familia monoparental y adopción

Regreso

Este ha sido un verano pródigo en viajes de regreso. E., de 13 años, ha vuelto después de una década a su Guatemala natal, y O., de 10, ha vuelto a Nepal, de donde salió hace 5. En ambos casos el titular de la historia es “¡fantástico!”.

B., también de 10 años, ha regresado también a Etiopía, en un viaje más emotivo si cabe porque no sólo ha regresado a su país y su pueblo natales sino que se ha podido reunir con su familia biológica, a quien recordaba y añoraba. N., la madre de B., ha accedido a compartir la crónica de su viaje.

El viaje a Etiopia ha sido genial en todos los sentidos. B. ha disfrutado muchísimo con la experiencia, ha sido súper súper emotivo el reencuentro con familia, que por cierto son encantadores, muy cariñosos y atentos, nos hemos sentido muy arropadas. B. ha conocido por fin a su hermana pequeña, que es un bombón, para comérsela de bonita, y además de con su padre, madre, hermano y sus abuelos, hemos estado con un montón de familia extensa, tíos primos etc.

Y como cada vez que íbamos a una casa se corría la voz enseguida, empezaba a aparecer gente por todas partes, familiares, vecinos, alucinante, montan como una fiesta, bueno en realidad para la familia de B. ha sido una fiesta nuestra visita, arreglan la casa, se visten con sus mejores galas, invitan a sus familiares y amigos a su casa a comer y hacen la ceremonia del café, esta no falta en ninguna casa, y al día siguiente tu correspondes a la invitación con otra a comer en un restaurante y claro para gente que no ha ido en su vida a comer a uno es algo súper especial, y no solo se invita a la familia directa, no, allí se juntan desde tíos, primos, amigos, vecinos etc etc que muchas veces no sabias ni quienes eran.

Ha tenido momentos muy duros, sobre todo el segundo día de estar con su familia, en que se hacia todo tipo de preguntas, como por qué a ella, por qué tiene que ser adoptada, me decía que yo tenia mucha suerte por poder estar con mi familia porque ella no podía. Incluso le llegué a preguntar si pudiera elegir si se quedaría y me contesto que si, pero al segundo se echo a llorar y me dijo que tampoco me quería dejar a mi, que por qué no podíamos vivir todos juntos, o sea un torbellino de emociones. Pero la verdad es que su familia en esto nos ayudo muchísimo y hablaron con ella muy seriamente y le explicaron sus razones y que es lo que haíian decidido que era mejor para ella, y que tenia que agarrarse a la parte positiva de tener dos familias que la adoran, que íbamos a mantener el contacto y que aprovechara la oportunidad de tener una vida mejor para estudiar y poder tener un buen trabajo que le permita viajar a verlos. Tuvieron una sensibilidad exquisita con ella, todo el rato pendientes de sus reacciones, de cómo se sentía, de su realidad. En fin, para mi es difícil expresar por escrito todos los sentimientos y emociones vividos y no los reflejo adecuadamente, pero en definitiva es como si las piezas de un puzzle encajaran en su cabeza y lo mas importante creo que ella ahora siente la paz y la tranquilidad que el consentimiento de su familia le ha dado para vivir plenamente la vida que le ha tocado conmigo aquí en España y siento que por esta parte esta mucho mas tranquila, lo que no quita para que los eche de menos y piense mucho en ellos.

 

También ha sido alucinante la de gente que ha acudido a nosotras con los datos de sus hijos dados en adopción y que viven en España para que contactemos con ellos y les digamos que les envíen noticias de sus hijos, incluidos dos primos de B..

Otra cosa que nos hemos traído y que me consiguieron sus padres sin pedírselo ni siquiera, es la partida de nacimiento original del hospital, que es el primer paso para poder cambiarle algún día la fecha de nacimiento en el registro, a partir de ahora hemos acordado celebrar las dos fechas.

También hemos aprovechado para hacer turismo y es que hemos visto unos paisajes tan increíbles, tan bonitos, como era época de lluvias estaba todo verde y precioso, hemos dormido en una reserva natural en unas cabañas súper chulas, hemos paseado por el lago Awassa, hemos visto los rinocerontes a un metro de distancia, hemos callejeado por Addis, etc. etc. y la cría se ha puesto de injera hasta las cartolas, madre mía lo que le gusta, para desayunar comer y cenar, no sé cómo lo ha podido resistir su estómago porque el mío al día siguiente de llegar ya estaba hecho polvo, he tenido que estar prácticamente toda la semana sin comer.

La balanza no ha podido ser mas positiva. B. se ha encontrado como pez en el agua, parecía que nunca se hubiese ido de allí, también ha tenido sus momentos de bajón como es natural, y ha podido saber de manos de sus padres el por qué de su adopción, que era algo que necesitaba oír de ellos, y ha sido duro pero también necesario. Desde que hemos vuelto la veo mucho mas feliz si cabe, súper cariñosa conmigo, ha sido como recibir el beneplácito de sus padres para poder vivir en paz y feliz aquí conmigo.

Anuncios

Comentarios en: "Regreso" (10)

  1. Gracias a N por contarnos su experiencia, ayuda mucho a entender lo que sienten nuestros hijos y a “perderle el miedo” a la familia biológica.

  2. Gracias por compartir este relato, gracias a la madre por permitirte compartirlo y gracias a ti por hacerlo. Me ha emocionado, me pregunto miles de veces cómo será un momento así, cómo lo vivirá mi hijo cuando esto ocurra. Es curioso pero estos sentimientos de la hija que esta madre explica me recuerdan en bastante medida a los que mi hijo expresa… sin ni siquiera haber vuelto.

  3. Qué bonito y qué emotivo. Dale las gracias por dejarnoslo leer.

  4. ¡Dios mío, qué cosa tan dura debe de haber sido!
    Parece que, por suerte, el balance ha sido, como ella repite, muy positivo; pero ese momento de duda, ese dilema de querer estar en dos sitios y con dos familias a la vez, tiene que ser terrible. Para B y para todos los afectados, claro; empezando por su madre de aquí y sus padres de allí (qué bien que hayan sabido y querido explicárselo todo bien; qué admirable).

    En fin, me parece increíble, de verdad. Lo cierto es que no me puedo imaginar qué sentiría yo ante algo así; ni como hijo ni como padre…

    Me alegro mucho por B y por todos los que están con él.

    Un beso, Madre.

    • Hace poco, hablando con la madre de B., me decía “cualquiera habría hecho lo mismo”… y yo le decía que no, que en muchas familias habrían hecho lo más alejado posible de lo que hicieron en la suya… Estoy convencida de que la única manera que B. (y el resto de niños en la misma situación) se reconcilie con su historia es dejarles espacio para ambas familias…

      • Para hacer eso hace falta, primero, tener las cosas muy claras, y segundo, el valor para afrontarlas.

        Seguro que sí.

        Un beso.

      • Yo tampoco creo que “cualquiera hubiese hecho lo mismo”. De hecho ya empezando por los papeles que muchas veces son falsos y que la mayoría no investiga con la excusa de que se creen a su ecai o que ya lo hará el niño/a de mayor…en realidad lo que hacen es cubrir su inseguridad o miedo ante lo que puedan descubrir, o como van a manejar un engaño, o la existencia real de unos padres biológicos .
        Yo me imagino un/a niño/a mayorcito arrancado de su familia y llevado /a a otro país por unos extraños, y debe ser tal su sufrimiento interior que la mayor terapia es encontrar a una madre como N., pero ¿Cuantas N. hay por cada B.?

      • Demasiado pocas, ¡seguro!

  5. Gracias madre de B por compartir tu relato. Gracias también a B. y a nuestros hij@s por ser tan valientes de decirnos (o dejar que nos demos cuenta de) aquello que necesitan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: