familia monoparental y adopción

Acting out

La primera vez que leí “La herida primaria“, me llamó la atención la división de los niños adoptados en dos grupos: los que exteriorizan sus emociones de manera contundente y a veces agresiva (en inglés, el idioma en que leí el libro, lo llamaba “acting out”) y los complacientes, lo que siempre se portan bien y están pendientes de agradar a la gente que les rodea (y así, esconden sus propias emociones o se bloquean a veces para no fracasar y decepcionar).

Los años me han hecho ver que esta división es un poco simplista. Hay niños que tienen mucho de lo primero, niños que tienen mucho de lo segundo, otros que tienen un poco de cada, y algunos que no responden a ninguno de estos retratos.

Sería el caso de mi hijo pequeño, A., que si bien puede tener momentos tanto de “acting out” como de complacencia, en general es un niño bastante funcional (como leí en otro libro que me pareció interesantísimo, “Consejos de supervivencia para padres adoptivos”, “si tu hijo no se comporta de forma diferente a un hijo biológico, no lo trates distinto a como lo harías con un hijo biológico”. Me pareció un consejo muy tranquilizador).

B., en cambio, es de los que tienen componentes de ambos tipos, que al final no dejan de ser síntomas de lo mismo: el pavor a la pérdida, a la separación, al abandono.

¿Cuál es la ventaja de tener un hijo que “acts out”, que exterioriza sus emociones de la manera más visceral?

Para mí son dos: la primera es que sacar las emociones negativas, los miedos, las angustias, es bueno: mucho mejor que guardarlas dentro para que se enquistan, se pudran, o terminen estallando.

La segunda, es que te obliga a actuar, a hacer algo para resolver los problemas, a buscar claves, a probar estrategias.

Seguramente, pocas cosas te hacen crecer más que tener un hijo de este tipo.

Aunque al final del día te sientas como si te hubiera pasado un camión por encima.

Anuncios

Comentarios en: "Acting out" (12)

  1. Totalmente de acuerdo. A mi esa separación también me parece muy simple, imagino que como todas las clasificaciones generales. Quizás esa clasificación ( y todas) marca los dos extremos pero los comportamientos varían en la zona intermedia según el niño o según el momento.
    Mi hijo por ejemplo, puede ser más complaciente, aunque muy menudo no lo es en absoluto pero no lo exterioriza de manera agresiva, simplemente se enfada o está de mal humor…

  2. Hace dos semanas acabe las entrevistas para la actualización de mi CI, y lo que me sorprendió cuando fuí a ver a la asistente social para las entrevistas, me pidió que para la siguiente entrevista me leyera dos libros: Uno: La herida primaria, y el otro :La otra cara de la adopción
    Por fortuna para mi, ya me los habia leido, así que pudimos ha blar sobre los libros, bueno basicamente el de la herida primaria, que como a ti, me parece muy simple la forma de clasificar al tipo de niños, lo que no me gusta de este libro es que estandarizar los niños con conflictos como si todos fueran iguales. Y claro que hay niños de un tipo y de otro, pero tambien hay niños con otros comportamientos y actitudes. En general me pareció interesante aunque no estoy de acuerdo en todo.

    • Me parece un buen cambio que en el proceso del CI recomienden leer estos libros… aunque habrá familias que recibirán la sugerencia como que “nos quieren desanimar”… El segundo, el de la otra cara de la adopción, no me lo he leído, pero me lo he ojeado, y me pareció que podría haber tenido mucha más chicha de la que tiene… que se ha desaprovechado una ocasión de hablar de temas delicados que muchas veces no salen.

  3. Precisamente estoy leyendo el segundo de los libros que mencionas.El primero no lo he leido.Espero hacerlo algún día.
    De mis dos hijos,el primero es de los que saca,es un niño a temporadas tranquilo y a temporadas mosqueado con el mundo entero.Tiene heridas que cicatrizan poco a poco,ha sido extremadamente miedoso,aunque cada vez menos,tiene temporadas en las que es capaz de tirarse horas haciendo un puzzle o dibujando,y otras en las que ni dos minutos,le resulta casi imposible estar sin levantarse de la mesa lo que le dura un plato de macarrones o un colacao,ha aprendido a leer y escribir a los 5 años,dibuja muy bien desde muy pequeño,y tiene otras tantas capacidades que nos sorprenden,pero sigue sin ser capaz de pasar una noche entera en su cama,necesita contacto continuo,cariño,sentirse querido y valorado.Si está nervioso es un terremoto,tiene pesadillas,es muy movido y hasta molesto en las clases,desafiante en casa y un largo etcétera.Las temporadas de tranquilidad es dócil y el niño más encantador del mundo mundial.Desde que tiene 6 semanas de vida está con nosotros,pero tiene sus “secuelas”.Sin embargo su hermana,llegó a nosotros con nueve meses de vida,y en ella no veo ninguna secuela.Ninguno de los dos ha pasado casi tiempo con sus padres biológicos.La niña es aún pequeña,pero el niño ya sufría cuando le conocí y ella no,él sigue necesitando un extra,y ella parece que no.Cada uno es un mundo.

    • Yo creo que, al marge de que las vivencias puedan ser más o menos duras (y a veces lo que marca la diferencia son cosas que no conocemos, como que se haya vinculado bien a una cuidadora, por ejemplo), hay niños que tienen más recursos que otros. En el caso de mis hijos, parece que hay mucha diferencia en este último aspecto…

  4. Gracias por tus consejos. Nosotros estamos empezando el proceso de adopción y he estado leyendo otros libros, aunque este (The primal Wound) lo tengo en la lista para leermelo después ¿Entonces, lo recomiendas? A mi tampoco me hace mucha gracia el usar etiquetas para categorizar a personas, pero la verdad es que una taxonomía bien llevada puede ayudar a dar pautas, que luego cada una adapta como quiere… ¿entiendo que ese es el caso?

    • Yo creo que lo mejor es leer todo lo posible y quedarte con lo que te interese o te cuadre de cada uno.

      Para mí “La herida primaria” fue una revelación. Yo lo leí cuando ya tenía a un hijo que responde bastante a uno de los patrones del libro, y me sirvió para entender muchas, muchas cosas. En cambio, conozco a gente que lo ha leído en el proceso de adopción, y teniendo un hijo más “fácil” y lo han encontrado muy exagerado…

      Antes me leería otras cosas, sin embargo, como “La aventura de convertirse en familia” de Beatriz San Roman o “adopción y vínculo familiar”, de la Fundación Vidal y Barraquer. Creo que las ideas básicas para “empezar” están en estos libros. También me gustó mucho uno que se llama algo así como “20 cosas que los adoptados pensamos que los padres deberían saber” (es en inglés también), de Sherrie Eldridge.

      • Muchas gracias! Voy a Amazon ahora mismo a echar un vistazo. De momento se los voy a ir mandando a mi madre para que los vaya leyendo ella también (yo vivo en Inglaterra), que nos irán bien a tod@s y así cuando vaya a recogerlos, que se los haya leído ya, jisjis.

      • Por si te interesa, los libros de Beatriz San Román también se pueden leer online en http://postadopcion.org/. Si no recuerdo mal, allí también encuentrarás traducciones de folletos americanos que creo resultan acertados para empezar a pensar en temas relacionados con la adopción.

      • Un gran blog. Gracias por recordarlo!!

  5. http://hongmihijo.blogspot.com/

    Esto me has sugerido…”madremarte”. Gracias…por tu entrada…para meditar, reflexionar y actuar con paciencia y comprensión…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: