familia monoparental y adopción

“¡¡Ya verás cuando llegue la adolescencia!!”, es una amenaza que los padres de niños recibimos de padres y madres más adelantados (en cuanto a la parentalidad) si osamos quejarnos de nuestros hijos.

¿Qué es la adolescencia? El diccionario la define como “La edad que sucede a la niñez y que transcurre desde la pubertad hasta el completo desarrollo del organismo”.

Pero lo cierto es que la adolescencia no es algo solamente físico, sino básicamente emocional y social, y hay antropólogos que sostienen que es un fenómeno occidental moderno, e incluso quien asegura que la inventó J.D. Salinger, cuando escribió “El guardián entre el centeno”.

¿Cómo recordamos nuestra adolescencia? La mía fue una etapa extraña, hasta desagradable en la primera mitad, con las dificultades para entender y gestionar los cambios físicos y emocionales, y mágica en la segunda mitad, cuando descubrí el amor, el sexo, y la amistad auténtica.

Otra cosa es cómo lo vivieron mis padres, claro… la adolescencia es una etapa de separación entre los hijos y los padres y esto puede ser muy traumático…

¿Se parece la adolescencia actual a la que vivimos nosotros?

Yo creo que se parece en lo básico: rebeldía, necesidad de separarse de los padres, la importancia que toma el grupo de amigos, el descubrimiento del sexo, la transgresión, la adopción de nuevos roles…

Pero creo que también hay una diferencia importante: empieza antes y termina muchíííísimo más tarde.

Tengo la sensación de que la adolescencia, que hormonalmente es una etapa limitada a 3 / 4 años, vitalmente se ha aumentado: se adelanta su inicio a los 6/7 años y se retrasa su final hasta los 30. Un alargamiento que seguramente tiene que ver con el adelantamiento de la entrada en el instituto y con las dificultades para encontrar trabajo o irse de casa.

Es sorprendente ver a niñas de 7 años vestidas como adolescentes en miniatura, criaturas de 9 o 10 años que tienen y manejan móvil u ordenador, críos muy pequeños que escuchan Shakira o Rihanna en vez de canciones infantiles… pero esto choca con el hecho de que en otros sentidos, se les infantiliza: no les dejamos salir solos a la calle, les damos pocas responsabilidades…

Son maduros para los derechos, pero pequeños para los deberes. Esta es la contradicción. Y el problema…

P.D.: Dicen los “expertos” que la adolescencia es una etapa especialmente crítica para los niños adoptados, que tienen que reubicar todavía más cosas que el resto de niños. Yo tengo la esperanza de que se haga realidad lo que dice mi amiga B.: que los que hemos tenido niños difíciles, lleguemos a esa etapa con los deberes hechos.

Anuncios

Comentarios en: "¡¡Ya verás cuando lleguen a la adolescencia!!" (13)

  1. Me gusta la reflexión que has hecho. Yo creo que tengo un poco en “standby” la preocupación por la adolescencia: cuando llegue ya me preocuparé. Pero sí es cierto que el tema se respira por doquier.

    No estoy de acuerdo con una de las cosas que dices; la de que la adolescencia se avanza quizás con el adelantamiento de la entrada en el instituto. Años ha, los niños empezaban el primero de bachillerato con 12 años. Y los que no estudiaban el bachillerato empezaban a trabajar (ni quiero pensar en qué condiciones) con la misma edad. Eso si era, creo, adelantar responsabilidades; no sé si propiciaba una adolescencia más temprana. Quizás, como dices en tu post, el tema de la responsabilidad era el que distinguía esos años de los actuales.

    Y algo que, como a ti, me sorprende muchísimo es la vestimenta de las niñas. Yo he visto a niñas de 9 años paseando con su madre, ambas conjuntaditas como si de “hermanitas” se tratara. Me parece totalmente fuera de lugar. Como me parece totalmente fuera de lugar que algunas personas miren con un poco de reprobación el hecho de que mi hija tenga muchas prendas de color rosa. Francamente, si no puede ser niña, y tener gustos de niña, a los 5 años ¿cuándo lo será?

    Yo choco con bastantes personas cuando surge el tema de la adolescencia. La considero una etapa muy compleja, tanto para los padres como para los hijos, y crucial para los adolescentes. Pero estoy convencida que socialmente la embrollamos, con lo cual quizás conseguimos confundir a los adolescentes. Además estoy convencida que algunos padres no recuerdan su adolescencia (entiendo que no les den según que detalles a sus hijos adolescentes, pero que pretendan “engañar” a personas que compartieron esa etapa con ellos no lo entiendo). Cuando llegue adolescencia la de mi hija quizás tendré que tragarme todo lo que he pensado y dicho. Entre otras cosas porqué está claro que ella vive en esta sociedad, no en otra. Y no sé si voy a saber hacer los deberes…

    • Hablamos de épocas distintas… yo lo comparaba con la adolescencia de hace 30 años, cuando entrábamos en el instituto con 14, e incluso los que no iban al instituto no trabajaban hasta los 16. En esa época, al menos en mi entorno, trabajar a esa edad no te sacaba de la adolescencia, ni siquiera si trabajabas en serio y aportabas dinero al hogar familiar…

      Otra cosa es lo que sucedía no muchas décadas atrás, donde efectivamente, creo que se pasaba de la infancia a la adultez en bastante poco tiempo. Por eso se dice que la adolescencia es un invento moderno (y occidental).

      Yo también tengo la sensación de que muchos adultos no recuerdan su adolescencia… o quizás es que la suya fue muy distinta de la mía. Hace pocos días una amiga con una hija de 14 años me contaba las precauciones que toma para que su hija no se inicie en el sexo demasiado pronto, y le pregunté: ¿es que tú pediste permiso a tu madre? ¿La avisaste siquiera? A veces me da la sensación de que intentamos poner puertas al campo.

  2. Pues mira, yo no estoy de acuerdo con que la adolescencia sea más difícil. Está más demonizada, eso sí. Pero ¿cómo puede ser más dificil si conoces a tus hijos 12 años más? No creo que sea más difícil que cuando no saben hablar o arriesgan su vida constantemente con gestos inocentes (con un adolescente no te tienes que preocupar de que se caiga por el balcón). No creo que esa etapa sea más difícil, eso sí, es diferente a las anteriores: Ahora son ellos los que toman las decisiones y ya no es su integridad física lo único que nos preocupa, se hace más evidente que son personitas, eligen tener relaciones, fumar, empiezan a beber, a hacerse piercings… Una fase más del aprendizaje, vamos. Posiblemente el final de una fase de niñez y el comienzo de la vida adulta y por lo tanto, lo que llevamos arrastrado de la niñez “explota”. Personalmente, la mía fue dura… mucho e imagino que para mis padres peor, pero es que como bien dices, igual no llevábamos los deberes hechos.

    • Un amigo dice que la adolescencia se cura con la edad. Creo que es una manera similar a la tuya de ver una etapa más de la vida.

    • Yo creo que en la adolescencia, cierto tipo de niños también arriesga su vida con gestos inocentes – o no tan inocentes… O muy mal recuerdo yo la mía y la de la gente de mi entorno: probar sustancias peligrosas, subir a coches de desconocidos (o hacer autoestop), las motos, la velocidad, viajar por Europa con lo puesto y dormir en estaciones, sexo sin precauciones, anorexias, etc… la diferencia probablemente es que ya no está en nuestras manos prever el peligro o tomar precauciones… no es tan fácil como cerrar la puerta del balcón, y además, en todo caso, ya no nos corresponde a nosotros tomar ese tipo de decisiones.

      • Y lo peor es que yo personalmente también recuerdo mi adolescencia como una experiencia “cercana a la muerte”. Por suerte no me pasó nada. Y creo que fue una época muy enriquecedora que me ha aportado muchas cosas y me ha hecho conocer más que a otros. Me parece quizás errónepenaamente que los adultos que no han tenido “una buena adolescencia” se han perdido algo muy importante. Pero claro, de ahí a que me haga ilusión que mis hijos se vayan a conoccer mundo con 20 euros y tres amigos… buf…
        buf
        buf.

        Mis padres se han ganado su trocito en el cielo. Espero estar a la altura.

      • Yo también creo que la adolescencia, con su parte brutal, fue una de las etapas más definitorias de mi vida, donde me convertí, en gran medida, en lo que soy. Creo que después, sólo tener hijos me ha transformado tanto… Y sin embargo…
        Buf. Sí.

  3. Que curioso..Rodrigo acaba de cumplir seis años y esta semana l e decia a un a amiga que l e estoy notando un cambio que me dejaba vislumbrar como sería su adolescencia…
    Mañana hay “noche temática” qu ete puede interesar
    http://www.rtve.es/television/documentales/la-noche-tematica/

    • Gracias por la referencia, no la vi, pero me guardo el enlace para cuando tenga un rato (¿dentro de 20 años???)

      ¿Y cómo se perfil la adolescencia de Rodrigo? ¿Da miedo?… la de mis hijos prefiero no imaginarla…

  4. Jaja no es una amenaza, es una realidad!! Por muchos deberes previos que se hagan la adolescencia es muy complicada, y en niños difíciles dudo que sea mas fácil…En fin no es por desanimar, porque yo he pasado dos y me quedan otras dos, pero es lo que hay…
    Y no creo que empiece tan pronto, pero si que acaba muy tarde, porque cada vez hay mas adultescentes.

  5. Ufff, pues yo espero que no, porque entonces a mi me va a tocar sufrir…

  6. Tambien a mi me machacan un poco, con el tema de la adolescencia, sobre todo los amigos que tienen hijos en esa edad.
    De verdad que se lo agradezco, pero de nada sirve sufrir y preocuparse por adelantado, cuando llegue lo afrontaremos de la mejor manera posible, pero, de momento disfrutemos de estos ultimos coletazos de la infancia de nuestros niños, cada cosa a su tiempo.
    Es cierto lo que comentáis de las niñas con pocos años, que van como auténticas lolitas, para regocijo de sus madres…, o mandando wasap ( o como se ponga), con el último modelo de super móvil, y con sólo 9 años… ¿ pudiera ser que todas esas concesiones a tan temprana edad estén ayudando al adelanto de la edad del pavo?, ¿puede ser que tambien tengamos algo de culpa???
    En mi caso no tengo mal recuerdo de esos años, en mi casa yo era justo la mediana de siete hermanos y creo que mis padres no tenían mucho tiempo de contemplaciones, de verdad que creo que madure cuidando a mis hermanos pequeños; a los 14 años me fui fuera a estudiar y guardo esos años años en el recuerdo como una de mis mejores etapas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: