ejercicio de imaginación al que no puedo hacer la digestión. Esta es una situación perversa para niños y padres adoptivos de buena fé.

    Sería inmoral considerar que la pobreza de los padres biológicos nos dá derecho a ejercer de padres de sus hijos.

    Si esto está ocurriendo a día de hoy, hay que tirar de la manta, ya, y denunciar a quién corresponda.

    • Pues sucede, Concha. En países como Etiopía, sucede. Como dijo una madre, algunas no necesitan hacer ejercicios de imaginación: se lo cuentan sus hijos.

      Familias que han vivido estas historias llevan años denunciándolo. Por ahora, no parece que la justicia les haga demasiado caso ni que la opinión pública se escandalice demasiado…

  3. Y ¿qué me dices de los padres que a día de hoy, siguen a la espera de un niño etíope?
    yo sin buscar información al respecto, me he ido topando con ella.

    • Pues me reconozco incapaz de entender que no hayan leído esta información, no le hayan hecho caso, o no le hayan dado ninguna importancia, la verdad. O que crean que a ellos no les pasará.

  4. ¿Y como se digiere? ¿Como se vive sabiendo que tu hijo no debería serlo?

    • No lo sé, Xiao. Por lo de pronto, se me ocurre que, de entrada, reconociéndolo. Y reconociendo las emociones que esto despierta tanto en los padres (nosotros y los de origen) como en los hijos. Asumiendo la parte de responsabilidad que nos toca. Intentando reparar el dolor de la ruptura dejando, si es posible, una puerta abierta a la primera familia. Y hablando, hablando mucho…

  5. En el reconocimiento suele estar el principio de cualquier curación, y esto es un proceso de curación, pero que, me da la impresión, nunca termina de curar.

    • Probablemente. Como en tantas otras cosas (también en el trauma del abandono que sufren todos nuestros hijos, aunque su adopción haya sido la mejor opción para ellos), es algo que siempre está ahí. Creo que sólo podemos aspirar a colocarlo en un lugar que nos permita caminar, y respirar, la mayor parte del tiempo.

  6. No puedo evitar seguir dandole vueltas al tema. Intento ponerme en la piel de dos madres y un hijo que han sufrido una estafa moral como esta, y que legalmente es imposible devolver las cosas a su estado natural.

    Tendría primero que recolocarme porque me han cambiado el escenario y los papeles de los protagonistas, y despues sincerarme con mi hijo y contarle lo que nos ha pasado y la manera en que vamos a manejarlo. En esta situación claro está, la madre de mi hijo tiene que tener su espacio y su sitio, y no sería una madre que le abandonó, sino la tercera victima de la historia. ¿Cuanto espacio?, el que mi hijo desee y que podrá variar a lo largo de su vida.

    Para mi sería imprescindible denunciar que este tipo de situaciones existe sin descanso, me dá igual si tiene repercusiones al final, yo necesitaría difundir que esto pasa, porque aunque solo fuese una persona quien se cuestionase este tipo de posibilidades antes de adoptar un niño, ya justificaría lo que hago.

    • Coincido contigo. Creo que son también las cosas que me plantearía yo.

      Yo conozco algunas familias que se han encontrado en esas situaciones. Y aunque una de ellas me dijo, después de encontrar a la familia biológica de su hijo, y descubrir que había sido “reclutado” por un buscador de niños, pero que tenía padres y un montón de hermanos que le querían y con los que habría podido seguir viviendo, “por qué coño no me quedé en el sofá comiendo palomitas”, yo sé, y ella también, que es mejor saber que no saber.

      Lo peor de todo es lidiar, además de con la responsabilidad, y el drama, con hijos que se sienten secuestrados. Que los hay. Algunos, como dice Victoria, pueden sufrir “síndrome de Estocolmo”; otros, sienten su lealtad dividida entre ambas familias (¡¡qué responsabilidad para un niño!! ¡¡Cuánto estrés!! y sólo los que tienen suerte encontrarán padres adoptivos comprensivos que les “permitan” seguir sintiendo como suya su primera familia); pero hay un tercer grupo que se siente secuestrado con todas las de la ley, no entiende qué hace aquí y por qué no puede volver a su casa, con los suyos. ¿Y qué hacer en este caso? ¿Intentar un retorno? ¿O ayudarles a asumir la imposibilidad de este? Desde luego, dilemas que pueden destrozar para siempre todas las partes de una familia…

      • No me parece posible lo de intentar un retorno, si siquiera fácil una vez cumplida la mayoría de edad. A todos los efectos legáles es español de nacionalidad, y aunque fuera su deseo no sé que posibilidades tendría de volver.

      • Yo conozco una familia que se lo ha planteado a nivel teórico. Su hija, ,después de 3 años aquí, sigue añorando su familia etíope y no ha conseguido vincularse con la española. No sé si es posible hacerlo, ni siquiera si intentarán hacerlo, pero sé que se lo plantearon, desde el respeto por los deseos de su hija, por su nostalgia…

        Conozco otra familia que se trasladaron en bloque a Etiopía, cerca de la familia etíope. Y otra que viaja cada 2 años para que sus hijos puedan estar con sus hermanos, y que mantienen contacto permanente con la familia de allí.

        Supongo que siempre se pueden buscar soluciones creativas…

        Respecto a lo de volver a los 18, en Etiopía es posible, en el año que sigue a ese cumpleaños, pedir la nacionalidad etíope. Sin embargo, probablemente no es necesario tenerla para vivir allá: lo difícil es trasladarse del sur al norte, no al revés. Otra cosa es la posibilidad de integrarse allí una vez se ha perdido el idioma, cuando te has criado en un lugar con códigos 100% distintos… Posiblemente es difícil encajar.

  7. En España tenemos muchos casos de niños supuestamente robados a los largo de décadas. Y tristemente están dando carpetazo a las demandas. Muchas veces sin llamar a declarar a los testigos y existiendo pruebas de delito. Claro, sale mucho mas barato que instaurar un banco nacional de ADN gratuito y remover la porquería donde seguro que hay gente “importante” implicada y sus herederos siguen en los círculos de poder. No quieren investigar, y esto en nuestro “magnifico” primer mundo.
    Solo cambia el escenario, los débiles siempre son las víctimas.

  8. ´Nunca vi supernany,pero he oido hablar de ella a todo el mundo, pero esta mañana una compañera de trabajo me dijo que había visto un capítulo con dos niños adoptados africanos y que le había parecido fuertísimo, así que allá me fui a la TV a la carta e ilustra algunas cosas de las que estamos hablando, de todos modos creo que debería ser ilegal exponer así la vida de menores de edad y todavía más si son adoptados.¿Os imaginais a Pablo entrando en internet en la adolescencia y viendo este capítulo de su vida? No puedo.

    http://www.cuatro.com/supernanny/T07xP03-Juan-Pablo-y-Laura

    En cuanto a lo de saber y seguir adoptando en Etiopía, yo es algo que le he dado muchas vueltas en mi segunda adopción y aún así elegí Etiopía, sabía que existía esa posibilidad (digamos que en algunas ECAIs es mayor que en otras) pero que hago? dejo de adoptar? Ese niño “buscado” saldrá igual al circuito de adopción e igual le toca a una familia que le esconde todo esa realidad y la conclusión a la que llegué es que seguiría e investigaría su documentación y mantendríamos relación con su familia biológica y por supuesto denunciaría el caso para luchar que esas prácticas no sigan ocurriendo, pero dejar de adoptar yo no beneficiaría en nada a la transparencia del proceso, y porque en todos los países se cuecen habas, vayas por PP o por ECAI, al final, por PP también hay unos abogados con unos intereses económicos y tampoco es que puedas controlar demasiado la documentación (el caso de la Kafala creo que es diferente). No tengo ningún problema por mantener un vínculo con la familia biológica de mis hijos, ni que se convirtiese en parte de mi propia familia extensa y no solo la de mi hijo y por supuesto permitirle tener dos madres, dos familias y no tener que sufrir por un conflicto de lealtades entre ambas.
    De todos modos tengo que decir que mi primer proceso fue correcto y lo he comprobado de ahí que volvería a repetir con la misma ECAI, al final por circunstancias de la vida voy por pp a otro país y tampoco me convence lo que veo, aunque en éste, al estar penado el abandono por parte de la familia biológica, al menos de momento los “buscadores” no están al orden del día, pero sí quien más pasta pone antes de lleva a los niños adoptables que haya.

    • Bone, yo creo que todos los que adoptamos tenemos una pequeña parte de responsabilidad en que los niños que no deberían hacerlo salgan en el circuito de adopción. Que es nuestra demanda la que crea la oferta. Que no habría “niños deseables” en los circuitos de adopción si no fuéramos tantos los que queremos adoptarlos.

      En el caso de la kafala, efectivamente es, o puede ser diferente. De entrada, TODAVÍA la demanda de niños no supera la “oferta”. Es decir, hay niños en las crèches que necesitan familia (y a partir de cierta edad, o si tienen determinadas condiciones de salud, o incluso si son negros, les cuesta encontrarlas), otra cosa es que en las crèches donde están estos niños se puedan hacer kafalas internacionales… Y luego, puedes tener bastante control sobre el proceso… SI QUIERES. Cuando empecé la kafala, una de las primeras personas con las que habé, madre de dos criaturas kafaladas en Marruecos, me dijo “La kafala puede ser, SI QUIERES, un proceso muy transparente”. Como pasa en otros sitios, también hay gente que prefiere mirar hacia el otro lado.

  9. Bone dices: “no tengo ningún problema por mantener un vínculo con la familia biológica de mis hijos” y “permitirle tener dos madres”. Me parece que desenfocamos el tema, lo que no sabemos es si el niño que ya tenía madre va a estar dispuesto a aceptarte a ti.

    Se puede entender que en el pasado reciente, haya habido gente que actuando de buena fé y queriendo ser padres de quien no los tenía, haya sido engañado, y se encuentre ahora en un callejón con pocas salidas. Otra cosa es asumir y entrar a jugar el juego a sabiendas, argumentando que si no lo hago yo, ya lo hará otro.

    Aunque no sea muy ético que un niño salga en adopción hacia donde se ponga más pasta, es directamente inmoral participar a sabiendas del negocio aún sabiendo que a mi hijo igual lo está reclutando un “buscador”,

    No se Bone, igual no te estoy entendiendo bien, me extraña mucho lo que dices.

  10. Resituar todo…los adultos lo podemos hacer…nos preparamos, nos informamos, hacemos nuestro duelo y podemos resituar todo…pero…¿y los niños? siempre son los perdedores de las perversiones adultas…ellos lo pagan muy caro…
    hablamos de Etiopía…pero…¿Y China?…el día que se tire de esa manta…(y ya se empieza a hacer)…Ufff!!! va a salir “mierda (con perdon) por un tubo”…si me permitís esta expresión vulgar…Ya se habla de incentivos a mujeres para que dieran en adopción a sus segundas hijas o terceras…Cómo nos lo debemos de tomar?…ahí está el ejercicio de madurez para aceptar por nuestra parte y…preparase para el dolor de nuestros hijos cuando conozcan su realidad veraz, si es que no recuerdan nada al llegar muy chiquitos…

    • Pues sí, los niños son las víctimas más frágiles de este proceso, los únicos (casi siempre) que no tomaron ninguna decisión… Pero no van a tener más remedio que digerirlo o colocarlo donde puedan, desde luego, porque es su historia, no tienen otra. Con suerte, tendrán padres (aquí y allí) que puedan acompañarles en este viaje.

      Y sí, tienes razón, yo también tengo la sensación de que en China cuando empiece a saberse se nos pondrán los pelos de punta… Lo que ya se empieza a saber da mucho miedo, ¿no?

  11. Hola.
    Bone, yo tampoco entiendo muy bien cuando dices: “¿qué hago’¿dejar de adoptar? si yo no lo hago al mejor ese niño le “toca” a otra familia que le esconde su realidad….”
    A veces se nos olvida, en nuestro afán por ser madres, que “no todo vale”. Si tu decisión, es pese a saber lo que pasa, seguir adelante porque si no lo haces tú, total lo va a hacer otro….estás entrando en el juego y formando parte de él, y eres cómplice y participas en lo que a tu hijo le están haciendo.aunque luego lo endulces y añadas que “no me importaría seguir manteniendo contacto con su familia biológica….” jo, que buena.
    Se te olvida que, en realidad, tú no deberías pintar nada en la historia.
    Dices: “no tengo ningún problema en permitirle tener 2 madres”…..
    Sin palabras.
    Se nos olvida que no existe un derecho a adoptar, ni existe un derecho a ser madre…..
    Se nos olvida que lo que prima son los derechos del niño y que ojalá ninguno de nosotros (y me incluyo porque yo soy madre adoptiva por partida doble) hubieramos podido adoptar porque no existieran las casas-cuna ni los orfanatos.
    Buffff….de verdad que no entiendo nada.

    • ¿cómo que no pintamos en esa historia?

      Si ese hijo viviese con su madre biológica obviamente no pintaríamos nada. Pero ese hijo ha llegado a mi como hijo, sin yo saber si ha llegado de una manera “limpia” pero creyendo en el momento de la adopción que sí, que realmente le abandonaron.
      Ahora las cosas han cambiado, desde que le adopté me he enterado de que no le abandonaron (por ejemplo).
      ¿no pinto nada?
      ¿le mando de vuelta con su familia? ¿quién soy yo para mandarle de vuelta si no pinto nada?
      ¿y si sí le abandonaron pero quiere volver? ¿pinto?¿convenzo a su madre bio para que se lo quede?

      Cada persona que es responsable de un niño, aunque sean 5 minutos, pinta todo. La de veces que he pensado yo en la persona que encontró (supuestamente) a mi hija…

      Las casas cuna y los orfanatos sí, existirían. Y la muerte y la enfermedad, y los niños perdidos “a propósito” y los cubos de agua y los pozos. Eso siempre existió, no lo inventamos nosotros.

      En lo que te doy toda la razón es en que hemos sido partícipes y hemos hecho crecer la bola. Sí. Pero sinceramente no sé cuánto, nadie sabe cuánto. Pero desde luego, yo sí me siento culpable. Pero es un error pensar que si no hubiesen adopciones no habrían abandonos, niños perdidos o infanticidios.

      La única y verdadera solución es ayudar a que los niños se queden con sus padres bio. Y detrás de eso ya entran en juego tantas cosas que … que no me creo nada.
      ¿ahora que hacemos? ahora que sabemos que no vamos a acabar con el hambre en el mundo, ni a conseguir que los niños que hoy ya han nacido se queden con sus padres ¿me borro de lista de espera en adopción? (esto me recuerda que por otros motivos tengo que borrarme y que mi subconsciente lo olvida una y otra vez a propósito)

      Para una cosa o para otra: pintamos.

      Deberíamos pintar más y crear ECAIS a la inversa. Asociaciones que ayuden a que los hijos se queden donde siempre deberían haber estado…sin haber dejado nunca a sus familias. Pintamos, y deberíamos pintar más.

      Eva

      • La cosa sería que sólo los niños que están en las casas cuna y los orfanatos, los que pierden a toda su familia por la la muerte y la enfermedad, y los niños perdidos “a propósito” y los cubos de agua y los pozos… llegaran a la adopción (nacional o internacional). El sistema se pervierte cuando niños cuyo destino no era este, entran a un orfanato.

        Comparto contigo que, cuando entramos en esta rueda, adquirimos una responsabilidad. Para nuestros hijos, para su país de origen, y, en ocasiones, para su familia de origen. Y no nos queda otra que asumirla.

    • Te pregunto porque mis ideas están cerca de las tuyas…pero no acaban en el mismo sitio (aunque yo no estoy segura de que no cambie de opinión algún día).

      Te acabo de nombrar ministra de asuntos sociales de la India (ahora pintas mucho), país en el que el infanticido selectivo de niñas AUMENTA cada año y la adopción internacional es escasísima porque está mal visto que sus hijos vayan a otros países (y porque supongo que da mala imagen).

      Hubo un intento de crear casas cuna en las que las familias podrían dejar a sus hijos/as y el estado se encargaría de ellas, sin darlas en adopción. Fue como una noticia/cortina de humo porque los organismos internacionales no paraban de denunciar la situación etc

      ¿abrirías la adopción internacional? (razónalo jajajaja)

      Eva

  12. Bueno, yo no entiendo muy bien nada. Voy a hacer un ejercicio de imaginación y me voy a poner en la piel del niño del documental que has recomendado y que acabo de ver.
    Un niño que vive en Barcelona y se siente bien con su vida (aunque mira a su pasado con cara evidente de preocupación y duda). Un niño que tiene perspectiva occidental de las cosas. Un niño que es listo y tiene una familia que le quiere y recuerda que tuvo otra familia en Nepal que también le quería… le quería como se quiere en Nepal.

    Pienso que si mi familia Nepalí no me hubiese mandado a “una institución” a estudiar para volver y mantenerles, nada de esto habría pasado.
    Pienso que tanto no debían quererme cuando me enviaban lejos a estar sólo para al volver encargarme de ellos.
    Pienso que mi familia biológica no sabe leer mientras yo hablo dos o tres idiomas y no sé que podría hacer yo ahora viviendo entre gente que es tan diferente a mi (por primera vez, el físico no pesa tanto como lo demás).
    Pienso que mi hermana tiene las cervicales destrozadas de llevar pesos colgados de la frente desde que es una niña. Me cuesta mucho no juzgarlo, mi madre adoptiva me lo intenta explicar, pero sé que a ella también le cuesta. Somos muy diferentes.
    Pienso que la vida en Nepal es durísima.
    Pienso que tengo una casa, un refugio, que mi madre adoptiva se ha preocupado mucho por mi, por que no saliese sólo a la calle porque soy un niño muy guapo y tiene miedo que me pase algo.
    Pienso que mi madre adoptiva me ha protegido mucho siempre.
    Entiendo que mi madre adoptiva lo ha tenido más fácil porque no ha nacido en Nepal, pero siento que me quiere muchísimo, que soy todo para ella y que nos entendemos.
    Aunque me ha costado muchos problemas morales y me he sentido entre la espada y la pared muchas veces, me he dado cuenta de que quiero a mi madre adoptiva. La siento como mi “verdadera” madre.
    Mi madre adoptiva nunca me ha mentido, ha intentado aclarar las cosas, me ha dado libertad de pensar y hablar, me ha enseñado a respetar mis orígenes y a no juzgar a mi familia biológica.
    Pero aún así, no entiendo cómo pudo suceder lo de Nepal. No entiendo cómo me enviaron a estudiar sin saber a dónde ni qué iba a ser de mi.
    Recuerdo mi infancia en Nepal, yo era muy feliz, pero ahora no podría acostumbrarme a volver a vivir así… sobre todo porque ahora que he crecido, aunque me sigo sintiendo culpable, me siento más víctima.

    Esa es mi imaginación, para con ese niño en este momento. Si me imagino dentro de unos años, creo que sentirá menos rabia que hoy. Tengo otra imaginación para mi hija nacida en China y sin recuerdos de su familia, pero no me quiero extender.

    No tiene nada que ver con el dinero, tiene que ver con la perspectiva de muchos años en un país muy diferente. Seguramente mi hija no se sienta española en su clase, pero tampoco se sentirá china en China. Lo que yo creo, es que cuando los padres adoptivos “han hecho bien su trabajo” (que no quiere decir que yo lo haga bien ni yo esté en posesión de la verdad, pero es puro respeto) han dado a sus hijos mucho, muchísimo: amor, protección, apoyo, comprensión, información, han hablado, no han juzgado, han intentado ponerse en lugar de su familia biológica/su hijo, han observado, se han informado, han buscado, han preparado a sus hijos para tomar decisiones y, sobre todo, han hecho todo lo posible por aligerar el lastre de su dolor, de que lo reconozcan y lo acepten sabiendo que su vida está por decidir (incluyendo volver a sus países) y como decía Shakespeare “a buen fin no hay mal principio”.

    Cuando lo que he intentado explicar arriba se da, cuando padres e hijos (adoptivos) han pasado por todo eso, ya saben a dónde pertenecen. No pertenecen ninguno a España, ni a China, pertenecen a un lugar en el que se entienden y respetan. Y ese lugar, no importa geográficamente dónde está. Ni es geografía, ni es color de piel, ni es dinero.

    Imagino que cuando el niño del documental dice: aquí tengo una casa, unos amigos, una vida, sabe mucho mejor que cualquiera de nosotros (no adoptados) lo que casa, amigos y vida significa. Habla de ese grupo, su grupo.

    Se me ocurre que durante mucho tiempo añoraría a sus amigos de Nepal, y como cuando alguien muere, le costaría “olvidarse” de historias, de ellos, de su pasado… si mi hijo tuviese recuerdos de su pasado, intentaría escribirlos y dibujarlos para que no tema al olvido. Debe ser muy duro luchar contra el olvido, y además es innecesario luchar, vamos a olvidar lo que no necesitemos, pero por si un día lo necesitamos, estaría bien tenerlo en una carpeta. Tener algo así debe ser tranquilizador. ¿o hay cosas que no queremos recordar?

    Pero soy consciente de que no siempre es así el niño, la historia, los padres adoptivos y no siempre se consigue, aunque se intente, que un hijo adoptado encuentre ese lugar… cuando un niño ya ha tenido una familia, la cosa se complica muchísimo, eso lo reconozco. Pero creo que aún así, en la mayoría de los casos, ir a ver, saber, conocer y comprender, viajar a sus lugares de origen… creo que todas esas cosas les reafirman en dónde está su grupo y en muchos casos su grupo esta con las familias adoptivas…el problema es que no pueden elegir. La idea que vivir entre dos familias realmente (como esa familia que comentas que se ha trasladado a Etiopía) tampoco sé si es lo mejor para el niño.

    Eva

    • Eva, creo que estás poniendo el mejor de los escenarios posibles. Ojalá nuestros hijos se sientan como tú dices. Que aunque sientan que no pertenecen del todo a su país de origen ni a su país de acogida, si se sientan parte de su casa, su familia, su gente, sus amigos. Que encuentren su lugar en el mundo.

      Y que encuentren suficiente perspectiva para comprender, y perdonar si se tercia, tanto a su familia biológica como a su familia adoptiva.

      Ojalá.

      • Me estoy poniendo en el escenario del chico del documental.
        Es mi ejercicio de imaginación!
        Las cosas pueden salir bien, muy bien, pero el camino hacia la madurez es muy largo.

        Ya digo que sé que no pasa siempre. Yo estoy influenciada por muchas familias adoptivas de ninyas chinas, que no conocieron a sus familias biológicas ni tienen recuerdos. Parece más fácil … al menos ahora que son ninyas y no han mostrado muchos problemas de adaptación…pero no tienen NADA de su pasado.

        Eva

      • !Que los niños del documental son robados !leches!

    • Yo creo que con lo poco que habla el chico mayorcito es muy precipitado hacer juicios de valor y menos meterse en su piel.
      Las familias pobres de todo el planeta envían a sus hijos a estudiar fuera cuando se les presenta la oportunidad ( tristemente en forma de engaño en muchos casos) porque eso es una oportunidad para el niño y para la familia, y un niño que va a estudiar a un internado es un niño con mucha suerte por mucho que así tu no lo veas, es un intento de salir de la pobreza. Me parece un poco fuerte juzgar a esas familias ( ¿que pensaríamos si enviásemos a nuestros hijos a Irlanda a mejorar su ingles y nos los sacasen en adopción ? ) y si, evidentemente en Nepal son muy pobres e ignorantes y en Barcelona se vive mejor a todos los niveles , pero esa no es la cuestión me parece a mi , porque así lo justificaríamos todo por el bienestar material, y hasta podríamos irles quitando sus niños a los pobres para que con nosotros vivan mejor, y mira en mi ciudad hay un poblado de rumanos en chabolas con niños, pues voy y se los cojo para que vivan bien conmigo, aah pero no lo hago porque aquí me acusaran de secuestro y boba no soy , mejor me voy lejos…!!Por Dios!!
      Y no nombras al otro niño, el que si quiere volver y cuya madre adoptiva lo esta pasando muy mal. Una visión un tanto sesgada, la tuya del documental.
      De verdad que me he quedado ojiplatica con lo que has escrito.

      • No, no, yo me pongo con una mentalidad occidental y vivencias occidentales en el lugar de un adoptado que parece encontrarse bien en el lugar que está HOY.

        Ni he hecho YO juicios de valor, ni un resumen del documental. Sí he intentado meterme en su piel porque en su piel se ve claramente que no tiene claros sus sentimientos hacia su pasado (su expresión es evidente cuando habla de su pasado) y dice que se encuentra bien donde está y lo expresa como justificándose, luego tiene sentimientos enfrentados. Puedo equivocarme mucho, solamente es un ejercicio de imaginación, no es un credo ni una tesina sobre la vida de este chico.

        NO JUZGO, digo que creo que me costaría no juzgar si mis padres me hubiesen mandado a estudiar a no saben dónde…porque mi manera de querer es occidental, y en occidente si mandas a tus hijos a un internado tendemos a pensar que es una crueldad, ¿o no? aunque sea un internado en Suiza, consideramos un crueldad separar a los padres de los hijos. En mi ejercicio de imaginación, ese niño tiene mentalidad occidental (por eso dice que se encuentra bien en su casa, entorno etc). A ese niño le falta la vuelta de rosca que es comprender lo que es otra cultura, es muy joven, estoy segura de que más adelante comprenderá cómo son las cosas allí y no sentirá tanto rencor. Lo siento, yo creo que si estuviese en su lugar, lo sentiría así a esa edad.

        Jamás he juzgado a los padres de mi hija y te aseguro que como adulta que ha leído muchísimo sobre la preferencia de varón (que parte de una necesidad) y como ser humano, no me siento en posición de poder juzgar. Pero esa soy YO. Pero también estoy imaginando a un niño que se siente abandonado (como algunas amigas mías que han estudiado en internados), le tiene que costar mucho no juzgar. ¿no lo crees así?¿no crees que les duele y que se debaten entre el amor y el odio?. Yo sí lo creo. Sé que a mi hija le va a costar entender por qué la abandonaron.

        Y sé que en la adolescencia se juzga más que nunca. (por eso digo que creo que dentro de unos años ese mismo chico sentirá menos rabia y podrá no juzgarles e incluso comprender lo que tu me explicas Y YO YA COMPRENDO…es él el que todavía no lo comprende por su edad).

        No hago un resumen del documental, no paso nada por alto. he elegido a ese niño porque veo que se siente bastante bien después de lo dura de su vida y creo que eso es posible.

        He hecho un ejercicio de imaginación, como dice Madre de Marte, con ese niño desde lo que claramente se evidencia en el documental: que tenía una familia y que LAMENTABLEMENTE apareció en Barcelona donde sin duda, mi ejercicio de imaginación hubiese sido completamente diferente si acabase de llegar. Pero en este momento a mi me parece que se siente bien donde está. A pesar de lo cual, no justifico ni por un segundo que si vida es mejor aquí y ya podemos arramplar con todos lo niños que no tengan nintendo! NO, no lo he dicho, no lo pienso, y jamás lo pensaré. Me duele cada día que mi hija no se quedase con su familia biológica y sufra un abandono y ser diferente. ¿cómo voy a justificar eso?

        Y muy bajito que confieso que yo misma algunos días odio a los padres de mi hija por haberla abandonado, y eso que “gracias” a ese terrible hecho tengo a la persona que más quiero a mi lado…pero si yo un día les adoro porque ella es parte de ellos, y un día les detesto porque sé que sufrirá de por vida -no he dicho les juzgo, he dicho les detesto con las emociones más básicas- ¿cómo pensar que ella no lo hará?

        Pero sí creo firmemente que es posible salir “bien” de una infancia habiendo sido adoptado. No creo que uno se pueda ir de rositas, pero sí tener capacidad de decidir que las cosas no están tan mal y que uno se siente bien donde está. Que no todas las adopciones implican trauma insoportable de por vida. Que la vida es dura, la suya terrible, pero que la resiliencia existe y el respeto y que no todo es siempre negro, ni todo acaba fatal sin remisión.

        No. No decía nada de lo que has interpretado. No hablaba yo. Imaginaba lo que piensa ese niño HOY, no cuando llegó, ni dentro de 10 años. No he pasado por alto al que quiere volverse a Nepal, es que he elegido a uno que no estuviese torturado por el dolor…quizás el que quiere volver dentro de unos años no quiera. Lo cual, repito, no justifica nada. Solamente digo que una vez hecho el mal, no todo acaba tan mal. Es lo único que pretendo decir.

        En cualquier caso, ojalá no estuviésemos aquí ninguna hoy y nuestros hijos viviesen con sus familias biológicas y nunca les hubiésemos conocido. Nunca he dado a entender lo contrario desde MI perspectiva.

        Si no pensase eso, te digo lo mismo que dice Bone: ¿qué haría yo aquí?

        Saludos,
        Eva

  13. La verdad es que escribiendo es dificil transmitir lo que quiero decir. En primer lugar, en el caso de Etiopía, la ECAI es fundamental, de hecho es la que asigna y la que “busca”. Por supuesto que yo no adoptaría con ciertas ECAIs que todos sabemos que buscan a los niños y por eso no tienen lista de espera y van rápido. Tal vez no me expresé bien, parto de la elección de una ECAI que conozco, que cuando vas diciendo que tienes un CI para dos hermanos de entre 3 y 5 te dice que estadísticamente las probabilidades de que llamen a su puerta dos hermanos con un rango tan pequeño son bajísimas y que te puedes tirar años esperando (otras te dicen, no te preocupes, y te cogen el expediente y te asignan y después evidentemente los años no coinciden o sabe Dios), que te dice claramente que hay posibilidad de que el niño que te llegue tenga VIH y que tienes que reflexionar sobre ello, porque hay un periodo ventana inevitable y a la que después de la charla se le van bastantes padres a otras ECAIS que les prometen poco tiempo y adaptarse al rango que sea y que les dicen que seguro que no pasa nada que nunca les llega ningún niño con VIH, que no coge expedientes nuevos hasta que no asigna a los que tiene, tarde tres meses o un año. Pero al igual que el tema del VIH,y otros muchos, necesito reflexionar sobre todos los problemas a los que hipotéticamente me puedo encontrar y como me enfrentaría a ellos y de ahí mi reflexión. ¿Que haría si me pasa eso? ¿borrón y cuenta nueva?¿denuncia y lucha por los intereses de mi hijo? ¿contactar con su familia biológica? Bueno, lo que intenté explicar arriba tal vez sin mucha fortuna, si creyera que “TODO VALE”, evidentemente me iría a esas ECAIS que me prometen un rango de 0 a 2 en menos de un año (que si vais a los foros veis que es lo que les dicen a los padres).

    Yo sí parto una lanza por la adopción en Etiopía, es cierto que hubo mucho descontrol estos tres años anteriores, sobre todo por la sobredemanda de tener 11 ECAIS en un pais como España, pero también veo como el gobierno etíope se ha puesto las pilas, ha investigado, ha cerrado orfanatos (ninguno con los que trabaja la ECAI con la que yo tramité y si alguno de esas que van tan rápido), ha enviado a policias corruptos a la carcel y eso se ha traducido en que se han ralentizado las adopciones (en algunas de esas “rápidas” casi se han parado al cortarles el suministro con los cierres de orfanatos). Ha prohibido las adopciones con niños de padre y madre vivos (os recuerdo que Étiopía es como España, los padres pueden dar en adopción a los niños ratificandose delante del juez), da charlas para promover la adopción nacional primero (alguna madre me comentó que a ellos en su hotel les coincidió con una charla de adopción nacional en el hotel donde se alojaban) y evidentemente el que esté hoy por hoy en Etiopía y que espere que sea rápido va apañado. Todo esto redunda en beneficio del menor, estoy segura.

    P.D. En realidad no estoy adoptando en Etiopía actualmente, pero he dejado aquí mi reflexión porque eso es lo que pensaba y lo que pienso.

    • Bone, yo pensaba lo mismo de mi ecai… por las mismas razones que tú. Desgraciadamente, descubrí que no era oro todo lo que relucía, en su caso al menos. Ojalá no te pase lo mismo a tí. Para mí fue como la caída del caballo de San Pablo en la Puerta de Damasco… sólo que en vez de ver la luz, sólo vi la negrura más absoluta.

      • No idealizo a ninguna ECAI por supuesto, que detrás hay personas, pero lo dicho, las cosas han cambiado mucho ultimamente sobre todo gracias a que por fin el gobierno etíope está metiendo mano en el asunto. Antes el MOWA les daba el OK sin investigar nada y ahora hasta que no lo ven claro no hay “papelito”, la gente en los foros se queja de que no llega su papel,que el Mowa ya podía poner a mas gente para firmar, cuando en realidad quiere decir que hay algo que no está claro en su papel y lo están investigando De todos modos, tambien ha ayudado que USA se ha puesto las pilas y ahora hacen su propia investigación antes de darles el visado. Ahí si que veo la diferencia entre la administración americana y nuestra querida española. Puede que hayan tardado en reaccionar, pero una vez que reaccionan lo hacen a lo grande. Informaron del cierre de orfanatos en la página oficial del departamento de estado, las familias tienen un buzón en la embajada donde denunciar las irregularidades de su proceso y ayuda de la embajada, control por parte de la embajada de la veracidad de los papeles(ahora tienen que viajar dos veces) y nuestra administración hablando de que se ralentizan las adopciones porque sólo se harán 5 juicios al día sin plantearse nada más, al menos los americanos han cerrado ECAIs y todo el mundo sabe que aquí hay algunas con bastantes denuncias y nos e hace nada. Menos mal que esto redunda en la transparencia de la AI y lo más importante, en beneficio de los niños. ¿Te imaginas llegar a nuestra embajada y pedirle que nos ayude a confirmar la veracidad de nuestra documentación y a buscar a la familia biológica? ¿Veremos algún día el cierre de alguna ECAI en España? Por el bien de las familias denunciantes y de todas las que venimos detrás espero que sí.

  14. P.D.2: Si creyera en el todo vale, tampoco seguiría este blog. La mayoría de los adoptantes no quiere ni oir hablar de estos temas y menos reflexionar sobre ellos.

  15. Perdona, Eva. lo que quise decir cuando digo que “no deberías pintar nada en esa historia” es que si el peque al que adoptas en Etiopia (o en cualquier otro país) no hubiese sido “robado” a su familia para así llegar a la adopción internacional los “nuevos” padres vía adopción no pintarían nada en su historia, pues el peque estaría feliz y contento con su familia de nacimiento, a la que le “robaron”..
    En ningún moemnto dije que “si no hubiese adopciones no habría abandonos”…hasta ahí llego. Lo que digo es que lo ideal sería que ninguno de los que anhelamos ser padres por la vía adopción pudiesemos llegar a serlo porque no hubiera niños para adopción (sé que es algo irreal….).

    • Absolutamente irreal. Deseo que comparto, por otra parte…

    • Vivi, perdona, te entendí mal. Y desde luego (lo acabo de escribir por ahí arriba), ojalá no estuviésemos aquí, significaría que no había niños a los que adoptar.

      El problema es, en mi opinión, que ·”mesándonos los cabellos” de la inmundicia que hay en los procesos para conseguir niños para los países ricos, no conseguimos nada.
      Que todos estamos de acuerdo en que lo ideal sería que nuestros hijos viviesen con sus padres si estos así lo quisiesen.
      Que ser abandonado es horrible, saber que engañaron a tus padres y que ellos no sabían que no volverían a verte etc, todo es una mierda inmunda. Quien no lo piense así, repito a Bone, no está en este blog.

      Me sorprende mucho leer siempre “cuando se sepa toda la mierda que hay en China”… ¿hay mierda más mierda y más immoral que obligar a unos padres a tener un sólo hijo?. Ya sabemos lo que hay en China (dicho sea de paso, la ley les ha sacado de una espiral de hambrunas). No podemos hacer nada… nada más que denunciarlo, escribirlo y contarlo…y sabemos que caerán muchos inocentes por contarlo.
      El real y verdadero es la preferencia cultural del hijO, y ahí ya si que no tenemos nada que hacer.Absolutamente nada.
      No justifico que el que yo quiera un hijo implique que se lo puedan robar a una madre en China. Pero que los abandonos continúan a ritmo ligero (porque las ley sigue siendo la misma en la mayoría del país y la preferencia cultural también) y que las asignaciones han bajado brutalmente porque hablamos mucho de ello y hay muchos artículos, no lo puedo pasar por alto. No propongo cerrar los ojos y seguir hacia delante robando niños a sus familias. Propongo abrir los ojos de verdad y reconocer que pase lo que pase, siempre habrá muchos niños que salgan perdiendo. Y reconocer que lo inmoral no es solamente el robo, sino el hecho de que existan niños ilegales.
      El problema de China no es el robo de niños para darlos en adopción, es el hijo ilegal. Porque esa es la bandeja de plata en la que servir niños ilegales a los oficiales/orfanatos.
      No sé cómo lo hago, pero me ponga donde me ponga siempre me acabo sintiendo culpable. si adopto por contribuir al sistema corrupto y si hablo/denuncio, porque sé que muchos niños crecerán en orfanatos para “callarme”.
      No tengo dudas, sé que hay que denunciar, pero no me salvo, también detrás de eso hay culpa y sufrimiento de niños.

      Hay dos cosas que “arreglar”:
      una es arreglar lo que pasa allí, para lo cual hay que denunciar a las ecais que hacen todas estas mierdas y a los organismos que lo saben y cierran los ojos: ¿hay que denunciar a las ecais ante los organismos cómplices? … entonces hay mucho más trabajo.

      otra: el niño que está aquí. Esta es la más realista de arreglar a corto plazo: ¿qué hacemos?¿cómo lo hacemos? Lo siento, no encuentro otra respuesta: respeto, dedicación, amor, información, realidad, paciencia y “fe/optimismo”. Si yo no pensase que conseguiré que mi hija sea una adulta con un dolor lo suficientemente pequeño como para hacer una vida normal e incluso para “mirar hacia atrás sin ira”, no podría educarla sin pavor,
      Creo que a pesar de toda esa desgracia, mentira, dolor, abandono…a pesar de todo, el ser humano (no sólo los adoptados) tiene capacidades extraordinarias de superación.Y mi hija, además de esa capacidad, tiene una madre que no se rinde. La otra madre le dio unos genes envidiables. No lo tiene tan mal. Ni mi hija ni la tuya. Tienen toda una vida para fabricarle la cuarta pata a su silla.

      No justifico nada, quiero ser optimista informada.

      Yo adopté porque quería ser madre, una madre que cree que todo tiene arreglo cuando se pretenden cosas realistas, y más cuando se trata de un niño.

      Eva

  16. La verdad es que el caso de Etiopía era más “reclutado” que “robado”, es decir, muchos padres los entregan “voluntariamente”, incluso se ratifican delante del juez, porque unos “buscadores” van por los pueblos recomendandoles que den en adopcion a sus hijos para que vayan a estudiar y ya volveran de mayores.No les explican claramente que rompen todo vínculo con la familia biológica y que no los van a volver a ver. De ahí que ahora el gobierno etíope haya decidido no dar en adopción niños con ambos padres vivos, para evitar esa práctica por la que salían tantos niños en adopción y que produjo el boom de las ECAIs.

    • Es verdad. Aunque también es verdad que en Etiopía es fácil falsificar documentación y convertir en huérfanos niños que no lo son (ya se ha hecho, de hecho, incluso antes de que el Gobierno tomara esta decisión, es decir, cuando no era necesario… siempre me pregunté por qué).

  17. No conozco el proceso de adopción en Etiopía, pero por lo que leo entiendo que los niños que salían en adopción internacional no necesariamente eran huérfanos y en caso de que su padre, madre o ambos vivieran, ¿los niños podían salir en adopción internacional sin el conocimiento de sus padres?
    ¿No había un proceso previo por el cual a los padres se les retiraba la tutela de sus hijos?
    ¿Se hacía creer a los padres que los peques iban al extranjero “temporalmente” y que el vínculo con su familia de nacimiento no se rompía?
    ¿Eso era antes?
    ¿Y ahora ?
    ¿Cuándo cambió el procedimiento?

  18. Hola Vivi
    De Etiopía han salido niños en adopción que habían sido dejado temporalmente por sus madres en orfanatos y sin su consentimiento salieron, niños no huérfanos con papeles falsificados para tener mas facilidades en el juicio ( antes) niños a cuyos padres dijeron que el niño se iba a estudiar A ADDIS ABABA, en fin un poco de todo, estos son solo unos pocos ejemplos.
    También han salido niños con el teléfono del padre en el bolsillo para que llamasen a su llegada ( niños convencidos de que venían a estudiar y luego volvían) , han salido niños incluso de clase media.
    Estos son solo unos ejemplos.
    Una historia de las mas surrealistas: chica de 21 años novia de uno que trabajaba en el orfanato donde estaban sus dos hermanos pequeños para salir en adopción, el novio le consigue papeles que digan que tiene 14 años para salir con sus hermanos y ser adoptados los tres, y que cuando tenga la nacionalidad diga la verdad de su edad para casarse con el y así el emigra a USA…están saliendo “niños y niñas” con hasta 7 años de diferencia con su edad real.Son pequeños y delgaditos, y parecen más jóvenes.
    En Etiopía no quitan tutelas a nadie, no hay servicios sociales de protección a los niños. Los niños ya eran mercancía y eran traficados antes de la AI.
    Ahora se dice que se controla más, desde hace unos meses. pero hay ecais que siguen trayendo bebes rapiditos, tienen bien untados a los que están en el tinglado.

    • ¿alguna de las madres adoptantes en Etiopía de este blog habéis denunciado a vuestras ecais?
      ¿qué ha pasado?

      Creí que la adopción en Etiopía estaba practicamente cerrada.
      Eva

    • También han salido niños cuyos padres sabían que iban a ser dados en adopción, que aceptaron darlos en adopción… pero que probablemente no los habrían dado si no hubiera habido un buscador de niños que les hubiera convencido de ello. Que, quizás en algunos casos, les presionó… que llegó al pueblo con una lista en la que se pedían tantos niños de tales edades (esto me lo han narrado dos familias distintas, que no se conocen entre sí, y que localizaron a la familia biológica de sus hijos)… Familias biológicas que, quizás en algunos casos, no entienden exactamente qué implica la adopción, o no lo entienden como nosotros (en Etiopía, la adopción es simple, no rompe filiación con la familia biológica)… que se creyeron, porque se lo dijeron o porque ellos mismos lo dedujeron, que tendrían contacto con sus hijos, o al menos información… que pensaban que les estaban dando una oportunidad, porque se les habló de esa oportunidad de llegar a Europa, pero no del dolor que implicaba, también para los niños, una ruptura como esta…

      Niños que vienen de familias que, con mucho menos de lo que nos gastamos en la adopción, los habrían sacado adelante sin problemas.

      Y también han llegado, sin duda, huérfanos auténticos y niños abandonados por su familia biológica, y niños que han sido maltratados,… El problema es cómo distinguir a unos de otros antes. Cómo tener garantías que los tuyos están en el segundo grupo y no en el primero.

  19. Hablando en general y no solo de las madres de este blog claro que han habido denuncias y bastantes de diversas autonomías , pero las administraciones las tapan o pasa de ellas, hay muchos intereses creados, llegando al absurdo de obligar a familias que han denunciado a su ecai a hacer el seguimiento con la susodicha ecai.
    USA debido a las denuncias de sus ciudadanos si que esta intentado hacer algo a través de su embajada, pero España pasa, porque además aquí como hay competencias autonómicas puede que por ej Andalucia no deje adoptar en Etiopía ( o donde sea) pero Murcia si.

    • Lo de las competencias autonómicas en el tema de adopción, es uno de los peores lastres que tiene España. Una lista única y nada de una ECAI por comunidad, que son 11, es una burrada para cualquier país, yo creo que aumentan “la demanda” desproporcionadamente y cada administración guarda los trapos sucios de su ECAI y nadie le pone el cascabel al gato (por no querer hablar de obstrucción a la justicia)

  20. Quiero felicitar a la autora, creo que es hora de ir denunciando todo este tinglado de ECAIS que o venden humo o facilitan la corrupción en los países en desarrollo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: