familia monoparental y adopción

De olores y colores

Es un lugar común que la adopción nos lleva a los padres a hacer una renovación de agenda.

Las reacciones de mucha gente ante la decisión de adoptar a nuestros hijos, nos coloca en la tesitura de decidir si seguimos contando con estas personas en nuestra vida.

Una de las primeras personas en salir de mi vida fue A., una amiga de muchos, muchos años atrás, muy próxima, que yo pensé que se quedaría para siempre. Una de las personas que pensé que compartirían el día a día de mis hijos.

No fue porque no le interesara el tema de la adopción, porque cambiara de tema cada vez que yo intentara sacarlo, ni porque no pareciera alegrarse de cada paso que daba.

Fue por un comentario que me dejó muerta.

-¿De Etiopía? ¡Anda!… olerá… distinto.

Dónde distinto, por supuesto, era un eufemismo por “mal”.

Le discutí que el olor de los negros fuera peor, incluso distinto del de raza blanca; le expliqué algo que había leído en algún sitio de que el olor dependía de las costumbres gastronómicas; alegué motivos de higiene e incluso le recordé un amigo común, negro como el carbón, y que olía como los ángeles.

No se bajó del burro: mi hijo iba a oler distinto.

¿Distinto a qué, a quién? ¿Es que todos los blancos olemos igual? ¿Es que todos los negros huelen igual?

Y entonces recordé otros comentarios que rozaban el racismo que le había oído… y decidir que mi hijo, cuando llegara, no tenía que aguantar esto.

Ni yo tampoco.

A. ya no estaba a mi alrededor cuando llegó B.

Así que se perdió el maravilloso olor a bebé que todavía hoy tiene.

Anuncios

Comentarios en: "De olores y colores" (26)

  1. Me gusta y no me gusta… veo el momento y creo que ya sé quien saldrá de mi vida… y me gustaría que no fuese así, pero hay veces que lo ves venir… Qué rabia de prejuicios absurdos.

  2. Al final tú actuaste como una madre y la pena es que tu amiga se perdio a tu familia, una lástima por ella. Es brutal la cantidad de prejuicios estúpidos que podemos llegar a tener las personas.

  3. ¡Que lástima¡ y cómo duele.

  4. Sí, duele cuando se trata de personas de las que no te lo esperas. Pero a mi me ha pasado que entonces me he dado cuenta de que la relación con esa(s) persona(s) era mucho más superficial, o a veces incluso interesada, de lo que creía. El resultado es que casi siempre me duele más no haberme dado cuenta de esa superficialidad y/o interás antes.

    • A mí esto me ha sucedido en algunos casos. Pero no en este que cuento, era una persona muy, muy próxima, casi como de la familia. Alguien con quién esperaba compartir el día a día de mi vida de madre de familia… Todavía duele más, entonces.

  5. Pocos días antes de hacer el viaje de nuestra vida a Rusia, el marido de una de mis mejores amigas me soltó eso de “tener cuidado, no vaya a estar contaminada por lo de Chernobyl”……y lo soltó con cara de “vaya chiste que acabo de hacer”…..
    Creo que no lo dijo ni por ofender, sino que….fue el chiste que se le ocurrió….
    A mí me parecio fatal…y sólo reaccioné dicíéndole…”Eres idiota…además Chernobyl está en Ucrania, no en Rusia”….
    Pero lo de menos era el error geográfico……
    Me dolió.

  6. Nosotros tenemos el problema a la inversa. Nuestro hijo llegó por Adopcion Nacional, y aunque teniamos un perfil abierto a cualquier etnia, da la casualidad que se parece muchisimo a nosotros, y no imaginas la de comentarios que una tiene que aguantar de la “suerte” que hemos tenido de que se parezca tanto a nosotros, porque claro, no hubiera importado si hubiera sido de otra etnia, pero así mejor. Osea, que no son racistas, pero así mejor ??? Que alguien me lo explique porque yo no lo entiendo, lo unico que entiendo es que estas personas sí son racistas. Una pena que en pleno siglo XXI siga existiendo esta fobia a lo diferente o a lo desconocido.

  7. Me has dejado muerta…

  8. Pues yo, que trabajo con inmigrantes, al acercarme a mi hija lo primero que pensé es que olía como lo hacia la gente africana que tantas veces había atendido :-). Era un olor a sudor distinto al mio. Yo también leí alguna vez lo de la comida. Le duró algún tiempo más pero se fue transformando. No se si tu amiga demuestra ser racista o ignorante, porque olores tenemos todos y transformarlos (por comida, por higiene, por clima…) es posible y obedece a circunstancias que no tienen por qué ser negativas (seguro que la negativa era ella). Yo creo que estamos expuestas a oir cosas que se dicen mucho -y se dicen mal- pero a las que no damos importancia hasta que percibimos de otra manera -no digo que necesariamente con la adopción- por cualquier circunstancia vital. En todo caso, esas cosas se confrontan, y si el otro no es consciente de que el error es de él. Pues cerramos puertas. Nosotros seguiremos oliendo la piel de nuestros niños. Que como dice la canción “la piel de mi niña, huele a caramelo, y al mango dulcito que se da en mi pueblo…”

  9. yo también he oido muchas veces lo de que huelen diferente…y siempre respondo que sí, diferente, pero que para oler mal estamos los blancos – caucásicos; porque en mi vida no he encontrado peor olor corporal que la de gente vecina sin asearese, no de áfrica ni mucho menos… trabajo en el area sanitaria y es mi experiencia.
    La vida es eso: sumar y restar, también en las relaciones personales. Yo he “borrado” a pocas personas de mi vida pero la verdad es que al final una se siente liberada.

  10. ¿Una de las cosas que me ha enseñado la vida? Que a veces no son tanto los comentarios que hace la gente, sino el quién, el cómo y el cuándo.

    Dices que a raíz de ese comentario empezaste a ser consciente de otros comentarios previos de tu amiga a los que no habías dado importancia. Yo creo que sí que les habías dado importancia sin percatarte, y que se habían ido acumulando en tu subconsciente. Y finalmente llegó la gota no, el chorro que colmó el vaso

    …por eso cuando te dijo lo que te dijo sobre tu hijo, tú ya sabías como era esa persona, y fue fácil tomar la decisión. Duro, pero fácil.

    • Efectivamente, ya me había dado cuenta… este último comentario sólo fue el colofón. A lo mejor este comentario solo no habría significado tanto… como lo que significaba unido a otros comentarios (sutiles pero inequívocos) respecto a camareros argentinos o inmigrantes ilegales.

  11. Pues yo si creo que huelen diferente, pero todo el mundo. Yo puedo distinguir a mi madre por su olor ,cuando mi prima me presta ropa huele a ella, y cuando mi novio dormía en mi casa luego las sabanas olían a el. Y no son olores a sudor, son olores característicos de cada persona y es genial, a mi me escanta.
    Asique tu bebe olería a bebe negro, distinto a un bebe blanco y a otro bebe negro 🙂 yo aun tengo 24 años y cuando digo que me gustaría ser madre por adopción ya tengo que oír “nadie pensara que es tuyo” ” un café con leche aun, pero piensa ke haces si te toca un negro negro” que pena pensar que esos comentarios no acabaran

    • Cada persona tiene su olor, por supuesto. Mi hijo pequeño, que tiene un sentido del olfato finísimo, es capaz de decir de qué amigo suyo viene la ropa que nos dan en los cambios de temporada… Pero es una diferencia individual, no racial.

      Mi hijo negro no olía a bebé negro… olía a B., a si mismo, a su propio olor, igual que mi hijo blanco. ¿Por qué nadie dice que olemos a blanco, o que alguien huele mal porque es blanco?

      • Sí hay quien dice que “los blancos” huelen mal… Lo leí en la pubertad en un libro tochísimo de la biblioteca de mi abuela que me encantó: “Raíces”, del cual luego hicieron serie televisiva. Kunta Kinte, el primer protagonista, nombra la peste horrible que sueltan los “toubab” (hombres blancos) por la cual se les puede percibir desde muchos metros de distancia…
        La verdad no sé si el hecho racial condiciona el olor de nadie, pero tampoco me parece que sea algo a reseñar como positivo o negativo. Yo sí identifico ciertos aromas a la piel negra. Viví un tiempo compartiendo habitación con chicas negras africanas y caribeñas y sí tengo en el olfato relacionados con su color aromas característicos más especiados y dulces, pero no me parece algo ni bueno ni malo (puede ser que las cremas del pelo, el aceite de la piel, las colonias, la comida… influyan, lo cierto es que nunca me lo planteé).
        Sinceramente creo que el aroma con que relaciono a los franceses o ingleses, o a los obreros andaluces, como “grupo” social o racial, es bastante más desagradable que el que relaciono a los negros.
        Para mí, identificar olores, tópicos o características concretas con comunidades ajenas específicas puede ser un prejuicio humano normal. Pero el hacerlo siempre en negativo y no cambiar de criterio ante las evidencias que desmonten el tópico hace que algo natural se convierta en racismo (o en estupidez).

      • Cuando decía que nadie dice que los blancos huelen mal, me refería dentro de la población blanca: los mismos que consideran que los negros huelen mal (o “distinto”), por ser negros, atribuyen el olor bueno, malo o distinto de un blanco a su individualidad, no a su raza. Obviamente, presumo que entre los negros y entre cualquier otro colectivo – etnia – raza, habrá los mismos prejuicios hacia lo diferente que tenemos nosotros.

        Que tus compañeras de habitación olieran de una determinada manera no implica que todos los negros del mundo huelan parecido… si tiene que ver con comida o cosméticos, es posible que negros nacidos en extremos distintos del continente tengan olores que no tienen nada que ver… y que un blanco que coma y se acicale como un negro huela parecido a un negro que use la misma cosmética y alimentación…

        Por otra parte, yo creo que los olores no van por barrios, ni por razas, ni por colectivos, sean estos negros, andaluces o alemanes…

      • “Sinceramente creo que el aroma con que relaciono a los franceses o ingleses, o a los obreros andaluces, como “grupo” social o racial, es bastante más desagradable que el que relaciono a los negros”.

        Me pierdo…¿que quieres decir con eso? ¿Los obreros andaluces son un grupo social o racial? ¿Y los ingleses y franceses huelen todos igual, o sea para ti mas desagradable que los negros?

        En mi vida había oído nada igual. Y “menos mal ” que no hablas de negros, sino diríamos que es un comentario que huele a racista…

  12. para mí lo peor es cuando esos comentarios vienen de alguien que está también en proceso de adopción. no entiendo que alguien que desea tener un hijo pueda tener ciertos comportamientos.

  13. Pues… ¡a renovar la agenda! Si ya en el camino a nuestro hijo vamos renovando agenda… pues ¡no quiero ni pensar cuando llegue!

  14. ¡Qué razón tienes! de mi vida han salido muchas personas, pero he tenido la suerte de que han entrado otras excepcionales y además de tener el apoyo incondicional de quienes si se han quedado. En mi caso, cuando tu grupo de amigos aun queda los sábados para hacer botellona… pues era evidente que mi “joven” maternidad no casaba con su mentalidad.
    Pero yo, al menos, me considero afortunada de haber entrado en esta gran familia adoptiva, donde he encontrado personas que saben exactamente como me siento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: