familia monoparental y adopción

Matar al mensajero

Venimos discutiendo estos días sobre adopción y robo de niños a partir de una emisión de T5 de la semana pasada, donde empezaron hablando de robos y acabaron hablando de adopciones. Pero, ¿se puede hablar de un tema sin tocar el otro?

Siempre que surgen este tipo de asuntos, hay padres adoptivos que se muestran indignados de que se mezclen ambas cosas, porque esto pone en entredicho la legalidad y la transparencia de nuestras adopciones, y como consecuencia, nuestros hijos pueden verse afectados por esta asociación de ideas: las adopciones no son transparentes, eres un niño adoptado, ergo, te robaron.

A mí lo que me preocupa es que haya padres a los que les preocupe más la imagen que estas noticias dan de la adopción que las mismas noticias; que no se cuestionen el tráfico de criaturas sino las consecuencias que este tráfico tiene sobre su imagen y su respetabilidad.

Que haya padres que piensen que lo que perjudica a nuestros hijos no son las denuncias de irregularidades, sino las propias irregularidades.

O sea: que piensen que hay que matar al mensajero.

Hay familias que se resisten a creer que el tráfico de niños para adopción exista: ¡con la cantidad de niños que hay en los orfanatos!, dicen. Pero a menudo, los niños que hay en los orfanatos, muchos de ellos, no coinciden con los que deseamos ahijarnos los padres adoptivos: son demasiado mayores, tienen problemas de salud, tienen hermanos de los que no deben ser separados… Lo cierto es que en muchos países muchos niños no vienen de orfanatos sino directamente de sus casas, donde les han reclutado los buscadores de niños a sueldo de ecais, y los orfanatos son meros lugares de transición entre su primera familia y la segunda, la nuestra. Hay excepciones, claro, pero esta es una realidad a la que no le podemos cerrar los ojos.

Lo cierto es que a estas alturas, tenemos datos más que de sobras para saber que la Adopción Internacional (y también la nacional) está indisolublemente ligada, en muchos países, momentos y familias, al tráfico de niños; que muchos de nuestros hijos no se han convertido en nuestros hijos porque ellos necesitaban una familia, sino porque nosotros, los padres, deseábamos tener hijos.

Qué difícil hacer la digestión de todo esto.

Que no supiéramos nada de esto cuando empezamos, que llegáramos a la Adopción vírgenes e inocentes, no nos exime de responsabilidades. La responsabilidad de denunciar nuestro caso si ha habido irregularidades, y las irregularidades en general si las conocemos; la responsabilidad de cuidar otros procesos de adopción que podamos emprender luego, o paralizarlos incluso; y sobretodo, la responsabilidad de explicar a nuestros hijos.

La verdad. Su verdad. Su historia.

¿Cómo explicarle a un niño, a un hijo tuyo, que la historia que cuentan sus papeles no es cierta? ¿Que se borró su historia, su origen, para blanquear su situación de adoptabilidad? ¿Que aunque tenga unos documentos oficiales que afirman que es huérfano, tiene familia? ¿Que habría seguido con su primera familia si no hubiera aparecido por su pueblo un buscador de niños ofreciendo futuros a las familias paupérrimas? ¿Que el dinero que tu pagaste para tramitar tu adopción es parte del dinero que ha hecho que muchos niños que no deberían haber salido de sus casas hayan entrado en el mercado de la adopción internacional? ¿Que es nuestro deseo – legítimo y, si no se demuestra lo contrario, inocente – de ser padres lo que engrasa la siniestra máquina de la Adopción Internacional?

Creo que sólo hay una manera de explicarlo: con la verdad por delante.

Anuncios

Comentarios en: "Matar al mensajero" (48)

  1. Qué duro. Y qué real.

  2. Suscribo todas y cada una de tus palabras. Creo que hay que denunciar el tráfico de niños y las irregularidades en las adopciones nacionales e internacionales y también hablar abiertamente de ello. Pero también que hay que debatir con criterio, con información y datos contrastados en la mano, dejando de lado el morbo y la generalización universal; vamos, lo que se dice tratar seriamente el tema. A mí no me preocupa lo que la gente piense de la adopción de mi hija tras ver ese tipo de programas sensacionalistas, me preocupa lo que piense ella de su proceso, pero sí me molesta que se generalice de tal forma que ahora todos los adoptantes sin excepción somos ladrones de niños, todos los niños adoptados internacionalmente son robados, y no hay ni un solo niño susceptible de ser adoptado en el mundo. No deja de ser curioso, sin embargo, que todos los adoptantes sin excepción defienden su adopción como “limpia y transparente”, cuando la mayoría no se han ocupado de contrastar datos y creen que tener papeles o tramitar con una Ecai es suficiente para justificar su proceso, como si los papeles no se pudieran falsificar o las Ecais actuar a veces como verdaderos robaniños (eso sí, amparadas por la administración, que siempre “legaliza” más el tema). Son los primeros en darse golpes de pecho y protestar contra este tipo de debates. Yo creo que el adoptante, por encima de Ecais, organismos e instituciones públicas, tiene siempre la obligación de comprobar que la historia de su hijo es cierta, que es un niño que no tiene otra opción de vida en familia que la adopción. Se puede y se debe hacer, al menos intentarlo, y como mínimo involucrarse en una vía de adopción ética con la que no se siga engrasando la maquinaria de las “adopciones irregulares”. Mucha gente critica desaforadamente a algunas Ecais por sus tarifas o su ética profesional, pero tragan con ellas para tener a su hijo, y eso es colaborar a que el sistema se siga pervirtiendo, por poner un ejemplo.
    Y desde luego, si hablamos de ética y moral, las adopciones internacionales están basadas en un sistema de desigualdad, de superioridad norte-sur en la que los países ricos adoptan niños de países pobres y en el que se busca niños para familias solicitantes y no al revés, una familia para un niño que la necesita, con lo que se pervierte más todavía el concepto original de adopción. Así que muy ético el sistema de AI no es, precisamente…Y no es malo que se hable de ello, al contrario, es muy sano, siempre y cuando los que hablemos también pongamos de nuestra parte para hacer que los procesos sean mejores y lleguen a la AI solo los niños que deben llegar.

    • Incluso en los casos en los que se ha investigado y no ha habido irregularidad alguna, a mí me molesta el tono de superioridad moral de algunos padres, como si el hecho de que su adopción hubiera sido comme il faut se debiera a su participación en ella, o a su buen tino al escoger el país… cuando en la mayoría de casos (habrá excepciones, por supuesto) se debe únicamente a la casualidad.

      Hace algún tiempo alguien me dijo que la AI en muchos países es una ruleta rusa. Y no he encontrado mejor frase para definirla.

      • Desde luego…tal como está planteado el sistema claro que es una ruleta rusa…se trata de conseguir niños para familias y no al revés, no partiendo del derecho del niño de tener una familia (y sobre todo de quedarse con su familia biológica si esto es posible) sino del supuesto derecho que se atribuyen muchos adoptantes a tener un hijo…

  3. Muy duro y posiblemente real en algunos casos, pero de verdad creéis que es la generalidad de la AI, yo no lo creo.

    • Qué duro…
      Yo, personalmente no creo que sea la generalidad en la adopción internacional, sino en algunos países concretos.
      Mi experiencia en Rusia y en adopción nacional ha sido en ambos casos, y en este aspecto, la misma.
      El peque llega a la casa cuna después de un proceso en el que se intenta que sea la familia biológica la que se haga cargo del niño, ante la incapacidad o inexistencia de padres/madres…..
      En Rusia, concretamente, antes de salir a adopción internacional, son niños propuestos para adopción nacional y pasado un período de tiempo (desconozco si es 1 ó 2 años) el crío sale en adopción internacional…..
      Al menos, así era en la república a la que nosotros fuimos.
      Es por eso por lo que los peques que vienen de Rusia nunca /(vale, o casi nunca) son bebés….siempre ( o casi siemopre ) son mayores de 2/3 años…….
      Todos sabemos que hay países en los que las asignaciones son de críos de 3, 4 meses…..bebés….a los que es imposible que se haya intentado trabajar con sus familias biológicas….(inmposible porque no ha dado tiempo)……
      Qué triste pensar que el crío sale de su casa, de su familia, se lo llevan a la casa cuna (como período de tránsito) y de ahí….a una nueva familia a la que no necesitaba……
      Triste.
      Creo que con nuestros certificados de idoneidad (marcando como rango de edad, el ya famoso”cuanto más pequeño mejor”)….contribuimos a qu esto suceda.
      A mí personalmente no me afecta la relación “niños robados= niños adoptados”….vamos, no me molesta personalmente porque no es mi caso, vamos, que no me doy por aludida……
      Me molesta que suceda, que efectivamente separen a niños de sus familias para que alguien sacie su deseo de tener un bebé…….
      Es necesario denunciarlo y que se sepa que ocurre.

      • Efectivamente, el que los padres queramos bebés sanos tiene mucho que ver con todo esto. Aunque también es cierto que a muchas familias les ponen muy difícil el adoptar a criaturas que salgan de este perfil, cuando les dan la idoneidad… Todos deberíamos hacer examen de conciencia.

        No conozco al detalle la adopción en Rusia, pero sí conozco varios casos en los que después de la asignación, en el juicio, la familia biológica se ha echado atrás y ha podido recuperar al niño. Esto parece ser una buena noticia.

      • Yo creo que pueden haber irregualridades en cualquier país, ya que corrupción a todos los niveles hay en todas partes, incluso en España. Tampoco creo que el debate sea que cada uno justifique su elección de país. Antes de adoptar creía también que unos países eran más seguros que otros para la AI, pero ahora creo que lo único seguro es gestionar tú mismo el proceso en persona, al menos así eres el máximo responsable de tu proceso y no puedes decir que no sabías porque delegaste en otros; y aún así siempre hay que delegar un mínimo, pero al menos se tiene mayor control de la infromación. Si no es posible, al menos hacer las comprobaciones a posteriori. Sé que hay gente que no tiene posibilidad de contrastar su proceso, pero la gran mayoría tendría la opción de hacerlo y no lo hace porque confía ciega e irracionalmente en su ecai, olvidando que son parte interesada también.

      • Mi punto de vista (basado en mi experiencia). En Rusia, por los motivos que sean, hay muchos menores institucionalizados. Las adopciones siguen las leyes rusas y, en última instáncia, las que regulan la adopción internacional, y ya está. Si una familia biológica reclama cuando ve que el menor de su familia que está en el orfanato va a salir del país a causa de una adopción internacional, el proceso sigue las leyes del país -por lo que dicen- a rajatabla. Eso, como en España, no quiere decir que ese menor vaya a ser reincorporado a su familia biológica. Espero que en algunos casos sea así. En los que conozco, los menores continuan institucionalizados. Supongo que la buena noticia es que las leyes del país (y, en última instáncia, las que regulan la adopción internacional) regulan los procesos adoptivos de ese país.

    • Yo me siento incapaz de cuantificar qué porcentaje de la AI está afectado por el tráfico de niños. No sé si se puede saber: partiendo de que la mayoría de familias da por buena la información (o no-información) que les dan… Hay poca gente que busque contrastar (y confirmar) esta información; de estos, muchos no explican públicamente lo que han encontrado (derecho legítimo y razonable, el de proteger la intimidad de sus hijos)… y aún así… yo conozco personalmente bastante casos en los que los datos se habían falseado, los niños llegaron después de ser reclutados por un buscador… Hablo de Etiopía, que es lo que conozco, pero no creo que me equivoque si digo que no es el único país donde sucede.

      Por otra parte, ¿qué porcentaje sería aceptable?

      Y para mí el problema más grande no es este: es que no puedes saber, a priori, si tu caso va a ser correcto o no.

      • Eso es lo que angustia. Hablas de decir a los hijos la verdad, pero es que yo no sé cuál es. Yo en el “antes” he tratado de obedecer, acatar y pasar por todos los aros que se me han puesto delante. Porque tengo que creer, que confiar en que es el camino correcto y que las autoridades de aqui y de alli velan porque el proceso sea ético, transparente y se busque lo mejor para el niño o niña. No me caí de un guindo tampoco, sé que donde pasa dinero de una mano a la otra, aunque lleve mil sellos y certificados, crece como los hongos la corrupción y los delincuentes. Pero tengo que creer.
        Y buscar, en la medida de mis posibilidades, la mayor cantidad posible de información acerca de mis hijos. Pero nada me garantiza que esa información (también pagada) sea cierta.
        Si somos crudamente sinceros con nosotros mismos, en la mayoría de casos somos padres y madres porque otros padres y madres nacieron en espacio-tiempos de pobreza, miseria y dificultades.

      • Cuando no la sabemos, tenemos que decir esto, que no la sabemos. Y por qué no la sabemos: qué hemos buscado, qué hemos encontrado, y dónde no hemos podido buscar… a veces no hay más que podamos hacer.

        Y sí, totalmente de acuerdo con tu última frase. Creo que es importante asumir esto para poder seguir adelante.

      • Yo conozco varias familias con hijos adoptados en Etiopia y ninguna ha encontrado irregularidades en su procedimiento. Es verdad que tampoco han indagado demasiado pero ¿cómo hacerlo?, a mi personalmente me parece muy dificil saber si la historia de un “niño abandonado al nacer”, del que no tienes absolutamente ningún dato, es real o no, ¿por donde empezar?.

        El porcentaje aceptable de niños robados es 0, y si hay que cerrar la adopción internacional hasta garantizarlo, ése es el camino.

        Imagino que esos buscadores trabajan para ECAIs con nombre y apellidos, pues denúncienlas. Yo con la ECAI que he tramitado no tengo noticia de ni una irregularidad. ¿Suena raro?, es asi.

        A mi me preocupa y sobretodo me genera un desasosiego infinito y un dolor muy profundo el no saber si eso ha ocurrido con mis hijos, estoy convencida de que no ha habido irregularidades en sus procesos, pero no lo sé, y no creo que pueda averiguarlo nunca. Pero lo que más me duele, es que ellos han de vivir toda su vida con esa posibilidad, y con muchas preguntas sin respuestas.

        Cuando hace años, antes de adoptar, me preguntaban si consideraba lo mismo tener un hijo biológico o uno adoptado mi respuesta era “pues claro que si”, que equivocada estaba. Ser madre de un hijo adoptado es mucho más dificil, (tenemos muchas más preguntas sin respuesta), menos mal que amarlo con toda tu alma es tan facil.

      • Efectivamente, hay casos en los que es difícil obtener datos. En otros es menos difícil: muchas familias los han conseguido simplemente yendo al pueblo natal de sus hijos y preguntando.

        Todas las familias que conozco que han denunciado las distintas irregularidades con las que se han encontrado (desde desatención a sus hijos en la casa cuna de la ecai, a falsificación de la información, pasando por el reclutamiento por buscadores), se han encontrado con la misma respuesta: archivo, silencio administrativo. Lo cuál no es óbice para que se siga denunciando, por supuesto, cada una de las irregularidades que se encuentran.

        Yo tampoco había oído de ninguna irregularidad con mi ecai… hasta que empecé a oírlas. QUe no hayan salido (o no te hayan llegado) no quiere decir que no existan. Ojalá fuera así.

        ¿Cómo puedes estar convencida de que no ha habido irregularidades y no saberlo a la vez?

      • Yo también conozco muchas familias quer han adoptado en Etiopía, todas con ecai, la mayoría no han buscado, otras sí y de éstas algunas han comprobado que los datos de su expediente eran ciertos y otras por desgracia han descubierto que la adopción de su hijo era totalmente irregular, con papeles falsos y familia biológica viva, lo contrario que decían sus papeles. En mi opinión, tramitar por ecai no es garantía absolutamente de nada, y menos en Etiopía; lo triste es que tengan que ser los padres adoptivos los que hagan esas comprobaciones tras su adopción, y no sean las ecais las que comprueben antes de asignar un niño (recordemos que asigan las ecais, ojo) que los papeles que reciben de ese niño son reales y que su historia es cierta. Aunque eso suponga enviar a su representante a comprobar los datos niño por niño. Pero claro, eso cuesta tiempo y dinero…

      • Y con todo lo que pagamos en una adopción, ¿no estaríamos dispuestos a pagar el dinero que cuesta estar seguros de que los papeles de nuestros hijos no contienen ningún error? Yo no creo que las ecais no lo comprueben porque cueste tiempo y dinero; creo que no lo comprueban porque les da igual o, peor todavía, ya les va bien.

      • Nuria, quien no indaga, quien no busca, está claro que no encuentra…

      • Hola madredemarte, gracias por tus respuestas. ¿cómo puedo estar convencida y no saberlo a la vez? Pues como en algunas otras situaciones de la vida, Yo puedo estar convencida de que mi padre ha sido fiel a mi madre toda su vida pero….no lo sé, yo puedo estar convencida de que mi marido (soy monoparental) me quiere, pero no lo sé, puedo estar convencida de que el vecino del 5º fue quien tiró la bolsa de basura por la ventana pero…no lo sé. ¿Cuántas situaciones en la vida pueden responder a esa frase?
        .
        Los datos que tenemos, lugar de nacimiento, centro de donde procede, reputación de la ECAI, historia, son indicativos de una situación, aunque sigo afirmando no sé si estoy en lo cierto.

        Me gusta este debate, me hace reflexionar, me pone triste, me hace pensar que aunque no haya irregularidades en mi proceso (si es asi), ha sido cuestión de suerte, cualquier cosa podría haber pasado y sobretodo me hacer sentir muy culpable porque soy parte del sistema que ha hecho aparecer a esa figura tan repudiada de buscador de niños. ¿cómo asumir esto? ¿cómo explicárselo a mis hijos?.

        Lego, estoy totalmente de acuerdo con tu entrada y sobretodo con esa realidad de que mi felicidad se sostiene en la dura realidad de la madre biológica de mis hijos.

      • Bueno, entonces hablamos de un acto de fe, ¿no?, algo que queremos creer pero que no tenemos garantías de que sea así…

      • enma ¿cómo buscar? ¿por dónde me recomiendas empezar? ¿me gustaría tanto saber cualquier cosa para tener respuestas? De momento, no me puedo plantear viajar al pais, el contratar a alguien alli vamos ni se me pasa por la cabeza, ¿qué le pregunto a mi ECAI? Algún día me iniciaré en esa búsqueda pero ¿por dónde empiezo?.

        De todas formas parece que das por supuesto que al buscar encuentras irregularidades, sigo diciendo que no niego que las haya pero ¿tan generalizadas? como para pensar que el que busca encuentra?…

      • No, no todo el que busca encuentra irregularidades. Pero claro, si no buscas, seguro que no encuentras ninguna…

  4. Te agradezco enormemente el artículo que has publicado, esto es aunque no lo puedas creer un pequeño bálsamo para muchas madres biológicas que se han quedado sin sus hijos por la fuerza.

    La pena de todo esto es que si se nos hubiera hecho caso en los 70 cuando las denuncias públicas y con el Estado empezaron, si no se nos hubiera tomado por locas, desequilibras y mentirosas…….. no se hubieran tapado estas y el Estado hubiera investigado……..otro gallo hubiera cantado, mas vale tarde que nunca aunque esto no es consuelo.

    Tengo casi todos los artículos que han salido sobre el tráfico de bebés desde los 70 de muchas partes de España…….. releerlos es como si se hubieran escrito hoy.

    Saludos cordiales.

  5. Más de una vez he discutido sobre el tema con otros padres adoptivos. Padres de esos que dan por hecho que su adopción fué super legal y la salvación de su hijo. Legal porque se lo dice la Ecai. Y la gran salvación porque su hijo estaba desnutrido cuando lo adoptaron, y tenía una carita de tristeza que con el tiempo ha ido desapareciendo. No se les ocurre para nada cuestionar a la Ecai por la desnutrición de su hijo, tras pasar meses en la casa cuna, ni se les pasa por la cabeza que quizá esa tristeza sea fruto de la separación de su familia. Dan por hecho que la familia del niño era tan tan pobre que ni alimentarle podían, y por lo tanto dan por válida la llegada de ese niño a la A.I. ¿Para qué indagar más?

    Como dice Emma, a mí no me preocupa lo que piensen otros sobre la adopción de mis hijos, me preocupa lo que piensen ellos. Y me da mucha pena oir a tantos padres adoptivos quejarse cada vez que salen estos temas, ya que lo único que parece molestarles es la imagen que queda de la adopción, el flaco favor a los hijos adoptivos,etc…

    Creo que hay mucho ciego, pero de esos que no quieren ver. El gran mal no es que se hable de ello, sino que esto suceda.
    Nuestros hijos, nos guste o no van a tener acceso a toda esta información, y creo que para entonces deberíamos estar preparados. Cierto es que se está siempre matando al mensajero, cada vez que se une la palabra “adopción” a las palabras “tráfico de niños”.
    Y cierto es que no en todos los casos ha habído irregularidades. Pero mientras sigamos sin querer ver que esto ocurre a día de hoy, mal va la cosa.

  6. Estoy de acuerdo en que hay que mejorar los procesos de adopción(AN y AI) y que en muchos casos el trasfondo de la adopción es la falta de recursos y la situación precaria de la familia biológica. Eso también lo sabía antes de empezar el proceso de AI(y también lo creía en la mayoría de los casos de la AN).

    Por otro lado el problema de las irregularidades en las adopciones habría acabado ya si los que han intermediado mal en esas adopciones acabasen sus días en la carcel.
    Yo no puedo juzgar ni asegurar cual es el motivo de que un niño que SI tiene familia biológica acaba saliendo en adopción (cuando la familia bio no ha sido engañada por supuesto); intento de ponerme en su situación e intento comprender lo que les empujó a dar a nuestro hijo en adopción…y cuando he conocido a la familia bio , me ha explicado sus razones, su situación en aquel momento, la de nuestro hijo…me ha sido más fácil comprenderlo. Ellos mismos no han “reconocido” a ese niño al que dejaron(en fotos y videos) y el problema no era físico ni la desnutrición.

    Las reacciones de las que habláis en familias adoptantes de Al supongo que vienen porque al final todas las familias adoptantes necesitamos creer que nuestr@ hij@ necesitaba “otra” familia.

    A mi no me gustan las generalizaciones y no me gusta que se mezcle la adopción con el robo de niños porque nada tiene que ver y no por lo que puensen los demás si no por lo que piense mi hijo, aunque ahí estaremos nosotros(y su familia biológica) para explicarle y responderle cada pregunta que pueda hacerse.

  7. No he visto el programa, T5 es una basura así que no me interesa lo que puedan decir o no, pero este tema si que hay que hablarlo y reconocerlo como padres adoptantes, porque nuestros hijos van a tener acceso a toda la información sobre este tema y vamos a tener que explicarle nuestra postura, las circunstancias de su adopción, nuestras motivaciones, nuestro “hostiazo con la realidad” de la AI, al menos yo cuando adopté creía en esa transparencia y ahora pues ya no y mi postura es otra. Todo eso tengo que conocerlo, debatirlo en estos foros, conocer datos estadísticos,posicionarme para poder hablar con mi hijo de ello cuando tenga la edad de comprenderlo, antes de que se forme una opinión con programas de esta calaña.

    • No sólo hay que hacerlo antes de que pueda ver ese tipo de programas; también antes de que sus compañeros cuyos padres quizás vean estos programas puedan comentárselo…

  8. Las mismas dudas hemos tenido nosotros. Donde hay necesidad, pobreza y por otro lado deseo (en este caso además de unos padres), hay negocio y alguien se lucra ‘económicamente’. Hemos hecho y haremos todo lo que esté en nuestras manos para que el proceso de la adopción sea lo más ético posible ¿Pero cómo saber si lo que pone en el expediente es cierto? ¿Cómo saber si las negociaciones de las ECAIS en los orfanatos locales son todo lo trasparentes como deberían? ¿Cómo saber las verdaderas circunstancias en las que llegan nuestros hijos a dichos orfanatos? ¿Quién no tiene dudas? Cuanto más tiempo llevo en este largo proceso más me inquieto al respecto.

    • Mi experiencia personal me dice que transparencia y ecai son dos palabras que no suelen ir juntas… Si algo caracterizó mi relación con la ecai (y la de muchas familias que conozco) es precisamente la opacidad: no sabes dónde están tus papeles, en qué se gasta tu dinero, de dónde proceden los niños, qué lugar ocupas en la lista, cómo se asigna, en mi caso ni siquiera conseguí averiguar cuanto tiempo estuvo mi hijo en la casa-cuna de la ecai, no sabes si la información que ha llegado de tu hijo es verdadera… No digo que no lo sea en ningún caso, pero, a priori, es muy difícil saber si lo es en el tuyo.

    • La cuestión es, ¿los que tramitais por ecai preguntais a la ecai si ellos comprueban in situ la veracidad del expediente del niño antes de su asignación? Por que no lo hacen. También es cierto que los padres llegamos a la adopción muy verdes y confiando en que si la administración acredita a una ecai y ésta es un organismo sin ánimo de lucro, es que todo va a ser super legal. Y sí, los papeles pueden estar legalizados, pero ser falsos…Y las ecais no lo comprueban.

      • Y no olvides que el discurso de las ecais (de la mía al menos) es de transparencia, honestidad, no conseguir las cosas a cualquier precio… Lo venden muy bien, la verdad.

  9. En primer lugar quisiera decir que no es un tema hablado únicamente en T5. Es un tema que se ha destapado hace pocos meses y podemos verlo en T5, en A3, en la 6a, en la 1 y en absolutamente todos los canales.
    Después he de decir que no estoy de acuerdo con algunas de las afirmaciones que hacéis aquí. Intentaré explicarme.
    A mi personalmente sí me molesta que se trate el tema con tan poco rigor y seriedad, es decir, que se hable en muchas ocasiones de adopciones como si todas fueran un robo de niños, cuando se habla de MADRES (las bio) y de “las mujeres” (las adoptivas). A mi si me preocupa cómo se trate el tema y lo que la sociedad piense de la adopción porque eso puede afectar de manera directa a mi hijo en alguna o en muchas ocasiones. Sí es importante. A mi personalmente me horroriza que eso pudiera pasar y que pueda pasar en AI actualmente. Me preocupa profundamente, pero eso no excluye que piense que se cometen otros errorres injustos cuando se habla del tema en TV.
    Otra de las afirmaciones que he leído es que ninguna familia adoptiva reconoce su proceso como fraudulento… Eso no es cierto. Hay muchas personas que se lo plantean e indagan e incluso que denuncian. Seguramente muchas menos de las que desearíamos pero decir que todas las familias sin excepción defienden su proceso como transparente, me parece una exageración. Por otro lado, las posibilidades de indagar mucho más allá de los papeles que una o uno tiene y del testimonio de nuestros propios hijos no son para todas las familias muy abundantes. Pongamos un ejemplo: una familia adopta, en principio con lo que cree un proceso absolutamente legal. Luego llega el hijo y con el tiempo comienza a dudar de si todo fue lo legal que esta familia creía. No tiene pruebas pero puede intuir. Quizás tiene sospechas infundadas, quizás no. La ECAI no colabora mucho y la familia tiene que plantearse ir más allá. Dónde está ese más allá? Aquí en nuestro país? O en el de origen del hijo? Ha de contactar con aquel país? Ha de viajar a aquel país? Quizás no puede, quizás no tiene la posibilidad de realizar semejante viaje… Qué hace entonces?
    Quiero decir que a veces leo cómo se trata el tema y me da la sensación de que las palabras pueden resultar muy convincentes pero la realidad de cada familia es distinta y más complicada de lo que pueda parecer y que no todos tenemos las mismas posibilidades de ir más allá. Y por qué no decirlo, lamentablemente, tampoco la misma formación.
    A mi personalmente me preocupan muchas cosas. El tema de los niños robados, el tratamiento que se haga generalmente de las adopciones, la legalidad de la adopción de mi hijo. Yo sí, me planteo todas estas cosas como imagino que todas las personas que han contestado a esta entrada.

    • El tema de las adopciones no se ha destapado hace poco tiempo, las denuncias llevan saliendo a la luz pública desde los años 70, han estado intentando denunciar la desaparición de sus hijos madres desde los 70 y en algunos casos incluso antes. Distinto es que no se haya investigado y que durante años estos temas se taparan.

      No tiene nada que ver el espectaculo bochornoso a veces que se hace en los medios de ello, haciendo tertulias con personas que no tienen ni la mas remota idea de lo que hablan o que simplemente y por ideología tiene un discurso caricaturesco.

      Los padres adoptivos que hayan hecho las cosas bien y sepan fehacientemente que no ha habido nada irregular no tienen de que preocuparse, ni siquiera de lo que vayan a hacer, pensar o decir sus hijos, porque habrán crecido con la confianza de las cosas bien echas, adelantar acontecimientos en estos casos es una perdida de tiempo y energía que hará que el nerviosismo infundado les pase factura con sus hijos.

      Distinto es en los padres adoptivos que saben que la cosa ni ha sido clara ni tuvieron la intención desde el principio de hacerlo bien, que de esos padres hay muchos y distinto es que a algún padre adoptivo lo hayan engañado que también es, pero no creo que esté reñido el saber sus propia identidad los adoptados y la búsqueda de las familias biológicas que están en su perfecto derecho creo yo……..

      Yo mas que robos lo llamaría secuestros no por parte de los padres adoptivos directamente pero si por parte de los que le proporcionaron los hijos.

      La mejor manera de evitar que estas cosas sigan pasando es que la familia que quiera adoptar se informe exhaustivamente del país del que quieren adoptar, no ya con la agencia u organismo que le vaya a proporcionar al hijo, por su cuenta que medios ha habido y hay para hacerlo a título particular, buscar irregularidades en estos temas y analizarlos antes de adoptar, aún estando en las listas creo que es lícito por parte de los futuros padres exigir al organismo la máxima información sobre ese niño, y no conformarse con lo que les digan desde el principio.

      He leído muchas veces madres que han cruzado el océano buscando al bebé que le desapareció un día de la cuna……….., con una sola vez que pase es suficiente para estar atento y no fiarse.

      Por otra parte yo no se que manía de mezclar la adopción internacional con la nacional, porque de lo que se habla es de niños desaparecidos en España no en otro país, relacionar ambos temas aunque a veces estén muy cercanos en modus operandi no está bien, si se habla en donde sea de lo que pasó en España durante muchos años ¿que tiene que ve con las personas que adoptan en otros países? tanto empeño en justificarse las personas que adoptan fuera no me parece ni lógico ni normal.

      Aunque tampoco tenemos que perder de vista las noticias que pasan desapercibidas a la mayoría sobre la manera de actuar de los servicios sociales españoles, cuando a día de hoy tienen sistemas de arbitraje que perjudican y separan muchas veces sin motivo a madres e hijos y de eso también tenemos todos los días ejemplos en la prensa.

      Sobre todo para Lyd que veo que tiene mucha preocupación, déjelo estar, si usted adoptó fuera y está segura de que no ha habido problemas no tiene que afectarle lo que se hable de las cosas que pasaban en España hace 20, 30 o 40 años atrás, porque seguro que le podrá dar toda la información a su hijo en su día, incluso ahora para su tranquilidad puede volver a hablar con el organismo que le facilitó la adopción y exigirle mas información, no necesita irse al país de origen de su hijo, procure no obsesionarse y disfrute el tiempo que tenga con él, que de repente han crecido y nos podemos dar cuenta que hemos desperdiciado un tiempo precioso.

      Saludos cordiales

    • Yo creo que el programa de Jordi González no es el foro adecuado para tratar estos temas. Vaya eso por delante. Pero mi entrada no parte del programa (que no vi) sino de un debate que algunas familias mantuvimos después en Facebook.

      Lógicamente, son mis opiniones y reflexiones personales…

      Entiendo que hay familias que no pueden contrastar la información: no tienen los recursos suficientes, ni los contactos, ni el dinero, ni quizás en algunos casos la capacidad… o teniendo todo esto, toman la decisión legítima de dejar esta búsqueda en manos de sus hijos. O no sospechan que la información que tienen pueda ser errónea… Yo no me refería a esas familias. Me refiero a las que, teniendo pistas sobre el tema, se niegan a aceptarlo. Conozco de cerca varios casos: dos conocidas distintas (y en épocas distintas) viajaron al pueblo natal de su hijo, y conocieron a las familias de varios de los niños que habían sido adoptados con sus hijos. Volvieron a España con esta información: varias de las familias les pidieron que la destruyeran. Esto, por ejemplo, se me hace muy difícil de entender.

      • ¿Qué la destruyeran?
        No me lo puedo imaginar.
        Toda la información que pueda tener de mis hijos, anterior a al día en qe llagaron a mi vida es para mí supervaliosa, cualquier cosa: una foto, datos de su familia de nacimiento, cómo se llamaban sus abuelos, sus tíos, donde se conocieron su padres…cualquier cosa……..y para ellos, valiosísima..
        Me repatea esa gente que cree que sus niños, a los que adoptaron, “nacieron en el aeropuerto “…pues no, está claro que no.
        Creo que esa es una forma un poco egoísta de querer……..

      • Yo conocí a una madre (la conocí personalmente) que me contó que cuando le dieron una foto de su hija en manos de la madre bio (durante el viaje de adopción), sintió tanta rabia que tuvo la tentación de romperla (por suerte, no lo hizo). ¿Cómo puede alguien no agradecer tener una imagen como esta, donde no sólo hay un espejo “genético” de su hija, sino una muestra de amor? No lo entiendo.

    • Es cierto, yo he usado la generalización, cosa que odio, diciendo casi todas las familias adoptivas justifican su proceso sin haberlo contrastado. Y no es cierto,cada vez hay más familias que buscan, pero esto es algo relativamente reciente. Y mucha sno tienen medios para hacerlo. Pero otras saben y entierran la información para que no llegue a sus hijos. Y no son pocas…

      • cuando hablais que no tiene medios para hacer la búsqueda os referís ¿a la manera de hacerlo? ¿que no saben cómo empezar? porque después de haber adoptado, haber viajado al país….lo raro sería que esa limitación fuese económica, no? que todo puede ser(y más en estos tiempos) y cambie la situación económica de una familia de la noche a la mañana pero tampoco serán la mayoría.

      • Bueno, también hay familias que se endeudan para pagar el proceso de adopción, y luego, con los niños en casa, los gastos pueden ser ingentes… a mí no me parece tan raro que alguien no tenga recursos para volver al país de origen de sus hijos fácilmente (sobretodo, según qué países)… pero bueno, me refería también a otras cosas, como no saber por dónde empezar, no conocer a nadie en el país, no hablar ningún idioma extranjero, etc

      • Yo, particularmente, cuando hablo de no tener medios hablo de: no saber como empezar y/o con quién contactar, no tener medios económicos para realizar otro viaje (sí, antes pude y ahora no, efectivamente), no tener el apoyo del padre, que tiene su propia idea de cómo proceder (algo realmente importante porque tanto él como yo tenemos derecho a decidir qué hacer en una situación tan delicada)… en fin, podría enumerar algunas más, pero creo que estas son suficientes.
        Después hay otras personas que ni siquiera tienen la capacidad de plantearse ciertas cuestiones. No las niegan, simplemente no las ven…
        Aunque tras haber aclarado madre de marte a qué tipo de actitudes se refería lo entiendo mejor. Entiendo lo que quería decir aunque no entiendo que una madre pueda decidir destruir una información que su hijo algún día reclamará y necesitará. Información que le pertenece, que es parte de su vida, y voy más allá, es parte de la vida de la propia madre o padre adoptivos, aunque sea sólo de forma indirecta, y es información importante de quién es y será su hijo o hija.

  10. Yo si me planteo el tema de los niños robados para darlos en “adopción”…pero lo que quiero decir, es que personalmente, no dudo de la legalidad de la adopciones de mis hijos. Sé al 100% que ambas fueron legales, por eso digo que es un tema que no me afecta personalmente, en mi experiencia propia, pero por supuesto que aborrezco del robo de niños para entregrarlos en “adopción” a otras familias.
    Por otro lado….todos sabemos lo que busca la T.V., el morbo, el escándalo, el exhibicionismo….vamos,que no es la fuente de información más seria y creible…..
    Si en algún programa tipo “La Noria”, “Ana Rosa”…o similar tratan el tema, mi preocupación es cero…..
    De acuerdo con que eso es lo que la gente ve, pero….contra eso no podemos luchar, directamente, no me preocupa……

  11. aliciagrinberg dijo:

    La adopcion internacional en Etiopia desde Estados Unidos ha cambiado considerablemente estos ultimos dos años justamente para evitar la corrupcion y el trafico de niños.
    Cuando adopte a mi dos primeros hijos despues de pasar la corte etiope, uno viajaba a buscar a sus hijos y en el momento se tramitaban los pasaportes y visas de ingreso a EEUU y lista la adopcion. Hoy en dia sin embargo, para adoptar se debe viajar dos veces. En la primera los padres adoptantes DEBEN estar presenten frente al juez que otorga la adopcion.
    Despues de eso, se regresa al pais SIN el niño y es la Embajada de USA la que comienza a investigar la adoption desde el comienzo. Esta investigacion lleva entre 2 a 6 meses o incluso mas tiempo si se detectan irregularidades. La Embajada pide mas documentacion, entrevista testigos, familiares vivos de los niños, etc. hasta estar satisfecha que todo esta en orden. Y si, a veces pasa que no le otorgan la visa para ingresar al niño porque consideran que no se cumplen los requisitos para que sea adoptado. No digo que este sistema sea perfecto ni mejor, pero es una manera extra de re-chequear informacion.
    Si todo esta bien, se otorga la visa y los padres viajan por segunda vez a buscar al niño. Pero si aparece algo “raro” el niño no puede salir de Etiopia lo que a veces trae un limbo legal dificil de resolver. Los padres adoptivos tienen la tenencia pero el niño no puede entrar a USA. O se van a vivir alli con el por al menos dos años para poder sacarlo de Etiopia, o se anula la adopcion. El problema es que la mayoria de las veces aunque el niño sea clasificado como “no adoptable”, la familia biologica no lo reclama y este debera crecer igualmente en un orfanato.
    Creo que en general es un avance pero no se cuanto termina beneficiando al niño.

    • ¿en caso de que detecten que el niño no es adoptable se anula la adopción? ¿aún habiendo sentencia firme de la corte en Etiopía? y ¿por qué no hacen esa investigación antes de pasar el juicio y legalmente sea hijo de estadounidenses?¿ tienes datos del porcentaje qde niños que quedan en ese limbo?
      En ese caso también los que más pierden son los niños….

  12. Hola, Alicia:
    Efectivamente, en la ley etíope de adopciones se han implementado cambios, pero dudo que haya servido de mucho. El hecho de hacer dos juicios, y que en el primero se presenten los futuros padres adoptivos es para evitar que esos padres, con el juicio ya hecho, rechazaran luego a los niños, un caso que pasó en ocasiones y dejó a esos niños en un limbo legal muy complejo.
    Y las autoridades de EEUU no hacen la investigación entre el primer y el segundo juicio, sino una vez finalizado éste no para ratificar la adopción (esa es un hecho legal) sino para comprobar si realmente el niño entra dentro de los supuestos legales que permiten su visado de entrada legal. Si las pruebas no son concluyentes, pueden denegar esa entrada en el país, pero no la adopción. En ese caso, el expediente se pasa a la Embajada de Nairobi, donde, para qué engañarnos, rara vez se acaba negando el expediente. No se niega la adopción, lo que se niega es que el niño cumpla los requisitos para recibir un visado para entrar en el país.
    Este procedimiento, sumamente complejo, largo, caro y, sobre todo y ante todo, muy difícil para el niño, es la única forma que la Embajada tiene de poner un coto a las tropelías que saben que se están cometiendo pero contra las que no pueden hacer nada hasta que es a ellos a quien les toca intervenir. Y, como siempre, el que sale perdiendo es el niño, peón indefenso del que tiran de un lado a otro…
    Algo similar tuvieron que hacer en Nepal y Vietnam como forma de denunciar lo que estaba pasando, a pesar de saber que en estos casos de NOID, la presión de los padres adoptivos (pues ya lo son legalmente) que no pueden traer a sus hijos a casa es ¡tremenda!
    Desde el inicio se suponía que en la ley de adopciones etíope, en caso de renuncia, los padres tenían que acudir al juicio, y todos sabemos los numerosos casos que existen de falsos familiares, de otros entrenados para mentir o, cómo no, de falsos abandonos y falsos huérfanos.
    Hubo un tiempo en que creí en la limpieza del proceso, pero la realidad se ha encargado de demostrarme que no es así, que es muy fácil hacer trampas en una población sumamente vulnerable.

  13. Y nuestros hijos tendrán la verdad al alcance de su mano con una facilidad sorprendente. Ayer me escribía una amiga etíope, adoptada con su hermano, que tiene contacto con sus otros seis hermanos en Etiopía, que 7 de los 8 hermanos que son ya están en Facebook…

    Y muchos etíopes adoptados ya están organizándose, y contactando entre ellos con enorme facilidad. Mirad las páginas:

    http://we-can-overcome.com
    o
    http://www.betaseb.org

    Y eso en 2012… Dentro de 4, 5, 10 años, tendrán toda la información en su teléfono…

    Má vale tener respuestas en vez de excusas, porque ellos no las van a aceptar tan fácilmente, independientemente de lo que digan o dejen de decir en Tele5.

  14. aliciagrinberg dijo:

    Si, tienes razon, yo no estoy muy de acuerdo que la investigacion se haga despues de otorgar la adopcion y que el niño quede en el medio de todo esto (ya sabiendo que tiene nuevos padres adoptivos) y si, tiene que ver con el tema de inmigracion en el que los EEUU son cada vez mas estrictos.
    Igualmente creo que la responsabilidad de investigar deberia caer sobre las autoridades etiopes, ya que son sus ciudadanos los que estan entregando en adopcion.
    La verdad es que una vez que el niño ingresa a un orfanato en Etiopia, no hay vuelta atras… O es adoptado o crece alli, poquisimas veces la familia lo reclama de nuevo asi que el momento para actuar es antes de que sea entregado y tratar de conseguir que se quede con su familia biologica.
    Cada vez hay mas casos de NOID, quizas esto sirva para los que dedican a traficar niños se contengan de a hacerlo por miedo a ser descubiertos.

    • Lo que sería realmente útil es que se persiguiera, juzgara y (si es el caso) encarcelara a los que trafican con niños… pero no parece que las autoridades ni de aquí ni de allí estén mucho por la labor, la verdad…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: