familia monoparental y adopción

Infancia secuestrada

Sé que el título del post puede inducir a error, pero quiero hablar de algo muy banal (en comparación con las palabras elegidas): los deberes escolares.

En Francia, ese país donde no olvidan que son hijos de una revolución, la principal Asociación de padres ha convocado una huelga de deberes. Los deberes, afirman, son inútiles y fomentan la desigualdad entre los niños que reciben ayuda en casa, y los que no. “Los niños deben enseñar en casa lo que han hecho en el colegio, no enseñar en el colegio lo que han hecho en casa”.

El debate entre “deberes sí – deberes no”, es viejo. Yo me posiciono claramente a favor del NO. ¿Por qué? Porque me parece que no sirven para mucho. Y porque a mí me fue muy bien en un colegio donde no había deberes. Donde se consideraba que el tiempo que pasábamos en la escuela tenía que ser suficiente para aprender, trabajar en equipo y de forma individual, memorizar, entender y dejar el trabajo terminado, es decir, todos los objetivos que alegan los defensores de los deberes.

En mi vida adulta, no me siento en desventaja respecto a mis compañeros de trabajo, de facultad, amigos, que sí tuvieron deberes. Al contrario, no tenerlos me permitió leer por el placer de leer, dedicar horas a cosas que me gustaban, explorar por mi cuenta…

Por circunstancias de la vida, nos hemos tenido que adaptar a un colegio en el que sí los hay.

Ahora es una hoja de lengua o matemáticas un día a la semana… que a menudo nos lleva (sí, NOS lleva. Porque aunque B. haga los deberes él solo, hay que estar ahí, apoyar, explicar, aclarar) una hora. Más el rato que hay que dedicar a las tareas atrasadas, que algunos fines de semana son inabarcables. Recuerdo una vez que puse una nota a la maestra en este sentido… si en una semana de clases diaria no había conseguido acabar todo aquello, ¿no era absurdo pensar que lo podría hacer en un fin de semana?

Pero dicen que a partir de 3º, la cosa se complica. Varios padres del colegio con los que he hablado aseguran que hay deberes todos los días, y el fin de semana. Y que algunas tardes, a niños que no tienen dificultades de aprendizaje, las tareas les ocupan una hora y media.

Y entonces… ¿cuándo hacemos todo lo demás? ¿cuándo juega? ¿cuándo jugamos? ¿cuándo paseamos? ¿podrá hacer un puzzle o jugar al lego? ¿ver un rato de tele? ¿escuchar música? ¿leer por el placer de leer? ¿ayudar en la cocina, hacer croquetas que le encanta, o pasteles?  ¿pelearse con su hermano? ¿hablar de cualquier cosa? ¿vivir?

¿Qué precio tendremos que pagar por el hecho de que los deberes tengan a los niños secuestrados?

Anuncios

Comentarios en: "Infancia secuestrada" (40)

  1. No tengo una postura clara al respecto; es decir, no sé si los deberes son muy útiles, nada útiles, o no tan útiles como para que compensen lo que se pierden.
    Lo que sí creo, viendo a mi hija mayor (3º de Primaria), es que al menos en algunos centros la cantidad es excesiva (aunque, a la hora de ver el tiempo que les queda, creo que es imposible no tocar el tema de las actividades extraescolares y cuestionarnos también sus supuestas bondades).

    Por otro lado, está el tema, no de los deberes propiamente dichos, sino de estudiar. Yo no sé si es una opinión impopular, la mía, pero creo que es inevitable que poco a poco vayan acostumbrándose a hacerlo, porque poco a poco van a ir necesitándolo, y sobre todo porque va a llegar un momento donde va a ser imprescindible para ellos, y entonces será demasiado tarde para aprender a hacerlo y para coger el hábito. Pero, en cualquier caso, el debate lo pondría yo en el cuándo y en el cuánto, no en el sí/no.

    Una vez dicho eso, y a pesar de que creo que aprender a esforzarse y a trabajar “sin gusto” es tristemente necesario, estoy seguro de que hay mejores métodos que los actuales.

    Un beso.

    • Me gusta la última definición, porque creo que esto es lo que son para mí: “No tan útiles como para que compensen lo que se pierden”.

      Yo aprendí a estudiar… en horas de clase. En mi colegio había horas específicas para la lectura (dos medias horas a la semana), horas para estudiar… en clase nos enseñaban a hacer esquemas, entender qué nos preguntaban, organizar la información… Y cuando llegué al instituto, no tuve ningún problema para adaptarme a un sistema más tradicional, con exámenes para los que había que estudiar y deberes que había que hacer (después de toda la infancia oyendo, por parte de amigos que iban a colegios tradicionales, que cuando llegara al instituto fracasaría porque no estaba acostumbrada a estudiar).

    • Por cierto, estoy de acuerdo en que habría que abrir el debate a las extraescolares… aunque confieso que en mi caso son necesarias por temas de conciliación, y no sabes lo que me pesa.

  2. Pues yo tampoco tengo una opinión muy clara sobre su utilidad ni su conveniencia, aunque sí considero que es bueno que, en algún momento, comiencen a acostumbrase a estudiar, a repasar, a reforzar lo que les cuesta más…

    Lo que sí tengo claro es que un niño de 8 o 9 años no debe pasarse un par de horas todas las tardes y parte del fin de semana haciendo deberes. Me parece un exceso.

    Tengo una sobrina de 7 años que solo lleva a casa los trabajos que no le ha dado tiempo a hacer en clase (o aquellos en los que necesita refuerzo). Que esto debería hacerse en el colegio? De acuerdo, pero hay que ver el perfil de aula que tiene: 25 niños, 4 de ellos con necesidades especiales. Su profesora no tiene tiempo casi ni para explicar lo más básico. Pensar en refuerzos es imposible, así que, ya a principio de curso, pidió la ayuda de los padres para que los niños no se queden atrás.

    Cuánto de lo que los niños se llevan a casa se debe a estas deficiencias del sistema?

    • Mi hijo, buena parte de las tareas inacabadas que trae consisten en colorear dibujos de fichas que ya tiene hechas. ¿De verdad es tan importante esto? ¿No es mejor trabajar la plástica con un buen trabajo, hacer un buen dibujo, en vez de colorear con lápices 10, rápido y mal, por aburrimiento?

      Yo estoy dispuesta a asumir una cierta dosis de trabajo en casa: buscar información sobre algún tema, por ejemplo, o escribir sobre algo interesante, o repasar las tablas de multiplicar (algo que creo imprescindible aprender de memoria), incluso puedo explicarle algunas cosas que no entiende, pero, ¿retahilas de ejercicios idénticos, repetitivos, absurdos, como los que traen muchas veces?

  3. Tengo relativamente reciente la época del instituto y aún no he olvidado del todo el colegio, por ello me posiciono claramente en contra de tres cosas: los deberes en casa por la tarde, los libros de lectura obligatoria y la cantidad de horas de clases seguidas (sobre todo en el instituto).
    Sobre los deberes, hasta el instituto no los tuve y como bien dices por tu caso personal, no los eché de menos. Leía muchísimo, veía películas, jugaba con mis primos… Disfrutaba de mi infancia. Si un niño pasa cinco o seis horas en el colegio por la mañana, y una hora y media haciendo deberes por la tarde, más las horas de tareas cotidianas (comer, ducharse, etc.) ¿qué tiempo tiene para hacer nada más, sobre todo en los inviernos, con tan pocas horas de sol? Me parece una crueldad y una extrapolación invasiva de nuestro mundo adulto al suyo. Como nosotros tenemos una rutina tan rígida, trabajamos mas de ocho horas todos los días y hay días que no nos queda ni un segundo para el ocio, nuestros hijos también. Me parece una barbaridad.

    • Yo creo que es importante recordar, además, que el juego es básico para los niños. Que es la forma básica de aprendizaje en la infancia… Dejar a un niño sin tiempo para jugar es hacer un adulto cojo.

      De todas formas discrepo en que es una extrapolación del mundo adulto: la mayoría de nosotros nos rebelaríamos si, después de nuestra jornada laboral, nos esperasen en casa 2 o 3 horas más de trabajo extra… ¿Por qué los niños sí?

  4. Pues yo tampoco me decanto ni por el sí ni por el no. Yo sólo lanzo una cosa al aire y es que pueden ser muy útiles si un@ los prepara para que lo sean, por ejemplo para un niño que quizás faltó a clase o un chaval con necesidades especiales que aún con el apoyo en clase piensas que se va a perder porque le hace falta más práctica (en sumas, por ejemplo). O quizás deberes de estudio (“para la semana próxima, os aprendéis estas 6 palabras en inglés” -con lo que el que se las sabe con 1 minuto va listo y al que le cuesta más o estaba en otras cosas, pues tiene que apretar más-). Pero claro, colorear una ficha es algo que se ha sacado de la manga por dar algo y también me parece un pérdida estúpida de tiempo. Sí soy partidaria de los deberes PUNTUALMENTE cuando la clase “tiene el día tonto” y no acaban lo que la profesora ha calculado que deberían hacer, porque refuerza la obligatoriedad de ciertas tareas. O quizás clases más complejas que dices “uuufff… estos no se han acabado de enterar”. Pero claro, esto sólo debería pasar de uvas a peras… lo que me lleva a la siguiente conclusión, como decía Marte de Marte ¿si no lo ha podido hacer en una semana, porque lo debería de hacer en un fin de semana? Es decir, que si se dan clases de calidad y uno-a se adhiere a la programación no debería de hacer falta mandar deberes, porque el currículum no avanza a golpe de trabajo individual. Pero en lugar de eso les llenan el horario con asignaturas absurdas y claro, luego para lo que importa no les llega el tiempo y empiezan a mandar deberes a destajo para llegar a los requerimientos mínimos.

    Otra teoría ya más sui géneris es que el sistema está preparando a los siguientes “trabajadores hormiguitas” que piensen que es normal trabajar 60 horas a la semana cuando la jornada laboral es de 40. O sea, que básicamente al sistema le importa bien poco la felicidad holística del individuo… no sé… en todo caso mi punto de vista es: deberes sí, pero como ni de forma programada ni con frecuencia, porque son síntoma o de clases malas o de mala programación.

  5. Está comprobado “científicamente” que sistemas como el Montessori y el construtivismo en la enseñanza…sin deberes…pero como mucha práctica, contacto con la naturaleza, contacto experimental y asambleario y de convivencia entre seres humanos y no…enseñan millones de veces más que…los tradicionales e inamobibles deberes que restan todo el tiempo de ser personas y de formarse como tal a nuestros hijos…
    A ver cómo me las arreglo para…cuando llegue el momento…contrarrestar esta esclavitud y este robo que descaradamente se le está haciendo a la infancia sin tapujos y sin evaluar las consecuencias futuras…

  6. Yo apoyo claramente el NO.
    Creo que las horas del cole deberían ser suficientes…
    Yo creo que, de verdad, si lo que se supone que deben hacer en casa es porque no les dió tiempo a hacerlo en el cole, a lo mejor sería buena idea eliminar los puentes y reducir las vacaciones de verano ya que, en vez de 3 meses de vacaciones de verano y 2 horas diarias de deberes en casa,a lo mejor, con 2 meses de vacaciones en verano, pues lo que ahora “hacemos” en casa lo papis les daba tiempo a hacerlo en el cole, no?
    Y ya el colmo.,….los deberes de los viernes…de verdad, me matan….es como que: pues ahoira que tienes 2 días de descanso….te mando el doble….jo, que el fin de semana es para descansarrrrrr!!!!!!
    Osea, que lo que yo propongo es cambiar el calendario escolar: ¿qué tal del 1 de septiembre al 30 de junio?
    Así, ganamos 10 días en septiembre y otros 10 en junio…..y en esos días les da tiempo a “acabar” lo que ahora no les da tiempo…..

  7. Mi hijo está en infantil y le mandan deberes para hacer con los padres y yo claramente me posiciono en el no, tan en el NO que no los hago. Me niego a sacar fotos de internet el fin de semana, o a hacer un cuento con él, solo hace los deberes que pueda hacerlos el solito, su mamá es analfabeta para este caso. Empezamos ayudandoles con los deberes en infantil y acabamos haciendo el trabajo de filosofía en la ESO. Mi hijo está en el cole mañana y tarde, así que no necesita hacer nada el fin de semana más que actividades con su madre o vaguear con su madre. Lo he hablado en el cole y la justificación que me dan es que así los padres hacen algo con los hijos, que muchos no se paran nada con ellos y evidentemente les he dicho que yo decido lo que hacer con mi hijo y no el cole. No se si me estoy explicando, si un niño necesita clases de apoyo, perfecto, pero que por definición los padres hagamos los deberes con nuestros hijos creo que no les enseña a madurar y si a ser dependientes de los padres para hacer los deberes o estudiar, tengo amigas con niños de 8 años que “tengo que estudiar con el para el examen de sociales”, con niños sin ningún problema de aprendizaje. Si que creo en que en primaria hay que comenzar con los habitos, primero de lectura y después de estudio, pero eso, que ellos lean y que ellos estudien y yo mientras a hacer calceta, leer mi propio libro o trastear en la cocina como hacía mi madre. Mi sobrina comenzó el año pasado primaria en bilingue con inglés y mi hermano y cuñada no tienen ni idea de inglés y no le pueden enseñar nada ni hacer los deberes con ella, y curiosamente está mejorando sus notas y su independencia en el cole (es una niña un poco tímida), todo ventajas el hecho de no tener ayuda, aunque a mi no me convenza nada estudiar “the Tajo river”

    • “Así los padres hacen algo con los hijos”… me parece horrible esta frase, primero, porque no me parece que sea cosa del colegio qué hacemos o no con los hijos, y luego, porque si tienen que forzarnos a hacer algo con ellos, ¿tienen que ser los deberes? ¿Por qué no les piden el lunes que expliquen una actividad que hayan hecho con sus padres el finde, algo que como familia elijamos? Cada vez me parece más preocupante esta tutela que desde los colegios se sienten obligados a hacer sobre las familias, cuándo tenemos que destetar a los niños o quitarles el pañal, a qué hora tenemos que meterlos en la cama, cómo tenemos que educarles… ¿No debería ser al revés? ¿No deberíamos ser nosotros los responsables que delegamos – cómo y cuánto nos parece – en el colegio?

      Y, efectivamente, si el objetivo de los deberes es que aprendan a trabajar individualmente, no tiene mucho sentido que los hagan CON los padres. En mi trabajo también hay personas que dicen “teneMOS que estudiar el Imperio Romano” (o lo que toque), “estaMOS haciendo un trabajo sobre tal o cuál tema”… la gracia es que los niños lo hagan solos, ¿no? al nivel al que sean capaces… ¿cómo van a convertirse luego en adultos independientes y capaces si se lo hacemos nosotros?

    • No sé si te refieres a lo mismo que hacemos en el cole de mi hijo, Bone (supongo que no).
      En el colegio de mi hijo (en infantil) trabajan por proyectos. Al inicio de cada proyectos, las profesoras solicitan a los padres que envíen la documentación que puedan sobre el tema a tratar. Unos envían cuentos, otros revistas, otros cosas sacadas de internet, pelis, juguetes… Depende del tema. Ahora están tratando “El espacio” y yo he estado a punto de enviar unas sábanas con motivos espaciales, pero me pareció excesivo 🙂

      Cuando estudiaron Etiopía, yo preparé una presentación y envié un montón de cosas relacionadas con el tema (ropa, collares, harina de tef…). A mí eso me parece estupendo, tener la posibilidad de implicarnos así y de participar tan activamente.

      Hay otros temas de los que no tengo ni idea y ahí no mando nada…

      • Esto también se hace en mi colegio… a mí esto sí me parece bien. Por ejemplo, este año el tema transversal (que estudian todos los cursos) es el bosque, y B. llevó el libro de Waangari Mathai y A. un montón de animalitos de juguete que viven en el bosque, además de un libro de orangutanes…

        ¿Sabéis que pensaba? que al menos en mi barrio, las escuelas “sin deberes” tienen familias mucho más participativas y activas que los colegios tradicionales. Curioso, ¿no?

  8. Añado…Todo esto lo conocí por el profe de mi hija de los tres años de infantil…y el resto por mis investigaciones y lecturas por cuenta propia…
    Os recomiendo, para los peques de hasta 7 u 8 años…o dependiendo de su madurez académica…Yo lo hago mucho con mis hijos…
    Un ejercicio divertido y audaz (deberes de pensamiento, escritura, imaginación, psicomotricidad fina, autestima)…que hacía mi hija en clase con 3, 4 y 5 años…
    Recortad (entre todos) fotos de revistas, dejad que eliga la que más le guste, coged una cartulina del color que a ellos les guste y pegad la imagen, incitarlos a que definan la imagen, que hagan una frase, la que se les ocurra y que la escriban…salen cosas magníficas!!!
    Con el peque de 3 años…hacemos collages…de imágenes que él recorta de revistas…y luego las pega como él quiere…y hace unos trabajos fabulosos…
    Es lo que hacemos algunos días…otros …nos pasamos la tarde entera jugando en el jardin y…ahora retirando piedras, con sus respectivas minicarretillas, de donde irá el futuro minihuerto…Intento que jueguen lo más posible…y que hagan lo menos posible de deberes, mi hija tiene poquísimos…y mi hijo ninguno por su edad…Ya veremos qué nos espera…

  9. Hola, yo estoy un poco con Calzascortas, creo que tienen que ser puntuales y excepcionales. Mi hijo está en 3º de infantil y a diario no trae nada, sé que a algunos padres les han aconsejado refuerzo de lectura, pero por el momento a nosotros no, así que merienda, juega y ve un ratín la tele. El día que toca piscina pues eso. Y ahora viene el tema parque. Pero en Primaria creo que sí hay deberes diarios, ya veremos… Ahora trae una hoja de caligrafía con 4 frases que hace rápido y una hoja de sumas y restas que tb. hace rápido. Además trae el libro de letrilandia, para practicar, pero yo prefiero que lea cuentos, la verdad, más que “escolarizar” la lectura con el libro de todos los días.
    Aparte del tema deberes sí/deberes no, me tiene alucinada por conocidos que los padres se ponen a hacer los deberes con los niños, y te dicen “se nota mucho la tarde que me siento con él y la que no”, joroba no se va a notar. Pero no lo entiendo, mi intención y lo que practico ya es dejarle hacerlos y al acabar me los enseña y los corregimos. Yo no tuve ayuda de mis padres y he sacado muy buenas notas, no sé, creo que excepto si hay problemas, es mejor que los hagan solos.
    Otro tema interesante es el nivel de inglés en España, ¡¡¡ay Rajoy que le dice a Obama que sus hijos y él lo están estudiando!!!! y publican como noticia que ya ha dicho sus primeras frases en inglés. Mira nuestros políticos y verás a nuestra querida España, Inglis pikinglis.

  10. Yo tampoco me decanto en ninguno de las dos posiciones; no me parece bien excesivos deberes para que hagan en casa, pero sí que terminen lo que no hayan hecho ese día en el colegio,o que les manden estudiar un poquito para que vayan cogiendo el hábito.
    Mi hija está en 4º de primaria, en su clase son 25 niños, 7 de ellos nuevos, 6 repetidores, uno hiperactivo y 2 que precisan refuerzo…, con toda esa variedad yo no le puedo exigir a la maestra que haga más de lo que hace, que creo que es bastante. A principio de curso nos dijo que de vez en cuando echarámos una ojeada a los cuadernos , porque no le daba tiempo a corregir todos, y así lo hago de vez en cuando.
    En cuanto a lo de hacerlo solos.., pues yo he de confesar que tambien estudio con ella, ( precisamente mañana tiene examen de conocimiento), poco a poco va siendo más independiente, y ahora de los deberes ya ni me preocupo. Espero que en años posteriores tampoco necesite mi ayuda para el estudio, pero hoy por hoy es así.
    Yo toda la vida tuve deberes y que estudiar en casa y eso no me quito ni de jugar, ni de gamberrear lo mío, no me creo ningun trauma, ni me sentí alienada por ello.
    Lo de las actividades extraescolares creo que hasta merecería un post aparte

    • En mi barrio hay colegios públicos que ponen deberes y otros que no los ponen. En los dos tipos de centros tienen la misma ratio de alumnos por clase, el mismo porcentaje de alumnos con necesidades especiales, etc. Pero unos consideran imprescindible que los niños trabajen varias horas en casa, y otros lo consideran innecesario (incluso contraproducente). Y en ambos tipos de centros, los niños llegan igualmente preparados al instituto.

      Conclusión: ¿de verdad sirven de algo los deberes?

      PD: Si un niño es incapaz sistemáticamente de acabar las tareas en clase, ¿no debería averiguarse por qué y poner soluciones al problema? Lo fácil es enviarle a casa a terminar lo que no ha hecho…

  11. Venía yo a decir que métodos como Montessori o los Waldorf (no es el mismo, ¿no?) se consiguen con pocos niños y muchos medios; es decir, pagando. Y que la enseñanza pública, hoy por hoy, no tiene capacidad para eso. O sea, que al menos en parte ya estamos pagando (y nuestros hijos) el que no se considere suficientemente prioritaria; y lo que te rondaré, morena.

    Pero lo que sí que me sorprende es que haya centros públicos en los que el sistema parece cambiar tanto.

    Los deberes, puntuales y con una función muy clara y medida, y siempre medidos ellos también (insisto, mi hija no para, y eso que va genial en clase). Ahora yo los veo excesivos y una mera continuación de las clases; y claro, me pregunto si es o no necesario.

    Por otra parte, volvemos al tema de la “intromisión” de la escuela en casa: también hay que entender que tratan con todo tipo de padres; que nosotros podemos ser fantásticos, pero que ellos tienen que seguir una línea de trabajo que nos iguala a todos.

    En fin, hay mucha tela que cortar.

    • Los colegios que conozco que no ponen deberes (públicos y del barrio… aparte de mi colegio, que en su época era una cooperativa de padres y maestros y ahora es un colegio público), tienen la misma ratio de niños y de niños difíciles que el resto de colegios… Cuestan lo mismo (lo que les paga la administración pública) y tienen resultados académicos parecidos… Y tienen los padres más implicados, participativos y activos del barrio, con mucha diferencia. Lo que me hace pensar que quizás los padres hacemos dejación de nuestras responsabilidades en los colegios PRECISAMENTE porque el colegio las asume, y no en orden inverso…

  12. Pues no sé qué decirte, Madre.
    A mí me parece bastante evidente que el ritmo lo impone el colegio, que tira (o no) de los padres, y no al revés. Aunque, por supuesto, si los padres no colaboran le cierran muchas vías.

    Ahora mismo, lo que yo veo en mi entorno más cercano (y que sospecho más habitual que el colegio del que tú hablas) es un sistema sin demasiadas fantasías pedagógicas, con deberes como instrumento yo diría que esencial para que la material les “entre” a los niños. Lo cual se traduce en muchos deberes, y en que estos repiten los ejercicios de clase, sin más.

    Me gustaría que fuera de otra forma, qué duda cabe. Lo que cuentas de tu colegio de pequeña suena de maravilla.

    Pero, volviendo a nosotros, los padres: ¿cuántos de nosotros (y dejo aparte a las familias con problemas, en las que lo que hay es falta de atención) está dispuesto a que su hijo vaya a clase con los deberes mal hechos, a fomentar su responsabilidad y autonomía, a pensar más a largo plazo? Porque yo tengo conflictos domésticos por ese tema…
    (En la reunión de principio de curso lo planteé, y la profesora se inclinó por un término medio que a mí me pareció bastante lógico: a estas edades -8/9- supervisión y apoyo, sin trabajar por ellos)

    Y podríamos ampliar la perspectiva y pensar sobre nuestras “prisas curriculares”, nuestra obsesión por la formación académica, lo mal que en mi opinión la entendemos, la competencia con los demás padres por ver qué hijo destaca más o hace más cosas, etc.

    (Por cierto, supongo que tú ya habías visto esto, pero lo dejo por si a alguien le resulta de interés. A mí me parece, en general, muy acertado y útil. Ojo, pero está pensado para ESTE sistema, no propone otro ni nada parecido:
    Guía.)

    • Cuántos de nosotros estamos dispuestos a que los niños vayan con los deberes mal a clase? Ahí está el problema, la competitividad de los padres, si los hace mal tiene que llevarlos mal y la proxima vez ya los hará mejor, no preparamos a nuestros hijos para el fracaso y después hablamos de niños que no toleran la frustración, si fracasas y la profe te dice que está mal se aprenden muchas cosas, si todos los niños van con los deberes perfectos, como sabe la profe que tiene que reforzar algún concepto que no se ha entendido? El mío es el que lleva mal muchas veces los deberes y resulta que la profe está encantada, eso si, ver el dibujo de mi hijo el peor de los allí colgados a mi ni a el le produce ningún problema de autoestima

    • Sí, leí esta guía en tu blog, me pareció muy interesante. Muchas gracias por recordarla.

      Yo soy de las que me siento con mi hijo: le explico, le corrijo, y le pido que repita las cosas que están mal… pero no le hago los deberes. No le doy los resultados: o llega él sólo a ellos, o los lleva mal. A veces, incluso ha vuelto con hojas en blanco, si he visto que era incapaz de entender lo que le pedían. Creo que es importante que la maestra vea hasta dónde pueden llegar y hasta dónde no.

      Aclaro que mi hijo es un niño con problemas serios de aprendizaje, con una adaptación curricular, y que también en el colegio suele necesitar la ayuda y la presencia de un adulto, sea la maestra o la de Educación Especial (o de un compañero aventajado). A medida que vamos avanzando, cada vez más lo que hago es asegurarme de que haya entendido qué tiene que hacer, y entonces, irme a hacer otra cosa cerca (trastear en la cocina, plegar ropa, etc).

      • Para mi eso es lo razonable, ayudar al niño que lo necesita por sus circunstancias o capacidades,pero no por definición a todos los niños como parece que es ahora.

  13. Para no variar…
    traes un tema que me encanta e interesa…
    yo llevo a mi hija a un cole público del barrio que antes era de los que no ponían deberes (y funcionaba estupendamente) pero que cada vez, por la presión de las familias, pone más.
    Como siguen teniendo…de otros tiempos, la costumbre de preguntarnos en reuniones y encuestas si nos parecía mucho. Yo dije que sí, expliqué un poco porqué…y casi me linchan un (gran) grupo de madres….que si así se acostumbran, que si me quejo ahora que haré en tercero…-no quiero ni pensarlo-.
    Al final hasta les tuve que agradecer a los profes que “sólo” pusieran lo que ponían, porque la mayoría de madres pensaban que si tu les ponías a tus hijos de 6 años el temario de la facultad de medicina de deberes, al terminar primaria se doctoraban todos.
    estamos volviéndonos locos, y robándoles una infancia que no van a volver a tener.

    También he comprobado que hay madres que les hacen leer en alto el libro que traen de la biblioteca del cole, para comprobar que leen y entonan bien…¿y así van a disfrutar?

    De verdad, dejémosles crecer. Que lo van a hacer aunque no queramos.

    • En los coles sin deberes de mi barrio, una de las primeras cosas que explican en las reuniones es por qué no se ponen, que es parte del ideario del colegio, etc. Aún así, muchos padres ponen deberes por la tarde a sus hijos por su cuenta… yo siempre me he preguntado por qué no pidieron plaza en el cole de mis hijos, y no me dejaron la suya a mí, que estaría encantada con el sistema…

      Yo soy de las que hago que B. lea en alto… es la única forma de asegurarse que lea. Cuando tenga más soltura, prometo dejar de hacerlo.

      • NURIA8848 dijo:

        Yo conseguí plaza en el mas “sin deberes, sin uniforme, proyectos , pocos libros…
        Pero poco a poco siento que se están rindiendo…El cole con esta metodología y un alumnada con dificultades (se creó para atender a la población de una zona chabolista) logró hacer un proyecto integrador y que el alumnado con dificultad lograra seguir el ritmo, a base de adptaciones curriculares y un enfoque de atención a la diversidad. Al final introdujerosn de forma pionera un proyecto bilingüe (10 años antes de que lo re inventara la Espe en Madrid) y consiguieron que el cole tuviera una “buena fama” en el barrio. Pero una fama por resultados académicos que hizo que familias a quien les importaba un pimiento el proyecto lo solicitaran y que las familias que se lo creían, en general se hayan quedado fuera.
        Y luego nos tenemos que aguantar con las charlas de nuestra presidenta sobre el derecho de los padres a elegir. Yo puedo elegir uniformes o monjas…pero del resto nada de nada.

        Ahhh , lo de leer en voz alta me llama la atención en niños que leen, entienden y disfrutarían de lo que leen…no en los que aún no lo hacen con soltura…

      • Pues que pena. Con lo necesarios que son los buenos colegios.

  14. Yo creo que lo de los deberes depende mucho de cada niño. En mi caso creo que me han ayudado mucho: yo siempre he tenido bastante facilidad para aprender, creo que no me he sentado realmente ha estudiar hasta empezar el bachillerato; y ahoqa que realmente necesito estudiar, doy gracias a esos profesores que mandaban deberes por que sin ellos no tendria ningun habitn de estudio. Pero por otro lado veo a mi primo, que con 8 años, entre los deberes que le mandan y el refuerzo que necesita no hace en toda la tarde mas que estar sentado estudiando, y no creo que a el le ayuden mucho. Si no se los mandaran podria dedicarle mas tiempo a lo que realmente lo necesita y ademas relajarse un poco. Lo ideal seria que a cada niño valorasen si le va a ir mejor tener mas o menos deberes, pero eso lo veo demasiado utopico. Por cierto, primera vez que te comento, un saludo.

    • Bienvenida pues!!
      Yo creo que si no hay deberes establecidos y un niño necesita estudiar o trabajar, siempre puede hacerlo. Yo tengo amigos cuyos hijos no tienen deberes, y ellos les ponen cada día algunas cuentas, un poco de lectura… Si un niño tiene un exceso de deberes, no hacerlos es bastante más complicado.

  15. Hola “Madre de Marte”. Esta entrada me sirvió para darme un paseo por tu blog y aprovecho para felicitarte por tus opiniones y comentarios. Por mi parte, he iniciado también un modesto blog sobre educación y me he permitido añadir tu opinión en una de mis entradas (espero que no te importe, la acompaño con un enlace a tu blog).

    http://queduquequeducuando.blogspot.com.es/2012/03/tienen-que-llevar-deberes-para-casa-los.html

    Un saludo y gracias por fomentar la reflexión entre los padres

  16. Madre mia estoy completamente de acuerdo…puff,yo voy al insti pero desde infantil he tenido deberes y ahora mas ya que ne mandan deberes que debo llevar todos los dias + estudiar y me acabo acostando a las doce de la boche y lo peor es que despues debo levantarme a las 7 para trabajar MAS y me hacen corregir cualquier pequeño fallo y se me acumulan muuuchas cosas,a veces se supone que van a mandarme 2 actividades…PERO AL FINAL AÑADEN 3 MAS Y UN RESUNEN DE DOS TEMAS!! En fin,tienes muchisima razon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: