familia monoparental y adopción

As time goes by

De las Navidades de mi infancia recuerdo la excitación, mi incapacidad para comprender el mal humor de mis padres, las prisas, el ¿no nos vamos, no nos vamos, no nos vamos? , las llamadas de mis abuelos: ¿Pero todavía no habéis salido de casa?

Los regalos, la comida tradicional, idéntica año tras año, los comentarios idénticos, año tras año, el encuentro con la familia, los primos, los tíos, los primos segundos, los tíos lejanos, esos amigos de la familia que nadie sabe exactamente cómo pasaron a formar parte del paisaje navideño.

El Belén de mi abuelo, idéntico año tras año, el árbol enorme lleno de bolas y estrellas que me parecían preciosas, los días de fiesta en casa de los abuelos, que nos solían llevar a ver los belenes de la Iglesia de Belén, en las Ramblas de Barcelona, la carta a los Reyes.

El frío.

Desenvolver los regalos, la ilusión de antes de desenvolver el regalo, la ligera decepción al verlo, nunca exactamente cómo lo habíamos imaginado. Las nancy a las que año tras año terminábamos arrancándoles la cabeza. Las vías del tren eléctrico. Los madelmans de mis primos, que siempre deseé y nunca me atreví a pedir. Los comentarios fuera de lugar (“es un regalo pequeño, tía, pero yo me conformo”).

L’escudella y la carn d’olla, el plato de pescado, el plato de carne; los turrones y el champán. Las tías de mis abuelos, achispadas por la falta de costumbre. El verso subidos encima de una silla, y las monedas en pago. Los villancicos.

Los primos pequeños, cada año un año más grande.

Subir después de la comida a la casa de mis tíos a ver en el vídeo E.T., un año tras otro.

Volver a casa, cargados de regalos, cansados y llorosos.

¿Cuándo dejó de gustarme la Navidad? ¿Cuándo dejaron de gustarme las luces y las bolas brillantes y los rituales repetidos, y los abrazos forzados? ¿Cuándo empecé a aborrecer las pilas de papel de regalo, los excesos de dulce y el consumismo exacerbado? ¿Cuándo comencé a detestar los villancicos?

Las Navidades de ahora son mucho más comedidas. Buena parte de la familia extensa ha desaparecido de la órbita, las grandes comidas con veinti-tantas personas desaparecieron a la vez que mis abuelas, nadie tomó el relevo. Ya no hay langosta ni cordero, ni siquiera escudella y carn d’olla: comemos  más ligero, hacemos menos regalos, decimos menos mentiras.

Y sin embargo…

Este año, el Día de San Esteban lo celebramos en mi casa. Con mi hermana y mi cuñado, mi padre y su mujer, mi tía y mi primo. Y a las 2 de la tarde parecíamos una familia italiana, todos gritando y cocinando a la vez, pasándonos platos con aperitivos mientras esperábamos que se cocieran las setas, abriendo las botellas de vino y turnándonos para entretener a los niños.

Fue un día hermoso. Y divertido. Y pensé que el año que viene lo repetiremos.

Y que quizás dentro de 20 años mis hijos recuerden estas Navidades que para mí tienen un punto de tristes como algo cargado de belleza, nostalgia, afecto. Esperanza.

Anuncios

Comentarios en: "As time goes by" (2)

  1. A mí me gustan las Navidades. Y las de este año están siendo (falta Reyes) muy buenas.
    Ahora, además, como tú dices, somos nosotros los que vamos haciéndolas buenas o malas, dignas o no de recordar con cariño, para ellos. Vamos, como en tantas otras cosas, contribuyendo a formar sus recuerdos. Y me parece una bonita responsabilidad.

    Muy feliz año nuevo, de corazón, Madre. Un beso.

  2. Me alegro. Creo que una Navidades bonitas son toneladas de buen bagaje para el futuro… Las nuestras también están siendo hermosas, a falta de los Reyes, que es mi fiesta favorita.
    Feliz año nuevo también para tí y para los tuyos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: