familia monoparental y adopción

De fechas

Cuando estuve en la primera reunión en la ECAI que tramitaría la adopción de mi hijo mayor, me sorprendió que nos dijeran que, en la mayoría de los casos, la fecha de nacimiento la escogeríamos los padres adoptivos.

Nos contaron que, incluso en los casos que no eran de abandono en la calle, cuando había datos de la familia biológica, muchas veces se desconocía la fecha de nacimiento. Los etíopes dan poca importancia a estas cosas, no hay registros…

Cuando me asignaron a B., me dijeron que tenía 18 meses. Inventé una fecha de nacimiento a partir de este dato.

Cuando localicé a su madre biológica, descubrí que recordaba perfectamente la fecha de nacimiento de su hijo, casi 6 meses antes de la fecha oficial. En dos años celebramos 3 aniversarios, lo que nos permitió ponernos al día… siempre hemos usado la fecha real, aunque sus documentos digan otra cosa.

Cuando adopté a A., un niño que estuvo en la crèche prácticamente desde que nació, me sorprendió descubrir que su fecha de nacimiento no era real. Probablemente nació unas 3 semanas antes de lo que dicen sus papeles, pero, ¿cómo saber la fecha exacta?

Cada mes de septiembre me desazona pensar que vamos a celebrar el cumpleaños de A. en una fecha que no le corresponde. Que quizás, mientras esperamos que llegue la fecha, él ya había nacido. Que estamos diciendo que tiene 4 años cuando en realidad, quizás tiene ya 5.

Y que voy a tener que empezar a contárselo.

Anuncios

Comentarios en: "De fechas" (36)

  1. Te entiendo.
    Cuando nos asignaron a nuestra hija, dado que su fecha de nacimiento es de muy finales de Diciembre, nos sugirieron si preferíamos modificar dicha fecha y poner en sus documentos que había nacido en enero del año siguiente……
    Ni hablar, por supuesto. Hay datos que, para mí, son inalterables: la fecha de nacimiento, el lugar de nacimiento….
    Me llama la atención, en casos de niños adoptados en Etiopia, que en el momento de la asignación no se conoce la edad real del menor. ¿No hay datos de sus fechas de nacimiento?
    Pregunto desde el total desconocimiento.
    Conozco una niña adoptada en Etiopia que, supuestamente cuando llegó a su nueva casa tenía 6 años pero…para mí era evidente que tenía, al menos 2 años más.
    Por su altura, por que ya se le habían caído los dientes y ya le habían crecido los dientes definitivos…Ahora, que en teoría tiene 8 años, la niña está desarrollada y aparenta al menos 11.
    Te pregunto, dado que conoces la fecha de nacimiento real de tu hijo mayor, ¿no lo podrías modificar para que en esus “papeles” aparezca la fecha real?
    ¿Y cómo descubriste que tu hijo pequeño nació 3 semanas antes de lo que dicen sus papeles? Qué curioso, no?
    Perdona por preguntar tanto…me produce curiosidad.;)

    • Me parece una barbaridad modificar una fecha de nacimiento conocida para que pase a ser “de los mayores de la clase”. Puedo entender intentar cambiarle de curso, pero, ¿modificar la fecha, como si no tuviera la más mínima importancia?

      Generalmente, cuando se asignan niños nacidos en Etiopía, no constan fechas de nacimiento. En algunos casos (yo conozco al menos uno), con el tiempo, al tener acceso al expediente completo, se ha descubierto que sí existía la fecha… aunque la ecai la “pasó por alto” e hizo que los padres inventaran otra. O sea, en algunos casos sí será difícil acceder al dato… en otros es simple negligencia.

      Es cierto que muchos niños no están registrados en el registro civil, pero la mayoría sí lo están en los registros parroquiales, o sea que, en muchos casos, es posible acceder a la fecha real (si se busca y se tiene interés en el asunto).

      Para modificar la fecha legalmente, se necesita un certificado de nacimiento etíope. Por ahora no hemos tenido ocasión de viajar a Etiopía, y puesto que no es sencillo conseguirlo desde aquí, y que la diferencia son sólo 6 meses (y no implican cambio de año ni de curso), no lo he hecho, aunque quizás lo haga en el futuro.

      Obviamente, si hubiera una diferencia ostensible como el caso que tú cuentas (yo también conozco algunos), sí cambiaría la fecha de nacimiento (en casos en los que es evidente, se puede hacer con un informe del forense).

      En el caso de mi hijo pequeño, la fecha de nacimiento coincide con la entrada en la crèche, pero según la documentación que tengo (incluidas fotos, informe médico) él tenía alrededor de 3 semanas en esa fecha. El problema es que no tiene mucho sentido cambiársela por otra fecha que tampoco tiene por qué coincidir con la real (¿cómo averiguar el día exacto?).

      Seguro que para mucha gente tiene poca importancia… pero yo estoy segura de que si fuera mi fecha, yo lo viviría mal.

      • Pues sí…para nosotros todo dato tiene la máxima importancia. son sus datos, es su vida…¡Cómo vamos a cambiarsela?
        Y aquí enlazaríamos con los ya tratados temas del cambio de nombre o del cambio de lugar de nacimiento…..(….)

      • Pues sí… Para mí resultan igualmente incomprensibles, pero vaya, esto ya lo hemos hablado…

  2. Ay! cómo te entiendo. Nosotros tampoco sabemos la fecha de nacimiento de nuestra hija. La oficial la decidió el representante de la ECAI. Hemos buscado a la familia biológica sin éxito y ya sólo nos queda ir a la aldea donde nació por si la iglesia ortodoxa en la que fue bautizada guardase algún registro.
    Ella, como casi todos los niños, adora su cumpleaños y proclama feliz que nació un 29 de febrero. Pero yo no puedo quitarme de la cabeza que no sabemos y probablemente ella nunca sabrá la fecha real en la que nació, y encuentro un poco ridículo celebrar una fecha falsa, me produce una gran desazón. ¿Debemos decirle algo a ella? Lógicamente si, pero ¿cuándo? ¿Frustraremos un día tan feliz para ella? Si tardamos en decírselo ¿se sentirá estafada por nosotros?
    Cuando lo hablo con gente, casi todos me dicen que qué más da el día que uno nació. Pero si tan igual diera, ¿seguriamos festejando nuestro cumpleaños incluso en la edad adulta?

    • Ostras, y encima, ¡una fecha tan “especial” como el 29 de febrero!

      En nuestro caso, A. todavía no domina demasiado “su” fecha de nacimiento (dice que nació en septiembre, pero a diferencia de B., aún no controla el día), pero lo hará, claro… Y creo que es importante empezar a decírselo antes de que le dé importancia.

  3. Pues a nosostros nos dijeron que habia nacido una en enero, el otro en noviembre. Escogimos una fecha, se la pusimos en el pasaporte, y punto final. Celebramos los cumples a tope y no nos comemos el tarro.

    • Bueno, son maneras de verlo… yo es que soy de comerme el tarro por todo, para qué engañarnos.

      Cuando descubrí la fecha real de nacimiento de mi hijo mayor, una compañera de trabajo, madre adoptiva, me dijo que no me complicara la vida, que no se lo dijera, que siguiera celebrando la fecha “oficial”…

      • Yo no creo que sea comerse el tarro.
        Es que o es importante o no lo es…y para mí, sí lo es.
        Depende de como seas le darás importancia a esas cosas o no…y yo sí se las doy.
        Si no es importante el día que nacieron….¿Qué es lo que estás celebrando¿?
        Quiero decir: para qué celebras algo si no le das importancia?

      • Chapeau.

        Me recuerda a algo que le leí una vez a una chica, hija de una madre sola yconcebida con esperma de donante, que se quejaba de que su madre le dijera que “la genética no era importante”… Decía algo así como “¿cómo puede dcirme que la genética no es importante cuando fue la necesidad de concebir a una hija con sus genes lo que la llevó a la reproducción asistida?

        Al final, en cualquier caso, no es la importancia que le demos nosotros: es la que le den ellos. Porque nosotros podemos no darle importancia (no es mi caso), pero si ellos se la dan… pensarán que somos incapaces de entenderles porque no es “nuestra” fecha la que está mal…

    • Lo de comerse el tarro… si no dándole importancia se consiguiera que a nuestros hijos les diera igual, entonces perfecto, pero ya sabemos que no hay que minusvalorar los orígenes y su importancia. No saber la fecha y las circustancias en las que uno nació no tiene porqué amargarte la vida, pero saberlo reconforta, al menos a mi y quizás a nuestros hijos también.

  4. Yo estoy en tu misma situación, elegí la fecha, y no se cuando contarselo. Lo tengo escrito en un diario que he hecho desde que me lo asignaron para que el lo lea, pero ahora tiene 6 años y tampoco entiende mucho lo del papeleo, DNI etc… De hecho yo elegí para su nacimiento una fecha muy especial para mí, ya que tenía que elegirla quería que fuese esa fecha especial, la elegí de verdad con cariño y me encanta celebrar su cumpleaños.

    • Yo a B. ya hace tiempo que le he ido contando que el tema de la fecha oficial y la real, cuando sale (por ejemplo, cuando en un médico cuentan su edad según la fecha oficial… se lo cuento al médico y aprovecho para contárselo a él). Pero a A. lo veo pequeño y tengo la sensación de que aún no lo va a entender, aunque insisto, seguramente hay que explicárselo antes de que lo entienda, para que cuando lo entienda, no le sorprenda.

  5. Cada pais es diferente según veo. La fecha de mi hija es a ojímetro del orfanato. Pero para mi no es algo que me preocupe. No doy valor a las fechas ni a las importantes (cumpleaños, el día que me casé o me divorcié…) ni a esas fechas que se suelen recordar el día que hice o dejé de hacer… … Me da igual el día e incluso el año. Pasó y eso es lo único que me importa. No veo el valor de un día en un calendario. Y cuanto más vieja me hago menos importnacia le doy.

    Entiendo que si son años de diferencia se de importancia al tema, pero ¿ meses y días?
    Y en el caso del niño de final de año creo que pensaría más en las ventajas de escolarizarlo un curso más bajo que en otra cosa.
    Como dice merijul me limito a celebrarlo por todo lo alto para que sepa que su nacimiento, el hecho de que esté viva es maravilloso y genial… y vital para su familia.

    Aunque así pienso yo, no tengo ni idea de como lo vivirá mi hija este tema y cómo le afectará.

    • Yo nunca le he dado importancia al horóscopo… pero cuando supimos que la fecha de nacimiento de B. era “inventada”, mi hermana me dijo, ¿y cómo sabremos su horóscopo?, y ahí me di cuenta de que es algo de lo que hablamos y a lo que nos referimos (incluso a los que no nos importa) más a menudo de lo que habría imaginado… este es sólo un ejemplo de la importancia que puede tener este tema… ¿Cómo te sientes cuando te atribuyen “características horoscopales” que no sabes si te corresponden?, ¿o cuando alguien explica sus simpatías o antipatías por tu horóscopo?…

      Por cierto, cuando supe la fecha de nacimiento real de mi hijo, busqué, por curiosidad, información sobre el carácter de las personas de su horóscopo… ¡¡y muchas cosas coincidían!! Sigo sin creer en ello, pero no deja de tener su gracia…

      • jajaja¡ me encanta lo que dices. Y tienes razón. Quizás por eso inconscientemente utilizo el horóscopo chino. Además creo que el horóscopo decidió que mi hija sea mi hija. Según se dice cuando asignan en China se busca algo que relacione al niño y a los padres… y resulta que nuestros signos son compatibles cien por cien…. encajan a las mil maravillas.

    • Por supuesto, a mi hija de finalísimos de diciembre, la escolarizamos un curso por debajo del que “cronologidamente” le correspondía, pero….la fecha de su nacimiento es la que es. Así que ahora….es como si fueses un curso atrasada.
      En realidad, yo digo que no va un curso atrasada, sino que va 8 días atrasada.
      Prefiero eso a haberle cambiado su día de nacimiento, poner que había nacido en enero y así….que nadie pensase que estaba un curso atrasada.
      Es cuestión de formas de pensar.

  6. que tema tan interesante. La verdad he pensado opinar ante el estupor que me produce como adoptada adulta y futura madre que hoy en día siga habiendo padres que escojan esta vía para formar su familia y no lleguen a reflexionar lo suficiente como para quitarle importancia a la fecha de nacimiento de sus hijos y en como se sentirán sabiendo que no es real. Como adoptada en nacional hace años, cuando aquí las cosas se hacían sin ética y sin pensar en el interés del niño, debo decir que a pesar de que existieron los medios para yo poder tener certeza del día que nací (no me encontraron en la calle, ni me dejaron en la inclusa, circunstancias razonables por la cuales no se podría tener seguridad) debido a negligencias, vaguería o intermediarios a los que les importaba un pito mi persona, no puedo confirmar que yo naciera el día que celebro mi cumpleaños. En mi caso hablo de días de diferencia, dos como mucho. A esos padres que dicen importarles un comino las fechas, aclararles que si importan y más cuando se han intentado por motivos no razonables porque denota el interés que tenían en ti las personas que no se preocuparon, estando cerca, de averiguarlo o simplemente les importaba poco hacerlo. Es para nosotros directamente proporcional a la falta de empatía que tus padres demostrarían quitándole importancia y eso es lo que más les dolerá. Sobre cuándo decirlo al niño, ya sabéis la respuesta. Cuanto antes mejor. No es lo mismo saberlo desde siempre que sentir que te han engañado porque ya eres mayor para haberte aprendido una fecha de memoria y relacionarla con el día que naciste. Por supuesto que hay que explicarle al niño la verdad. No hay lugar a duda. Porque lo que ocultamos acaba por salir a la luz tarde o temprano y entonces si que le afectará negativamente saber que nunca hubo certeza sobre su nacimiento y aún así se celebró un día elegido por terceros año tras año sin importarle a nadie su opinión. Reflexionad por favor.

    • Muchísimas gracias por aportar tu opinión, que considero supervaliosa y lo que más nos acerca a los que algún día nuestros hijos piuedan llegar a sentir.
      En nuestro caso, en nuestras 2 adopciones, respetamos como algo valiosísimo sus fechas de nacimeinto (sean las que sean, aunque escolarmente les “perjudique” ser el más pequeño de la clase), sus lugares de nacimento, sus nombres.
      En ese lugar, ese día, nacieron ellos. Y fue concretamenter ese día, y no otro. Eso para nosotros tien un significado especial. Igual que respetar sus nombres, porque alguien, al ver sus caras, decidió llamarlos así…y durante un tiempo ese fue su nombre y ya lo será para siempre. no me atrevería nunca, por respeto a mis hijos, a cambiar sus nombres, sus fechas de nacimento, sus lugares de nacimiento…..¿Por qué?
      ¿Para qué?
      ¿Quién soy yo para cambiar su historia?
      Gracias

    • Mi querida María, no hay absolutamente nada de mi hija que me importe un comino. Su fecha de nacimiento, así como todo lo que gira a su familia bioógica es un pozo oscuro, sin luz y sin fondo. Ella sabrá todo de todo (de hecho lo sabe), soy yo la que no doy importancia las fechas , y mi deseo es no añadir a su muy dolorosa historia de abandono, mi preocupación. Porque pienso que a veces mi duelo por ella, solo contribuye a aumentar el suyo. La verdad siempre y cuanto antes… serena, sencilla y clara.
      un abrazo y gracias por tu experiencia siempre a tener en cuenta.

  7. Te entiendo, en nuestro caso ni tan solo podemos saber que sólo bailan 3 semanas…
    Nuestro hijo estuvo sólo 7 meses de los supuestos 27 que tenía cuando nos lo asignaron… tenía 27? tenía 25? tenía 29? quién sabe….
    Al asignarnos nos dieron una fecha… no sé quién la puso, la ecai quizá, y una vez en el país, sin nosotros estar prevenidos nos dijeron que debíamos elegir una… no nos importó dejar la que nos habían dicho en la asignación ya que pensamos que total, pusiésemos la que pusiésemos no sería la real.
    Ya antes de tener asignación nosotros sabíamos que la fecha no la sabríamos jamás… en Nigeria igual que en Malí creo, está prohibido dar en adopción, así que no hay datos de las familias biológicas. Y a pesar de saberlo de antemano, me está costando asumir que un país no sea capaz de darse cuenta de lo importante que es para estos niños todo esto.
    No sé como se lo voy a decir, ni cuando… aunque si pienso que hay que hacerlo tempranito, quizá el próximo aniversario que serán 5… lo que si he hecho es no dar importancia a la fiesta en si… aunque él si se la da.

  8. Yo también me tuve que inventar la fecha de nacimiento de mi hija etíope, y elegí, dentro de la aproximación, una que tuviera algo de “significado”, como el hecho de hacerla coincidir con el cumple de uno de mis mejores amigos.
    Cuando, pasados seis meses de su adopción, contacté con su madre, le pregunté, entre otros datos, su fecha real de nacimiento. Y la sabía, ¡vaya si la sabía! Sólo hay 13 días de diferencia entre una y otra – por tanto, no voy a hacer el cambio legal, es pura pereza – pero me alegra muchísimo saber la real. Desde cosas tan nimias como, efectivamente, el horóscopo (cambia de signo, y a su abuelo le hace ilusión que el horóscopo coincida, vaya por donde) a otras con más “sustancia”, como el hecho de que su nombre esté directamente relacionado con su nacimiento, pues su traducción es “el día después de Pascua” – que es cuando nació.
    Lo que más me j…. es que para la ecai, saber la fecha real habría sido tan fácil como preguntarle a su madre, ya que el representante local la vio varias veces, tenía su teléfono y todos sus datos de contacto.
    Yo sólo uso su fecha “legal” de cumpleaños para documentos en que deba constar esta, como el DNI, pasaporte o similar, pero para todo lo demás, sólo hablo de su fecha real.

    • Yo también uso la fecha sólo para cosas oficiales, aunque se da la circunstancia de que durante 6 meses es un año mayor de lo que ponen sus papeles y esto, puede tener alguna importancia, por ejemplo, a la hora de pagar o no en el transporte público; a la hora de apuntarlo a determinados casales de verano; o cuando le toque votar, si casualmente aquel año caen las elecciones en ese periodo.

      En cuánto al horóscopo, el de A. coincidiría con el oficial, pues le pusieron como fecha de nacimiento el último día de su horóscopo real (así que con 3 semanas menos… entra).

  9. Me he quedado de wow! jamás me había puesto a pensar en la fecha de su naciemiento, mucho menos si va a ser necesario “poner” uno, pero creo que de todos modos le preguntaré a la lic que lleva nuestro proceso sobre eso, pero hasta ahorita estoy pensando en eso.
    Interesante

    • Que yo sepa, lo de “poner” fecha de nacimiento se limita a Etiopía, en otros lugares, aunque no se sepa la fecha exacta, son otras personas (orfanato, servicios sociales, juez…) quiénes se encargan de escoger una.

  10. en el caso de mi hijo tenemos la mala suerte de poder saber la fecha real de nacimiento. Su familia biológica no lo recuerda(ni año ni día)y no está inscrito en ningún registro.
    Sé de más casos que no saben su fecha de nacimiento(sus hermanos biológicos tampoco se la saben!).
    Sospechábamos que era algo mayor…de hecho le quitaron 4 meses de edad entre ela fecha de asignación a la de la partida de nacimiento etíope. Significaba escolarizarlo un curso por debajo pero pensamos que le vendría bien y no nos arrepentimos.
    En cuanto a los de la edad ósea, dentadura…son pruebas que te pueden dar la edad aproximada pero con un margen de error de hasta 2 años. Al nuestro se le empezaron a caer los dientes a los 4 años y me pareció que era muy preonto…pero la hija de una etíope que vive en el pueblo llevó el mismo ritmo !(a los 4 los primeros y a los 5 las palas….).
    Yo le he empezado a decir a él que celebramos su cumple en la fecha que nos dijeron pero que seguramente nació otro día, que no sabemos….y por ahora no parece importarle mucho…

    • Tiene que ser igualmente duro, pensar que la persona que te parió no recuerda en qué día lo hizo… como tiene que serlo pensar que a nadie le importó lo suficiente como para averiguarlo / consignarlo… o que no se puede saber porque fuiste abandonado sin datos de ningún tipo…

  11. Yo le cambie la fecha a mi hija de la inventada por nosotros porque nos lo dijo la ecai a la verdadera tras conocer a su madre y esta decirnos la real, lo bueno es que cuando fui al registro de la capital de su provincia el funcionario me dijo que por un año vaya tontería cambiar la fecha, me tomo como a una farenji caprichosa y quisquillosa y me trato con un desdén que no veas , lo que son las cosas…

  12. Añado: me encantaría saber , no ya la fecha de nacimiento, si pudiera conocer la hora, el nombre del médico que atendió en el parto….Todo.

    • mi madre cada año el día de mi aniversario me llama en el minuto concreto en el que nací…. jamás le dí importancia, hasta que empezé con la adopción y me dí cuenta que yo jamás sabría la de mi hijo.

      • Es fácil decidir no darle importancia a las cosas cuando las tenemos…

        Yo lo pienso mucho, en todas las cosas que no podrán nunca preguntar, o saber, que nadie recordará por ellos ni con ellos…. En todos los vacíos que no podrán llenar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: