familia monoparental y adopción

Hace algún tiempo me llegó esta historia, es decir, la primera parte de la historia, la de una familia norteamericana que buscaba a la hermana biológica de su hija adoptada en Etiopía. S. ha participado de forma colateral en esta historia, y propone una serie de reflexiones al respecto que creo imprescindible compartir aquí:

Desde hace unos días, llevo implicada, de alguna forma, con un curioso caso de búsqueda de orígenes que me ha hecho reflexionar mucho.

Soy amiga (cibernética) de una monoparental americana que adoptó a una niña mayor de Etiopía. Esta niña, M., que ya tiene 12 años, recordaba mucho a su hermana pequeña, 5 años menor, y a la que prácticamente crió. Sabía que la pequeña también había sido adoptada, en España, y llevaba dos años buscándola (ha escrito mensajes en varios foros españoles, sin éxito), porque su hija sufría una angustia enorme queriendo saber qué había sido de esa niña a la que
crió.

Ahora, esta familia ha vuelto a Etiopía a ver a la familia de M. Parece ser que todo el viaje ha sido un éxito: he visto las fotos y la sonrisa de felicidad de todos te deja el corazón confortable y calentito, son realmente preciosas.

Y allí han encontrado todos los datos, ¡todos! de la familia adoptiva de E., la pequeña. Como están en España, mi amiga me pidió si podía hacer un contacto inicial. Lo hice, y no sé qué pasará, pero eso no es mi decisión, sino que está en manos de la madre española. Al menos M. sabe, por fin, con seguridad, que E. está bien, algo que a ella la tenía muy torturada.

Esta historia me ha traído, muy de cerca, multitud de aspectos de los que tantas veces hablamos aquí.

Por un lado, la carga tan pesada que traen a veces estos niños a sus nuevas vidas, dejando atrás a quienes quieren sin saber qué será de ellos.

Por otro, cómo saber la verdad y cómo encontrar una familia adoptiva que les ayude a reconciliarse con su dualidad tiene un efecto terapéutico indudable.

Y, cómo no, la manera en que este mundo global realmente es pequeñito. Porque si lo pensamos, es increíble esta historia jugada, en tiempo real, vivida en directo, entre 3 continentes. Cómo personas que no nos conocemos, nos unimos a golpe de un sencillo click. Y cómo nuestros hijos, en un futuro ¡cercanísimo! tendrán muy fácil encontrar a quien quieran.

Ya he leído varios reportajes de cómo hay tanto madres que entregaron a sus hijos en adopción como hijos adoptivos que se han encontrado a través de Facebook, por ejemplo, y está claro que ese tipo de encuentros, deseados o no, ya no estarán limitados a la adopción nacional, sino que también se darán en la internacional.

Tengo la sensación de que guardar secretos, en este mundo interconectado, va a ser una tarea prácticamente imposible cuando alguien quiera saber.

Anuncios

Comentarios en: "De secretos, mentiras y silencios" (19)

  1. No sé muy bien por qué, pero leer este post me ha reconfortado.
    Gracias.
    Felisa
    (supongo que es agradable saber que existen personas afines, o con grandes intersecciones conmigo,como tú, madre de Marte)
    Un abrazo.

  2. Lo que es una pena es que las separasen. Antes de decidirme a adoptar domesticamente en el UK estábamos convencidos para adoptar en Etiopia y era parte de un foro en el que se publicó el mensaje. Me alegro de que lo haya conseguido. Como tú dices con las tecnologías actuales es muy fácil que encuentren a sus padres y eso es bueno hasta cierto punto. Recuerdo una alumna adoptada (domesticamente) a la que los padres encontraron por facebook (o ella a los padres, no lo sé) y era completamente contraproducente. Es un arma de doble filo. Evidentemente no es el mismo caso y me alegro por ellas porque aunque cueste, creo que hay que pensar en esta niña mayor como en una madre de su hermana pequeña.

    • Yo creo que el contacto con la familia de origen siempre puede ser difícil de gestionar, más allá de los métodos que se utilicen para encontrar; y que las nuevas tecnologías tienen riesgos para la intimidad también para las personas no adoptadas, que muchos todavía no sabemos cómo manejar…

      Suerte en la adopción!!

  3. Yo también creo que hoy en día , con este mundo interconectado , es casi imposible ocultar estas cosas y de las mías ( reproducción asistida con donación) ya te contaré el día que nos conozcamos….

  4. Que cierto es…Yo ya tenía una via de comunicación abierta,pero gracias a las nuevas tecnologías he conseguido que sea más cercana y continuada,y me he podido hacer con ciertos “tesoros”.Desde que leí el primer mensaje de la familia de M. me he acordado mucho de ellos,y me alegro mucho de que por fín vean un poco de luz,me alegro por todos ellos,pero sobretodo por M. y por E.Sólo espero que la familia de la pequeña no sea reacia a establecer un contacto con la familia de M.Sería muy cruel…

  5. He leído con gran interés este post, porque es casi, casi una copia de la historia de mi hija.
    Ella se crió en Etiopía con su madre, su padre y dos hermanas de la madre, una de unos 12 ó 14 años y la otra, pequeñita, unos dos añitos más que mi hija; eran tía y sobrina, pero en realidad se trataban como hermanas.
    Dejaron a ambas en el orfanato y ahí ellas decían que eran hermanas, pero como al dejarlas no apuntaron nada, fueron dadas en adopcion por separado. Creo que la tía está en Canadá, pero seguro no sé nada. Llegué a conocerla porque en el orfanato estaban siempre juntas y decían que eran hermanas, en todas las fotos al ladito una de otra…., nadie lo creíamos. Ha sido tiempo despues cuando he sabido esta historia.
    Se me parte el corazón cuando me acuerdo de las dos allí, de la mano…¡ que cruel es a veces el destino!

    • Por desgracia, parece ser una historia bastante habitual en Etiopía. Se separan hermanos (o casi hermanos como en vuestro caso), a veces por desconocimiento, pero otras muchas a sabiendas, porque así es más fácil (y rentable) colocarlos. También es tremendo que luego, muchas veces, los padres adoptivos les niegan su propia historia… tu hija tiene suerte de haber encontrado una madre que no lo hace.

      ¿No crees que quizás podrías intentar buscarla como hizo la madre de M. con E.? Con las redes sociales, la posibilidad está ahí…

      • Ya me gustaría, perono necesito más datos

      • ¿No has pensado que quizás podrías hacerlo a través de foros de adopción americanos / canadienses? Conexiones más difíciles se han encontrado… Yo creo que si estuviera en tu lugar, no dejaría de intentarlo.

      • Mi principal problenma es que no hablo apenas inglés, pero si me das algun enlace de foros americanos o canadienses lo intento que con el traductor de google y lo poco que se igual me apaño.
        Mi correo es txikipaleros@yahoo.es

      • Yo no soy usuaria de foros americanos, pero pregunto y te digo. Si no te pasan algún enlace antes los lectores del blog, que me consta que algunos sí los usan…

  6. La mala noticia es que me temo que, por ahora, tiene toda la pinta de que la madre de E. se va a negar a tener contacto con la familia de M. Aarggggg…

    • Pues me parece terrible, la verdad. Me parece injusto y soy incapaz de comprenderlo. No comprendo que alguien, teniendo la posibilidad de encontrar información, lazos, historia, afectos… de los hijos que ha adoptado, decida no hacerlo; y todavía entiendo menos que alguien se crea en el derecho de tomar este tipo de decisiones. Como si esta información les perteneciera, y todavía peor, como si sus hijos les pertenecieran.

    • Sus razones tendrá, pero personalmente creo que la conciencia le debería molestar un poco. Cuando E. crezca pedirá explicaciones, no me gustaría estar en su piel.

  7. Gracias por las cosas que compartes… yo he vivido el rechazo de varias familias a saber… y es demoledor, cuando lo tienes ahi, al alcance de la mano y lo rechazas estas negándole a tu hijo en un futuro el derecho a saber. Cuando un amigo mio viajó a Etiopia me ayudo en la busqueda de la familia bio de mi hija y la encontró. Por el camino encontró a varias familias bios que sabían que sus hijos estaban en España y querían saber de ellos (estado de salud… vamos lo normal). De las 10 familias que he buscado solo he dado con 5, 2 han estado encantadas e incluso han empezado un tímido contacto, 1 “se ha guardado la información” para más adelante… y 2 me han pedido que destruya todo lo que tengo, fotos, teléfonos, fotos de los niños en Etiopía…. que ahora sus hijos son españoles… en fin yo no he destruido nada porque esa información no les pertenece, es de los niños y a lo mejor cuando sean mayores de edad me encuentran y se las daré. A las otras 5 familias (por cierto 2 de ellas de BCN) sigo sin encontrarlas…… es una pena.

    • Es terrible. No puedo entenderlo, la verdad. NO soy capaz de entenderlo. Creo que has hecho lo correcto. Si estos niños algún día buscan esta información (incluso si sus padres cambian de idea, que todo puede ser…), será fantástico para ellos que puedas dársela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: