familia monoparental y adopción

Foto

Esta foto ilustraba esta noticia de hoy sobre la hambruna en el Cuerno de África.

Estos niños somalíes me han recordado ¡tanto! a B. cuando le conocí: la misma manera de sentarse en cuclillas (como se hace en todos los lugares del mundo donde en el suelo hay serpientes, insectos y otros peligros que es mejor tener apartados del cuerpo), cómo corría por el monte con los pies descalzos, cómo se dirigía a cualquier charco que hubiera en el camino cuando tenía sed.

B. ha cambiado mucho: ya no se pone en cuclillas, lleva zapatos casi siempre y los charcos sólo los ve como diversión asegurada. Pero, ¿cuánto ha perdido en el camino?

Anuncios

Comentarios en: "Foto" (17)

  1. Pregunta difícil de contestar. Cuánto ha perdido pero estoy segura de que también habrá ganado en el camino. Besotes

  2. ¿Qué piensan nuestros hijos? Mi hija ya me ha dicho varios veces: Vosotros no sabeis que es estar tres años sola en un orfanato. Lo que ha perdido lo perdió. Ella vive y disfruta de lo que ha ganado. La vida se abre para ella y en su camino buscará o no lo que perdió… y si lo hace quizás lo encuentre o quizás no… Solo un deseo que nunca se pare, que siga hacia adelante, aunque a veces vuelva la vista hacia atrás.
    un abrazo

    • Es una pregunta que supongo que podríamos hacernos todos: cada decisión abre un camino, y cierra otro.

      Es curioso, porque de mi hijo pequeño, que estuvo casi 2 años en un orfanato, nunca me he pregunto cuánto ha perdido saliendo de allí. Pero mi hijo mayor venía de una realidad muy, muy distinta… Y sí, él creo que perdió muchas cosas en el camino. Ganó otras, claro… sólo a él le corresponderá hacer balance.

  3. A mi una de las cosas que más me duele cuando la pienso es que mi hijo ha tenido que perder mucho para que la consecuencia es que está conmigo y soy su madre y lo felíz que me siento. Me duele ya al escribirlo. La vida es un mirar adelante y hacia atrás constantemente, avanzar en lo bueno y e intentar que no te lastre lo malo. Mi hijo cada vez que ve la hambruna en la tele se pone triste, tengo claro que se da cuenta perfectamente que los niños desnutridos siempre son negros, así que toca hablar de las injusticias del mundo aunque con 5 años no se lo que capta y lo que no.

    • Tienes razón. A mí también me duele pensar que he fundado una familia sobre pérdidas previas. Que para que ellos llegaran a mí, tuvieron que perder tanto.

      B. también se fija en estas cosas, claro. “En África son pobres”, dice. Cuántas conversaciones, cuantos matices, cuantas reflexiones van a hacer falta para ir integrando todo lo que rodea a nuestra historia como familia.

  4. Mi hijo sigue descansando en esa posición (hoy tiene casi 6 años y llegó con 2 meses). Y cuando lo hace, siempre tengo una mezcla entre perplejidad, curiosidad, tristeza y ternura… o cuando lo miro de perfil, o le reviso la piel… siempre me encuentro a medio camino entre lo propio y lo extraño.

    Las pérdidas anteriores, lo que queda atrás, el desarraigo, es lo más duro de esta realidad nuestra y de nuestros hijos; eso y el miedo a cómo encajarán todo.

    Queda intentar ser felices y esperar que ese balance que harán un día les coloque a ellos y a nosotros del lado seguro.

    • El mío no, lo ha perdido. Como su capacidad para andar descalzo o los gestos que los etíopes usan para decir sí y no… Nada de esto ha quedado, curiosamente. Lo único que sigue haciendo es comer con los dedos.

  5. Cuántas veces me he hecho yo esa pregunta. Miro a mi hijo y veo un niño, un niño feliz, que se parece a su padre (en la forma de hacer chistes principalmente) a mi (en la forma de corregir y dar instrucciones…). es un niño que es lo que es por el tiempo que lleva aquí… y tambien por el que no estuvo. Y pienso en cómo sería en otras circunstacias y en como sería si pudiera elegir cómo ser, y en cómo hubiera sido en su lugar de nacimiento junto a su familia biológica, sin haber sido arrancado de sus raices, de su lugar. Así lo veo, aunque ahora va formando “su lugar” en otro lugar, aquí junto a mí, junto a su otra madre y en una sociedad tan distinta…
    Y entre mi madre el otro día y ahora leyendo estos comentarios acabo de descubrir algo con mucha tristeza y descubro algo en mi que no me gusta (y que enlaza con otra entrada que hiciste antes de esta). Mi madre me dijo que le dejara andar descalzo por casa (soy muy estricta con eso y con todo), que es parte de él y que no se lo debo quitar. Y ahora me doy cuenta de todas las cosas que le corrijo cada día y que, visto desde fuera, me parece un atropello. Si me causa tristeza que pierda su esencia… ¿por qué se la quito yo misma? Creo que me queda mucho trabajo que hacer conmigo misma… Gracias, a tí por tus entradas y a todos y todas los que comentan. Sinceramente, tu blog me ayuda a pensar mucho y a descubrir y aprender cada día.

    • Me alegro de que te ayude. Yo pienso lo mismo que tú respecto a comer con los dedos, algo que sí le corrijo (sin presionar demasiado) casi todos los días…

      Recuerdo que hace años, una amiga me decía que le dolían todos los días (eran pocos, menos de dos semanas) que pasaron entre que su hijo nació y llegó a su casa. Yo siempre dije que a mí no, que los muchos días que mi hijo estuvo sin mí, son los que le hicieron como es. Y es un niño muy, muy especial.

      En mi hijo pequeño, en cambio, sí me habría ahorrado todos y cada uno de los días que estuvo en la crèche. No creo que sumaran nada, nada.

      • A mí tampoco me duele ese tiempo, porque también pienso que ese tiempo le ha hecho ser quien es y me encanta él con todo, sus virtudes, sus enfados y su fuerte carácter. Porque algo y/o alguien hizo parte de ese trabajo (le hubiera quitado únicamente el tiempo que estuvo institucionalizado, que no fue mucho pero que probablemente le causó mucho dolor) y porque tengo la suerte de que a mi me quede todo lo demás.
        Yo le corrijo el andar descalzo, el comer con las manos, y posiblemente un montóin de cosas más en las que ni siquiera caigo…

  6. En mi vida tb hay dos realidades…Mi hijo no perdió nada…porque si se hubiese quedado en aquél orfanato chino, ahora sería un ser tarado, con una gran discapacidad psíquica…Es así su dura realidad pasada y lo sé y lo digo porque estoy convencida…
    Sobre mi hija…ufff!! No se nada, de momento, pero intuyo mucho y…me dá que pudo perder una vida, su otra vida en China, en la que podría haber sido feliz, tb? más feliz que ahora, con su familia bio? Es posible…¿Qué pensará ella?…De momento, es feliz y va encajando piezas…pero…llegará un momento en el que…ese encaje no le guste o no le cuadre…quizás…
    Sé que mi hijo…habría muerto como persona en China…sé que al adoptarlo le dimos la vida digna que todo ser merece…y lo digo desde el convencimiento más humilde…cómo no!!… Él traía pocos gestos normales…muchas esteriotipias y pocas posibilidades de ser normal…Por eso creo que mi hijo NO ha perdido nada…creo…humildemente…quizás el futuro y la información que pueda ir consiguiendo…me hacen pensar otra cosa…

  7. martucha dijo:

    Hola, hoy he visto en el Telediario de las 7.30, con mi hijo delante, unos niños que van al cole y tienen que atravesar un puente colgante y medio derruido, pueden caerse y, simplemente, ser arrastrados por la corriente. Las lluvias han destruido tres puentes y, o andan 5km o atraviesan ese puente. Los más pequeños lloran. Han divulgado las imágenes a petición del alcalde de la localidad para que el país, que ahora mismo no sé cual es, haga algo.
    Mi hijo, miraba las imágenes asombrado y le explicaba lo que pasaba.
    Creo, y sé que no soy quien para hablar porque mis hijos son biológicos, que hay que ver lo que han ganado e intentar compensarles por lo que han perdido, siempre mirando al futuro y estando ahí para ellos. El pasado no puede cambiarse, por mucho que nos pese.

    • Si, seguramente tienes razón. Pero duele mucho. Ya nunca comento lo que duele porqué siempre que he dicho algo al respeto me he encontrado con miradas, o incluso comentarios, de total incomprensión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: