familia monoparental y adopción

72 niños

Estos días los foros y blogs que hablan de adopción han ido llenos con la noticia de que 72 niños adoptados en España han sido reabandonados y crecen en centros de menores. Son un 0,6 de un total de 12.000 niños adoptados en España y en el extranjero.

En estas noticias siempre echo de menos la comparación con los abandonos de niños no adoptados; una cifra no fácil de conseguir. Las dos que he leído estos días se mueven entre un dato similar al de la noticia, y otro bastante más pequeño.

Aunque, ¿son dos magnitudes comparables? Del universo de familias adoptantes, están excluidas buena parte de las conductas de riesgo que llevan a muchas familias a no hacerse cargo de sus hijos: drogas, desestructura familiar, problemas económicos, embarazo adolescente… 

Si no estamos ante “familias de riesgo”… ¿nos encontramos ante “niños de riesgo”?,  me he preguntado… y entonces, me he dado cuenta de algo:

Cuando hablamos de abandono por parte de fammilia bio, siempre ponemos la responsabilidad en los padres: no podían / sabían cuidarte, eran demasiado jóvenes / pobres / enfermos / solteros… Nadie dice: “a mi hijo adoptado su familia biológica le abandonó porque era difícil, inaguantable, etc.” Y en cambio, cuando hablamos de reabandonos, muchas veces ponemos la responsabilidad en el niño. Se habla de lo durísimas que son estas situaciones, de que los padres lo han intentado todo, de que los niños son muy difíciles…

Y la parte de la responsabilidad familiar la diluimos compartiéndola con la administración, como si el hecho de habernos dado un CI nos librara a nosotros de la responsabilidad de haber aceptado ese CI – y esa asignación, y la maternidad. Y nos quejamos de lo mal que se nos prepara para el CI obviando los prejuicios con los que vamos a ese trámite y de la poca importancia que le damos. Y del derecho que creemos que nos asiste a adoptar un niño y a ser considerados idóneos para ello.

Creo que hay mucha tolerancia social con los reabandonos, con las familias que reabandonan, empezando por el uso del verbo “devolver”, como si fuera legítimo librarse de los niños “ajenos” cuando son una carga demasiado pesada…

Tengo la sensación, y no es nueva, de que hay mucha gente, incluso entre los que tienen arte y parte en esto de la adopción, que no acaba de tener clara la irreversibilidad del vínculo parental cuando se adquiere por esta vía.

Ya sé que detràs de los reabandonos hay siempre dramas, pero me molesta esa sensación de que se ve a los padres como víctimas… Y no a los niños.

Anuncios

Comentarios en: "72 niños" (22)

  1. He leido en varios foros padres adoptivos un pelin indignados con este tema y no entiendo porqué, a mayoría dicen que se cuestiona a los padres adoptivos y no a los abandonos de hijos biológicos. Estadísticas de abandonos de hijos biológicos hay a miles, desde los niños institucionalizados en las CCAA, hasta niños adoptados en nacional, ambas estadísticas implican un abandono, así que este tema sale ahora con los reabandonos, pero con los hijos biológicos también sale muchas veces en los periódicos.Por supuesto que estadísticamente son muchos mas los abandonos biológicos, pero nuestros hijos ya han pasado por esa primera estadística y se suponer que nosotros su padres adoptivos no les vamos a hacer entrar en una segunda. Tampoco me vale “echarle las culpas” a los que dan los CI, ya somos mayorcitos para asumir nuestras propias responsabilidades y los técnicos hacen un filtro pero tampoco son infalibles ni para bien ni para mal. En una palabra, me parece bien que salgan estos informes a la luz y que se hagan programas como el de Hora 25 de la Cadena Ser en la que el padre que escribió Indomito y entrañable decía que por mil y un problemas por los que habían pasado, el reabandonar a su hijo no era una opción. También creo que está bien saber que algunos abandonos son de niños que han sido adoptados de bebés y que al llegar a la pubertad los abandonan, una gran parte de los adoptantes prefieren bebés “porque vienen con la mochila poco cargada”, como si el abandono no estuviese ahí. Esos padres son los que potencialmente en la pubertad no estén preparados para encontrarse de pronto con la mochila años después. Yo no me siento cuestionada en mi maternidad por estas noticias, y estas noticias son reales, así que no entiendo porqué no pueden estar en el candelero como otras cualquiera.

    • http://www.diariodenavarra.es/noticias/navarra/mas_navarra/aguantamos_indecible_pero_pensamos_devolver_hijo.html

      “Hijo, hagas lo que hagas, seas como seas, no te vamos a abandonar jamás. Te queremos y vamos a estar ahí contigo”.

      Eso me lo repetía también mi madre a los 14, y a los 15, y a los 16…

      Mi padre era más poético: “Solo espero llegar a vivir para verte a tí con una Raquelita de 15 años y que veas lo que es esto”. Ahora, a mi hija, que con dos años ya tiene una gran personalidad (por llamarlo de alguna manera) no la llama por su nombre, la llama “Mi Venganza” 😉

      Mi hijo, el adoptado, apunta maneras para ser muuuucho más fácil de sobrellevar en la adolescencia 🙂

      • (el comentario sesudo con respecto al tema del reabandono lo dejo para más adelante, que ahora ando sin tiempo para pensar seriamente)

      • Es que al final, es lo único que sirve: la permanencia, la constancia, la paciencia. Estar ahí a pesar de todo.
        A veces es lo único que podemos hacer.
        Y no es poco.

    • A mí también me sorprende que tantos padres adoptivos, en vez de reflexionar sobre la noticia, se sientan cuestionados por ella.
      Yo sí echo de menos la cifra comparativa, por esto, por comparar, para tener un dato más para valorar… aunque también pienso que son realidades bastante distintas. Y que cualquier cifra, desde uno a 72, es demasiado.

      • Si alguien se siente cuestionado (yo no lo he observado) quizás sea por la manera de transmitir la información. Es un tema complejo y duro, muy duro. Yo creo que no se debe tratar el tema utilizando según que palabras (por ejemplo “devueltos”) y sin complementar con datos. Si se hace de esta manera, está claro que las familias adoptantes nos podemos indignar (que no sentirnos cuestionados). Muchos días tenemos que lidiar contra comentarios poco afortunados por parte de vecinos…, sólo falta que la administración y/o los medios abonen el terreno.

      • Muchos padres adoptantes utilizan el verbo “devolver”… siempre me ha parecido curioso. Creo que en la elección del lenguaje que usamos quedan claras muchas de las percepciones (y prejuicios) que tenemos al respecto…

      • Es que son realidades completamente distintas, no se pueden comparar, porque en el CI ya eliminas a todos los grupos de riesgo de abandono de los padres biológicos: drogadicción, enfermedades mentales o graves y económicos y supuestamente te quedas con los que no tienen riesgo de abandono y aún por encima solicitan voluntariamente la adopción. Son universos estadísticos distintos. Por eso 72 en Cataluña me parecen muchísimos (y a saber cuantos en cada una de las otras comunidades en las que no hemos visto ningún dato), y no me sirve la comparación con los abandonos de hijos biológicos para nada.

      • Quizás estén reproduciendo lo que dice la administación. Yo la primera vez que lo oí fue de boca de una responsable del ICA. Después también lo oí, y muchas veces, en las reuniones y entrevistas para la obtención del CI.

      • Puede ser. Lo que me hace volver a mi principal argumento… la distinta consideración social que tiene el abandono de niños cuando son hijos biológicos que cuando son hijos adoptados. Consideración compartida por buena parte de la sociedad, incluidos actores implicados en el tema como la Administración o algunas familias.

  2. De verdad, pero de verdad pensais que la administración no tiene culpa?? NO tiene culpa por dar un CI a una gente no preparada? No tiene ninguna responsabilidad por no detectar un problema en los seguimientos post-adoptivos??? Anda ya!!!!. ¿Entonces para qué sirven?…

    Que es una barbaridad el abandono de un niño, por supuesto!!!. Pues que pongan mas ayudas a las familias que lo necesitan. Lo contrario es hipócrita por parte de la administración, que por otro lado es quien aporta estos datos.

    • Creo, de verdad, que en un abandono la Administración no tiene la culpa. Los profesionales que hacen el C.I., no son magos, ni adivinos y en unas simples o no tan simples entrevistas no pueden saberlo todo de ti.
      Para mi una adopcion es irrevocable y bajo ningun concepto, puedes devolver a un niño…, es que es tuyo, tan tuyo como si fuera de tu barriga, es tuyo con las alegrías, las satisfacciones, las preocupaciones y la responsabilidad que ello conlleva, es tu hijo para siempre, ¿como lo vas a devolver?????
      En el caso de muchos de los niños (hijos biológicos), que hay en los centros de acogida de las Comunidades Autónomas, no son abandonos, son niños que la Administración ha retirado a sus padres, por causas graves en la mayoría de los casos, ausencia de habilidades parentales, maltrato, abuso y otras. Dependiendo de los casos, los niños pueden volver a sus familias de origen siempre que se erradiquen las causas que provocaron esa institucionalización, para eso existen los programas de apoyo a familias y los de acogimiento familiar; aunque es cierto que si despues de un tiempo la familia de origen no cambia en sus actitudes y aptitudes, ese niño pueda pasar a un programa de acogimiento pre-adoptivo, pero no porque los padres quieran, sino porque la Administración en una decisión, muy meditada, trabajada y estudiada, asi lo decide.

    • ¿La culpa de los abandonos de los hijos biológicos los tiene la Administración? Yo lo que creo es que la responsabilidad que pueda tener la Aministración, si es que tiene alguna, no puede servir para eximir a las propias familias de la suya.

  3. Yo llevo algunos dias dándole vueltas al tema, también.
    Y me molesta que se de una cifra fuera de contexto, para anunciar que se cambia la forma de obtener el CI. ¿0.6 es mucho comparado con otros países? ¿Por qué no dan la cifra de abandonos en general? ¿Desglosan entre adopción nacional e internacional (con caminos distintos)? ¿Que relación hay entre la cifra y el cambio del CI?

    En cuanto a las opinión sobre estas 72 familias, no creo que solo haya la elección entre entenderlas o rechazar su actitud totalmente.
    Obviamente, la paternidad buscada, como la adopción, es una responsabilidad, y no podemos escudarnos en el estado para escaquearnos de ella. Pero el CI se hace, y lo dan en el 97% de los casos. ¿Cuantos casos creen que se evitarían si dieran el 90%? ¿Y el 80? ¿Por que no dan, al menos, estimaciones?
    Después, seguro que hay irresponsables que abandonan al niño, pero entre 12.000 casos de adopción, alguna enfermedad mental aparecerá (causa que es frecuente en muchos abandonos). Algunas situaciones económicas cambian muchísimo. Entre tanta gente, seguro que hay alguien que tiene problemas graves con las drogas después de tener al niño.
    Si restamos este tipo de casos, nos quedan los impresentables, si, pero queda más matizado, no?

    Estoy de acuerdo en que mucha gente no ve con los mismos ojos los dos tipos de abandono, estoy de acuerdo en todo lo que dices, de hecho. Pero hay que tener en cuenta la otra parte también. Hacemos esfuerzos para entender el primer abandono (que no justificarlo), hagámoslo para el segundo, sin necesidad de justificar nada, claro.

    Y claro, ni el Conseller ni los periódicos están para matizar nada, y esto me duele. Porque tu hablas de todo esto en tu blog, y de otros temas igual de difíciles, y nadie te lo discute, porque lo argumentas y lo haces sin segundas intenciones. Y dejas un sitio para los comentarios de gente que piensa de forma distinta. Que diferencia.

    • Bueno, es que yo intento entender. No sé que buscan ellos. ¿Convencer? ¿Vender? ¿Qué y a quién?

      • Supongo que ahí está el origen/motivo de la noticia. Ahí y en la noticia encubierta del cambio en el proceso de valoración de la idoneidad. Yo hace tiempo que creía que se debía cambiar ese procedimiento. La manera de anunciarlo no me gusta; tampoco me gustaría que se cumpliesen mis pensamientos.

  4. Yo se de tres casos de reabandono, que aunque no los dejes a la administración, meterlos en un colegio interno también me lo parece, y en dos casos se produjo después del nacimiento de hijos biológicos, por problemas mas o menos serios entre ellos, y en el otro porque uno de los progenitores en realidad no quería esa adopción.No fueron casos de drogadicción, enfermedad mental o económico, que suelen ser los abandonos típicos de las familias biológicas.

    • Los casos que yo conozco son similares. Familias que no tuvieron problema en repartirse la custodia de los hijos biológicos al separarse… pero que “devolvieron” al adoptado.
      Sin duda, porque para ellos no era su hijo.

      • De verdad…,no me entra en la cabeza.

      • Francamente: a mi estos casos tampoco me entran en la cabeza. Si los explicáis y me decís que los conocéis tendré que creérmelos. Yo no conozco ningún caso de abandono por parte de unos padres adoptantes. Mientras estaba en proceso del CI una representante de la administración me contó unas historias increíbles. Recuerdo que un día después de oír auténticas barbaridades de parejas en desacuerdo por unos hijos adoptivos, le dije que estaba claro que yo como monoparental no iba a tener esos problemas, y me quedé tan ancha. Después he descubierto que esas historias eran tergiversaciones de otras historias para nada negativas como me las planteó.

        En cambio, sí que conozco un caso de abandono “en casa” por parte de los padres biológicos: dramático. En principio era un hijo nada problemático, pero ahora (ya mayor) tiene muchos problemas porqué sus padres no ejercieron de padres cuando los necesitaba.

  5. Este tema me pone los pelos de punta, soy madre monoparental de un menor de 9 años. Hace meses me enteré por una amiga, madre con un hijo adoptado que estaba pasando el duro trance de separarse de su pareja y, según mi parecer, de un modo absolutamente consecuente; pues esta madre me comentaba el caso de otra madre monoparental que se estaba planteando ABANDONAR a la segúnda hija que había adoptado hace hoy no más de dos años. Oir aquello me ponía los pelos de punta, pero no me pilló de sorpresa. Hacía menos de un año esta madre que se sentía sobrepasada por los problemas en casa con su segunda hija, 8 años (dos menos que la primera) se puso en contacto conmigo por mediación de la administracción. Imagíno que la persona que nos hacía seguimiento consideraba que yo le podía ayudar de algún modo, sólo me pidió permiso para dar mimóvil. Cuando conocí a la famia no daba crédito a la relación tan desequilibrada, que ha mi parecer, mantenía esta madre con la hija mayor. Apenas fuí capaz de hablar cinco minutos con esta madre, porque su hija mayor (10 años) necesitaba estar fisicamente pegada a su madre para hablar de sus cosas. Mientras, su hermana, incorporada a al familia hacía unos mess, jugaba con normalidad en el parque con mi peque. Un año después, este verano, última vez que les ví, la hija mayor parecía un poco menos pegada a su madre, más tranquila….pero seguía siendo la mayor preocupación para su madre, le despierta sentimienti de pena. Para esta, la otra menor era muy independiente, se buscaba muy bien la vida y tenía más carácter que su hermana; el mayor problema que le daba era en casa, por su mala relación con su hermana por celos, y con el asunto de los deberes. No se me olvidará su respuesta cuando le pregunté por qué decidió una segúnda adopción siendo ella sola y cuando sólo habían pasado dos años de la primera, y siendo ambas de menores de más de 5-6 años, “…mi idea de familia no es de tener un hijo único, lo consulté con la Consejería y ellos me apoyaron….”. El miedo a un nuevo ABANDONO es, conciente o inconscientemente, lo que más angustia a nuestros hijos, el trauma vital que arrastrarán el resto de su vida. Mi pequeño de una u otra manera me lo demuestra a diario, con provocaciones o constante solicitud de atención y mimos, con el preferir verme enfandada antes que indiferente a sus llamadas de atención…”parece que no te importo”..me dice, para buscar alguna reacción que le tranquilice. No quiero ni pensar como se puede sentirse si supiera que esa niña con la que jugó en un parque, y como él tiene una mamá que le adoptó, puede, o ya ha vuelta a ser ABANDONADA. Nuestros hijos ya vivieron lo que es romperse por dentro, sentirse totalmente sólos ante un gigantesco mundo que les arrancó las raices de su vida, que les ha convertido en personas incompletas, perdidas entre diferentes mundos sin saber realmente al que pertenecen.
    Y todo esto, tenemos el deber como padres de saberlo y repararlo en nuestros hijos. Pero cada día veo y oigo mas actitudes de padres y madres que no se corresponde con esta responsabilidad. Si nuestros hijos no son especialmente conflictivos, si con una educación permisiva les hacemos aparentemente dóciles, manejables, si buscamos motivos y justificaciones racionales que dejen tranquila nuestra conciencia, si nos hacemos ciegos y restamos constantemente importancia a las señales de alarma que nos dan en su relaciones más o menos habituales. Si preferimos seguir pensando que la crianza por adopción y biológica solo se diferención en el nombre y el CI es un molesto trámite (yo fuí de esas, lo reconozco) en el que si nos dicen que podemos tenr problema al educar a un niño de 6 años adoptado porque nuestro caráter no es firme y nos ablandamos con facilidad, entonces nos indignamos y gritamos que INJUSTICIA¡¡¡¡¡¡.
    Primero nos sobrevaloramos como padres, nos sentimos orgullosos de ir superando las primeras etapas del acoplamiento, las primeras rabietas o las primeras provacaciones con eso de “me voy a….o tu no eres mi madre o padre”; y luego…….nuestros hijos son demasiado rebeldes a sus 14 15 o 16 años, son demasiado PROBLEMATICOS. Yo no sé como enfrentaré lo que tenga que suceder entonces, pero si podemos hacer algo ante es prevenir y ayudar a nuestros hijos a que cuanto antes puedar ir elaborando y curando su HERIDA DE ABANDONO Y PERDIDA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: