familia monoparental y adopción

Desclasados

Decía Rosa Maria Sardà que cuando uno ha sido pobre en su infancia, de alguna manera, nunca deja de serlo.

Y dicen que esto se nota… debe ser lo que diferencia a los nuevos ricos de los ricos de toda la vida. Una manera de llevar esta riqueza en la que se les nota que no están cómodos, que no están habituados. Que no la llevan de manera natural. Como si fuera una ropa prestada en vez de su propia piel.

¿Sucede lo mismo en dirección contraria?

De un tiempo a esta parte tengo todos los días la sensación de ser una desclasada. De haber pasado de clase a media a clase baja. De un día para otro. Sin darme cuenta de cómo ha sido.

De golpe, me encuentro con que ni haciendo números consigo evitar llegar en números rojos a fin de mes. Que tengo que decir a mis hijos que “a eso no llegamos”. Y no hablo sólo de caprichos. He escuchado más de una vez  y más de dos de la boca de B.

– ¿Nosotros somos pobres?

Hace pocos días, una conocida que tiene una hija adoptada en Etiopía, me preguntaba sobre la experiencia de adoptar al segundo hijo. Que se lo está pensando, pero que no sabe, que sí quiere, pero quizás no es el momento…

Le dije:

– Haz números. Ni de lejos es lo mismo tener uno que tener dos.

Y ella me comentó:

– Claro, pienso en las cosas a las que tendría que renunciar mi hija… por ejemplo, pues quizás quiero que haga clases para reforzar el inglés y no se las puedo pagar.

Concluí:

– Yo ya he asumido que mis hijos, si quieren aprender inglés, tendrán que irse a hacer de camareros en Londres.

Si no cambian las cosas, mis hijos no van a poder tener muchas cosas que las personas de mi generación (y de mi clase) dimos por sentadas: las vacaciones, la ortodoncia, las extraescolares. Los profesores particulares. El acceso a la medicina alternativa. La Universidad. Que los padres te ayuden a dar la entrada para un piso.

Y ya sé que no pasa nada. Que muchos han tenido infancias como la de mis hijos, y peores, y han sobrevivido a ellos.

Sólo que yo no me lo esperaba. Y me siento culpable por todo lo que siento que debería ofrecerles y no puedo.

…aunque ni punto de comparación con los derechos laborales, sociales… que tal vez no lleguen a disfrutar. Derechos que, para que los consiguiéramos, tuvo que morir gente. Derechos por los que lucharon personas como esta mujer…

…y su marido.

Anuncios

Comentarios en: "Desclasados" (24)

  1. No sabes como te entiendo, nosotros tenemos dos, de 6 y dos años, y hay que hacer trigonometría para llegar a fin de mes. Me encantaría un tercero, la verdad, pero es implanteable tal como está el tema de ajustado ya con dos. Aparte del hecho de que ahora hemos tenido un percance con el peque, está escayolado, no va a la guarde y si no fuera por mis santos padres, no sé qué habríamos hecho, porque no están los trabajos para andarse con bobadas y la conciliación está cada día más lejos.
    Total, que sí, que creo que muchas de las cosas por sentadas se van a caer de la balanza y que vamos a peor, seguro, en todos los sentidos.

  2. Subscribo lo que has escrito palabra por palabra….

  3. Si, yo creo que a todos nos ha pasado un poco lo mismo pero, ¿sabes? Yo viví con mis padres sin vacaciones, sin ortodoncia y sin extraescolares a menos que fueran gratuitas. Yo me pagué la universidad porque mis padres no podían hacerlo. Mis padres jamás pudieron darme una entrada o ayudarme con mi piso, ni siquiera avalarme para que lo hiciera. ¿Y sabes qué? Sobrevivo mejor que muchos que lo tuvieron todo. A veces no tienen que darnos todo para aprender a vivir y ser felices. Las cosas se valoran mucho más cuando cuestan trabajo.

    Y quizás tus hijos se tengan que ir de camareros a Londres pero sabrán sobrevivir donde a otros muchos, que les dieron la oportunidad, no supieron aprovecharla.

    Besos

    • En mi caso, creo que la diferencia no es tanto entre mi infancia (que tuvo etapas muuuuuy difíciles, aunque también otras más boyantes) y la de mis hijos, sino entre mi propia vida hace unos años y la que tengo ahora; y lo que yo esperaba poderles dar a mis hijos y lo que voy a poder darles.

      Y no dudo que la austeridad enseña buenas lecciones… pero no dejo de sentirme rara con unas posibilidades tan distintas a las que había imaginado (o quizás había dado por sentadas).

  4. Pues tienes toda la razón Madre de Marte, efectivamente, todo eso a mí me ha hecho pensarme y mucho tiempo (quizá demasiado ya) el tener otro, por eso, por el miedo, porque una cosa es vivir austeramente (pensaba yo hasta hace poco) y otra no tener ortodoncia o no poder ir a extraescolares (me resulta curioso que todas hayamos pensado en lo mismo), o que luego no pudieran ir a la universidad.
    Ahora, lo pienso de otra forma: no van a poder ir a la universidad ni dos (si finalmente, llega) ni éste que tengo ahora tampoco; lo de la ortodoncia, habrá que verlo y la extraescolares seguramente será por conciliación.
    Yo me puse a trabajar con 19 años, sí lleve ortodoncia en aquella epoca, fui a alguna extraescolar, siempre y cuando diera excelentes resultado; la universidad me la pagué yo solita, siempre, al igual qu otras muchas cosas. Ahora tampoco me ayudan con mi hijo y soy madre soltera; pero bueno, tampoco lo vivo como un drama, la verdad; ni me ando quejando todo el día ni nada de eso; lo que sí me alegra mucho, mucho, mucho, es tener al lado a mi hermana con quien sí me compagino mi hijo con sus hijas para turnarnos las horas laborales, y con la que siempre que compartido mi vida, aunque haya sido más austeramente que otras personas que he conocido.
    Gracias silvia por tus palabras, también.
    bs

  5. Nosotros, como todo el mundo (bueno, o casi todo el mundo….)también lo notamos…..
    Ahora compramos leche de marca blanca, y galletas, y el jabón de la lavadora, y el suavizante más barato que haya en el súper (aunque luego no huela a nada….).
    Pero creo que, si la situación no es crítica, como lo es la nuestra (no es crítica) creo, de verdad, que quizá nos viene un poco bien todo esto, en el sentido de que hasta ahora quizá nos pasamos un pelín de caprichosos, de ” la niña necesita unas francesitas rojas, unas blancas, unas azules y unas rosas, proque si no….no pega”…..que nos pasamos un pelín, que no es necesario que los peques vayan a Eurodisney….vamos, que yo no fui y no pasó nada……que si en vez de 3 pares de botas el crío tiene 1 no pasa nada…que los pantalones que se rompen por la rodilla se les pone rodillas y listo…….y que en nuestra época (yo soy d elos prolíficos 70)….nos fuimos a Inglaterra de au-pairs…..que no todos pudimos ir a pasar hacer un curso escolar a Irlanda….
    Vamos, que…..quizá como en mi casa fuimos 4 hermanos y siempre heredamos ropa y siempre tuvimos que echar cuentas…..me parece normal seguir echándolas…….Las vacaciones, como vivimos en la costa, no las echamos de menos, en verano tenemos playa sin movernos de casa…..
    De acuerdo también en que….si la situación fuera más boyante…nos animaríamos a ir a por el tercero, pero…..creo que va aser que no.

    • Yo es que ya era bastante austera antes… mi problema no es renunciar a unos zapatos extra sino al logopeda, por ejemplo. O que una varicela me deje en números rojos a día 10 del mes, por el gasto en canguro. O plantearme que si mis hijos necesitan ortodoncia, se la van a tener que hacer ellos de mayores. Este tipo de cosas… Cosas sobre las que no pensé que tendría que hacer números.

      Por lo demás, estoy de acuerdo contigo.

  6. Yo me conformaría con quedarme como estoy ahora.
    Pero el problema es que creo que nos quedan aun escalones por bajar, yo soy funcionaria y en los últimos tres años, me han bajado tres veces el sueldo, con lo que mi sueldo es menor del de hace 6 años y todo mucho más caro. El problema es que cuando ajustas tu vida y tus necesidades a un sueldo, y te empiezan a atornillar Y todo sube menos los ingresos que bajan, entonces tienes que ir reduciendo y recortando para que te cuadren las cuentas.
    Y es ahí donde tienes que recortar en cosas que dabas por hechas, y que pensabas que siempre estarían a tu alcance, ahí es donde te entiendo madre de marte, que no es ningún drama que nuestros hijos tengan que currarse y buscarse las habas, la cosa es que pensamos que podríamos dárselas y como sigan así las cosas esto va a parecer la postguerra, yo particularmente estoy un poco asustada por la incertidumbre y el no saber donde va a parar esto.
    Y

  7. Yo también fui siempre bastante austera, pero la verdad es que…me permitía algún caprichito de vez en cuando (no para mí…casi siempre para los peques)…ya sabes: “qué camiseta más chula”…no la necesita, ni mucho menos, pero…total…sólo son 12,00 €….y la compraba…ahora, pues no. Me corto más…..Me lo pienso mucho más. Me cuesta más gastar…..
    A la ortodoncia…de momento no hemos llegado. el peque todavía tiene los dientes de leche y la mayor….los que le salen, de momento están bastante derechos……
    Afortunadamente nunca necesitamos canguro, entre el papá y yo nos arreglamos…y para una emergencia…benditos abuelos….
    Pero vamos, que nos entendemos……
    También me agobia pensar en lo que cuesta el comedor del cole, la piscina, la escuela de música…….Pero a lo mejor es algo en lo que nunca habíamos pensado antes por que NUNCA ANTES HABÍAMOS SIDO MADRES….;)

    • Puede ser. Yo nunca me planteé el mucho dinero que cuesta que alguien se ocupe de tus hijos cuando tú no puedes hacerlo (y no hablo de salir, eh?, hablo del mes de julio, la hora de extraescolares para que no te echen del trabajo, el comedor, los días que están enfermos…)

  8. Hay algo que creo que nos ha pasado a todos los que hemos tenido hijos: no nos hemos planteado cuanto cuestan los extras. Lo de todos los meses lo tenemos claro y ahí llegamos, pero cuando hay un extra … Pero siempre se sale. El momento actual es de pesimismo y eso afecta a la hora de tomar decisiones. Pero si quieres algo de verdad vas a hacerlo y luego te apañarás para salir … se llegue a donde se llegue.

    Para los que hayáis pasado algún momento de esos “este mes no recupero ni aunque busque en los bolsos de todos los pantalones” os doy una idea que no es sencilla (es muy difícil) pero que en algún caso puede ayudar: nada más recibir el sueldo retirar una cantidad (por ejemplo 100 euros, o menos) para imprevistos posteriores, en una cuenta a parte que no se toca salvo imprevistos serios. Yo lo hice en su momento y me ayudó porque el dinero que no tienes a la vista no te lo gastas.

    Juanjo

    • Bueno, yo hago esto todos los meses… y todos los meses lo acabo gastando. No me sobran 100 euros, por desgracia. Ni 20, de hecho… al contrario, estoy esquilmando los pocos ahorros que tenía…

      Un solo sueldo, dos hijos, tropecientas semanas de vacaciones (ellos, que no yo…)

  9. en mi mesita de noche yo tengo una cajita de madera, en la que, los meses que puedo, meto 50,00 €….y ahí se quedan…y cuando de verdad no llegamos y surge alguna necesidad imperiosa (no vale para comprarse unas alpargatas o un jersey precioso o para ir a cenar fuera un sábado….) tiene que ser una necesidad de verdad ….abro el cajón, saco la cajita de madera y……tachán!!!!!!

  10. Todos tenemos algún truquillo de esos, yo guardo en un sobre donde no los vea a diario…., lo malo es que la última avería del coche se llevo el sobre y lo que pudiera haber metido en medio año ó más.

  11. Jo…como duele llevar el coche al taller, cuando llega el recibo del seguro del coche, o el seguro de la vivienda, la viñeta del coche…….esos gastos que son 1 vez al año…y que ….duelen.

  12. Todos andamos parecido…el que no le llega porque no le llega, al que le llega por si vienen imprevistos o tiempos peores…y lo que se están forrando a cuenta de esta crisis desviando el dinero, como no…porque el dinero sigue estando, lo único es que está peor repartido y en menos manos de lo que hasta ahora estaba…que no ha desaparecido!
    Yo me enciendo con artículos y reportajes en lo que dan datos de politcos, banqueros, directivos-asesores de grandes empresas….(ayer en el País p.e).
    Vivimos en un mundo cada vez más injusto y estos tiene que saltar en algún momento…

  13. Estoy contigo madre, cada vez da para menos, pero yo la verdad es que veo a mi hermano, casado y con dos hijos, sobreviviendo con 700 euros y el mes que viene con 400 si no encuentra un curro y me siento afortunada. La verdad es que en mi caso la familia lo es todo y no hay dinero que pague el que me recojan a mi hijo en el cole todos los dias o lo lleven cuando yo no puedo, se queden 3 días cuando tengo que viajar por trabajo, etc.. y esta situación de crisis la llevaremos entre todos como podamos, como siempre hemos hecho, echando un cable.

  14. Yo siempre me he considerado de clase obrera, nuestros ingresos nos permiten vivir al día, antes de la crisis darnos algún capricho, algún viaje y poco más. He sido siempre muy consciente de que no llegaría a hacerme millonaria trabajando y así he vivido y vivo, capeando el día a día y pensando que en esta vida nada está en garantía, que hoy puede irte muy bien y mañana mal…Y no por ello voy a dejar de intentar hacer mi proyecto de vida, con los pies en el suelo pero la mente en el aire… Nosotros también hemos tenido que revisar muchos gastos porque nos han recortado a machete gran parte de los ingresos que n os permitían hacer esos “extras”, como a la gran mayoría de la gente de este país. De los derechos ya ni hablemos… Yo también creo en el apoyo familiar o de redes de amigos, en nuestro caso también funciona y nos libra de muchos gastos adicionales. Pero no todo el mundo tiene esa posibilidad, el estado ha dejado a mucha gente totalmente desprotegida. No hay apenas capacidad de ahorro y hay muchas familias que no tienen trabajo.
    Es muy triste pero hoy en día el trabajo ha dejado de ser un derecho para ser un privilegio, y por eso mismo, aquellos que conservamos nuestro empleo parece que tenemos que dar gracias por susbsistir; porque vemos a otros que están peor y siempre piensas “qué afortunado soy”. No sólo nos han quitado derechos, también nos han hecho algo conformistas, desesperanzados; menos mal que el movimiento social está en la calle y parece no cesar.
    Aún así, en medio de esta crisis, yo sí me planteo adoptar otro hijo, por soñar, que no quede…que no nos quiten al menos eso…

  15. ¡Qué identificada me siento!
    pensar que jamás viajaremos tres en avión, que la paga de vacaciones es para pagar la conciliación de las vacaciones, que lo de que los zapatos no se pasan de unos a otros ya no recuerdo cuando lo dejé de cumplir, lo de que alguna vez tendremos una casita mas grande con otro dormitorio y terraza lo voy aparcando.
    Ahhh y lo de que yo elijo la escuela pública. Antes la elegí, ahora es la que hay porque no podría pagar otra. Que conste que lo digo por que es un hecho que no los podría llevar a otra, pero aunque pudiera seguirían don
    de están.
    Es muy duro pensar que tus hijos tienen peor futuro en lo material…pero es que en lo formativo y laboral también les espera duro…¡sólo nos queda desearles salud y amor!.
    Tenemos que luchar por dejarles un mundo mejor y no peor.

    • Pues sí. Lo de los zapatos, lo de la escuela… hace 4 años comíamos pescado fresco 3 veces por semana, verdura y carne biológica, pan de semillas… sigo pensando que es lo mejor, pero no lo puedo pagar… Ahora es un extra, un lujo de “día especial”.

  16. Estoy en todo lo que dices, madre… yo no puedo ahorrar 50 euros al mes… al contrario.

    Hace poco menos de un año, no eramos ricos, pero pagábamos todo. No íbamos de vacaciones, pero llegábamos justitos a final de mes. No le debíamos nada a nadie.
    Ahora me acuerdo de mi madre muchas veces. Estamos recortando en cosas necesarias, que no superfluas… (logopedas, dentista… incluso electricidad ….) y además hay alguien que siempre dice la famosa frasecita de marras: es que vivíamos por encima de nuestras posibilidades!!!!!!!!!!!! quien coño??? yo no, los políticos seguro que sí!!!. Y lo siguen haciendo por supuesto.

    Yo estoy en la misma situación que mi madre hace 20-30 años, sólo que ella trabajaba limpiando casas, coño, y yo se supone que tengo un trabajo medio alto!!!!!!

    Si, medio alto, que han dejado en una tercera parte en cuestión de un año y medio, y que prometen dejarlo en la mitad!!!. Mas horas de trabajo, por la mitad del sueldo. Y un marido que trabaja, pero no cobra porque es autónomo y las empresas no pagan.. así, por el morro!!!!.

    Esto es una barbaridad!!!!!!!!!!!!!!

  17. Yo ahora me escuho decir frases que toda la vida oí decir a mis padres:
    apaga la luz cuando salgas de la habitación, cierra el grifo mientras te cepillas los dientes, esas galletas no, que son muy caras……
    Pero me preocupa más el poco futuro en educación y sanidad que en aspectos materiales….
    Me desvío del tema pero creo que recortar en educación significa no creer en el futuro, directamente es un suicidio. es no tener esperanzas en el futuro….
    todo lo que se gaste en educación no es un gasto, es una inversión….
    Sin embargo nos toca vivir malos tiempos….aumento de alumnos por aula….es una barbaridad meter a 25 críos de 3,4 ó 5 años en un aula……..
    De verdad que me preocupa eso mucho más que el que mis peques tengan que comer galletas de marca blanca y los yogures más baratos del mercado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: