familia monoparental y adopción

Hambre atrasada

A B. le gusta mucho que le cuente cómo, el día que le conocí, cuando llegamos al hotel, se sentó en mis rodillas y se comió todo lo que yo tenía en el plato. Me llevaba un bocado a la boca, y él lo interceptaba; cogía una cucharada de arroz, y allí estaba su boca a mitad de camino.

Total, yo no tenía hambre…

Y B. llevaba atrasada toda el hambre del mundo. Nunca tenía suficiente.

Siguiendo las recomendaciones de las psicólogas que me dieron el CI, no puse medida a su ansia de comida. Le daba tanta como parecía necesitar… y así, poco a poco, se fue calmando, hasta que llegó un día que empezó a rechazar las cosas que le gustaban menos, o que le apetecían menos.

Me llamó la atención enseguida algo que le sucedía con la comida: no soportaba que se terminara. Lloraba cuando terminaba un plátano o cuando un paquete de galletas se quedaba vacío. Pedía que le llenara el plato una y otra vez, hasta que le sobraba y se dejaba la mitad en él… No podía resistir que las cosas se terminaran.

Yo pensé que era una señal más de su hambre atrasada… pero tiempo después, la misma psicóloga que me había dado el CI (y que me dio el segundo), me hizo notar que quizás no tenía que ver con la comida en si… sino con el hecho de que las cosas se terminaran.

Su experiencia cuando algo terminaba es que después venía la catástrofe, y esto era algo que no podía soportar. Y me di cuenta de que tenía razón. Han pasado años, y los momentos de catástrofe, los dramas, siempre tienen relación con las transiciones. Con los momentos en los que algo (el curso, las vacaciones, el rato de parque, el partido de futbol) termina. Es como si delante suyo se abriera un vacío, como si no fuera capaz de recordar que aunque algo termine, hay vida detrás. Incluso otros ratos de parque, otros partidos de futbol. Que hay continuidad entre lo que ha terminado y lo que viene después…

Con el tiempo hemos aprendido a prever estos momentos, hemos encontrado estrategias para afrontarlos y somos capaces, tanto él como yo de tomarnos las cosas con más calma.

Pero me sorprende como todavía es capaz de creer que nada de lo que le rodea es sólido. Que todo puede volver a terminarse de un momento a otro.

Anuncios

Comentarios en: "Hambre atrasada" (7)

  1. Mi padre fue “un niño de la guerra” y con ochenta y … años siente que lo que le rodea puede perderlo en cualquier momento. Esta emoción no es sencilla de sobrellevar y desencadena actitudes, decisiones… “peculiares”. ¡Quién lo iba a decir…El abuelo y la nieta han conocido bien la cara del hambre, la indefension… el terror al ¡y ahora qué¡

    • Pues quizás estarán más preparados para las incertidumbres de los tiempos que se avecinan que nuestra generación, que no conoció el hambre y pensó que había cosas definitivas…

  2. Yo también creo que estarán más preparados para las incertidumbres, aunque los cambios los lleven un poco peor que nosotros. Un abrazo.

  3. Cuando puse en manos de mi hijo su primer platano, y vi como se lo comia de forma horizontal, despues de mi sonrisa inicial hacia aquel gesto, senti una presion en el pecho y un escalofrio.Fue mi primer contacto real con el hambre, despues descubri las secuelas del hambre de amor,el que deja surcos en el alma ….tantas cosas que no sabia,tantas que me enseña mi hijo,le estoy tan agradecida por enseñarme a ver.Por enseñarme a comprender,por hacerme mejor.

  4. Mis hijos no pasaron hambre durante su estancia en casa de acogida y orfanato, otra cosa es necesidad…Mi hijo como el de P. sí pasó ese hambre de cariño…creo que tuvo tanta que dejó de tenerla, creyó que ese era el estado natural en el que debía vivir un bebé…aunque, pasados casi 3 años…ufff!! Ha recuperado esas ganas de saborear las caricias, los besos, los arrullos y lo que es mejor, los ha aprendido tan bien que se ha vuelto un él el propio bombón, será para que nos lo comamos constantemente…!!!
    No sé si vivir en esa incertidumbre te prepara para el futuro o te amarga el presente…¿están esas personas más preparadas para las rupturas…? Quizás una persona mayor como el padre de Itsaso, puede…Yo creo que un pequeño de los nuestros, dificilmente…

  5. Cuando a uno de nosotros, de un día para otro, se le quiebra la salud, se le mueren los cercanos o pierde el trabajo en los tiempos que corren, también se le quiebran las certezas. Y eso que tenemos recursos personales para “mediar” la emoción. Cuando te sabes vulnerable, puede que valores lo que tienes pero es cierto que vives más angustiado. Y nuestros hijos tienen razón para estarlo, cuando sería “valido” esperar que se calmara esa angustia pues no creo que sea sólo un tiempo cronológico. Sino que también depende de lo que vaya a faltar. Mi hija comía como los vuestros y eso hace tiempo que desapareció pero por épocas se vuelve una niña “lapa” y sé que eso tiene que ver con algo que sucede a nuestro alrededor que pone en riesgo mi permanencia. Pero te leo Madre de Marte 😉 y al contrario que tú, pienso que es imposible pedirle que crea en un mundo sólido porque no lo es. Quiero que aprenda a vivir con cierta incertidumbre y a manejarla con serenidad, a crearse alternativas si llegara a pasar algo…Es díficil ciertamente…pero ambas lo intentamos, cada día un poco más…

    • El problema (para mí) es que tengo la sensación de que si no consigue cierta sensación de solidez, le resulta muy difícil disfrutar de lo que tiene, del presente, que está tan permanentemente preocupado por todo lo que puede terminarse que no es capaz de relajarse y gozar. Y sí, es él quién tiene que aprenderlo, pero me gustaría tanto ayudarle!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: