familia monoparental y adopción

La semana pasada se celebró en Barcelona un Congreso sobre “La triada en la adopción, el acogimiento y la reproducción asistida: el lugar de la familia de origen” organizado por AFIN.

Por razones de logística familiar y laboral, yo no pude acudir, pero M. sí pudo hacerlo y me ha dado permiso para compartir sus impresiones de las distintas ponencias.

La que más le impresionó fue la que hablaba de la maternidad y paternidad subrogada o los vientres de alquiler, con la presencia por videoconferencia de la Dra Nayna Patel, directora de la clincia Akanksha en Anand, Gujarat, India.

Comparto con M. la idea de que se puede hablar de esclavitud, trata de órganos y violencia de genero. Y por supuesto, de negocio.

“Hay una mujer que necesita desesperadamente un bebé y no puede tener su propio hijo sin la ayuda de una madre sustituta. Y en el otro extremo está esta mujer que tanto quiere ayudar a su propia familia—” dijo Patel. “Si esta mujer quiere ayudar a la otra… ¿por qué no permitirlo?… No es por una causa mala. Están ayudando unos a otros para tener una nueva vida en este mundo.”

Así se explicó la Dra Naina Patel, la directora de una de las clínicas pioneras en la región de Gujarat, a través de la vídeo conferencia (estaba prevista su asistencia pero no vino) .Las madres de alquiler son indias muy pobres son que prestan sus servicios (o sea su útero) a extranjeros e indios ricos. La doctora, que publicita abiertamente su negocio, respondió sin pensárselo a las preguntas y suele defender en foros internacionales su trabajo y su opinión. Incluso está convencida de que esta haciendo una labor humanitaria: así las indias pobres pueden comprar una casa, repararla, pagar la educación de un hijo, sin aclarar el porque de la diferencia entre las cantidades cobradas por ella y las que reciben esas mujeres.

Presentó algunos casos de parejas occidentales que no podían tener hijos (por cáncer, cirrosis tetraplejia) cuya única posibilidad de tener hijos eran los vientres de alquiler de estas mujeres indias pobres.

Mostró a las mujeres indias que habían sido vientres de alquiler en sus hogares “renovados”, en sus pequeños negocios. Ella parece -según sus palabras- que se cree una especie de ONG que ayuda a las dos partes a cumplir sus sueños, el de unos ser padre y madre y el de las otras salir de la miseria o ponerle parches a esta.

También le daba mucha importancia al hecho biológico, a que los niños llevaban material genético de la pareja que quiere tener el hijo y eso es muy importante para las personas (según ella).

Ninguna referencia al proceso de sobreestimulacion ovárica al que las mujeres cuyo vientre alquilan se han de someter y que me da que debe ser muy bestia para conseguir resultados, (porque en caso de pareja heterosexual puede que la donante de óvulos sea la mujer, pero en caso de que se necesiten óvulos por ausencia de ellos en la madre contratante o ser una pareja gay, para mí esta claro que los óvulos y el vientre de alquiler son los mismos), ninguna referencia a qué pasaba cuando los embriones eran mas de uno y la pareja contratante solo quería uno, y por tanto la mujer india había de someterse a abortos forzosos, ninguna referencia a qué pasa si la madre india no quería seguir adelante con el embarazo, en fin todo muy ideal y casi anecdótico el hecho de que sean las mujeres mas pobres, desesperadas y de castas mas bajas las que se ofrezcan a ello, alquilando lo único que tienen. Tampoco dijo cuantos embarazos se permitían a cada mujer en estas condiciones.

Lo siguiente esta sacado de internet, porque la Dra. Patel no habla de los sentimientos de las mujeres indias que alquilan sus vientres más que para decir lo afortunadas que son por poder ganar dinero. Si dice que las leyes que regulan los vientres de alquiler en los Estados Unidos tienden a proteger mucho a las madres de alquiler. “Hay muchos casos en que tú eres la madre biológica y ella (la madre de alquiler) te chantajea. No te da el bebé y, si no pagas, no te lo deja ver.

Y por supuesto no se plantea lo que pensara el niño o niña el día de mañana.

La casa de los vientres de alquiler de la clínica de la Dra Patel.

La historia de Rajubhai es común en la ‘casa de los vientres de alquiler’ donde vive con otras 39 mujeres, también de origen muy humilde, embarazadas de otras parejas. La casa se encuentra a diez minutos de la clínica. Cada habitación cuenta con dos o tres camas, y la casa tiene cierta apariencia de un pabellón de hospital.

Las madres de alquiler, vestidas con ropas holgadas y multicolores están sentadas, estiradas, miran la televisión o conversan entre ellas. En la sala cuelga la fotografía de un niño que gatea y la frase: “!Ahora es el momento de ser feliz!!” La mayoría de las mujeres es la segunda vez que están allí y darán a luz mediante cesárea. “Tenemos que cortar nuestras barrigas por dinero”, dice sin tapujos Anjuman Pathan, una mujer de 30 años de ojos pequeños y oscuros. “No es nada malo ¿no?”. La ácida frase de Pathan da una visión del mundo de las madres de alquiler y del precio que éstas pagan para alcanzar sus sueños. Si bien Patel pide como requisito que los esposos y la familia inmediata estén de acuerdo en poner en alquiler el vientre, casi todas se ocultan de sus comunidades y vecindarios por miedo al ostracismo.

El tiempo que pasan en la casa de los vientres alquilados crea un sentimiento de hermandad. Aunque disfrutan del descanso y la atención, que no tendrían en sus propios embarazos, tienen que soportar la falta de libertad y de la compañía de sus esposos e hijos, viviendo confinadas en el centro durante todo el embarazo. Sus familias están autorizadas a visitarlas los domingos, pero ellas no pueden salir del recinto excepto para acudir a los chequeos médicos o en caso de una emergencia familiar.

“Cuando iba de visita, veía a esas mujeres estiradas todo el día”, dice Kantibhai Motibhai, el esposo de Shardaben, que por dos veces ha sido madre de alquiler. “Cuentan los días que les faltan para regresar a sus hogares. Pero creo que esto funciona bien. Para nosotros lo importante es el dinero. Para ellos, lo principal es el bebé”. Los dos hijos alumbrados por Sharda han permitido a esta pareja alquilar una tierra cultivable y ganarse la vida con lo que sacan de ella, han comprado búfalos y venden su leche, adquirieron una motocicleta, invirtieron en la educación de sus hijos y ya tienen una cuenta de ahorros en el banco. También madre de alquiler por segunda vez, la nepalí, Diksha Gurunga, lo tiene claro: “Tienes que perder algo para ganar algo y lo que ganamos es mucho más de lo que perdemos”.

Para mí -personalmente- este sistema de ser padre y madre en la India parte de una desigualdad tan acusada que roza la esclavitud, la trata de órganos y la violencia de genero.

Estas mujeres gestantes no tienen derechos. Ellas no pintan nada, solo son mujeres pobres que alquilan sus vientres por desesperación económica.

A ellas se le controla todo; su cuerpo, su libertad, sus emociones. Y a los padres contratantes nada.

Cualquiera puede ser padre o madre de esa manera.

Lo cierto es que sobre la realidad del alquiler de úteros y lo que pasa en esas clínicas con esas mujeres no sabemos nada. Solo nos llega la parte que quieren que veamos.

En la India el alquiler de vientres se caracteriza por basarse en una relación de explotación entre personas de castas altas ( indios o blancos) y personas que viven en situación de extrema indigencia.

Este nuevo fenómeno de gestación está convirtiendo a las mujeres más pobres de India en el vientre del mundo, y de hecho la propia Dra. Patel los denomina orgullosamente “Uteros del Mundo”. Hasta suena a ONG…

Anuncios

Comentarios en: "Crónicas desde el Congreso de AFIN. 1. Vientres de alquiler" (29)

  1. Me corre un frío por la espalda….

  2. Idem

  3. Todo esto sale en el documental “Google Baby”( http://www.megavideo.com/?v=E571NLXG ) que ya he recomendado en alguna ocasión, de hecho la parte india es en la clinica de esta señora. A mi me impactó muchisimo, es la nueva exclavitud del siglo XXI de las mujeres del tercer mundo, sobre todo porque sus maridos son los que consienten y se llevan la pasta. Es tristísimo y no se como los padres cuando los hijos sean mayores son capaces de decirles como los han gestado. Para que no se “encariñen” y reclamen a los niños, los óvulos de las donantes son distintos a los de la del vientre de alquiler y si los padres por agenda no pueden llegar el día del parto contratan a otra india distinta a las otras dos para que lo tenga en brazos hasta que llegue. No tiene desperdicio, la verdad es que en el documental no se cortan nada enseñando el sufrimiento de las indias pariendo a un niño al que no pueden ver y viendo a sus hijos solo unas cuantas veces en los 9 meses que las van a visitar como si estuvieran en la carcel y otras dicen que se van a USA una temporada para no pasar la verguenza y en esos 9 meses no ven a sus hijos. Las ceban como vacas de engorde. Además, todas las indias que son madres de alquiler tienen que tener previamente al menos un hijo para garantizar que no tienen problemas de fertilidad.
    No todo vale para tener un hijo.

    • Tienes razón, lo has recomendado otras veces (y yo aún no he sacado tiempo para verlo… ¡¡más deberes!!) Es inhumano. Se preguntaba una amiga, y creo que es una buena pregunta, si la gente que cree que esto es lícito, que es una decisión que toman esas madres indias, verían igualmente lícito que estas mujeres vendieran un riñón o un trozo de hígado para pagarse la vivienda o los estudios de sus hijos. ¿No, verdad?

      Yo tampoco creo que todo vale.

  4. Yo no sé cómo decir esto sin que suene mal…Hemos llegado un punto de uso y abuso de la ciencia insoportable. Todo vale, sea lo que sea, para conseguir un objetivo en principio lícito, ser madre/padre.
    Tratamientos de fertilidad llevados a las últimas consecuencias, vientres de alquiler…
    Me descorazona mucho ver como somos capaces de tanto malo.
    Y lo digo yo, que pasé por un discernimiento importante por problemas de fertilidad y que tengo un marido científico en casa.

    • Suena mal. Pero no suena mal lo que dices: suena mal a lo que haces referencia.

    • Yo no creo que haya que echar la culpa a la cienca… la culpa no es de la ciencia sino de las personas o goviernos o leyes que utilizan esos avances científicos para algo reprobable… como se ha dicho muchas veces, lo malo no es la ciencia sino el uso que se haga de ella. Los avances científicos nos permiten estar aquí, existir, comer, vestirnos, tener agua potable, tener un coche e incluso ser madres o no morir con 2 años… La ciencia es necesaria e inevitable, vamos a educarnos en ella y vamos a utilizarla dentro de unos términos aceptables y justos… eso está en nuestras manos.

  5. Acabo de ver el vídeo que enlazas, me deja de piedra la absoluta frivolidad con la que se plantea “la empresita transnacional” y fructífera, por lo que parece. En él aparece una idea que me parece importante, casi todo el mundo está de acuerdo con que es un abuso, explotación, etc en India, pero en EEUU se plantea como completamente distinto. Sobre este tema se dice que en EEUU está bien, porque las mujeres que quedan embarazadas no necesitan el dinero.

    No sé si es un estereotipo que me he formado yo pero es que a mí me parece tanto peor. La frivolidad que plantea la donante de óvulos (CONSTE LA ENORME DIFERENCIA ENTRE SER DONANTE Y MADRE DE ALQUILER) que con ése dinero reformarán la casa y comprarán armas brillantes , pero si se muere de cáncer por la sobreestimulación, habrá sido el destino…¡manda ovarios! me resulta de un materialismo extremo. El mismo materialismo que nos lleva pensar que ésto es un “camino diferente” pero igualmente válido para ser padres o madres.

    No puedo juzgar a la madre que “alquila su vientre” para ayudar a sus hijos, pero desde luego que juzgo a quien lo hace para “reformas en el chalet”. Dudo que las madres indias estén siempre en el primer grupo y las estadounidenses en el segundo. En cualquier caso ellas son parte de un todo que abarca empresas, clientes y sociedad en general .

    Y lo que no tiene nombre es que o me rodeo de gente muy frívola (que es posible) o no sé muy bien de qué, pero especialmente después de que Miguel Bosé presentara a sus hijos escucho comentarios mas benévolos con la maternidad subrogada. ¡y no me lo explico!…Me alegra leer en este planeta marte que no soy tan rara, porque en parte de mi planeta habitual me siento de júpiter..,

    ¿todo vale?
    ¿cuánto vale todo?
    ¿la gente se compra? ¿las madres se alquilan? ¿los hijos se compran?…

    Muy interesante la entrada, me hubiera gustado oír la conferencia…
    Y habrá que escuchar a los niños …

    • A mí me resulta más difícil juzgar a las madres que alquilan, o subrogan su vientre… que a las madres o padres que alquilan el vientre de otra persona para gestar a su hijo, como si fuera una parcela. Me recuerda a cuando se habla de corrupción, en Adopción Internacional, por ejemplo, cuando se dice que se dan donativos porque en los países de origen de nuestros hijos hay mucha corrupción. ¿No es igual de corrupto el que corrompe que el que se deja corrumpir?

      La diferencia es que a las madres que alquilan su vientre, a veces, les va la vida en ello. A nosotros no. Por muchas ganas que tengamos de tener hijos.

  6. Hace tiempo ví un documental que no sé si será el mismo que recomienda Bone.Eran varias partes y otra de ellas hablaba sobre la venta de riñones,creo recordar que era en Méjico,en un pueblo al que muchos llamaban ya el pueblo de los uniriñon,muy fuerte como muchos habitantes de dicho pueblo se iban levantando la camiseta ante la cámara para enseñar su cicatriz,habían vendido uno de sus riñones por cuatro duros.
    No lo entiendo,no entiendo que se pueda llegar a tal punto de explotación humana.
    Muy triste.

  7. Ufff, me recorre el cuerpo un escalofrío. Evidentemente no todo vale y ese es el motivo por el que muchas adoptantes que nos negamos rotundamente a falsificar un papel o mentir un poquito vemos en peligro nuestro camino hacia la maternidad. Yo lo tengo claro: “no voy a ser madre a cualquier precio”. Precioso testimonio. Besos

  8. A mi hasta cierto punto el vientre de alquiler en USA me parece moralmente mas correcto (dentro del rechazo que me produce). Es una transacción entre dos familias y en el caso de la mujer, es su decisión y no hay condicionantes externos como incultura o pobreza (que lo haga para comprar armas o una tele nueva es su problema) y por lo tanto que paguen el precio que piden, pero que para ahorrar costes lo hagan en un pais donde las mujeres son propiedad de sus maridos, explotadas y planteandoles la disyuntiva de una vida mejor para sus hijos o seguir en la pobreza, es lo que me parece totalmente inmoral.
    Esto me parece la misma disyuntiva de una prostitución de lujo, donde una mujer decide “vender” su cuerpo a cambio de varios miles de dólares para vivir como una modelo y las inmigrantes de la esquina, explotadas y sin capacidad de elección real.

  9. Sí,
    me refería a que desde el punto de vista de la mujer que subroga su vientre, me parece mas lógico que lo hagas por necesidad que por mejorar económicamente. Dentro de lo MALO, y desde un punto de vista externo, desde la sociedad en general o desde el cliente, me parece que es una decisión mas libre cuando no es desde la necesidad. pero hay veces que creemos que mantener un determinado nivel de vida es una necesidad…

    • A veces me enrrollo y hago un lío yo solita…

      En resumen, estoy de acuerdo contigo madre (me consta que lo sabes porque hemos hablado de esto mas veces). Los hipócritas somos la sociedad “CLIENTE” que buscamos argumentos y justificacciones para hacer parecer ético lo que es un abuso.

  10. NO veo la diferencia entre el vientre de alquiler en USA, al que recurren los famosos famosísimos cuando se les ocurre que quieren tener un bebé (Ricky Martin, Tita Cervera, Elton John, Miguel Bosé……)
    A lo mejor soy un poco radical, pero…lo veo como tráfico de menores, con la diferencia de que aquí el acuerdo o transacción económica se pacta antes de que el bebé haya nacido.
    Que diferencia hay entre el vientre de alquiler y comprarle su bebé a una mujer recién parida cuando está saliendo del hospital?
    Que de repente Miguel Bosé, por ejemplo, a los 55 años decida que estaría bien tener un hijo y recurra a un vientre de alquiler….me repatea.
    Se nos olvida que no existe un derecho a ser padres.
    Esta es la prueba de que en esta sociedad y en este mundo, con dinero se puede hacer y conseguir cualquier cosa…..patético.
    Llegamos a un punto en el que parece que todo vale.

  11. Claro eso es, justo lo que dice Vivi, adultos que no han madurado y que como los niños compran el juguete que les apetece en ese momento. No hay barreras, en los mundos de Yupi todo es posible.

    Yo encuentro absolutamente inaceptable el asunto, tanto que aunque no hubiese dinero de por medio tampoco me vale. Es decir que si quién hace la oferta de acoger en su vientre un hijo para mi, fuese por ejemplo mi hermana, y lo hiciera por amor, me sentiría incapaz de aceptarlo, incluso aunque la ley me lo permitiese.¿Cómo voy a permitir que otras personas vivan una experiencia, cuyas consecuencias son absolutamente imprevisibles para su salud mental?, no podemos jugar a ser dioses.

    • Yo el ejemplo que planteas Concha lo veo diferente.
      Es arriesgado, pero en el peor de los casos se podría compartir el vínculo, la historia para el bebé que nace es limpia y no juega con compra- venta de seres humanos. La relación entre las madres es libre, solidaria…
      No niego la complejidad, pero si me pudiera creer lo de la solidaridad (cuando entra el dinero me lo dejo de creer), me parecería diferente.

      • la relación entre las madres puede ser libre, solidaria, pero ¿estamos seguros de como puede evolucionar despues de semejante experiencia?

    • Yo tampoco pediría a nadie que gestara a mi hijo… sin embargo, en una ocasión me vi en la tesitura contraria… y sé que sí ofrecería a mi hermana la posibilidad de gestar yo el suyo. Lo que son las cosas.

      (Finalmente, mi hermana no ha tenido hijos, y yo no he gestado ni siquiera a los míos).

      • ¿Y tú te ves capaz de pasar por una experiencia así y salir equilibrada?

      • ¿Menos equilibrada, quieres decir? No lo sé, no llegué a pensar tanto. Sé que ante una situación (que luego se resolvió), fue lo que me salió decir.

        Agradezco no haber tenido que pasar por esta experiencia.

  12. Claro Madre, muy bonito y solidario tu gesto, menos mal que solo se quedó ahí. Desde el punto de vista de la ciencia, es posible hacer estas cosas, lo que no podemos controlar son las emociones que nos generan, a malas, si solo fueras tu la vícima, eres adulta y tendras que apañartelas con las consecuencias, pero y tu sobrino-hijo o lo que fuese, los niños en contra de lo que nos gusta pensar a los adultos, no van a sentir lo que nosotros queramos que sientan, y no creo que tengamos derecho a hacer experimentos con quién no tiene oportunidad de decidir.

  13. “Para mí -personalmente- este sistema de ser padre y madre en la India parte de una desigualdad tan acusada que roza la esclavitud, la trata de órganos y la violencia de genero”
    Yo no sé si habéis estado en India, yo sí, y las mujeres parias, siempre, siempre, viven como esclavas, esclavas de sus maridos, del trabajo, de sus hijos, de la sociedad, CUALQUIERA tiene TODO el derecho sobre ellas, viven en chabolas con suerte, o en los márgenes de la carretera con 4 palos que sustentan una tela, y así en invierno (porque en las zonas centro y norte hace frío, bastante), y también en los monzones, y tienen hijos a los que no pueden alimentar, condenados a ser parias, aunque la ley prohíba el sistema de castas.
    ¿porqué nos echamos las manos a la cabeza? No digo con esto que la sociedad occidental deba aprovecharse de su circunstancia, pero en el fondo, ¿todos los padres adoptantes en AI no nos aprovechamos de la pobreza, el tipo de sociedad…de los países de origen? claro que sí, pues en España hay que esperar años, y años, y años, y no estamos dispuestos.
    ¿unos han nacido ya y otros son por encargo? claro que sí, pero en India, muchos de los nacidos están en los orfanatos, pero otros muchos, están en la calle, solos, desde los 3 años, se agrupan y protegen entre ellos, con edades de 4 a 6 años cavan zanjas y ponen tuberías que llegan a los hoteles de lujo y a las zonas de las castas de brahamanes, embajadas…
    No sé, pero si yo fuera mujer en India, no tendría dilemas morales, tendría un hijo detrás de otro para que los que están en el seno familiar tuvieran un techo con un catre (tampoco consiguen mucho más pues nadie les venderá una casa).
    Y, repito, no justifico a los occidentales, pero en este caso, esto ni ayuda ni mejora el problema de las parias en India, pues el problema radica en el país, sus creencias, su sistema social, su legislación que aunque prohibe las castas, es permisiva, su odio entre religiones, la discriminación entre los mismos hinduístas…

    • Muy buena reflexión. Yo personalmente, solo puedo decir que no quiero tomar parte en ello. No más de lo que lo hago por el simple hecho de haber nacido en la cara buena del mundo…

  14. Estais hablando de algo que no teneis ni idea. Como me duele leer estos comentarios

    Padres españoles esperando nuestra esperanza en india. Y con la cabeza bien alta.!!!!!!!!!!

    • No, Isabel, estamos hablando de algo sobre lo que tenemos muchas ideas… aunque sean distintas a las tuyas.

      Si quieres participar en el tema con datos, argumentos, experiencias personales, opiniones… eres bienvenida. Seguro que será interesante y enriquecedor, y quizás consigas que veamos puntos de vista que hasta ahora no nos hemos planteado. Si te limitas a descalificar a los que piensan distinto… no llegaremos muy lejos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: