familia monoparental y adopción

(Carros de) Fuego

Mi abuela no iba jamás al cine.

Tenía sus razones: estando embarazada de su primer hijo, fue a un cine con mi abuelo, y como la falda le apretaba, se la desabrochó. Se olvidó… y cuando se levantó para salir del cine, la falda se quedó en la silla y ella salió en combinación.

Su marido, en vez de decírselo, se fue rápidamente hacia afuera… y tuvo que ser un desconocido quién le llamara la atención hacia su indumentaria indecorosa.

Podría haber escogido no volver a llevar falda – o dejar al marido – pero no, decidió abandonar el cine.

Sólo muy de vez en cuando, cuando una película tenía muy buenas críticas y le llegaban varias recomendaciones efusivas de personas a quien ella consideraba moralmente intachables… iba al cine.

Y en una de esas ocasiones, fue a ver “Carros de Fuego”.

Le gustó tanto, que unos días más tarde repitió. Y lo hizo llevando a sus nietas adolescentes, es decir, mi hermana y yo.

El día que fuimos a ver “Carros de Fuego”, la costa catalana estaba ardiendo. Recuerdo la sensación de ahogo al salir del aire acondicionado del cine, recuerdo la ceniza cayendo sobre nuestras cabezas, como si fuera el fin del mundo.

Esa noche volvimos a ir al cine, con unas amigas (vimos “West Side Story”) y luego fuimos a dormir a su casa… hacía tanto calor que las duchas no nos aliviaban, y terminamos sacando los colchones al balcón.

Me acordaba de todo esto ayer por la mañana, cuando A. me llamó porque “olía mal”. Primero miré enchufes, si tenía algo en el fuego… luego salí al balcón, el olor a plástico quemado venía de la calle. Y lo que parecía niebla, era humo: humo llegado de un incendio a más de 200 km…

…exactamente en el lugar donde estos días, B. está pasando la semana con su abuelo.

Los llamé cuando supe del incendio, y estaban bien, más tranquilos que yo. Su pueblo queda entre los dos focos del incendio, y el viento les era favorable. Aunque estaban impresionados por saber que pocos quilómetros más allá se estaban quemando bosques, campos, casas y animales.

Entre aquel incendio del año que se estrenó “Carros de Fuego” y este ha pasado un cuarto de siglo. ¿Hemos aprendido algo? ¿De verdad hay alguien que no sepa lo peligroso que es arrojar una colilla por la ventana? ¿Por qué no se mantienen los bosques limpios, desbrozados? ¿Por qué no hemos entendido que si invertir en medio ambiente en caro… probemos a no hacerlo?

Anuncios

Comentarios en: "(Carros de) Fuego" (10)

  1. Yo no soy fan de las teorías conspiratorias, pero todos los fuegos de este año están en el trayecto del “corredor mediterráneo” (traducción patética de “Mediterranean Corridor”, que un corredor en castellano es una persona que corre y no un pasillo ni una galería, por cierto).

    • Eso he leído yo también. NO he tenido tiempo de buscar si es cierto, pero creo que nadie duda de que tras muchos incendios hay intereses (de hecho, se tuvo hasta que cambiar la legislación para que el suelo quemado no fuera urbanizable). A mí no deja de parecerme curioso dos incendios tan cercanos, ambos provocados por una colilla mal apagada en el margen de la carretera.

      • Madre… yo no entiendo mucho de fuegos ni de procedimientos forenses, e igual me equivoco. Pero es cuanto menos sospechoso que sean capaces de localizar el foco en dos colillas a la velocidad que lo han hecho ¿quién las busca? Creo que cada vez pierdo más la fé en “los de arriba”. Aunque últimamente empiezo a creer que no es una pérdida de fé, sino una realización de lo evidente. ¿Sabes cuando estás con alguien y sabes que no va bien, pero sigues con esa persona? ¿y luego cuando miras atrás piensas “pero qué leches estaba pensando”? Pues me pasa algo así. He decidido no negar las teorías conspiratorias porque como dice un amigo mio, si tiene pies de gato, ojos de gaot, orejas de gato y se mueve como un gato, posiblemente sea un gato.

      • Pues sí, es sospechoso.

        ¿Quién tiene interés en que se queme el monte? La respuesta a esto suele dar siempre muchas pistas…

      • eso dec’ia siempre mi padre. Felices vacaciones, te echaremos de menos… por lo menos hasta que pille yo las m’ias que las necesito ya!!! Por cierto, ya he entrado en holiday mode, aunque siga currando y para celebrarlo me he comprado una botella de mojito. Yo, que no bebo.

      • Buen provecho!! Y que puedas empezar las vacaciones pronto!!

  2. Desbrozar, la palabra mágica. Hace años, al tener la gente animales en casa iba de motu propio a desbrozar los montes para poner en el suelo de las cuadras y era bastante más fácil apagar un fuego si se producia, los vecinos con unos calderos y listo.
    Los finlandeses, que de bosques sostenibles saben un rato, subvencionan a los granjeros y agricultores que se quedaron sin explotaciones con la entrada del Euro (si, a España impusieron la cuota láctea o de productos del campo pero a ellos se cargaron directamente la agricultura y la ganadería) para que sigan manteniendo los bosques limpios y replantes para poder seguir viviendo de ellos y nosotros nos hemos dedicado a subvencionar a terratenientes por el lino o obras faraónicas del alcalde de turno.
    Y ahora estamos cosechando nuestra política toda junta hasta atragantarnos. Una pena lo que está pasando en Girona, de incendios en Galicia sabemos un rato y es de las catastrofes provocadas por el hombre mas tristes que hay.

    • Ni que lo digas.

      Y me parece muy bien que se busque al que tiró la colilla… pero a los que permiten (y hasta propician) que los bosques estén en condiciones deplorables, también deberíamos pedirles responsabilidades civiles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: