familia monoparental y adopción

Idoneidad

En una entrada anterior surgió un tema que prometí sacar en un post más adelante. O sea, ahora: La idoneidad.

Un viernes de hace ya muchos años, me dirigí a la institución que se iba a ocupar de darme (o no) el certificado de idoneidad. Con miedo, por lo mucho que había oído hablar de este proceso. Me esperaba ser cuestionada, examinada, observada, analizada.

A las 8:45 estaba en la puerta de esa institución, hablando con C., la única persona próxima que había pasado por este trago.

C. me dijo:

– No mientas… pero tampoco es necesario que lo cuentes todo. No estás en terapia, y lo que no cuentes, no tienen por qué saberlo.

 

Entré, saludé, me senté. Me presenté. Recuerdo la incomodidad de ser la única monoparental en un mundo de parejas.

Y empezó uno de los días más interesantes de mi vida. El CI no fue lo que me esperaba: un examen incómodo e intrusivo del que no iba a aprender nada.

Durante el día y medio de recorrido conjunto, nos hablaron de muchas situaciones límite de los niños adoptados: desde el ansia por acumular comida al miedo a la separación, de la necesidad de ayudarles a volver a vivir con nosotros la primera infancia que nos habíamos (y a menudo se habían) perdido, de la flexibilidad necesaria, de lo importante que era no escuchar todo lo que nos decía la gente de nuestro entorno, de las diferencias entre los hijos adoptados y los hijos biológicos…

Y en esta línea siguieron en las reuniones individuales, donde repasamos mi vida, mis expectativas, mis recursos, el perfil del menor a adoptar… Todo me pareció muy razonable, nada fiscalizador. Me sentí más acompañada que estudiada, en los dos casos.

…Y sin embargo…

…yo “descarté” muchas de las cosas que me dijeron pensando que eran unos exagerados, que la culpa de que los niños hicieran las cosas que nos contaban era que los padres no estaban bien preparados… “A mí no me pasará, yo lo haré mejor”, este era mi mantra.

Y cuando llegó mi hijo me di cuenta de que muchas de las cosas que me contaron sucedían, algunas de ellas multiplicadas por mucho, y que yo no estaba en absoluto preparada para ello. ¿Lo habría estado si hubiera prestado más atención a lo que me contaban en el CI? Posiblemente no, pero al menos no me habría pillado tan a contrapelo.

Seguramente tuve suerte. Conozco gente que tiene muy mal recuerdo de su proceso de idoneidad. Gente que se ha sentido escrutada, cuestionada, incluso violada en su intimidad. Fiscalizada por razones ideológicas.

O, sin llegar a tanto, gente que simplemente lo ha encontrado un trámite inútil.

Pero me parece más preocupante las cifras: que un 97% de los CIs sean positivos. Que los que no lo son, suelan convertirse en positivos cuando se recurre judicialmente. Que haya webs y asociaciones que dan “trucos”, respuestas tipo para salir adelante; que muchos padres vayan a la idoneidad, a la adopción, como si ahijarse a un niño desconocido fuera un derecho inalienable.

De ellos, no del niño.

Anuncios

Comentarios en: "Idoneidad" (7)

  1. Suscribo absolutamente todo lo que dices con la única diferencia de que cuando yo pensé “todo esto me puedo encontrar” y después me encuentro con mi hijo tengo que hacer un verdadero esfuerzo para no atribuir todos sus comportamientos a su condición de adoptado y para no estar a la expectativa constante de cuando voy a detectar todas esas cosas relacionadas con su mochila, con el tiempo de institucionalización, etc… a veces pienso “Estallará todo esto en algún momento? o mi hijo es un caso especial?”. Pero es que no las veo, o veo muy pocas cosas.
    Desde luego para mí también fue un trámite (igual que este segundo) constructivo e incluso agradable en las charlas. No me he sentido para nada invadida ni acusada ni nada por el estilo. Eso no quiere decir que no nos apretaran las tuercas, la primera vez sobretodo, y que no nos hicieran reflexionar profundamente, pero creo que incluso en los momentos de agobio y de nervios valió la pena y nos ayudó a “saber” qué era la adopción o al menos a tener una idea más aproximada a la que teníamos antes de empezar.
    Con respecto a lo de los CIs también pienso que hay demasiados positivos (sobretodo con lo que una tiene que oír o leer en ocasiones), aunque imagino que cada uno o una pensará que no es posible que hayan tantos CIs negativos pero el nuestro propio lo vemos acertadísimo, no? Jaja. En fín, objetivamente, no se si el mío es acertado o no, yo creo que sí ;-), pero hay algunos que no se pueden entender ni del derecho ni del revés…

    • Uno de los libros más interesantes que he leído sobre adopción, “Consejos de supervivencia para padres adoptivos”, tiene un primer consejo que me parece básico: si tu hijo no se comporta de forma distinta a un hijo biológico, no lo trates de forma distinta. Hay niños que no necesitan un punto de vista “especial”: sirven con ellos los métodos de crianza tradicionales. Así que, ¿para qué complicarse?

  2. Yo también suscribo cada una de tus palabras. Nunca me sentí examinada, mas bien acompañada en el proceso: Nos recomendaron leer mucho, nos informaron poco , eso sí que lo recuerdo, y nos recomendaban tener mucha paciencia en un proceso tan largo, !! y tanto!!!.

    También me pasó como a ti… pensé que muchos problemas eran debidos a la exageración ( nos quieren meter miedo, pensé, a mi eso no me pasará) y ahora se que tenían razón en todo lo que nos decían. …. todo se ha ido cumpliendo, y mas.. mucho mas. Nos hubiese ido mucho mejor a todos si hubiésemos tenido mas información, sobre todo sobre sus problemas cognitivos.

    Ahora se puede leer en infinidad de blogs, se puede aprender, muchas cosas. Ojalá las futuras madres se preparen mejor… mejor que yo, por lo menos.

    Pero todo se andará…

  3. Yo tuve y tengo sentimientos contradictorios de nuestro proceso. Fui pensando en que queria que fuese algo instructivo y que queria aprender de ello y así fué… pero sólo de los dos días de cursos. Viernes y sábado. El resto fueron un ataque directo a nuestro perfil familiar, cada día, cada entrevista giraba entorno a lo mismo… nuestro perfil familiar partía de un no y al final acabó reconociéndomelo la psicóloga. Y esto no me pareció justo.
    No creo que el 97% de CI positivos sean todos correctos (por supuesto como dice Lyd, cada uno pensamos que el nuestro si lo es)
    En nuestro caso se habló tanto de nuestro perfil de pareja que se dejó absolutamente de lado el menor… no hablamos de perfil de edad, no hablamos de la elección del país, no hablamos de nada que nos podríamos encontrar en la mochila de nuestro hijo (salvo los dos dias de cursos-recorrido que fueron fantásticos y muy muy intensos).
    Ahora a toro pasado… pues lo recuerdo con algo de cariño, pero soy de las que pienso que pasar por un CI es totalmente necesario, sin embargo, en nuestro caso, se podría haber hecho de otro modo, sin duda.

  4. Yo ya lo comenté en algun post, antes en mi comunidad no se hacía ningún curso, de hecho ahora si, después de reclamarlo las organizaciones de familias adoptivas. Y mi idoneidad fue un trámite y bastante chapucero, en una reunión de 4 horas con dos profesionales inexpertos (las dos palabras son incompatibles, no se puede ser profesional en este tema sólo con tener un título) resolvieron mi idoneidad. Salí de allí pensando que aunque fuese una tarada, la tendría igual solo con fingir un poquito… En muchos países te piden un seguimiento postadoptivo, que es un mero trámite, y que creo que sería muy bueno para acompañar al los adoptantes,familia y niño, en la post adopción, pero es pedirle peras al olmo, eso sí, te cobran más de 100 euros por ello.

  5. Bueno yo soy monoparental y estoy empezando el ci, me gustaría saber algo sobre lo que me van a preguntar. Creo estar preparada para responder, pero …..También me gustaría saber si en las entrevistas hay que presentar algun otro documento ademas de los ya presentados en la solicitud, no se, escrituras del piso, diploma de los estudios, etc. Gracias.

    • No te van a preguntar nada que no sepas responder… intentarán hacer una radiografía de tu vida, tu historia sentimental, tus apoyos, tu día a día, tu capacidad para ser madre, tu capacidad para generar vínculos… se trata de explicarse, desde la honestidad, y poco más.

      Si necesitan algun documento más, te lo pedirán… Yo no recuerdo que me pidieran nada de esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: