familia monoparental y adopción

Encuentro en Etiopía

María Luisa es la madre adoptiva (¡de crianza!) de una niña de 7 años nacida en Etiopía. Hace pocos días viajó al país donde nació su hija para encontrarse con la madre y el padre biológicos. Esta es la crónica del encuentro.

Hace poco volví del país de origen de mi hija pequeña, Etiopía; y he tenido la suerte de encontrarme con los padres biológicos de mi hija y de compartir unos días con ellos.

Nunca he tenido problemas con la palabra madre. Yo lo soy biológica y adoptiva. Nunca le podría negar el titulo de madre a alguien que ha llevado a su bebe en su seno y lo ha criado mientras ha podido.

Si tengo que añadir algún adjetivo a la palabra madre refiriéndome a la adoptiva – y aunque no me gustan las etiquetas- me gusta el término latino “madre de crianza”. Me gusta mucho porque eso es lo que hacemos: criar un hijo, casi nada.

Y me gusta nombrar a la madre biológica como madre, sin etiquetas.

Las madres adoptivas somos quienes salimos ganando en la triada adoptiva. Las biológicas pierden, y nuestros niños también pierden. Como digo, sólo ganamos nosotras, la parte afortunada de la tríada de adopción. No sólo salimos ganando, sino que decidimos qué hacemos con el pasado de nuestros hijos, si contactamos o no con los bios, si damos por buenos los papeles y ahí nos quedamos, o seguimos buscando. También cuándo y cómo contactamos.

Por supuesto que incluyo a los padres adoptivos, pero sé que casi siempre somos las madres adoptivas las que nos comemos más el coco, antes y después de la adopción.

Mi hija venía como huérfana en sus papeles (habíamos solicitado un huérfano/a para tener la certeza de que no nos llevábamos al hijo/a de nadie, así que la Ecai se invento una huérfana para nosotros) pero descubrí la verdad hace ya seis años, al poco de la adopción , cuando aún era muy “naïf”.

En esa ocasión tuve la oportunidad de encontrarme con su madre. El shock al saber de ella, al saber que estaba viva – y que me hizo pasar por sensaciones y sentimientos muy diversos- su edad entonces , y el haberle dejado a ella la decisión de contactar o no; hicieron que perdiésemos la pista durante estos años.

Pero hace poco reanudamos el contacto, con ella y con el padre de mi/su hija.

Conocí hace seis años a una jovencita  casi- niña inmadura y ahora me he encontrado con una mujer madura.

Conocí a una jovencita que entonces pensó que dar en adopción a su hija era la mejor opción para empezar una nueva vida y ahora me he encontrado con una madre que sufre la pérdida de su hija, pérdida que se materializó muy dolorosamente al ver las imágenes de la vida de su/mi hija reflejadas en un álbum que les llevé a cada uno.

¿Y él? El gran desconocido. Guapo, simpático, seductor. También lloró al ver las fotos de su hija, pero vive la pérdida de una manera muy distinta.

Pasamos por casualidad el Día de la Madre Juntas, en Etiopía. No le dije qué día era.

Curiosa la genética. En las expresiones de ella, en los movimientos de él; que en cuanto escucha música empieza a moverse, igualito que su/mi hija.

Hablamos y hablamos. Lloramos y reímos. Porque también lo pasamos bien.

Habían hecho muchos km para encontrarse conmigo. Hacia 7 años que ellos no se veían.

Me dijeron que el nombre que le habíamos puesto a su/mi hija como primer nombre (hemos conservado su nombre etíope como segundo) les gustaba más que el que le habían puesto ellos, que se lo podíamos quitar si queríamos, que el nuestro era mucho más moderno y que ya había muchas con su nombre etíope… Curiosamente otro mito caído, el del nombre de nacimiento, al menos en nuestro caso.

Están deseando ver a su/ mi hija.

Pero su / mi hija de momento no esta muy segura de querer volver. Ella ya me lo  había dicho: cuando me vean verán lo que se han perdido.

No quiero hacerles daño a ellos si me ven y se dan cuenta de que no les quiero como a vosotros, porque para mi mis padres sois vosotros. Así que de momento no estoy muy segura de querer ir.

Mi hija tiene 7 años. Es su decisión el volver o no. Ella decidirá qué contacto quiere tener con ellos. Ella les hará las preguntas que yo no he querido hacer.

Mientras tanto, yo seguiré en contacto con ellos, principalmente porque eso alivia su pérdida.

Lo que no tengo tan claro es qué aliviara las pérdidas que ha sufrido nuestra hija y cómo las gestionará en un futuro.

Hemos creado un vinculo, que nuestra hija continuará si así lo desea.

Adoptar es mucho mas complejo de lo uno/a piensa antes de adoptar. Mucho más.

Todos los niños deberían tener el derecho de poder criarse con sus familias biológicas (si estas no son familias maltratadoras).

Ningún niño debería ser adoptado por pobreza. Es aberrante, es injusto.

Anuncios

Comentarios en: "Encuentro en Etiopía" (30)

  1. Gracias Luisa y madredemarte por publicarlo, por un testimonio como éste, que podía quedar en su esfera privada y nos regalas para nuestra reflexión. Lo que mas me impacta es la “facilidad” con la que has encontrado la familia biológica cuando tus papeles decían que era huérfana y sobre todo la madurez de tu hija con 7 años para plantearse la cuestión de si ir a visitarlos o no. Estoy contigo en que los únicos que ganamos siempre somos los padres adoptivos y no deberíamos ganar a costa de la pobreza de otros.

  2. Gracias por compartirlo, estoy sin palabras.

  3. Me pregunto si esta madre se ha formado, ha realizado algún trabajo personal, psicólogico, ha sido guiada y/o supervisa por algúnprofesional.

    • Sin intentar personalizar en este caso, del que solo conozco lo que la madre ha narrado aquí, creo que los profesionales están bien, pero no son imprescindibles en todas las decisiones que tomamos en nuestra vida. Yo saco la conclusión de que esta madre ha reflexionado y sopesado muchas cosas y después ha tomado la decisión que cree mejor para su hija y su familia, teniendo en cuenta también los intereses de la familia biológica. Ha contactado con la familia de Etiopía y ambas partes han tenido intención de conocerse, por voluntad propia y sentido común. La madre de crianza, como ella misma se denomina, ha informado de todo a su hija y ha dejado que ella decida hasta dónde quiere llegar en el contacto con su familia biológica. Yo creo que eso se puede hacer con mucha cautela y sensibilidad sin estar asesorado por ningún profesional, no entiendo por qué habría que estarlo…

  4. Yo aún recuerdo el comentario de la “profesional” cuando le dije que iba a contactar con la madre de mi hija… “Es mejor no hacerlo, para que cicatrice la herida”… Menuda profesional de pacotilla y menuda mala persona: me hubiera encantado tenerla delante cuando esa mujer me dijo lo contenta que estaba de saber que su hija realmente estaba bien, como ella había querido, que crecía feliz y sana… Eso no creo que cicatrice una decisión así, pero sin duda ayuda a que al menos no se haga queloide.
    En España no existen profesionales que tengan conocimiento real sobre adopciones internacionales con contacto, ¡si apenas ahora están empezando a idear como manejar las adopciones abiertas en nacional!

  5. Estupenda entrada, muchísimas gracias por compartirla, es de las que no hacen reflexionar y crecer como madres y como personas ¡Gracias de verdad a las dos, a la madre de crianza por escribir y compartir su experiencia, y a ti, madre de marte, por publicarla y darla a conocer entre quienes te seguimos!

    Y con respecto a los profesionales especialistas en adopción y acogimiento pienso que hoy por hoy en nuestras Españas tenemos muy, muy pocos preparados en la materia. En las distintas facultades de psicología es un tema que apenas forma parte del currículo, en algunas directamente no se trata, en otras muy por encima, y en otras muchas se ignora casi todo o se trata mal. Los y las psicólogas que no se reciclan o hacen postgrados específicos, saben menos sobre adopción y todo lo que la rodea que muchas familias adoptivas que se han molestado en buscar información y formación a través de cursos, conferencias, artículos y libros sobre la materia, y eso a pesar de ser poco lo que hay publicado y o traducido en España.

    Como madres y familias adoptivas, somos novatas en esto de la adopción internacional, pero no lo somos con respecto a la adopción nacional y aquí también se siguen cometiendo muchos errores, se siguen dando muchos malos consejos, y se sigue haciendo mucho daño a niños y niñas, que además de sufrir el abandono o separación de sus familias de nacimiento, tienen que soportar y llorar en silencio el dolor que sienten por esa pérdida, porque siguiendo el consejo de nuestros “excelentes” profesionales, esos que dicen que “madre no hay más que una” lo mejor que podemos hacer con nuestros peques es machacar y machacarles con esa idea, sin duda la mejor forma de hacer que “cicatricen sus heridas”. Estoy pensando en casos concretos que tengo muy cerca (de peques que tienen una edad, una experiencia y apenas hace unos meses han dejado de tener contacto con sus madres biológicas) No sé si los profesionales que responsables de estos casos de verdad creen que ignorando y despreciando el dolor, los sentimientos y la memoria, quizá consigan hacerles creer que su pasado no existió, sea como sea me parece brutal y penoso.

    Y no habló de lo que se decía o hacía antes, en la prehistoria de las adopciones, está pasando ahora mismo, lo están viviendo peques y familias que están en pleno proceso de acoplamiento, y estas son las pautas que recomiendan o permiten desde los Servicios Sociales, basadas en los consejos y orientaciones de psicólogos expertos -se supone- en postadopción ¡Rabia, dolor y vergüenza, es lo que siento!

    • Yo en México no conozco especialistas en adopción. Lo que yo he hecho es compartir el material que voy recopilando en Internet con la terapeuta de mi hija, terapeuta que le ayuda con las dificultades de aprendizaje y el lenguaje y con el aspecto emocional. Es una chica bastante joven y con muchas ganas de aprender, por lo que espero que todo esto sirva para que tenga una mirada mucho más amplia sobre el tema de la adopción. Más de una vez hemos tenido puntos de vista diferentes, los hemos hablado y hablado y he reforzado mi punto de vista con artículos que he encontrado en Internet y con las entradas de blogs como éste, que siempre me dejan alguna enseñanza, y con los comentarios derivados de las entradas. Un tema que fue de gran debate entre nosotras dos fue el del colecho, mismo que aquí en este blog fue fuente de numerosísimos comentarios.

    • No sé en qué comunidad pasa eso, pero en la nuestra es todo lo contario.
      Los consejos son siempre los mismos: la familia biológica existe, está y estuvo ahí, el niño nio tienen porque ignorar de donde vienen, tienen que saber que no nacieron en la casa-cuna….El peque tiene derecho a estar triste, a llorar, a preguntar y a recibir respuestas……
      Me extraña mucho lo que cuentas.

      • Hola Luz, entiendo tu extrañeza, si yo no estuviera viendo y viviendo lo que digo, seguramente me costaría creerlo, pero así es, afortunadamente no todas las CCAA funcionan igual, me alegro que la tuya sea de las que cuenta con gente preparada, pero te aseguro que en nuestras Españas cada una es un mundo, y a veces ni si quiera es cuestión de la comunidad, en función de como estén transferidas las competencias, las diferencias pueden ser provinciales o insulares.
        Me pone la piel de gallina lo que cuenta Mª Luisa de los falsos huérfanos, e intuyo que nos esperan unos próximos años muy duros, y que nos va a costar mucho explicar según que cosas a nuestros hijos, ahora bien, aquí aún sin falsificar la documentación, hay lugares como los que comento en los que tampoco se està respetando el derecho a conocer los orígenes, a recordar al menos, ya que de adopciones abiertas de momento ni hablamos.

      • Yo conté en otra entrada lo que me dijeron los psicólogos: https://madredemarte.wordpress.com/2011/04/08/de-madres-biologicas/
        O sea, sí, pero no…

  6. un gusto leer relatos así, gracias por compartirlos Luisa y mama de marte, un abrazo.

  7. Vaya entrada!! La he leído y releído con gran impacto!! Me ha dejado pensando mucho….

    Creo que de todo, la frase que más me impactó fue: “cuando me vean verán lo que se han perdido. No quiero hacerles daño a ellos si me ven y se dan cuenta de que no les quiero como a vosotros, porque para mi mis padres sois vosotros”, vaya frase para una nena de 7 años.

    En México no sé si hay profesionales en adopciones. En mis seis años como mamá adoptiva he aprendido mucho platicando con otros padres adoptivos y leyendo mucho en Intenet. Y sobre todo en los blogs de otros padres adoptivos, lo que aprendí hoy es muy muy especial… Gracias madre por compartirlo, gracias Elena por escribirlo!!

  8. Realmente impactante el relato del encuentro.
    Creo que la mejor forma de que las heridas cicatricen, es esta, buscando información y dejando que vaya curando desde dentro y así evitaremos que cierre en falso.
    En el fondo me da envidia esta madre que ha podido conocer y hablar con los los padres de su hija.
    Espero un día no muy lejano poder tener una historia parecida que contar.

  9. maria luisa dijo:

    Para cuaderno de retazos:
    En el tema adoptivo me he autoformado, los ” especialistas” con los que me he topado no tenían ni idea de postadopcion , así que me he dejado llevar por mis instintos y mi evolución personal en el tema. Y sinceramente mas me han ayudado las charlas con otras madres adoptivas en “mi ” onda que los pretendidos “especialistas”.

    Hoy por hoy mi hija – que es una niña- es feliz y está muy bien vinculada, por carácter , resiliencia y porque no hay secretos ni mentiras entre nosotras ( me horroriza pensar que podía haber crecido pensando que era huérfana, cuando no lo era; y recuerdo la cara de pasmo de sus padres cuando les dije que ellos figuraban como muertos en los papeles).

    Me horroriza también el mercado de niños que se creado entre países ricos y pobres y la poca importancia que se le da a la creación de “huérfanos” en el Tercer Mundo, a reclutar niños que viven con su familia para que formen parte de la nuestra, y eso que en mi caso no hubo engaño , como en tantos otros.

    Nos vamos a encontrar con muchas preguntas por parte de nuestros hijos a medida que crezcan. Cuantas más cosas podamos contestarles, mucho mejor.

  10. Preciosas palabras. Espectaculares sentimientos. Se me ha erizado la piel y se me han humedecido los ojos. Saber qué se siente en estos momentos en que te encuentras con los orígenes de tu hijo no tiene precio.

    En estos casos siempre me pregunto si la peque no juzgará algún día a su madre de crianza por haber buscado sin su consentimiento. ¿Buscar o no buscar? Esto es siempre una gran duda para mi.

    Muchas gracias por compartirlo. Es emocionante.

    • También nos podríamos plantear lo contrario, ¿no?, si nos juzgarán por NO buscar cuando podríamos haberlo hecho… yo creo que las dos opciones son posibles, y personalmente, prefiero que me juzguen por haber hecho algo que era lo que a mí me parecía mejor…

      • Por supuesto, pero el mismo argumento puede usar el que NO busca porque eso es lo que le parece lo mejor, no?

      • Partiendo de la base del respeto hacia las decisiones de cada familia, no entiendo muy bien cuál es la ventaja de NO buscar… Creo que la verdad nos hace libres, y conocerla nos da fuerza a la hora de responder a nuestros hijos.
        Hace apenas un par de días, una amiga etíope me comentaba que 7 de los 8 hermanos que son (ella fue adoptada hace dos décadas, y 5 de sus hermanos viven en Etiopia) están ya conectados en Facebook. Conozco ya dos páginas web creadas por chicos adoptados etíopes destinados a ponerse en contacto entre ellos y darse apoyo. Si eso está pasando hoy, en 2012, ¡más espectacular va a ser ese avance global en 5, 10, 15 años más! Cuando ellos quieran saber, lo tendrán a golpe de ratón: no habrá manera de poner coto a su realidad.
        Yo he buscado, he encontrado, y le he podido ofrecer a mi hija esa información. Lo que haga con ella será su decisión tan sólo, exclusivamente, pero yo tengo la tranquilidad de tener la verdad, ¡que no es poco! Y aunque no hubiera encontrado nada, al menos mi hija jamás podría reprocharme que miré hacia otro lado.

      • Claro. Y lo usan, no?

      • ¿y como lo llevan los que fueron adoptados hace ya dos decadas? ¿si en ese caso también el fondo o el trasfondo de que saliesen en adopción fue la pobreza?

        Si son huérfanos lo son por pobres: a ver quien muere aquí por una tuberculosis, por hepatitis o por SIDA…p.e.Aquí, aún quedando huérfanos siempre hay familia extensa, amigos que adopten a los menores y en el peor de los casos salen en adopción nacional…

        Si tienen familia y los dieron en adopción por pobreza…sin engaños y sabiendo bien qué era lo que hacían pero simplemente por estar en una situación vulnerable y muchas veces extrema.

        También creo que les “ayuda” a entender y “normalizar” esta historia si pueden ir creciendo con su verdadera historia desde la infancia, intercambiar fotos, viajar a verlos si todos quieren…

      • Yo tuve la suerte de conocer, en mi viaje de adopción, a una adoptada adulta de origen etíope que regresaba a Addis Abeba para encontrarse con su familia biológica. Lo conté hace algún tiempo aquí:
        https://madredemarte.wordpress.com/2011/01/14/regreso-a-etiopia/

  11. Por supuestísimo. soy de la opinión de que cada dato, por mínimo que parezca ser….es un tesoro!.

  12. patricia dijo:

    Me ha gustado mucho; yo soy madre biologica y en menos de un mes tambien adoptiva… Mi hijo tiene madre pero no padre. El dia de la asignacion no fue pleno de alegria pq pense´que, en algun lugar de Etiopia, una madre perdia un hijo y yo que ya tengo uno, no me lo puedo ni imaginar… Como tu intentaré mantener la comunicacion con su familia para que, si un día él decide regresar o tener relacion, ese camino lo tenga facil.
    Un beso….

    • Tengo una amiga que suele decir que asumir que nuestra familia está fundada sobre las pérdidas de nuestros hijos y de sus padres biológicos, es el primer paso para saber cómo encarar las cosas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: