familia monoparental y adopción

Mestiza

Una lectora del blog (que se define como “mestiza española de cerca de 40 años”) respondió a la entrada de si los blancos deberían adoptar a niños negros. Ella no es adoptada, es hija de padre africano y madre española, pero ha vivido en su propia carne muchas cosas que nuestros hijos de distinto color viven o vivirán. Me han parecido tan interesantes sus reflexiones que he decidido arriesgarme a compartirlas aquí aunque no tengo su permiso explícito: creo que es importante que estén al alcance de todos los lectores del blog.

Yo soy mestiza (el término mulata, por su etimología, está en desuso), de madre blanca y de padre negro. Europea y africano.

Por desgracia sólo se sabe cómo es el día a día de alguien que está en el bando de la minoría cuando se está en su piel (y nunca mejor dicho). Así pues he de decir que en España sí hay racismo. No todos los españoles, claro está, pero sí que hay. Y a lo largo de la vida, salvo en el caso de afortunadas excepciones, o mucho cambian las cosas, o me temo que vuestros hijos se encontrarán con algún episodio racista.

Y da igual que vuestros hijos hayan jugado con niños blancos en el colegio. Hay otros tantos que o no han jugado o se les ha olvidado.

Ejemplo (porque muchas veces nos piden ejemplos como si nuestra palabra no valiera. Incluyo a mi familia y amigas ;) ): Recientemente mi hermano venía de la facultad y la policía le pidió los papeles. A su novia, rubia de ojos azules, que estaba con él, no. Ella se quejó así que los agentes se pusieron a cachear a mi hermano y le abrieron la cartera. Al ver que estaba lleno de libros le preguntaron que qué estudiaba. Él respondió que ingeniería. Su respuesta fue que “eso no podía ser cierto y que se marchara a leer Kunta Kinte”.

¿Sabéis lo duro que es eso? He de decir que ningún padre, blanco o negro puede estar preparado para algo así, porque cuando mi padre llegó España era otra España y estas cosas no sucedían.

Pensé que el paso del tiempo jugaría a nuestro favor pero no es así. Antes éramos meras anécdotas (en términos numéricos), ahora somos más y se han creado estereotipos acerca de determinadas comunidades a las que se supone que pertenecemos.

Soy española, madrileña, 50% blanca y 50% negra pero la percepción exterior es que soy una Latinoamericana con la sarta de atributos que se les infiere por el hecho de serlo.
Insisto en que no todos los españoles son así. Doy por hecho que ninguno de los que comenta aquí lo es.

Creo que para un blanco nacido y residente en España es difícil entenderlo. Lo noto mucho con mi madre o con mis amigas (que conste que esto no es un insulto sino un halago a todas aquellas personas a las que la raza, etnia, color, fenotipo o como quiera llamarse, les importa un bledo). Ella juzga en positivo, porque, desde luego, nunca ha prestado demasiada importancia a eso del color. Pero importa. No para ella, pero importa. En todos los entornos, además. En el de pareja (cuando tu chico explica a sus padres que “su novia es negra pero ha ido a la Universidad”, aunque él no haya ido. ¿Acaso deber haber un pero?), en el laboral (lo sentimos, no pareces española), en el social (para bien o para mal…). Mi madre, con todo, no se percata de determinadas sutilezas que para mí son hirientes, piensa que el hecho de que cuando yo pregunte le respondan a ella es producto de la casualidad… A menudo me llama tiquismiquis y lo entiendo porque para ellael racismo no existe, ¡no puede existir!

Pero ahí está.

En el caso de las mujeres, además, está asociado a infinidad de estigmas, como la fogosidad sexual, etc… Cosa que provoca que muchos hombres se animen a experimentar. Eso, como es lógico, resulta bastante desagradable. “Hace no mucho un taxista me comentó que no tendría ningún complejo en estar con una chica como yo.” Muy amable, señor taxista, gracias por no tener complejo”.

Hace no mucho, un señor vino a instalarme internet a casa y me preguntó que si yo era etíope. Es evidente, por mi acento, que no pero… luego entendí por qué. Me contó que tenía una niña que provenía de ahí, que era guapísima y que estaba muy contenta. Se pasó 30 minutos describiéndome su tono, que si se parecía al mío pero era un poco más oscuro, no, más claro, no, más oscuro… similar al del café con leche.

Sinceramente, no me gustó. No me gustó pensar cómo se sentiría esa niña. Ese padre sí que veía su color, aunque fuera para bien. Es obvio que ahí está, pero no creo que sea forma de tratarlo porque con un niño blanco no te pasas media hora hablando de cómo es.

He de reconocer que para mí si ha sido importante tener una referencia en casa, saber de dónde vengo y de dónde soy, bailar pasodobles y conocer la música del país de mi padre, reconocer su lengua y saber que mi padre me entiende sin necesidad de explicaciones porque él también lo ha vivido. Ahora bien, también es verdad que gran parte de los mestizos que conozco han crecido sin conocer a sus padres y han tirado adelante con madres fuertes que les han conferido una gran autoestima. Luego… no tiene por qué ser una cuestión determinante la etnia de los padres, lo que es determinante es que abran los ojos a la realidad que le tocará vivir a sus hijos, que empaticen y que estén dispuestos a descubrir una España que no es la que ellos conocieron.

Por favor, no pretende ofender a nadie ni ningunear su labor, sólo quiero que entiendan cómo se siente un niño negro (porque en España los mestizos somos negros. Ojo! igual que en África somos blancos) que crece aquí.

Me apena que cuando se habla de estos temas rara vez se nos pregunte. Es cierto que no somos muchos, pero estamos, somos, llevamos aquí tiempo y tenemos mucho que contar.

En lo referente a la diferencia entre EEUU y España. Sí, diferimos en muchas cosas pero… aquí hasta Obama a mí nadie, nunca, jamás me ha llamado mestiza (ignorando el 50% de mi herencia), siempre he sido negra. No me sorprende, pues, en absoluto que ahí hablen de la gota de sangre.

P.D. La imagen de la entrada se llama “New Kids in the Neibourghoud” y la dibujó Norman Rockwell en 1967. Esta mañana la hemos estado mirando y comentando con mis hijos. ¿Qué creéis que piensan los niños del barrio de estos niños nuevos que acaban de llegar? B. me ha dicho: “Depende”. ¿De qué depende? “De si son racistas”.

Anuncios

Comentarios en: "Mestiza" (22)

  1. Interesantísimo, como de costumbre.

    (Y el cuadro de Rockwell, muy guay)

    • Sí es chulo este cuadro… dice tanto en tan poco, ¿verdad?
      Y el texto… yo creo que no tiene desperdicio. Espero que esta chica nos siga escribiendo!!

  2. Efectivamente, no tiene desperdicio. Tampoco se puede explicar mejor ni con más respeto.

    Eva

  3. muchas veces me acuerdo de lo que decía la protagonista del color púrpura: eres negra, eres fea, eres mujer… no eres NADA.

  4. A mí todo esto me da tanto miedo; se supone que como vivimos en una sociedad que evoluciona, en unos años, con nuestros hijos adultos, van a vivir en un mundo mejor, y sufrirían menos racismo, en sus mil formas.

    Tal y como están las cosas, y la deriva que parecen tomar, no tengo tan clara la esperanza en algo mejor.

    Veremos.
    Interesantísimo post, como siempre.

  5. Gracias, Madre, por hacer este post del comentario de la lectora mestiza.
    Y gracias, Lectora Mestiza, por tomarte el tiempo de compartir con nosotros tus pensamientos.
    Un lujo leeros a ambas 🙂

  6. Es que la gente no se cree este tipo de situaciones. Simplemente. Se intenta minimizar lo que ha pasado reduciéndolo a la anécdota, justificando a la parte agresora (no se entendería bien, sería un tio un poco corto, etc).
    Al final, es la víctima que es muy susceptible, exagerada, con ganas de dar la nota, que usa su diferencia para evitar que le critiquen.

    • O para sacar provecho… viendo algunas de las reacciones que leo estos días al tema de las tiritas, tengo la sensación de que algunos mensajes se podrían traducir por “tampoco hay para tanto… no los colgamos de un pino ni nada”…

  7. niñodeadopcioninternacional dijo:

    creo que el racismo siempre va a estar patente, por le miedo a lo desconocido o a lo ”anormal”

    • Yo creo que el miedo es a lo diferente.

      El paleontólogo Juan Carlos Arsuaga dice que una de las razones del éxito del homo sapiens frente a otras especies de homínidos que eran igualmente hábiles e inteligentes es precisamente la fuerza del grupo: el compartir un relato y una historia común con un grupo concreto de humanos. Por esto (según él) el racismo es algo tan difícil de erradicar, algo casi inherente a la especie humana.

  8. Madre de marte…., ¡ como siempre haciéndonos pensar y pensar!!!
    Yo desde que vino mi hija tengo una pregunta y una duda rondándome, a ver si me explico.
    Cuando me plantee la adopción, la idea era que quería un hijo al que no se le notara que era adoptado, todo esto pensando en él, en que no sufriera en el medio que le rodease ese estigma, aunque él tuviese claro cual era su condición.
    Al final, paradojas de la vida terminé en Etiopía, convencida además de que todos mis prejuicios iniciales, no tenían sentido.
    Ahora pienso en alguna ocasiones, cuando sufro porque veo lo que ocurre a mi hija, que cada vez más a menudo la insultan y que según sube de edad suben de intensidad estos insultos…, pienso si estos niños se merecen esto que les está y les va a seguir pasando, si se merecen vivir en este mundo donde siempre van a estar discriminados, pienso si no vivirían más felices en su lugar de procedencia, pienso si ganan con el cambio, cambian la miseria por el bienestar, sí, pero ¿ a que precio???
    Me ha salido muy dramático…., sí que pienso que ganan con el cambio, pero….no dejo de elucubrar.

    • Yo pienso que ganan algunas cosas…. y pierden otras muchas. Este blog versa, en mucha parte, precisamente sobre esto. Sobre estas pérdidas, y como paliarlas, o compensarlas…

      Supongo que la respuesta de si al final merece la pena pagar el precio tendrán que decírnoslo ellos, dentro de unos años.

  9. A mi este tema es el que más me preocupa, mucho más que la condición de adoptado. Y lo peor es lo que comenta mestiza desde el cariño, que nosotros como blancos al no vivirlo es dificil captar todos lo insultos por acción u omisión. Estos testimonios me ayudan a comprender y sobre todo a “radicalizar” mi postura y no dejar pasar ni una, tanto cuando está mi hijo como cuando no está. A colación os pongo este rap de Frank-T, otro rapero español negro, es muy duro e irónico, pero la vida misma. Humor Negro.

    • Magnífico el vídeo, me encanta!!, gracias por compartir aquí estas cosas que vas encontrando. Voy a sacarlo como entrada, me parece que merece la pena.

      Y creo que ilustra algo de lo que hablábamos unos posts atrás: que no es lo mismo un negro haciendo chistes de negros que un blanco haciendo chistes de negros. QUe el punto de partida cambia totalmente el mensaje. QUe la agresión se convierte en ironía.

      • Yo creo que es un video denuncia bestial, tengo claro que ellos no se rien con chistes “de negros”, me parece super violento escucharlo así todo seguido y seguro que nuestros hijos a lo largo de su vida va a escuchar todas estas perlas y esperar que les haga gracia y todo…

      • Una de las cosas que me ha llamado la atención es que los negros que estaban en la sala se reían (se partían, literalmente) y los blancos no. Estos mismos negros, si oyeran esta canción cantada por un blanco, la habrían recibido de otra manera.

        Ojalá nuestros hijos sepan convertir en energía y creatividad toda la agresividad y mal rollo que reciban a lo largo de su vida. Ojalá lo que no les mate les haga más fuertes.

      • las cosas más que ser lo que son , es como se las toma uno… aunque hay cosas intolerables y es lo que intento enseñar a mis hijos.
        Y hablando de racismo….con 16-18 años vi unas cuantas pelis de Spike Lee que me encantaron y estoy pensando que tengo que volver a verlas…y que las vean mis hijos en cuanto crezcan un poco…

      • Yo también he pensado mucho lo que me apetece ver otra vez las películas de Spike Lee… y cómo seguramente las entenderé de una manera totalmente distinta a cuando las vi por primera vez.

      • Claro que cambiaría si lo cantara un blanco, perdería por completo la ironía y crítica social implícita en la canción y pasaría a ser una canción racista.

  10. Yo creo que, en lugares como EEUU donde ser negro es relativamente común, sí puede tener algún beneficio para un niño negro criarse con una familia negra, principalmente porque los ambientes en los que se moverá estarán en su mayoría frecuentados por otros negros, luego tendrá menos ocasiones en las que pueda sufrir el racismo. Claro que, en cuanto salga de esos ambientes, tendrá los mismos problemas racistas que cualquier otro negro, se haya criado en una familia del color que sea.
    Pero aquí en España, la verdad es que no creo que haya ninguna diferencia. Aunque se crie con una familia negra, a su alrededor tendrá siempre mayoría de blancos. Así que de racismo sufrirá de un modo u otro. ¿Que la familia negra sabría ayudarle a enfrentarse mejor al racismo? Pues no lo sé, quizás sí, quizás no. Es verdad que los padres negros pueden hablar desde la propia experiencia; pero también, si esa experiencia ha sido demasiado mala, puede pasar que los padres le impidan relacionarse normalmente con niños blancos y que sea peor el remedio que la enfermedad. No digo que esto ocurra en todos los casos, sólo que puede ocurrir: que igual que una familia blanca puede darle al racismo menos importancia de la que tiene, una negra puede darle más de la que tiene. Y que las dos familias son humanas y por tanto tienen derecho a equivocarse en la manera de educar y proteger a sus hijos.

  11. Palabra por palabra …. no quitaría ni una coma de lo que ha comentado esa chica…..

    Si pudiese.. si fuese posible, yo pediría que me cambiasen de color . Por muchas razones. Para saber como se sienten mis hijos, para enseñarles a luchar contra el racismo, … para no ignorar el racismo imperante en nuestro pais ( solo hay que oir y leer los comentarios que se están haciendo a raiz del famoso tema de las tiritas…)

    … y sí, es un problema añadido ser una familia inter racial… o como queráis llamarlo. Suma mas problemas a los ya existentes. Entre otras otras cosas, nos podemos volver insensibles a comentarios… como los que vive esa chica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: