familia monoparental y adopción

Huérfanos de sangre

Me dijo S. hace algún tiempo: vas a ver cómo no va a pasar mucho tiempo desde que los padres adoptivos pasemos de ser los héroes de la historia a ser los villanos.

Acabo de leerme el primer libro que cae en mis manos sobre tráfico de niños. No es el único del que he oído hablar, pero sí el primero que leo, y creo que el primero que se publica en español.

Es del periodista francés Patrick Bard, se titula “Huérfanos de sangre” y transcurre en 2007. Son dos historias en paralelo (que terminan por converger, claro): en Guatemala, un aspirante a periodista investiga la desaparición de una niña de dos años; en California, un matrimonio aspirante a padres adoptivos deciden gestionar una adopción en este país, después de varios intentos fallidos en otros lugares.

Cuando empecé a leerlo, pensé que los personajes eran muy tópicos… pero a medida que avancé, encontré pasajes impagables, como cuando la pareja decide adoptar en Guatemala y discuten sobre por qué es tan cara la adopción en este país… ¡¡y concluyen que es por el alto nivel de ética!! que cueste tanto dinero indica, para ellos, que las cosas se hacen bien, que se paga bien al personal sobre el terreno… No me parece tan distante de algunas cosas que he oído (¡¡y hasta dicho!!) sobre la adopción en Etiopía… un país que incrementó los índices de adopción precisamente cuando se cerró Guatemala después de descubrir numerosas y gravísimas irregularidades.

La reacción de los padres adoptantes al descubrir que la historia no es como se la contaron, los teje-manejes de la ecai para tapar sus malas prácticas, la desprotección de las familias biológicas… son factores conocidos para cualquiera que se haya interesado en el tema de las irregularidades (expresión que como dice R., a menudo es un eufemismo para hablar de tráfico de niños)

Para los que prefieren la no ficción (y leen en inglés, y tienen un rato), es muy recomendable este estudio de David M. Smolin que explica cómo funciona el tráfico de niños para Adopción Internacional. Cómo se consiguen los niños, y quizás más importante todavía, cómo se blanquean para convertirlos en abandonados o huérfanos legales, es decir, en adoptables.

Anuncios

Comentarios en: "Huérfanos de sangre" (31)

  1. El problema de esto creo yo es que se generaliza, como hay un caso de corrupción y compra-venta de niños.
    Automaticamente se habla de que todos los niños adoptados, independientemente del pais, de la Ecai, son comprados por sus padres.
    Y hay esta el error. Me parece bien que salgan a la luz estos casos, yo no se como es la adopción en Guatemala en Etiopia ni en otros paises sólo conozco China de donde proviene mi hija, y la verdad es que no pienso que fue robada o comprada a sus padres que lo segundo si lo hicieron conscientemente tampoco me pareceria mal, yo no se si en ciertas situaciónes seria capaz de vender a un hijo, aunque desde mi casita del primer mundo lo vea eticamente deplorable.
    Dejar claro a tu hijo de donde proviene y que tu hiciste las cosas como te dijeron que habia que hacerlas y que te costo dinero evidentemente los hijos tanto los biológicos como los adoptados son dinero como todo en este mundo.
    Un saludo
    maría

    • María:

      A mí me resultaría difícil juzgar a alguien que, en determinadas circunstancias, vende a su hijo; pero no me resulta nada difícil juzgar al que lo compra. Y por “el que lo compra” me refiero al personal implicado y también a las familias si sabían que se estaban cometiendo irregularidades y decidieron mirar hacia otro lado.

      La verdad es que hoy en día hay muchísima información sobre la peor cara de la adopción, la que va desde las irregularidades al tráfico de niños. Quién tenga interés en conocerlo, sólo tiene que poner en google las palabras adecuadas para que le salgan informes, casos personales, etc.

      Es verdad que no todas las adopciones tienen detrás corrupción o tráfico de personas; pero también es verdad que no es un único caso, posiblemente, ni siquiera un porcentaje pequeño. Y estamos hablando sólo de los casos que se conocen: de las familias que han decidido buscar y han conseguido encontrar.

      Yo creo que con decirle a nuestros hijos que hicimos las cosas cómo nos decían no es suficiente. Creo que además tenemos que explicarles (y demostrarles) que nos informamos suficientemente, que tomamos las medidas que estaban a nuestro alcance para evitar la corrupción, y en caso de que se descubra que la hubo, que hicimos lo posible para repararlo. No somos culpables, pero sí responsables.

      Y no creo que sea comparable el dinero que se mueve en adopción con el que se mueve en relación con la llegada al mundo de hijos biológicos; no es comparable ni en cantidad ni en, y esto es aún más importante, opacidad. ¿Sabemos dónde ha ido a parar todo el dinero que nos gastamos en la adopción de nuestros hijos? ¿Sabemos qué hay tras los “donativos voluntarios” – que en muchos casos son obligatorios?

    • Hola María,

      El problema, como subraya Madre de Marte, es que nuestros hijos no tendrán más que googlear “su país + adopción internacional” y encontrarán artículos como este http://www.rnw.nl/espanol/article/china-holanda-adopci%C3%B3n-ni%C3%B1os-esc%C3%A1ndalo
      ¿estamos preparados para asegurarles al 100% que en su adopción en ningún caso hubo corrupción, como los casos que van a encontrar en sus primeras búsquedas? ¿Que sabemos con certeza que nadie les vendió, ni, sobre todo, que el dinero que nosotros pagamos fue el aliciente que provocó su abandono?
      Si es así, enhorabuena. Pero si no… ¿con qué legitimidad podremos acompañarles para enfrentarse a la incertidumbre de sus orígenes? ¿cuánto nos costará mirarle a la cara cuando nos pregunten? ¿Se sentirán siquiera capaces de preguntarnos o se quedarán solos con sus dudas y miedos? Esto es algo que deberían de obligarnos a plantear a los padres adoptivos antes de iniciar los trámites… Nos iría mucho mejor a nosotros, a nuestros hijos y a las familias biológicas, que muchas veces son las grandes víctimas invisibles de la tríada adoptiva en casos de corrupción.

      Un abrazo.

  2. Lo que se esta sabiendo de China tampoco corresponde a un país transparente como habíamos creído muchos de los adoptantes en ese país. Y solo se sabe la punta del iceberg. Abandonos incentivados, expedientes falsos con traslado de niñas de una provincia a otra , a saber que más hay .
    A mi me parece horrible que alguien tenga que vender a su hijo para que otra persona pueda disfrutar de su maternidad pagando por ese niño que es hijo de otra cuyo “pecado” es ser pobre. Eso tiene un nombre, trafico de niños para la AI. Los niños no deberían comprarse ni venderse. Y si es muy duro aceptar que en un contexto tercermundista se puedan vender y comprar niños para esclavitud domestica , sexual etc, es inaceptable que se justifique el que se haga para la AI donde si intervenimos nosotros .
    Y de acuerdo con madre de marte, no hay comparación entre bios y adoptados en cuanto a esto. Con los bios controlas donde y como gastas tu dinero , y con los adoptados la mayoría de las veces se es un agente pasivo en manos del mercadeo adoptivo.

  3. Como siempre, sacando temas que son incómodos pero a los que tendremos que dar respuestas a nuestros hijos si o si. Y a mí la respuesta de caso aislado no me vale para darle, porque tiene razón madre de marte, miras un pelín en google y de caso aislado nada de nada. Ni en China, ni en Etiopía, ni Guatemala, etc… y tengo claro que nuestros hijos, nativos digitales, de tontos no tienen ni un pelo.Es complicado adoptar hoy en día, hace unos años, cuando adoptamos nosotros y empezaba esto de los foros y la información, aún podíamos alegar desconocimiento y a mí el coste en su día de la adopción, con los servicios que me prestaron no me parecía excesivo (venía de tramitar con abogados y notarios el testamento de mi padre), pero 5 años después si vuelvo a adoptar,han subido “los costes” 4.000 euros, bastante más que el coste de la vida y casi se ha doblado, y ahí ya no puedo alegar desconocimiento. Estoy en una segunda adopción en otro país que informandome consideraba más transparente y me pasa por delante todo el mundo con sus expedientes porque me niego a dar “donativos” más allá de la tramitación y los pagos que me justifican, puede que no tenga otro hijo, pero al menos al primero podré decirle que he intentado ser lo más consecuente posible. No se si nos juzgarán o no como los malos de la película, pero las pruebas dan para un juicio y para varios. Decir que son casos aislados es no querer ver y creo que primero tenemos que reconocer los hechos para después poder enfrentarnos a ellos y hablarlo con nuestros hijos.

    • Me alegro de que hayas decidido no tener un hijo a cualquier precio. Aunque esto te deje sin él…

      Yo no puedo valorar si el coste de mi primera adopción fue o no muy alto, por una razón muy simple: no tengo ni idea de cómo se desglosan los gastos de la adopción. A esto me refería con lo de que es opaco… Luego, tengo dudas al respecto, por ejemplo, de si nos cobran de forma individual cada cosa, aunque luego los gastos que ellos tengan no son individuales, me explico: a cada uno de nosotros nos cobran un mensajero que traslada nuestros expedientes de lugar en lugar, a pesar de que probablemente, mandan los expedientes de 10 en 10 con un solo mensajero…

  4. Un día de estas pasadas vacaciones de navidad me vi este reportaje de RTVE, en el canal 24H (porque era en re-difusión), el original lo dieron en informe semanal:

    http://www.rtve.es/alacarta/videos/informe-semanal/informe-semanal-ninos-sin-rastro/1269829/

    creo que es la historia que cuentas del libro, bueno en el reportaje se cuentan varias historias, pero una de ellas es la de una pareja de EEUU que renunció a sus niñas de Guatemala y buscó hasta encontrar a su madre biológica en Guatemala para devolvérselas, a esta madre le habían robado a sus hijas, una de ellas se la sacaron del útero con siete meses de embarazo

    esta es una de las historias, las demás son igual de duras, me gustó mucho el reportaje, es muy valiente, lloré bastante y os lo recomiendo

  5. Lo que me ha hecho pensar más es la primera frase de tu escrito.
    Cuando llegué con mi primer hijo, hace casi ocho años, todo el mundo te alababa. Para muchos, adoptar era una especie de buena acción heroica. Era debido a la promoción por parte de Gobierno, medios de comunicación y quién sabe.
    A mi ya me preocuparon algunas cosas que vi en algunas ECAIS. Después, gente como tu me lo confirmó, con creces. Mucho de lo que dices no lo habría imaginado nunca. Durante todos estos años, el gobierno no hizo caso a las advertencias.

    Y ahora, tengo el temor que un dia saltará una chispa con cualquier noticia truculenta, y todos pasaremos a ser unos presuntos traficantes sin escrúpulos. Di hoy que eres adoptado en el año 82, y seguro que sospecharán que te arrancaron de los brazos de tu madre biológica unas monjas malas, en connivencia con los padres adoptivos.

    Y claro, ni tanto ni tan poco, no? Hay gente que debería tener ya alguna denuncia, y otra que merece toda mi admiración. Como siempre en estos casos. Evidentemente, no tengo ninguna esperanza en que el tema se trate con seriedad, sin sensacionalismo. Y evidentemente, nuestros hijos lo sufrirán en primera persona, siendo víctimas otra vez.

  6. Cuando yo adopté a mi hija hace ya seis años y pico, las ECAIS eran los dioses, y los que adoptábamos por “protocolo público”, unos insensatos poco menos que sin escrúpulos que íbamos a buscar a un niño y traerlo a culaquier precio.
    Fui de la última “hornada” que adoptó por protocolo publico en Etiopía; 7 familias que allí estuvimos , un mes los que menos y dos meses los que más, pero en mi caso seguí pasito a pasito los trámites, me busqué una persona que me ayudó con los trámites, pero os puedo decir que hicimos todo, todito juntos, sé en lo que se gastó cada bhirr, y sé que mi hija estaba en un orfanato cuando fui a buscarla, sé todo de su familia biológica y he procurado que tambien ellos sepan algo de nosotras y de como esta su hija, creo que están en su derecho.
    Y aunque haya gente a las que le parezca una exageración, estoy segura de que el protocolo público, por lo menos en Etiopía, se cerró por la presión de las SANTAS ECAIS, que veían que había un pastel mu gordo para repartir y querían comérselo ellas solitas, de hecho cuando empecé a informarme de ese país, hace ya 8 años, solo estaba IPI, en Barcelona, y en ese momento ya no admitían expedientes que no fuesen de Cataluña. Luego llegó, ADISS, MUNDI ADOPTA, CIELO, … y un largo etc, y claro el pastel se acaba y ahí es cuando viene el lío.
    Ese es tambien el motivo (entre otros ) por el que no me meto en un nuevo proceso de adopción, NO ME FÍO, y no creo que pudiera vivir con ese reconcome, teniendo la más mínima duda de la legalidad del proceso del que serría mi hijo.
    Para terminar este testamento, las ECAIS se están forrando, literalmente, yo estuve allí un mes y no escatime en gastos con las personas que me ayudaron, y os digo que mi adopción no llegó a 4000 euros con billetes de avion incluidos.

    • Chiqui, yo también pillé la época del protocolo público / ecai única en Etiopía. Y fíjate que inocente era, que me creía virtuosa por estar dispuesta a esperar 4 veces más tiempo (y pagar 3 veces más dinero) por tener la seguridad de que todo se hacía correctamente: estaba convencida (así de inocente era) de que una ecai era garantía de que no habría irregularidades. Y seguí convencida cuando cerraron el protocolo público después de que se descubrieran ciertas irregularidades en esta vía.

      Poco imaginaba yo entonces que las irregularidades en la adopción en Etiopía eran endémicas del sistema, y que los mismos intermediarios por libre a los que las ecais tildaban de corruptos acabarían contratándolas estas mismas ecais para que hicieran para ellos el trabajo que antes hacían por su cuenta…

      Yo no estoy segura de que el protocolo público se cerrara por presiones de las ecais, igual mis recuerdos no son correctos, pero creo que cuando coexistían protocolo público y ecais había solo una y esta recibía más expedientes de los que podía aceptar, así que, ¿qué interés podía tener en cerrar el P.P.?; sin embargo, sí creo que el cierre de la opción libre abrió las puertas a las decenas de ecais que hoy tramitan con Etiopía desde España y que no son más fiables que cualquier otro intermediario; en muchos sentidos, lo son menos, puesto que tanto sus cuentas como su actuación son absolutamente opacas.

      Yo tuve la ocasión, cuando adopté a mi segundo hijo, de hacerlo en un país donde no se puede adoptar por ecai, y de poder seguir personalmente el proceso, y la verdad es que me alegro mucho de haberlo podido hacer así.

      • Cierto, madre de marte que sólo había una ECAI, pero varias estaban esperando la acreditación, 3 ó 4 que yo recuerde.
        A mi me pasó lo mismo que a ti, tenía contacto telefónico semanal con una ECAI “que estaba a la espera de un papel ,para poder tramitar adopciones”, incluso fui a visitarles un verano, y el tiempo pasaba y pasaba, así hasta año y medio esperando por el dichoso papel que no les llegaba, ellas me decían que el PP estaba totalmente corrupto, que no se me ocurriera y yo como no tenía más información,hala a esperar.
        Me saltó la chispa, cuando en enero de 2005 las vuelvo a llamar y la que siempre me atendía, no estaba ni iba a estar en 4 meses porque estaba de baja maternal y ALUCINAAAA, había adoptado a una niña de 4 mesitos en Etiopía, si me clavan un cuchillo no me sale sangre.
        Al día siguiente y con la inestimable ayuda de algunas personas del foro de adopcion etiopía que existía en yahoo, comencé mi adopción por libre, y despues de muchos avatares en octubre viajé a Adiss Abeba.

    • Chiqui yo no creo que el pp fuese mas etico que las ecais, me explico: son todos iguales. El señor que llevaba los procesos por pp para los españoles había trabajado antes para IPI, partieron peras y entonces se monto el negocio solito . Termino inventándose asignaciones, llevando niños a hoteles, gente que adopto con el vio como bajaban niños de la camioneta al orfanato ( se supone que han de tener 3 meses de estancia en el orfanato) y las cuidadoras les decían que cogiesen el/la que mas les gustase…En resumen, el buscaba los niños en sus casas y los repartía como el quería y todo el pastel era para el. Y acabo claro, degenerando a tope.
      Estar en un orfanato no es garantía de nada, ya se sabe que esos orfanatos no son tales salvo excepciones y que son casas de transición para niños adoptables, que están llenos de niños cosechados en sus casas por los buscadores .
      El señor ese ( que luego ha trabajado para ecais españolas) ha tenido o tiene su propio “orfanato” ( asqueroso del todo según gente que lo conoce) y ha seguido haciendo de buscador de niños, creo que cobraba en aquella época 900 euros o mas . Mas barato que por ecai sin duda, pero teniendo en cuenta que todo iba para el , que no tenia chiringo montado y que llevaba bastantes adopciones al mes debió hacerse millonario sabiendo lo que cuestan las cosas en Etiopía…Y el pp lo cerraron para todos los países donde existían ecais.
      ¿Que las ecais influyeron? pues supongo que si. Poderoso caballero es Don Dinero y mas en un sistema tan corrupto como el etíope, que sinceramente no se salva ni por ecai ni por pp ( ya ves el ejemplo de la niña adoptada por la de la ecai, si se quiere un bebe se consigue) . Con ello quiero decir que pienso lo mismo de las ecais que del antiguo tramitador para pp , que todos son corruptos porque el sistema corrupto así se lo permite, y el que mas paga mas recibe ( como si no hay una ecai que trae bebecitos bastante rápidos mientras otras tardan años)
      Quizás pecamos de muy inocentes pensando que podía haber adopciones limpias en un país donde siempre ha habido trafico de niños y de mujeres, seres considerados como nada hasta que se puede comerciar con ellos y entonces pasan a ser valiosos , pero para el negocio, nunca como seres humanos.

      • Chonchi, de acuerdo tambien con mucho de lo que dices; precisamente por eso no tramité yo con esa persona, que los que llevamos tiempo en este mundo conocemos; en ese momentyo estaba hospitalizado, y yo sí me aseguré muy, mucho de que mi hija llevará ya un tiempo en el orfanato, tal y como consta en su expediente de abandono.
        Cierto tambien todo lo de la corrupción, pero no es bueno generalizar, como bien dices, e imagino que este señor, al principio hiciera bien las cosas, pero el dinero le cegó, y aunque es igual de deplorable quizá si que es un pelín más justificable por su parte que por las ECAIS, teniendo en cuenta las condiciones de vida de este país.
        OJO, que no disculpo a ninguno.

  7. No es la primera vez que asisto a una conferencia sobre adopción y me siento una villana. He escuchado muchas veces “la adopción internacional existe porque hay demanda, no exceso de niños”. Evidentemente el sistema de adopciones debería ser y basarse sobre los niños desprotegidos y no sobre las familias que se ofrecen.
    Por nuestra parte poco más podemos hacer; quienes hemos decidido hacer el camino con la mayor transparencia que podemos tardaremos más en ser padres pero, como digo yo, mi conciencia estará tranquila. Besos

    • Bueno, yo disiento mucho de esa perspectiva de que la adopción existe porque hay demanda, y que el sistema se corrompe a partir de las inyecciones económicas de los padres adoptivos. Eso es obviar la base: el sistema está corrompido desde el principio, porque no protege a los menores que deberían de ser protegidos. Aquello de que hay menos niños adoptables que familias adoptivas es cierto, lo mismo que es cierto que los niños que son adoptables son niños mayores y/o con graves carencias.
      Pero eso es fruto de que “EL SISTEMA” NO PROTEGE a los menores; que los deja crecer en desamparo (por eso se hacen mayores) y que no resuelve sus situaciones jurídicas para liberarlos de la invisibilidad a la mayor brevedad.
      Hay muchos más niños que necesitan padres en el mundo que padres que estén dispuestos a adoptarlos. Pero la burocracia los mantiene en desamparo.
      Una vez aclarado esto, también decir que en muchísimas ocasiones es mucho más sencillo resolver situaciones jurídicas a través de irregularidades que siguiendo la ley a pies juntillas, y que si se siguiera la ley en infinidad de ocasiones no sería posible dar una salida a esos menores que la necesitan. Pero saber esto no quiere decir que los padres podamos justificar la falsificación de documentos o el reclutamiento de niños o que decidamos cerrar los ojos a la realidad. Nosotros tenemos la responsabilidad de hacer que nuestros hijos lleguen a nosotros desde la legalidad o, al menos, desde la certeza de que no ha habido compra/venta en ninguno de los pasos previos a su llegada a casa. Eso se lo debemos a nuestros hijos y a todos “sus hermanos” que podrían también haber sido nuestros.

      • Raquel, no sé si te estoy entendiendo bien… yo creo que hay una diferencia de gran calado entre una irregularidad que convierte a un niño desamparado en adoptable… y una irregularidad que convierte en adoptable a un niño que tiene familia. Por desgracia, parece que esto último es más fácil, o más conveniente… porque habiendo, como tú dices, muchos niños necesitados de familia, en muchos lugares se buscan a los niños para adopción internacional entre los que sí tienen familia.

        Pienso que en muchos lugares (en España, por ejemplo), las leyes excesivamente biologistas colocan en un limbo a niños y niñas que tienen derecho a crecer en familias y no en centros.

        También creo que los padres adoptantes deberíamos empezar a cambiar el chip, y “adaptarnos a la oferta”. Con esto quiero decir, asumir que quizás no podremos adoptar a un bebé sano… o asumir que quizás deberemos explorar otras vías de parentalidad, como las acogidas.

      • Raquel, si hay países donde la adopción existe porque hay demanda, de hecho esta demostrado que cuando se cierra la AI disminuye el numero de “huérfanos” considerablemente. Y es lógico, la entrada de dinero es un poderoso incentivo .
        Evidentemente adoptamos en países pobres donde no se protege a los menores, si no no existiría la AI en ellos.

    • Silvia, no estoy de acuerdo en que no podemos hacer más.

      Seguir el camino con la mayor transparencia, o mejor dicho, con TODA la transparencia, es fundamental. Y estar dispuestos a pagar el precio de no llegar a ser padres.

      Pero no es suficiente: creo que también hay que ser conscientes de la realidad. Buscar toda la información posible. Denunciar las irregularidades por los medios que tengamos a nuestros alcance. Y asumir nuestras responsabilidades.

      Porque los padres adoptantes, en principio (y salvo excepciones), no somos culpables, pero sí responsables. Responsables, de forma colectiva, de haber creado una gran demanda de niños pequeños y sanos que es el origen de muchas redes de tráfico de niños. Responsables de pagar cantidades ingentes de dinero sin saber – y a veces sin preocuparnos – de qué uso se le da; responsables de relativizar los derechos y las circunstancias de los países de origen de nuestros hijos (“es que en Etiopía funcionan con sobornos”; “es que Haití es un país donde la corrupción está generalizada”… ¿es más corrupto el que paga que el que cobra?); responsables de delegar en ecais sobre las que no tenemos garantías para, en cierta manera, alejar de nosotros la responsabilidad…

      Creo que este es uno de los grandes problemas de nuestras sociedad: la irresponsabilidad. El considerar que los responsables son otros. El gran ejemplo es la crisis. Claro que los culpables de la crisis son los bancos, los grandes financieros, los que han especulado… pero ¿no somos nosotros que nos hemos beneficiado de la burbuja económica, que hemos entrado en el juego, responsables también? En Catalunya se está viviendo ahora un “Corralito”: la Caixa ha estafado los ahorros de un montón de gente, entre ellos mucha gente mayor. Y los culpables son los que han organizado la estafa, los que han engañado a sus clientes, pero, ¿no son estos responsables de no haberse leído la letra pequeña, o de haber firmado sin entenderla, o de no buscar asesoramiento para conocer los riesgos?

      (Esta es una discusión que llevamos semanas manteniendo en el trabajo… y no nos ponemos de acuerdo).

  8. De acuerdo en casi todo, pero….acuérdate que la “acogida” no te lleva a la parentalidad.
    Con la acogida el peque no rompe sus lazos jurídicamente hablando con su familia biológica, osea que, en ningún caso es lo mismo adoptar que acoger, desde ese punto de vista, claro.
    Un saludo
    Vivi

    • Bueno, quizás hay que plantearnos que deberemos acceder a otras formas de parentalidad: las que no lo son en lo jurídico pero sí en lo afectivo… Al menos en algunos casos.

      Es absurdo que haya tantos niños que estén creciendo en centros, y tantos padres esperando años por un bebé de filiación desconocida…

      • Sí. Quizás deberíamos plantearnos otras formas de parentalidad, y hay muchas cosas absurdas. Una de esas cosas absurdas es que los padres de acogida estén atados de pies y manos en relación a decisiones relacionadas con su vida en común con sus hijos de acogida.
        Tengo que reconocer que no conozco mucho el tema. Pero si conozco alguna familia que ha tenido auténticos conflictos (en ocasiones legales, en otras me cuesta más de calificarlos) para poder seguir con el acogimiento. Ya sé que la parentalidad comporta mucho a todos los niveles. Yo creo que el acogimiento comporta mucho más por el hecho de depender absolutamente de la administración.

      • Tienes toda la razón; esto se da incluso en el acogimiento pre-adoptivo. Tengo unos amigos que han tenido a su hijo durante casi 5 años en este régimen y por ejemplo, no podían viajar en avión (el padre es Portugués y pasan los veranos allí… tenían que ir siempre en coche). La tarjeta médica valía sólo para Catalunya… si salían fuera, el niño no estaba protegido… y decisiones como escolarizar, llevarlo a un terapeuta, una intervención quirúrgica… estaban también en manos de la Administración.

        Efectivamente, no tiene ningún sentido.

  9. Hoy me he enterado de que el autor de Huérfanos de Sangre viene a España a promocionar el libro: tengo curiosidad por saber cuál será el tratamiento mediático a este tema…

  10. Yo también pienso que los padres adoptantes somos responsables de la situación…pero sobre todo porque en muchos casos no se llega a denunciar (donde hay que hacerlo) y nos excusamos en que “todo lo quieren tapar”, no tener energías para ello o pensar que la denuncia caerá en saco roto… y yo conozco unos cuantos casos en el que teniendo que haber denunciado (en mi opinión) la familia adoptante no lo ha hecho.

    Yo creo que todos creemos en la AI, si no hubiésemos adoptado; empezamos el proceso siendo adultos responsables y es nuestra obligación informarnos del proceso en el país en el que adoptamos y cuestionarnos todo lo cuestionable…hasta que muchos niños que salen en adopción no sean huérfanos de familia…yo particularmente no me imaginaba que iba a adoptar un huérfano de familia completa !! y también nos podríamos preguntar si aquí un niño huérfano de padre , madre o ambos saldría en adopción….y yo respondería que no.

    Y sí, la situación tiene que cambiar y para ello los padres adoptantes somos una parte muy importante y debemos contribuir a ello…

    • Yo conozco bastantes casos de denuncia administrativa (que ha acabado en nada), pero ninguno de denuncia judicial. Entiendo las reticencias que tienen: es caro, exponen la intimidad de sus hijos a la luz pública… pero creo que sería bueno que hubiera alguien que decidiera hacerlo.

  11. en las administraciones se hacen reclamaciones administrativas y las denuncias se hacen en los juzgados. Se empieza por la primera pero si no se consigue nada habría que ir ala segunda…
    Donde la intimidad de nuestros hijos queda expuesta a la luz pública es en los foros y en los blogs que es donde más “quejas” he leido yo…
    Reconozco que es algo que desgasta, puede suponer un gasto económico pero para mi no serían razones suficientes para no dar ese paso siempre que hubiese pruebas, claro.

    • Depende de la situación económica de cada uno… yo ahora mismo no podría afrontar los gastos de una demanda judicial, por ejemplo. Aunque no es mi caso particular, y no sé qué haría si me encontrara en él: yo, de entrada, también pienso que hay que denunciar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: