familia monoparental y adopción

Biblioteca

Cuando era pequeña, por razones familiares, estuve una vez de visita en la casa del escritor Manuel de Pedrolo (autor de uno de los libros que más veces leería: El mecanoscrit del segon origen, aunque esto sería más tarde).

Aluciné al ver su biblioteca y le pregunté:

¿Los has leído todos?

Entonces no entendí por qué se reía.

Han pasado muchos años, y ahora esta pregunta me la hacen a mí. La gente que no lee se sorprende de que alguien pueda, y aún quiera, leer todos esos libros.

Pero últimamente, varias personas (a las que les gusta leer) me han sorprendido con otra pregunta:

¿Por qué los guardas?

Mis hijos no son muy lectores todavía, y quizás nunca llegarán a serlo, pero guardo todos esos libros que quizás no volveré a leer por ellos.

Porque fueron las bibliotecas de mi casa, la de mis padres, la de mis abuelos, caóticas y desorganizadas, llenas de libros no aptos para niños, las que me convirtieron en lectora.

Anuncios

Comentarios en: "Biblioteca" (25)

  1. Sabes ? A mi me está pasando como a los que te preguntan…ya no me gusta guardarlos a no ser que por algo me hayan tocado fuerte, fuerte o los haya escrito un amigo.
    Cada vez quiero menos cosas en casa y esta es una de ellas, de hecho y a pesar de lo bonitos que son en papel, estoy deseando acostumbrarme a los ebooks. Como ahora casi no leo con los niños, veré cuando retome fuerte…

  2. Yo también los guardo todos. 5 estanterías de IKEA a tope de libros hasta el techo. Los estantes del suelo tienen los libros infantiles. Es curioso cómo los buscan, los sacan, los abren, los desordenan, juegan a tener una librería…

  3. También me hice lectora con los libros de adultos y que una niña de doce años no tenía que leer. Ahora mi pregunta es cómo cuándo y por qué he dejado de ser una lectora.

    Una vez me decidí y tiré estanterías enteras de libros. No podia con los libros de bolsillo amarillentos y que cuando los abría salían las páginas volando. Eran los libros que me compraban por ser más baratos. Luego les siguieron otras colecciones. Me quité un peso de encima. Y por mi tiraria más, por ejemplo los profesionales porque cada vez me interesa menos mi profesiñon y se que no los voy a utilizar … y me duelen… porque a i algunos libros me duelen.
    Solo salvo los albunes y cuentos infantiles.

  4. Pues yo soy totalmente incapaz de tirar un solo libro. Imposible! Los guardo todos: los que me encataron (ahí la razón es obvia pues sí pienso volver a leerlos); los que entretuvieron; los que no me gustaron nada (aunque algunos de esos los he regalado, como La sombra del viento o Los pilares de la Tierra); e incluso guardo algunos defectuosos a los que les faltan páginas o que mis hijos han rayado. No soy una persona religiosa pero cuidar de los libros es una especie de dogma para mi.
    Me llama la atención que a tantas mujeres la maternidad nos eleje de la lectura, a mi también me ha pasado.
    Por cierto, yo también leí “El mecanoscrit del segon oritge” a los 14 años, como lectura para el instituto y me cautivó. Mi copia de entonces la guardo para mis hijos.

    • Yo a esa edad, si un libro me gustaba era capaz de releerlo decenas de veces. Si me gustaba mucho, me lo leía la segunda vez sólo terminar la primera, para disfrutar del principio sabiendo el final. Ahora ya no releo, o releo muy poco… es curioso.

  5. Me parece un argumento precioso para seguir comprando libros en vez de un ebook…el poder dejarselos a nuestros hijos, el poder deslizar el dedo sobre ellos y elegir por corazonada el que vamos a leer, el colocarles en el estante de arriba ” los prohibidos” 😉 para que tengan aun mas ganas de leerlos … me estaba inclinando ya por la filosofía del ebook, pero hoy me has hecho dudar…
    Carol ( medesordeno)

    • Yo al ebook de momento me resisto… Intuyo que es una de tantas novedades tecnológicas que terminarán pasando de moda (porque saldrá algo “mejor”) sin que yo haya pasado por ellas.

      • me encanta leer, ya desde pequeña, creo que nunca he tirado un libro, como mucho he regalado los que tenía repetidos (entre ellos el mecanoscrit del segon origen).

        hace un tiempo recuperamos con mi hijo un montón de cuentos de cuando era pequeña, les quitamos el polvo y ahí estan en sus estanterias, ahora

        hace un año y medio, más o menos, que utilizo el ebook, y aunque no es lo mismo que el papel y el pasar página, tiene unas ventajas enormes para los que leemos en itinere (en el tren, el metro…) o durante la hora de comer a veces, o en cualquier parte (en el parque, la playa….) incluso en la cama acompañando al peque mientras se duerme: no pesa, almacena miles de libros mios y algunos con dibujos de mi hijo, tiene una funda con luz para leer en cualquier sitio sin necesidad de lamparas… y aunque no encuentro todos los títulos que quiero (y tengo que seguir comprando algunos en papel) tengo un montón de libros entre gratis y por menos de un euro a mi disposición, lo que ha permitido que rebaje un poco el gasto en libros aunque sigo leyendo igual (o más) que antes

        ¿la pena? que todos estos que tengo en el ebook ya no lucen en mi libreria, aunque ésta ya está que no le cabe casi nada más

  6. Pues para mí está siendo complicado decidir entre mantener mi bibloteca o hacer espacio en mi casa.Los tengo todos en una habitación que ahora no necesito,pero sé que necesitaré en un futuro ese espacio.Me debato entre dejarlos por mis hijos o desprenderme de lo material,el problema es que para mí los libros son mucho más que un objeto.Y ahí viene el problema!
    Lo único que he conseguido es no aumentar en demasía el espacio que ocupan.Dono de vez en cuando unos cuantos aprovechando campañas que hace la biblioteca municipal para recoger libros y llevarlos a países de sudamérica con menos recursos en sus bibliotecas…Pero voy comprando algunos así que lo que hago es mantener el número de libros estable.
    Cierto lo que habéis dicho…cómo la maternidad nos aleja a muchas madres de la lectura…tengo la esperanza de retomarla en un par de años junto al cine…son las dos cosas que más añoro…
    Gracias,madre de marte por plantear temas tan interesantes…feliz verano a todos!

    Mariluz

    • Yo el cine es lo que más añoro: y salir de casa sin horario de regreso, sin pensar en lo que me costará la canguro o en a qué hora me despertarán los peques.

      La maternidad no me ha alejado de la lectura, pero ha sido a costa de casi todo lo demás: desde la plancha al polvo pasando por la tele o las charlas telefónicas con amigas… Lo que sí es cierto es que me cuesta más meterme en libros densos, sobretodo durante el curso (pero también es verdad que parte de mi trabajo es leer libros, que a veces son densos… así que cuando lo hago por placer, busco desconectar).

  7. A mi cada vez me gusta menos tener cosas materiales y aún considerando los libros mas algo sentimental que material me he convencido que una vez leidos, lo que hacen es adornar la estanterias…y así he podido donar alguno,autoconvenciéndome.
    Me he aficionado a la biblioteca municipal, donde simpre te facilitan el libro que pides(incluso lo traen de otra biblio. o lo compran) y en invierno vamos casi cada semana con lo que espero que mis hijos le cojan el gusto….

  8. Yo también estoy pensando en la biblioteca como alternativa. Aunque continuo comprándome algún que otro libro, la biblioteca ya es una alternativa para mi, Pero no consigo que lo sea para mi hija. Alguna vez voy a la biblioteca con ella; miramos algunos libros y escogemos uno para llevárnoslo a casa. Espero que este hecho puntual poco a poco se vaya convirtiendo en hábito. Por el momento yo soy quien devuelve los libros a la biblioteca; también quien le compra los libros que para mi siempre son indispensables (como no va a tener… y más con estas ediciones tan bonitas que circulan). Por el momento los disfruta; yo creo que mucho. Al poco tiempo de llegar, se podía pasar un buen rato de la mañana mirando los dibujos de los libros que le leía. Pero su estantería se va pareciendo a la mía de antaño…. Y más rápidamente porqué sus primo/as ya mayores le van regalando sus tesoros… Tendremos que moderarnos porqué no podremos mudarnos a un piso más grande para poder guardar todo lo que vamos acumulando. Espero que cuando sepa leer continúen gustándole los libros.

    • Yo soy poco usuaria de la biblioteca, aunque tengo la suerte de que por razones laborales me lleguen muchos libros (sobretodo novedades), de hecho, más de los que puedo leer. Si no fuera así, supongo que tiraría mucho más de biblioteca… aunque siempre he comprado libros, incluso cuando he ido muy mal de dinero, aunque entonces los compraba de segunda mano (me temo que pronto volveremos a esta opción).

      Lo que sí hago ahora es que, si un libro no me ha gustado mucho, no me lo quedo: lo hago circular. Y me temo que pronto tendré que reemplazar: hacer limpieza de algunos libros para poner otros… que yo también tengo un piso pequeño!!

  9. Yo tambien acumulo muchos libros y este año voy a intentar ir más a la biblioteca porque tengo el problema que de no me gusta desprenderme de ellos, es más me resulta casi imposible; no tengo una razón específica pero se que me gusta verlos ahí, recordar cuando los leí, de vez en cuando echar una ojeada y ver lo que hay, intercambiar con mis amigos.
    Creo que cada libro forma parte de mi vida, de uno u otro momento y no sé si mi hija los leerá ó no, pero tengo claro que la mayoría van a seguir acompañándome cada día.
    Los que si reparto, con los hijos de mis amigos o mis sobrinos son los libros infantiles, guardo alguna reliquia, de esos que hemos leído miles de veces y nos traen buenos recuerdos, pero muchos tienen que irdse para dejar sitio a otros…

    • A mí hasta de los libros infantiles me cuesta desprenderme… los míos están repartidos entre mi casa y la casa de mi padre, y ahora los leen mis hijos; tengo la esperanza de que dentro de un par de décadas (o tres) los lean mis nietos…

      Hace poco decidí hacer algo de limpieza, sacar los que me gustaban menos… creo que conseguí sacar unos 5… de los cuales mis hijos se negaron a desprenderse de 2 o 3…

      En fin…

  10. Pues como mi casa es pequeña y la de mi madre grande, tengo los libros repartidos, pero me cuesta un montón desprenderme de ellos; no tengo una razón específica, pero me gusta mucho verlos alli, mirar de vez en cuando la fecha en la que los leí, recordar ese tiempo, creo que forman parte de mi vida, de los que me ocurrió en cada momento y me da buenas vibraciones llegar a una casa y ver estanterías llenas de libros, me encanta.
    Si que he hecho de vez en cuando limpieza de libros infantiles, exceptuando alguna reliquia de esas que hemos leído y disfrutado juntas mil veces y que forman ya parte de nuestra vida.
    Por los e books, me pasa igual que con lo del was up ( o como se ponga), me resisto…. de momento.

    • A mí es que me gustan las casas con libros. Cuando me invitan a una casa y no los hay, o son pocos (y cutres…) me da una tristeza… entiendo que no todo el mundo tiene por qué tener tantos como yo, pero, ¿vivir sin libros?

      El whatsapp es practiquísimo: te permite enviar sms gratis.

      • Eso me supondría cambiar de móvil y estoy muy a gusto con el cutre y pequeño que tengo……
        A ver si cuando me falle

      • Bueno, entonces el problema no es con el Whatsapp… es con el móvil. Esto lo entiendo. Que teniendo un móvil adecuado te resistieras me costaba más.

      • A mí me pasa lo mismo…cuando voy a alguna casa y veo que…no hay libros, no hay estanterías, y los propietarios la amueblaron pensando en todo menos en “un lugar para poner los libros”…me da como una especie de…tristeza….
        No me entra en la cabeza.
        Si tengo que prescindir de algo prefiero no tener alfombras, lámparas o cortinas que no tener una estantería para nuestros libros……
        Tenemos muchísimos…..tantos que…ya no nos caben, pero…..siemrpe hay sitio para uno más!
        Y no es que me niegue a tirarlos es que….no me lo puedo plantear….Me parece, no sé como decirlo….un horror?
        Yo, desde que soy madre, también leo menos, pero…..ahí seguimos.
        Por curiosidad….¿qué estais leyendo ahora?
        Yo terminé ayer “La sal de la vida” de Anna Gavalda. Se lee muy muy rápido. como dice en la contraportada del libro “Es un homenaje a los hermanos”. Divertido, alegre….me gustó.
        Por cierto, este es de la biblioteca.

      • Yo me terminé ayer “La hija del Este”, de Clara Usón… la historia de la hija de Ratko Mladic, que terminó suicidándose cuando descubrió quién era realmente su padre. Muy interesante.

  11. Pues yo tengo la casa llena y ya no cabemos… Un hijo con alergia a los acaros, así que esta mañana he regalado unos 30 libros. Y me he acostumbrado al ebook muy bien

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: