familia monoparental y adopción

Demasiado mayores

Emma, madre de una niña nacida en Malí, ha escrito estas reflexiones sobre los niños demasiado mayores para ser adoptados.

Yo he adoptado a dos niños pequeños, pero confieso que en ambos procesos, fueron los mayores los que se me quedaron clavados en el alma. Ahora miro a mis hijos, de 5 y 8 años, y pienso, ¿cómo alguien puede considerar mayores a estos niños tan pequeños?

Parece contradictorio que un niño pueda ser catalogado como mayor si solamente es un niño, pero sí: existen los niños mayores, e incluso demasiado mayores, en el circuito de la adopción. Demasiado mayores para ser objeto de deseo de muchas familias, demasiado mayores para que las agencias de adopción se interesen por ellos porque es poco rentable dedicar sus esfuerzos a una mercancía difícil de colocar. Es cierto que la adopción de niños “mayores” lleva asociados retos y circunstancias que no tiene la adopción de un bebé, para los que hay estar preparados, pero ¿a qué edad hacer el corte para diferenciar a los niños mayores de los pequeños? ¿A los 8 años, a los 9, a los 12 años? Quizá estas edades sean algo razonables, sin embargo ¿no resultaría escandaloso, y hasta amoral, considerar mayor a un niño/a de 2, 3 , 4 años?

He pasado casi tres meses conviviendo a diario con esos niños “mayores” en un orfanato de Bamako, Malí, mientras cuidaba de mi hija, un bebé que nos asignaron a pesar de tener un rango de edad de cero a cinco años y de haber niños/as de esas edades desde hacía meses e incluso años, en el orfanato. La razón de algo tan incoherente no la sé, aunque también los bebés abandonados merecen ser tener una familia si no tienen otra opción en su país.

Lo que sí sé es que nadie, o casi nadie, se ha preocupado por esos niños que van creciendo, se hacen “mayores” en el orfanato y cuando superan los 2 años de edad parecen dejar de ser objeto de deseo de familias y de agencias de adopción, se vuelven invisibles. Niños “mayores” que viven casi hacinados en una habitación donde comen, duermen y juegan durante años, sin salir nunca al patio y apenas ver la luz del sol;  los niños de la segunda planta, por los que nadie se molesta en subir los 42 escalones que les separan de la libertad, que no conocen otra casa que un orfanato. Apenas unos cuantos de ellos, de 4 y 5 años, tienen el privilegio de convivir con los discapacitados en la planta baja, en un barracón apestoso. Y no lo duden, es un privilegio porque esto les permite frecuentar el patio anexo a diario, sentir el sol en la piel, jugar con el arenero lleno de excrementos de la entrada, correr tras una vieja pelota y chutar gol con sus pies desnudos.

Me alegra saber que una agencia española ha tenido recientes asignaciones de niños “mayores”, que seguro conocí. Me gustaría saber que siguen trabajando en esa línea, dejando aparte intereses mercantilistas y buscando familias para los niños que las necesitan, y no al revés, algo muy difícil de encontrar en el panorama adoptivo actual. Me alegra constatar que se priorizan los derechos de los niños que llevan más tiempo en el orfanato sobre el resto, niños a los que se les escapa su oportunidad de ser adoptados por haber cometido el terrible pecado de tener 3, 4, 5 años…Niños que se quedarían sin familia, sin una vida digna, que serían destinados a un centro de “mayores” en las afueras al cumplir los 5 años y de ahí probablemente a mendigar en las calles al servicio de un marabout.

Niños tan mayores que, fíjense bien, te toman de la mano a pares y te repiten cada día, como una cantinela, si quieres ser su mamá, para que no se te olvide. Y tú les sonríes, tragas saliva y no contestas, con tu pequeña bebé colgada a la espalda, y aprietas fuertemente las minúsculas, frágiles manitas, de esos niños demasiado mayores para que alguien los quiera, mientras paseamos juntos en círculo por el pequeño patio, salpicado  de tierra roja, en silencio, sintiendo el sol del atardecer en la cara.

P.D.: En pocos días, publicaremos una segunda parte de este texto: la dedicada a los niños demasiado imperfectos.

Anuncios

Comentarios en: "Demasiado mayores" (109)

  1. Pobres niños mayores…que se quedan esperando!!! Yo, cuando inicié mi expediente primero quería, porfa porfa bebé…cuando inicié mi segundo tb quería bebé…Madurar te hace ver otras realidades y otras posibilidades…Ya, desafortunadamente, no voy a tener más hijos…pero ahora…no querría un bebé…aunque me siguen apasionando los chiquitines…bueno, la verdad, es que me encantan todos…Es cuestión de maduración personal…creo…

    • Yo empecé en la adopción pensando que quería un bebé… pero unas cuántas lecturas me hicieron ampliar mis horizontes, y llegué al CI con la petición de adoptar a una criatura de 0 a 6 años. Fueron las psicólogas las que volvieron a reducir mis expectativas: los niños de más de 3 años no se vinculan bien, hay muchas dificultades…

      Yo no creo que tenga más hijos, tampoco… pero de lo que me he quedado con las ganas es de adoptar un niño mayor. No echo de menos los bebés que no he tenido (si es que un niño de 2 años no es un bebé…), sino los niños mayores que podría haber adoptado…

      • Yo tampoco echo de menos no haber tenido un bebé….
        Del mismo modo que nunca eché de menos el no haber pasado por un parto.

  2. Vaya pues…ahí iba mi siguiente consideración…¿¿¿¿¿qué pasa con los niños discapacitados…con necesidades asumibles que se hacen profunda e insalvables por no tener una familia??????
    Gracias…por continuar con una segunda parte!!!

  3. Esta mañana me he visto un documental llamado “demasiado fea para ser adoptada”. Así… sin más. Qué elitismos, qué injusticia. Yo creo que los niños “demasiado mayores” están demonizados, a veces deberíamos hacer un ejercicio de memoria para ver qué hicimos nosotras en nuestra juventud y si alguien escribiese un informe con nuestras “hazañas” a qué sonaría…

    • Mi hija entro en el orfanato con 3 años y me la asignaron con 7. Muchas veces me he preguntado el por que. Estaba previsto k quizá pudiera volver con su familia biológica? Era ya considerada con esa edad como “mayor”? Quedo atrapada en la burocracia y los papeles? No lo se pero de alguna forma siento k le han robado la infancia y esta haciendo esfuerzos por recuperarla. Por mucho k diga la partida de nacimiento sigue siendo un bebe en muchos sentidos.

      Son niños de “segunda” (mayores) k se asignan a madres de “segunda” (monoparentales)? Pues a veces pienso k creen k si.

      • QUe absurdos, ¿verdad?, estos años pasados, perdidos, en una institución… Uno de mis hijos también pasó 20 meses absurdos en un orfanato, pero en su caso sí que sé por qué fue: porque ninguna otra familia, antes de que llegáramos nosotros, aceptó su asignación (por un problema de salud que se resolvió en menos de dos meses).

      • Mi nena estuvo en el orfanato desde los 5 días de nacida hasta el día que salió para convertirse en nuestra hija, a los 20 meses de edad. A pesar de tener papeles firmados para su adoptabilidad y de ser el recién nacido que tantas familias buscan, debido a un problema de salud de la madre biológica dieron por hecho que la nena estaría mal. Pasó todo ese tiempo en una cuna, sin estimulación, y con un diagnóstico erróneo. Cuando pienso que pudo haberse quedado ahí para siempre me entran escalofríos

        Cuando la conocimos no caminaba, no hablaba y ni siquiera seguía objetos con los ojos, todo lo que hacía era sonreir. Fue amor a primera vista, y aún cuando nos hablaron de los “severos problemas de desarrollo” que nuestra hija tenía y nos pintaron un futuro negro, nosotros decidimos adoptarla (en ese momento no estábamos siguiendo un proceso de adopción). Al día siguiente de llegar empezó a caminar, habló al poco tiempo, y aunque si tiene un cierto retraso en el desarrollo, es una niña completamente “normal”. Tiene fuertes dificultades de aprendizaje, al igual que muchos de nuestros hijos, tema del que en estos foros mucho se ha hablado, pero nada que no se pueda remontar con mucho apoyo de nuestra parte, terapias, paciencia y buscando el colegio adecuado para ella.

        No tenemos pensado volver a adoptar, pues somos padres bastante mayores, con un hijo de 20 años y la nena de 8. Pero si lo hiciera, iría por un niño “mayor”, yo tampoco puedo olvidar a todos los niños grandes que conocimos en el orfanato cuando hicimos el proceso de adopción.

        Un abrazo desde México.

      • Es como un pez que se muerde la cola, ¿verdad? piensan que está mal, no la estimulan, todavía parece estar peor, nadie la adopta, no la estimulan… Me parece tremendo. Suerte que hay padres valientes que no se arredran ante la primera impresión!!

    • La edad aún es un hecho objetivo, pero, ¿la belleza? ¡¡Por el amor de dios!!

      Lo peor es que algnas personas, en algunos lugares… consideran mayores niños a partir de los 2 años!!

      • Pues sí, la belleza… sí… Así es. Increíble pero cierto. Yo insisto en que me parece muy valiente el adoptar tan pequeños, particularmente si una no se puede permitir o le sería particularmente dificil cuidar de alguien con problemas del desarrollo o del aprendizaje, ya que a esas edades no se puede diagnosticar todavía. Sin embargo con uno más mayor ya es más fácil acotar y definir perfiles… Adoptarlos tan chiquitines es tener mucha fé en que todo va a ir bien, creo yo. Ojo, que no lo critico, pero me parece una cuestión o de falta de información básica por parte de los adoptantes o un acto de valentía tremendo… tan tremendo que no sé si verlo plausible. Debe de ser algo instintivo… personalmente nunca me han atraído los bebés, pero hay quien siente por ellos una cosa casi enfermiza…

      • No sé, yo creo que la incertidumbre está siempre. Es cierto que algunas cosas es difícil diagnosticarlas hasta que pasan unos meses – o años, pero también es cierto que hay dificultades igualmente importantes que nos encontramos con nuestros hijos que no pueden ser diagnosticadas a ninguna edad. Que quizás no tienen nombre, ni tratamiento… esas cosas que simplemente están ahí. Y esto hay que asumirlo tanto si decidimos (o nos toca) adoptar un bebé como si es un niño mayor.

        Creo que convertirse en padres tiene siempre algo de acto de fe.

      • Yo estoy feliz con mi hija pero hubiese preferido mil veces k le hubieran asignado una familia hace cinco años

      • Exacto. Lo mismo me pasa a mí.

    • Donde puedo encontrar ese documental??? Puedes poner el enlace, plis???
      Gracias

      • Mei, me viene como parte del material del curso para familia educadora. Lo he estado intentando copiar a algún formato para colgarlo en megavideo, pero no lo consigo… la tecnología me supera. Te cuento, versa sobre el Trastorno Dismórfico Corporal. (http://es.wikipedia.org/wiki/Trastorno_dism%C3%B3rfico_corporal), que es frecuente en menores a los que se les ha dejado marcas físicas del abuso (por ejemplo, ácido en la cara, quemaduras, cortes). En estos casos, es frecuente que los niños se obsesionen con el “defecto” (que según ellos, se merecen) hasta el punto de que acaban siendo inadoptables. Por un lado por su comportamiento extremo y por otro porque no encuentran adoptantes (hay muy poca gente dispuesta a adoptar a una niña con la cara quemada, por ejemplo). Espero haberte ayudado y a ver si este fin de semana me echan una mano y lo puedo colgar.

      • En la crèche de mi hijo pequeño, hay un niño que acaba de cumplir 7 años y que está allí desde que nació, porque tiene una mancha de nacimiento en la cara. Como los de tu documental.

  4. Pue sí…es así. a nuestra hija nos la asignaron con 3 años y 5 ,meses…y ya era considerada “mayorcita”…Incluso noté alguna mirada como de pena por que no nos hubieran asignado un bebé y hubieramos tenido la “mala suerte” de ser asignados con una niña “tan mayor”. En nuestra segunda adopción el peque tenía 3 años y 6 meses…y cuando me dijeron su edad, salté de alegría ¿qué bien!!!!!!
    La misma edad que tenía nuestra hija cuando nos asignaron…..

    Nunca hemos paseado a nuestros hijos en cochecito ni en sillita, nunca hemos dado biberones y en casa nunca ha habido chupetes. Nunca vimos a nuestros hijos gatear ni decir sus primeras palabras…..

    Estamos encantados con la edad a la que llegaron a nuestras vidas!!!!
    Pero, eso sí….yo los considero pequeños….cuando piendos en adopción de niños mayores pienso…nosé….¿a partir de 10 años????

    Ahora, el papá y yo…a veces fantaseamos con la idea de un 3er hijo…y tenemos claro que nuestro perfil sería “a partir de 3 años”….
    Conozco parejas, mayores que nosotros, con un perfil de “0 a 18 meses…..”

    • Los 3,5 años son una edad preciosa. Pero, ¿qué edad no lo es?

      Yo he ido aumentando mi perspectiva en este tema: cuánto mayores son mis hijos, más difícil se me hace ver “mayor” a un niño adoptable.

      • A mí me pasa igual…a medida que ellos crecen, mi “perfil de adoptabilidad” crece….con ellos.
        Pero siendo realista, creo que hay que tener la cabeza fría y ser realista y anteponerse a la situaciones que pueden aparecer con un crío de 8, 9, o más años…..y pensar ¿Voy a a poder? yo personalmente, creo, que….mi límite estaría en unos 6 años….no sé explicar porque pero creo que, con uno mayor me costaría mucho crear un vínculo maternal. Creo.

        En nuestras 2 adopciones nuestro perfil era 0-4, pero siempre indicamos que mejor más cerca de 4 que de 0….Me pasaba lo mismo que a tí, me moría de nervios pensar que nos asignaran un recién nacido.
        Yo siempre decía: “Prefiero que tenga 3 años que 3 meses….”
        Cuando me contaban “pues a fulanita, fijate que suerte, le asignaron un bebé de 40 días”….Uy…qué miedo.

        De verdad….creo que lo fundamental es que , cuando llegas al C.I. estás pez…y la administrración no hace nada para informarte…así que….de ahí los perfiles que hay.
        De repente te prguntan ¿qué perfil de edad quereis?
        Y la respuesta, suele ser ….”lo más pequeño posible”….

  5. Mi hija tenía 5 años cuando nos la asignaron (quizás 6??¿¿??) y somos los más felices del mundo. Pero siento decir que es muy diferente la adopción de niños “mayores” y que no todo el mundo está preparado (estoy segura de que nosotros no estábamos/estamos preparados).
    La vinculación con un bebé que te necesita no es lo mismo que construir un vínculo con una niña que se pasa quince días en el Hotel gritando cada vez que se queda contigo a solas, que te llama Papá-caca, que quiere irse con su madre-de-verdad, que tiene accesos de ira, que tira los regalos que le haces y se limpia tus besos,… una niña que ha vivido cosas más duras a su corta edad que tú en tus treinta y tantos años.

    Lo siento, pero no es lo mismo, no es fácil y los padres de niños “mayores” deberíamos tener una preparación especial.

    Y una vez superado todo esto, leí que existe una especie de “duelo” en algunos padres adoptivos de niños mayores, por todo aquello que no hemos vivido en nuestros hijos, biberones, gases, chupetes, gateos, primeras palabras… Os puedo decir que a día de hoy, dos años después yo creo que lo he vivido (lo estoy viviendo?) y tampoco es fácil.

    • Tiene que haber sido durísimo. Para vosotros y todavía más para ella. Espero que el tiempo – y el trabajo de todos – haya permitido crear el vínculo y el apego propios de cualquier familia.

      Yo estoy convencida de que la edad es un factor a tener en cuenta. Pero no el único, ni, probablemente, el más importante. De hecho, seguramente muchas familias que adoptan a una criatura mayor de 5 años, esperan dificultades, rechazos, una mochila más o menos importante… esto no te lo esperas con niños pequeños… y en muchos casos también ocurre.

      Yo he adoptado a mis dos hijos bastante más pequeños, y en uno de los casos la adaptación ha sido (“es”) tan difícil como podría serlo la de cualquier niño mayor.

      Y te aseguro que yo tampoco estaba preparada para ello. En absoluto.

      Sin duda hay diferencias importantes: una la capacidad de “control” (incluso físico) que podemos tener sobre un niño pequeño, al que fácilmente podemos coger en brazos, transportar… cosa que no sucede con un niño mayor; y otra, pero yo creo que está más en los padres que en los hijos, que resulta más fácil conectarte a un bebé que a un niño mayor. (Lo que conté aquí: https://madredemarte.wordpress.com/2011/10/30/edades/).

      Respecto al duelo, no lo sé, yo he vivido muy distinta la adopción de mis dos hijos. Con el mayor, que vivió hasta los 2 años con su madre biológica, no tengo sensación de pérdida por lo que no viví con él: siempre he pensado que es lo que le hizo cómo es… en cambio, el pequeño, que pasó estos mismos dos años en un orfanato, sin estímulos, sin afecto… habría dado lo que fuera por poder ahorrárselo…

    • Estoy de acuerdo. No es nada fácil y hay k estar preparado para ello. Todos deberíamos estar preparados para según k cosas porque cuando don pequeños también puede ocurrir y no se lo esperan.

      Las rabietas de in niño “mayor” al principio son temibles menos mal k normalmente van remitiendo con el tiempo.

      • Es verdad que no se está preparado nunca para todo lo que conlleva un hijo. Cualquier eventualidad puede echar por tierra todo nuestro “decálogo del buen padre”. Pero sí que creo que hay gente con más recursos para afrontar los “problemas” que pueden darse al adoptar a un níño con una cierta edad, y que se deberían tener en cuenta al buscar la familia idónea para ese niño.

        Lo nuestro fue un poco particular, teníamos una idoneidad de 0 a 3, nuestra hija en teoría tenía 3, a quince días de cumplir cuatro, pero en la Ecai nos dijeron que en realidad parecía que tenía 4 a punto de cumplir cinco. Después de mucho pensar le “pusimos” esa edad y yo creo que nos quedamos cortos porque todo apunta a que en realidad tenía 6 años (estamos intentando conseguir su fecha real de nacimiento). Así que de 3 pasamos a 6 años y vuelvo a decir que yo considero que NO estábamos preparados.

        Madre de marte acaba de decir una cosa muy interesante que a mí me es muy difícil de explicar con palabras (sin que a mí misma me de miedo oírme). La capacidad de “control” de una niña de seis años no es la misma que la de una niña de tres años. Y leyendo el enlace que me envías, es verdad que los bebés están diseñados para gustar a madres, abuelos y demás familia. Yo notaba con mi hij, que la familia se cansaba de su permanente estado de ansiedad, acababa agotando a abuelos, tíos y demás familia, pero eso no les sucedía con un bebé llorón. Mi paciencia, la de su padre, la de sus abuelos, la de todos los que la rodeaban era infinítamente superior con su hermana de 18 meses que con ella (y ella la necesitaba muchísimo más).

        Y sí, fue muy duro, sobre todo fue durísimo para una pobre niña de seis años a la que sí que NADIE HABÍA PREPARADO PARA TODO LO QUE LE PASÓ.

        Por eso a veces me creo con el derecho de decir que la gente se tiene que pensar muy mucho el adoptar a un niño “mayor” y que no nos podemos dejar llevar por el impulso de los niños mayores que vimos en un orfanato y que nos agarran la mano(conozco un caso de unos padres que se quedaron con esa espinita cuando fueron a adoptar a su primer hijo de meses a Etiopía, regresaron siete años después a por un niño de seis años, y todo ha salido francamente mal).

      • Claro, en vuestro caso se complica porque estabais preparados para una edad muy distinta. No es lo mismo querer, o pensar, adoptar un niño de 6 años, que querer adoptar uno de 3 y que termine siendo de 6. Seguro que hay que recolocar muchas cosas, duelos por hacer, cuestiones que replantearse… Distintas a si uno quiere desde el principio adoptar una criatura de 6.

        También creo que uno tiene que ir a una adopción de un niño mayor convencido. No para acortar los plazos, por ejemplo, o como en el caso que tú narras, desde la pulsión emocional. Que hay que ir con la cabeza muy fría, habiendo sopesado pros y contras, con una cartera de recursos (propios y ajenos) para enfrentarse a realidades complicadas…

        Yo me doy cuenta de que la paciencia, el aguante, la cuerda de la gente de mi entorno es muy distinta con mis hijos ahora que cuando eran más pequeños; y que mi hijo mayor, que es menudito e inmaduro, es tratado con mucha más indulgencia que el pequeño, que es un trozo de niño. Ahí sí que el tamaño importa, y a los más pequeños seguramente les beneficia – y perjudica a los que parecen mayores…

      • Estoy de acuerdo con B. Hay que estar preparado para adoptar a un niño “mayor”, y aún estándolo las cosas son difíciles, sin duda. No se trata de que cualquiera adopte un niño “mayor” y menos por impulso, sino de buscar las familias adecuadas para ellos, y no que se les ignore por el simple hecho de haber cumplido 4 ó 5 años, que no se haga nada por dar salida a esos niños siguiendo la línea base de la adopción: buscar familias para los niños que la necesitan, y no digo que un bebé lo necesite menos, pero estos tienen mucha demanda y su adopción casi asegurada. De entrada, lo ideal es que un niño con costumbres ya adquiridas, muy arraigado a su cultura de origen, se quedara en su país (lo ideal es que todos los niños, independientemente de su edad pudieran vivir en su país de origen y no existiera la adopción internacional…), pero en su defecto lo normal, lo que creo corresponde a una Ecai con sentido de la ética es intentar buscar familias a esos niños, familias preparadas, en eso estamos de acuerdo. Y eso generalmente no se hace, se vende la mercancía apetecible, los ansiados bebés.

      • ¿Ecai con sentido de la ética? ¿Dónde?

      • Totalmente de acuerdo con Emma.

        Y, ahora dos años después, puedo darme el gustazo de preguntar “una Ecai con sentido de la ética”, ah! por qué eso existe?? Hasta una carcajada me ha salido.

        Desde luego la mía carecía por completo de ética, ese sería otro tema pero con el tiempo me he dado cuenta de que tenían “excedente de niños mayores” y eso fue lo que se dedicaron a “vender” durante varios meses, eso sí rebajando la edad de la mercancía, que mayores vale pero sin pasarse. Mi hija incluso me ha contado que en la casa de acogida fue toda una tragedia que no ella llegase sin los dos dientes de abajo, que la “Mamma” que gestionaba (con muuuuucho amor) la casa no paraba de abrirle la boca y gritar improperios.

        Ahí es ná! Por eso yo entiendo perfectamente el duelo, duelo por el bebé que no tuve y duelo por el proceso perfecto que creía que había tenido (y os lo juro que lo creía).

      • Tremendo.

        Yo conozco una familia que vivió lo mismo que vosotros: los hermanos de 3 y 5 años que habían adoptado se convirtieron, en menos de un año, en niños de 6 y 9 años… La madre me decía que se miraba la ropa de bebé que había tenido que desechar para su hija pequeña y lloraba, con la sensación de haberse perdido su infancia…

    • Guau B! Nosotros llegamos a mi hijo cuando él tenía también 5 quizás 6, igual que tu. Nuestro proceso inicial no fue tan tormentoso como el que tu explicas pero estoy totalmente de acuerdo contigo en que no es lo mismo, ni muchísimo menos. Mi hijo ha sido un niño muy calmado, muy “sumiso” al principio sin embargo hay algo que le atormenta y que poco a poco ha ido saliendo. Muchos recuerdos, mucha añoranza de su familia biológica y momentos muy duros para él y para nosotros. Yo también he pensado muchas veces que no hubiera sido igual. A a día de hoy, justo 2 años y medio después de su adopción, aún la vinculación siento que no es completa, siento que falta algo.
      Yo nunca quise un bebé, ni me haría especial ilusión en esta segunda adopción en la que estoy a la espera, pero sí tengo que decir que he echado mucho de menos haber visto los primeros pasos de mi hijo, las primeras palabras, un gateo, pero el de mi hijo ahora, sólo el de él. Es complicado de explicar y gestionar este sentimiento…
      También he de decir que yo nunca consideré que mi hijo con 4 años (4 me dijeron, ahora sé que tenía 6 o casi) o con 6, fuera un niño mayor. ¿Cómo puede ser un niño de 5 o 6 años un niño mayor?

      • Yo tampoco nunca consideré a mi hija mayor, como considerar mayor a una niña de 6 años. Pero sí la considero “mayor de lo que nosotros podíamos esperar”. Como tú dices es muy difícil de explicar, me cuesta hasta pensarlo, cuanto más verbalizarlo.

      • Lyd y B., aunque 2 años, 2,5 años, puedan ser largos para muchas cosas… es muy poco tiempo en la vida de una familia. Mis hijos eran mucho más pequeños cuando les adopté, pero 2 años después de su llegada yo tenía una sensación de desazón, de tiempo perdido, de no abarcarlos del todo… no sé si me explico. Con el tiempo, cuando va siendo tanto ( o más) el tiempo que llevan aquí que el que no estuvieron, está sensación se va calmando…

      • Te explicas perfectamente, eso es lo que yo siento. Ciertamente pienso en eso, en que el tiempo que lleva con nosotros es mucho menor que el que vivió allí, sin embargo a veces tengo la sensación de que el hecho de que él haya vivido tanto y tenga tantos recuerdos y, sobretodo, idealizaciones, no le permite llegarnos del todo… quizás me equivoque, ojalá me equivoque… o quizás sea yo, o quizás los dos…

  6. Hola
    Me llamo Carla y tengo un directorio web. Me ha encantado tu blog! Tienes unos post muy interesantes, te felicito!. Buen trabajo, por ello me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, para que mis visitantes entren a tu web y obtengas mayor tráfico.
    Si estás de acuerdo házmelo saber.
    PD: mi email es: mendezcarla90@gmail.com
    Carla.

  7. mi perfil inicial fue de 1 a 5 años, luego lo modifiqué al de 1 a 3 años, porque viendo los engaños en las edades de los niños que llegaban de Etiopía me daba mucho miedo el no poder estar preparada para cuidar a un niño más mayor. Nunca tuve ninguna predilección por los bebés, durante la espera soñaba y hasta compraba ropa para un niño talla 4 años. Al final resultó ser una niña de aprox. 22/24 meses, que estuvo casi todo ese tiempo institucionalizada. Y ya las propias instituciones desde aqui debian de cerrar cupos para niños de 0-2 años, e intentar darles oportunidades a esos bebés un poquito mayores.

    • Yo tampoco tenía predilección por los bebés, y de hecho, antes de mi primera asignación, se asignaron varios bebés de pocas semanas y la idea me dio mucho susto. En el caso de la segunda, también tuve cerca dos asignaciones de niños recién nacidos (y prematuros), y me dio susto también… No tanto por las enfermedades indetectadas que pudieran tener (estaba dispuesta a asumir esa lotería como lo habría hecho con un hijo biológico) como por el hecho de encontrarme frente a un ser tan diminuto…

  8. esto da para mucho. Evidentemente interpreto el lenguaje empleado para el texto como llamada de atención a los responsables de protección de menores, si es que la hay, en mali. No se la legislacion que existe, tampoco me parece normal que otros niños tengan acceso a familias que van a adoptar a un compañero, seguro que ni trabajan con ellos sus sentimientos. Me ha sobrecogido lo que te decían agarrandole a esta chica la mano. Que mal.. Yo cuando empecé el proceso no era de las que decía un bebé. Yo me atengo al tramo que se diga en mi ci y puedo adoptar hasta 3 años. La gente nos dice que un bebé de meses mejor como si nos asignaran a un niño como el que veo en mi cabeza, que anda y come sólido fuera mala suerte. La gente no entiende. Como decís, depende de su historia tendrá unas dificultades u otras no de tener dos años o 6 meses. Igual el de 3 años es más bebé que uno de meses. Depende…

    • Yo tambien me veo con un niño que habla, come solido y ya no usa pañales. Que le voy a hacer

    • No es una llamada de atención a protección de menores de Malí. Esto sucede en Malí y sucede en muchos otros países. Los países donantes nos sirven niños en función de la demanda, si se piden bebés, saldrán bebés y los “mayores” se quedarán allí y seguirán creciendo en orfanatos. Me hace gracia cuando oigo hablar de que en Malí sólo hay bebés abandonados al nacer, pues también hay niños “mayores”. El texto es una llamada de atención al sistema a protección de Menores de aquí, a los adoptantes y al sistema en general, para que nos planteemos que algo va mal, muy mal en adopción si esperamos 4 y 5 años a que nazca un bebé adoptable habiendo niños de 5, 6 años, etc creciendo en los orfanatos. Puede que no todo el mundo esté preparado para adoptar uno de esos niños “mayores”, pero también observo que no todo el mundo está preparado para adoptar ni siquiera un bebé. Hay muchos padres adoptivos que optan por bebés porque los consideran lienzos en blanco, criaturas sin mácula que ellos pueden moldear a su gusto, obviando que sus hijos, por muy pequeños que sean tienen una historia previa, un historial genético, cultural que hay que cultivar también. Que los adorables bebés crecen, se hacen preguntas, también tienen conflictos de identidad, también quieren conocer sus orígenes, y muchos padres no se preocupan de transimitirles el más mínimo afecto o respeto por su lugar de origen o familia biológica porque total “como han llegado de bebés”. Pues yo tengo la impresión de que estas primeras hornadas de bebés adoptados en el extranjero, cuando se hagan mayores a más de un padre le van a explotar en la cara…

      • totalmente de acuerdo Emma, la herida primaria (cada uno viviendola como la siente) la tienen todos y puede que no tengas “problemas” de bebé,pero todos van a ser adolescentes…

      • Cuando estaba inmersa en el proceso de adopción también pensaba que cómo podíamos ser todos (o la mayoría) tan egoístas de ansiar los bebés perfectos y obviar a todos esos pequeños de cinco años a los que nadie quiere. Por eso, aunque en principio nuestro CI era de 0 a 3, cuando nos dijeron que nuestra hija tenía 5 años seguimos adelante encantados.

        A día de hoy, con mi experiencia (claro está, siempre hablo desde mi experiencia y la de los que nos rodean), lo que digo es que la vinculación con un bebé es mucho más fácil que con un niño de más de 3 años y que no se prepara a ni a los padres ni a los niños.

        Respecto a lo que dice Emma de que no todo el mundo está preparado para adoptar, yo opino exactamente lo mismo y creo que es cierto (a lo peor nosotros tampoco estábamos preparados) que muchos padres ansían un bebé porque creen que así no habrá problemas, ni de identidad ni de afecto, y que su hijo no tiene pasado, sólo el que construyen juntos. Todo esto puede dar lugar a miles de problemas en el futuro, a miles de preguntas sin resolver.

        Pero lo que yo observo en la adopción de niños no-bebés (mejor así que mayores, no?) es que los problemas son presentes, en el mismo momento, y que hay que ser muy fuertes y muy pacientes, a los pobres “niños mayores” no se les consiente tanto.

        Tengo que decir que la vinculación con mi hija es plena, que la quiero por encima de todas las cosas, que no me imagino la vida sin ella, pero que fue muy difícil llegar a este punto y que a veces quiero parar el tiempo porque de repente soy la madre de una niña de 7 años (quizás 8) y creo que no estoy lista. Ni yo misma me sé explicar sin darme un poco de rabia a mí misma.

      • Yo creo que la vinculación con un bebé es más fácil… cuando es fácil. No siempre lo es. Yo tengo experiencias en mi entorno de todo tipo, y algunos bebés han sido fáciles, y otros ha costado (cuesta) un mundo, y lo mismo sucede con los niños mayores. Además, algo que leí en el foro de adoptar mayores (no sé si lo conoces: seguramente te gustaría si es que no) que las dificultades que presentan los niños adoptados de mayores, las presentan también, en muchos casos, los niños adoptados de pequeños cuando llegan a la misma edad.

        Seguramente entre tu hija de 8 años y mi hijo de 8 años hay menos diferencias de las que crees, aunque uno llegara con 2 años y la otra con 6.

        La diferencia es que hace más años que les conoces y estás más vinculado a ellos (y ellos a ti).

        Te explicas perfectamente y creo que eres muy valiente de hacerlo. No siempre es fácil decir en voz alta estos pensamientos incómodos, tan distintos a lo políticamente correcto…

        Sí estoy de acuerdo que uno tiene que ir a la adopción de un niño mayor muy preparado. Yo creo que me atrevería con un niño mayor, ahora que he lidiado con los míos a estas edades.

      • Totalmente de acuerdo.

        Añadiría que me parece todavía más grave cuando sucede en países como Marruecos, donde tú puedes ir a los orfanatos a escoger un niño. Una conocida me contaba que les ofrecieron la posibilidad de kafalar a su hijo, un niño de casi 2 años de color negro, sano, que estaba en la crèche desde que nació. ¿Por qué no había salido antes? En la crèche coincidió con otra familia, que llevaba varios meses en lista de espera porque quería una niña… ¿Cómo puedes estar en lista de espera, para un “modelo” de niño concreto, cuando en esa misma crèche están creciendo niños que necesitan unos padres? Para mí esto es no entender nada de lo que es la adopción.

    • No conozco Malí, pero tanto en Etiopía como en Marruecos yo tuve acceso al resto de niños del orfanato de mis hijos, y ellos a mí. En el primer caso, fueron sólo dos visitas breves, pero en el segundo estuve yendo mañana y tarde durante 4 semanas, y conviví con todos esos niños, los bebés los recuerdo poco, pero los mayores y los handicappés desde luego los tengo clavados en el alma…

      A mí me resulta difícil entender que gente que ha aceptado un CI 0-3 (el más habitual) ponga reparos cuando les asignan una criatura del tramo de edad más alto. Yo cuando acepté ese CI, asumí que podían asignarme a un niño de cualquiera de las edades que van entre 0 y casi 4 años…

  9. Me parece increible que un niño de 5 años se considerado mayor. Pero lo triste es que para muchos es asi. Gente que va a los cursos de adoptantes y se indigna porque por su edad “no tiene derecho a un bebe”. Olvidamos que es un derecho del niño no de los padres.
    Cierto es que hay que pensar mucho lo de la adopción de un niño mayor, pero considerar mayor a un niño de ¡5 años! me parece una barbaridad Yo soy una de esas raras que esta deseando que no le asignen un bebe. Tengo el rango 0-3, no amplie rango y cogi el que me tocaba por mi edad porque me dio miedo que al aceptar discapacidades y ser soltera se creyeran que era una especie de ONG con patas y me denegaran la idoneidad. Tambien pensé en que si mis padres tenian cierto reparo en aceptar que habia ido por el camino de la adopción, solo hubiera faltado que les llevara un niño algo más grande. Pues eso que hubo varios motivos por los que me quede con ese rango, pero como os he dicho “quiero” que me asignen un niño lo mayor posible, los bebes no me han llamado nunca la atención y si puse ese 0-1 es por lo de las NE. En fin, que hay dos cosas que dejé en el camino con pena y despues de mucho pensar, una el aceptar la sordera (con todo el dolor de mi corazon) y otra la del niño “mayor” (casi con mas dolor que la anterior). Siempre pienso que si tuviera un segundo hijo (bueno, aun no tengo ni el primero, jeje) seria “mayor”

  10. Nosotros pusimos de 0 a 7 años y los chinos consideraron que la mas joven habia de ser para nosotros, cuando estábamos convencidos de que tendría 7 años.Pues no, 10 meses tuvo, a reciclarse toco, que nuestro hijo mas pequeño tenia 10 años cuando ella llego!
    Así que en el mismo país de origen nos denegaron adoptar a un /a niño/a mayor.

    • Es difícil de entender, ¿no? porque seguro que hay niños de 7 años que necesitan familia – y que no se pueden asignar a familias con un CI 0-3…

      • Con nosotros viajó una familia que también tenía rango 0-7 y les asignaron un niño de 4… aunque no es tan heavy como vosotros la diferencia, tambien se sorprendieron, porqué esperaban un niño de 7.

  11. En referencia a la experiencia de B. y su hija que rechazó a su familia…sí creo que la preparación es muy escasa no sólo en la adopción de niños mayores…sino de niños pequeños con necesidades especiales…Mi hiho llegó a casa siendo un bebé de 14 meses y…esos ataques, esas rabietas, esos rechazos…nos lo mostró a la manera de bebé…
    El nivel de estrés, su cortisol, lo traía descontrolado, elevadísimo y a punto de convertirse en trauma…Hemos tenido que trabajar muy a fondo, también este aspecto…Y era pequeño…Ya me puedo imaginar el nivel de frustración que podía mostrar tu hija…Hay que esforzarse muchísimo para poder convivir con estos aspectos de rechazo, ser muy fuerte, no rendirse nunca, y poner por delante de todo la esperanza de que el amor no lo puede todo, pero sin amor no podemos nada…
    Yo ahora, cada…5 minutos, le pido un beso a mi hijo y le doy 10 mil…No hay ni una vez que no venga a dármelos…De momento yo se los pido más que él me los da de manera expontánea…pero esas acciones de cariño tb hay que trabajarlas, ensayarlas y practicarlas…Y os aseguro que un día llega y…tu pequeño frustrado se agarra a tu cuello y te besa y te abraza porque él ha querido…y le ha salido…

    • Insisto en que niños pequeños y sin ninguna patología, pueden presentar también esas “necesidades especiales”. Y no, no estamos preparados para ello. ¿Cómo estarlo?

  12. Yo siempre he querido un bebé, cuanto más pequeñito , mejor. El proceso de adaptación sera más sencillo y rápido, la “mochila” con la que llegue será menor, y que me encantan los bebés. Esos eran mis argumentos.
    Al final mi hija, por pasaje verde en China, tenía 4 años y medio, operada del corazón. En el momento en que me hicieron el ofrecimiento se me cayó el alma a los pies. ¡Buf, qué mayor! ¿Y por qué no la han adoptado antes? Pues porque la abandonaron con aproximadamente 2 años. Me enviaron el informe médico y el famoso duelo que se ha dicho que hay que pasar por lo de no tener un bebé, yo lo pasé en menos de 1 hora. Decidí que iba a consultar a un especialista con el informe médico en la mano, y si me decía que todo estaba bien, pues que sería mi hija.
    La niña está como una rosa, no necesita ni tratamiento, ni revisiones, absolutamente nada. Vino con mucho retraso psicomotor y sobretodo madurativo, pero en unos meses creó el vínculo conmigo (soy monoparental) y a dia de hoy tengo que confesar que no echo de menos el que no fuera un bebé. De hecho estoy abierta a una nueva adopción y no me importaría que fuera un niño/a mayor, casi mejor incluso.
    La niña es un encanto, simpática, muy sociable, con un nivel de resiliencia muy alto. Le cambié el nombre (todo el mundo me decía que era un poco fuerte hacerlo, que le respetase su nombre) y ella lo aceptó sin problemas y es más, sintiéndose como orgullosa del mismo.
    A veces la miro cuando duerme y pienso en lo afortunada que he sido de ser la madre de un ser tan dulce y cariñoso.

  13. También creo que hay mucha diferencia en adoptar a un niño “mayor” que no tiene padres y vive en un orfanato que un niño “mayor” con familia biológica, que no entiende por qué se lo llevan cuando tiene una familia a desearla. Yo conozco adopciones de niños mayores como las que cuenta Emma, que ven salir a otros niños del orfanato y ellos se quedan allí, que han crecido sin familia biológica y la adaptación ha sido muy buena, porque ellos si que querían unos padres, de hecho los inicios fueron muy “luna de miel”, cuando los padres esperaban que los comienzos fuesen duros.
    A mi en mi segunda adopción me han asignado una niña de 3 años y la gente me dice lo mismo, que pena, no querías un bebé? y a mi me tocó la lotería, una edad preciosa y una distancia con mi hijo mayor sólo de 3 años y no de 6.

    • Yo creo que, igual que la edad no es el único factor, la historia tampoco lo es. Hay niños “mayores” que han vivido en familia y se sienten (y de hecho son) arrancados de ella y no lo entienden y se revuelven; y otros niños “mayores” que han vivido en familia y pasado el duelo por perderla (o si han podido hacer el duelo porque han visto morir a sus padres, por ejemplo), se adaptan fácilmente a una nueva familia; y niños que han crecido en instituciones y tienen muchas ganas de familia y se ajustan muy bien a ella, y otros que han vivido en instituciones y no entienden la relación familiar y no saben cómo funcionar fuera de un orfanato. Creo que además de la edad, las vivencias previas (no sólo si vienes de familia u orfanato: cómo has sido cuidado; si te has podido apegar a alguien, aunque sea una cuidadora; si has sido o no estimulado; la alimentación que has recibido; incluso cómo vivió el embarazo la madre biológica), hay que tener en cuenta la edad, la resiliencia del niño, sus recursos personales… todas estas cosas que desconocemos del todo cuando nos encontramos con nuestros hijos.

      Yo también creo que los 3 años son una edad preciosa, y los 3 años de diferencia con tu hijo son una diferencia muy buena. Es más o menos la diferencia de los míos. Sobretodo, es una diferencia muy cómoda para los padres, que en muchas cosas (comidas, baños, dormir, salir, colegio) podemos hacerles ir prácticamente al mismo ritmo. Otra cosa es cómo se lo tomen ellos… ya nos lo contarás. ¡¡Enhorabuena!!

    • Eso de “pero…no preferías un bebé” o “no preferías que fuera más pequeña” también me lo dijeron a mí….
      Parece que lo de “cuanto más pequeño mejor” está muy enraizado…..y esa es la base del problema. Las familias “demandan” bebés o niños pequeñitos….y las ECAIS y los países tiene que ofrecer lo que el mercado demanda.

      Si se estableciera una moratoria por la cual los CI de 0-3 no se concedieran….hasta que se asignaran a todas las familias que tienen ese CI y ya tienen su proceso iniciado…¿se resolvería ?
      Como una especie de “cupos”.

      Así, por ejemplo:
      -Para Etiopia, cada CCAA sólo puede conceder 5 CI al año del perfil 0-3

      Y así, con todos los países….

      ¿Sería una solución?

      • Yo creo que sería más lógico (no sé si podría hacerse) que desde los países dijeran: hay 30 niños adoptables, de tales perfiles, de tales edades, con tales situaciones de salud. Y que se preguntara a los padres que quieren adoptar en ese país si aceptan esas asignaciones… Buscar padres para los niños, y no al revés.

      • Lo que comentas, madredemarte es la solución al tráfico de niños, listados en origen y la gestión en los paises de destino, que se supone que son el 1er mundo y que tienen medios para lidiar con esas “colas”, en el momento en el que la adopción se convierte en tener tu expediente en el país lo más pronto posible, estás trasladando la “gestion de colas” a un país con menos medios y con más posibilidades de corrupción. Mientras no se llegue a esa escala global y la demanda quintuplique la oferta, me temo que seguiremos viendo mucho de eso.

    • Mi hija de 6 tiene madre biologica en Etiopia y hermanos/as y sin embargo se ha adaptado muy bien (y solo han pasado 3 meses desde que llego a casa) asi que eso de que si tienen familia no se adaptan es tambien un mito. Es mas, creo que gracias a que vivio con su familia es emocionalmente estable, super inteligente y muy cariñosa.

      • Me alegro de que se esté adaptando tan bien!!, aunque a ti que eres madre adoptante veterana, no hay que decirte que 3 meses no son nada…

      • Ya se que “son solo tres meses”, pero ya he vivido otros tres meses antes y se nota la diferencia. Tenemos peleas y entredichos todos los dias, pero es facil hablar con ella. Es una niña mas parecida a una adolescente que a una niña de 6 y muy inteligente y creo que eso hace la diferencia porque es capaz de entender perfectamente todo a pesar de la diferencia de lenguaje. Cada niño es un mundo y la vida es una sorpresa diaria.

  14. Nosotrso tenemos un hijo de 15 años, que adoptamos con 11 años. ¿Cuál fue nuestro principal impedimento? El Instituto del Mayor y la Familia de la Comunidad de Madrid, que se negó en rotundo y estuvimos casi un año batallando con ellos. Nada de lo que nos dijeron fue cierto y ahora tenemos un hijo de 15 años en su adolescencia normal (incluso por debajo de lo normal en lo qu ese refiere a problemas)

  15. Varios apuntes: A las ECAIS, noles interesa mercadear con niños mayores porque tienen “poca salida”, y el tema de las ECAIS, tiene para otros post……
    La edad de los niños….es como un mito, lo de los bebés digo, depende de la infraestructura, yo monoparental y con un horario de mañana y poco posibilidad de excedencia, y menos de contratar a alguien, no podía adoptar un bebé…, vamos no debía; se conjuntaron los astros y mi hija llegó con 3 años, ya en edad escolar.
    Coincidí en Etiopía con otra chica monoparental que adoptó a dos hermanos de 9 y 6 años, y ahora 7 años despues os puedo decir que no ha tenido ningún problema importante, por lo menos no más que los demás y a día de hoy son dos adolescentes estupendos; puede quizá que fuera

    porque estuvieron poco tiempo institucionalizados, no sé, pero el que caso es que no ha abido porblemas.
    Otra cosa, el tiempo en el caso de las adopciones es, desde mi punto de vista muy, muy importante; un amigo que adoptó dos niños ruosos (3 y 6 años) me dijo cuando llevaban un año aquí: ” No sabes lo que han cambiado ahora que ya ha pasado el tiempo”, y yo le dije como en la canción que un año no es nada. ¡Cuantas veces me ha dado la
    razón, ahora que han pasado casi cuatro. Les quedaba el rabo por desollar, como dicen en mi pueblo.

    • HABIDO…. con h por supuesto, tengo el ordenador algo pachucho y nome deja repasar

    • ¿Qué diferencia hay entre la infraestructura que se necesita para un bebé y para una criatura algo mayor? A un niño mayor lo escolarizas, y a un bebé, lo escolarizas (si lo necesitas) en una guardería, ¿no?

      • Si tienes plaza, que dependiendo donde es más complicado. En fin, yo prefería que fuera bebé y entiendo, tuve suerte

      • Es más fácil y más barato escolarizar a un peque a partir de 3 años…
        Por lo menos en mi pueblo, a aprtir de 3 años el cole es gratuito (bueno….casi…., material, libros, mandilón, comedor…), pero la guarde cuesta unos 300,00 €/mes mínimo….

      • Más barato sí, ahí estoy de acuerdo, al menos si no encuentras plaza en una guardería pública. Pero tienen el mismo horario (de hecho en verano suelen trabajar en julio), las mismas “prestaciones”…

      • bueno, yo la diferencia que veo en cuanto infraestructura con un bebé pequeño y un niño es que los bebes duermen siesta y a lo mejor te tienes que pasar 3 horas por la tarde encerrada en casa sin poder salir si eres monoparental (sin poder ir a comprar, cin poder ir a hacer recados… que tienes uqe hacer cuando el niño está despierto), un niño más mayor no duerme siesta o menos horas; un bebe tienes que ir a todas partes con la bolsa de pañales, las comidas, el no sé qué (eso da igual si eres monoparental o no… los bebes hacen lo mismo), un niño mayor puede llevar sus cosas (bicicleta, merienda en la mochila…); los bebes suelen dormir mal por las noches, si estás solo/a todas las noches durmiendo mal y luego tienes uqe aguantar todo el día, si tienes que trabajar y nadie te ayuda, es chungo… los niños más mayores suelen dormir de una tirada, o almenso en mi experiencia no se despiertan cada noche unas cuantas veces; los bebes más pequeños suelen tener más enfermedades pq no tiene el sistema inmune tan desarrollado, eso quiere decir quedarte en casa para cuidarlo, y posiblemente estar enfermo/a tú también cada dos por tres, cuando son un poco más mayores no se ponen emfermos tan a menudo; en el parque con un niño pequeño tienes que estar todo el rato pendiente, subirlo bajarlo, no juegan con otros niños, se comen la arena…. cuando son más mayores ya se relacionan con otros niños y en el parque puedes aprovechar para habalr o leer o hacer alguna cosa…
        Claro, los bebes tienen también ventajas logísticas, son pequeños y casi caben en el bolso, con el cochecito puedes llevarles de un sitio a otro más rápido y aprocvechar un poco la mañana para hacer cosas…

      • Supongo que depende de como lo vivas… yo que he tenido un hijo que no dormía siestas y otro que todavía las duerme, siempre he agradecido este tiempo de descanso, porque también es descanso, y desconexión, para mí. Yo soy partidaria de hacer las compras, los recados… con ellos despiertos (para poder descansar cuando ellos descansan), pero si necesitas ir a hacer la compra y tu hijo duerme siesta, lo puede hacer perfectamente en el carrito, si es bebé… un niño de 4 o 5 años es más difícil… Igualmente, el carrito me parece un aparato práctico no sólo para llevar al niño sino para llevar las mochilas, los pañales, el agua… todas esas cosas que cuando el niño crece un poco (y sobretodo en el impasse en el que ya no lleva carrito y todavía no acarrea sus propias cosas) tienes que cargar a la espalda… Por no hablar de que tengas que terminar llevando niño, mochila y bicicleta…

        Mi experiencia personal es que el niño que duerme bien, lo hace a los 2 años y a los 5; y el que duerme mal, sigue dormiendo mal a los 8…

        En cuánto a vigilarlos en el parque, obviamente, ir con niños algo mayores es más descansado; pero no estoy segura de que lo sea si son niños mayores acabados de llegar a la familia. Por otra parte, yo ahora puedo empezar a leer en el parque, por ejemplo; pero el tiempo que he dedicado a cuidar de ellos, a jugar con ellos, a vigilarlos… no me parece en absoluto tiempo perdido. Me parece una parte importante de la crianza, que supongo que si hubiera querido ahorrármela… pues no habría tenido hijos.

        Creo que cada etapa tiene sus ventajas y sus desventajas, aunque yo personalmente estoy agradeciendo mucho que crezcan.

      • no todos los niños pueden dormir en el carrito, eso también depende del niño.
        pues mi hijo dormía fatal por las noches de pequeño y ahora duerme súper bien… eso si es un descanso, yo las siestas cuando las había las tenía que hacer en casa y aprovechaba para trabajar, así que no descansaba nada. Almenos ahora sin siestas puedo salir y hacer alguna cosa fuera de casa, para mi el cambio este fue importante.

      • Está claro que cada caso es un mundo. Yo tengo dos niños, con ritmos distintos, maneras de funcionar distintas… y también lo he vivido de manera distinta en cada caso.

      • si, a priori quien puede saber cómo irá…

      • A veces es necesaria mas infraestructura para un niño mayor que para un bebé. El bebé aún no necesita logopeda, ni se le lleva al psicólogo y deberá crecer hasta que le apuntes a extraescolares.

      • bueno, un bebé pequeño también puede necesitar fisioterápia, ortopedia con revisiones cada tanto, otro tipo de terápias, que no tengas que hacer consultas al psicólogo, etc… que en niños más mayores se detecten problemas que necesitan algún tipo de tratamiento no quiere decir que no los tengan de antes y no se puedan tratar antes por ejemplo…

      • Os aseguro que un niño de más de 5 años recién llegado a su familia y a este nuestro país tampoco se puede dejar solo en el parque. Mi hija, con 6 años, y recién llegada se paseaba delante de los columpios aunque hubiese un niño columpiándose en ese momento, se subía y bajaba compulsivamente de los toboganes sin respetar colas, y miles de cosas más que no os cuento por no aburrir…

        Mi hija dió mucho trabajo (mucho) porque su estado de ansiedad la llevaba a comportarse como un bebé sin serlo (y ahí entra lo de la paciencia de los padres, abuelos y demás allegados, que con los bebés es ilimitada y con los niños de 5 años tiene un pronto límite). Pero a mí me pasa como dice Madredemarte, que todos esos “trabajos” no me parecen tiempo perdido sino que en mi caso han sido tiempo ganado (y eso que cuando mi hija llegó mi otra hija tenía 18 meses y, muchos días, me acostaba llorando porque me daba la impresión que no había estado ni medio minuto con mi hija bebé, realmente no lo había estado)

      • En el parque de mis hijos hay un niño de unos 7 años que llegó de Rusia un año atrás. En este caso, los padres, que ya tienen hijos (biológicos) mayores, han optado por tratarle como a un niño de 7 años perfectamente integrado: se sientan en un banco a bastantes metros de distancia y se desentienden. Y este niño no se comporta como un niño de 7 años que está acostumbrado a ir al parque, sino como un bebé: quita los juguetes a los otros niños, no respeta las colas, se mete en los juegos sin ser invitado, pega… A mí me da mucha tristeza no que haga estas cosas (me parece comprensible que tenga estrategias de orfanato) sino que sus padres no “pierdan el tiempo” en enseñarle estrategias nuevas, que le ayudarían a manejarse aquí y ahora sin tenerse que oír de todo.

  16. Estoy hoy pato…., preferia que NO fuera bebé

  17. Cuando iniciamos nuestra 2º adopción, antes de inclinarnos por nacional nos informamos osobre las adocpiones en Ucrania.
    Pedimos información a la Embajada de España en Ucrania y nos infomraron que los niños “adoptables” eran mayores de 6 años, con graves enfermedades o grupos de hermanos, pero siempre mayores de 6-7 años.
    Agradecí la información y la sinceridad.
    Así deberían hacer todos los países.
    Yo podía haber conseguido un C.I. de 0-3 para adoptar en Ucrania, pero….¿Para qué?
    Las administraciones de las CCAA deberían trabajar con los países y dar los CI en función de la realidad de los niños que hay.

  18. En los países de origen también tienen sus cosas, no son inocentes .La adopción les es es un buen negocio, y se rigen según sus propios criterios también, , que muchas veces hasta pueden resultar incomprensibles, como nuestro caso con China, que habíamos ampliado el CI a 7 años y nos asignaron a una bebe de 10 meses . Está claro que no querían sacar niños “mayores” en aquel entonces, y les importaba un pito que estuviesen creciendo en orfanatos.
    Como Mali que exige certificado de esterilidad , y si hay tantos niños mayores adoptables, que abran el rango a los no estériles para poder adoptarlos, si es que tienen interés en esos niños.
    Como Etiopía, que te rejuvenecen o envejecen los niños según demanda o CI, porque han llegado veinteañeras a USA haciéndolas pasar por 14 años, imagina el trauma de los padres adoptivos que tienen que tutelar a una adulta que ha engañado para poder emigrar en conveniencia con el orfanato.
    Así es que en todas partes cuecen habas…y por ello yo no considero que los países de origen sean unos paladines de la defensa de los intereses de sus niños, en general. Si lo fuesen tal vez no existiría la AI, porque tendrían otros sistemas de protección del menor, por muy pobres que fuesen, porque la AI no es la solución.

    • Que los países de origen no son inocentes está claro, que no protegen adecuadamente a sus niños también. Pero desde aquí, país supuestamente del primer mundo se promueven esas prácticas mercantilistas, ya sabes eso de que si no hay demanda no hay venta. Pues en esto lo mismo. Está claro que la AI no debería existir, o hacerlo como última opción, pero por desgracia no es así y si se adoptan niños al menos que sea con coherencia, como dice Madredemarte, que se parta de los niños realmente adoptables y no de lo que quieren o solicitan los futuros padres adoptivos. En Malí no es necesario modificar nada, porque entre otras cosas hay más de 1000 expedientes de varios países esperando a ser asignados. Y aún así, y teniendo en cuenta que en este momento hay un gobierno de transición muy inestable tras el reciente golpe de estado y una más que cierta intervención militar en el norte, bajo el asedio de los yihaddistas…y se ha paralizado el envío de expedientes logicamente porque cae de cajón, es de primero de primaria, imagina el panorama…pues aún así la gente que estaba elaborando su expediente de adopción para enviar al país protesta y protesta y hacen plataformas porque quieren hacer valer SUS derechos de adoptar un niño de Malí, porque “los niños se mueren de hambre en los orfanatos”. Ya ves. Eso sí, aún no he visto mucho movimiento real (creo que un par de intentos muy loables) de enviar ayuda no solo a los orfanatos sino a la pobre población civil , entre la que también hay niños (pero claro, no son adoptables y esos no nos interesan)que ya no sabe dónde refugiarse ni donde meterse. Es muy triste, siempre pensando en NUESTROS derechos como adoptantes, olvidando los preceptos básicos de la adopción. Me da mucha pena.

      • No olvidemos que entre los responsables estamos también los padres adoptantes que, si bien en algunos casos, son engañados, en otros, prefieren mirar hacia el otro lado.

      • Si, pero en Mali, Etiopía etc se ha cambiado el trafico de niños interior que ha existido desde siempre por el exterior que da mas dinero, yo creo que los países de origen si tienen mucho que decir y que hacer.
        Lo cual no quita la parte de culpa de nuestras instituciones y de los padres adoptivos, claro. Yo creo que es una paella cocinada entre todos donde el arroz es el niño y es el que menos pinta..
        Y por supuestisimo la ayuda tiene que ir a toda la población infantil, por ello nunca entendí los proyectos de ecais con orfanatos, es tan evidente…

      • ¿Y los apadrinamientos a familias biológicas? Hay ecais que tienen esto como proyectos solidarios…

  19. No sé cuantos niños mayores en situación de ser adoptados habrá en España, pero me temo que bastantes. Si casi siempre coincidimos en lo escasamente preparados que estamos cuando llega nuestro hijo, me corre un escalofrío si alguien tiene la tentación de adoptar un niño digamos “mayor” sin haber recibido una buena formación al respecto. Estoy de acuerdo en que en cualquier adopción existe la herida primaria y que independientemente de la edad lo realmente importante es la historia previa de cada niño, pero a mayor edad también lo es la exigencia a la que se le va a someter sin ir mas lejos en el colegio, y el vinculo, aprender a vivir en familia, elaborar sus duelos y encima leer y escribir en un idioma en muchos casos diferente al de origen, a mi solo de pensarlo me da vértigo, y todo eso a contra reloj porque aunque en casa se atienda a sus especiales necesidades, de puertas afuera se le verá de acuerdo a la edad que físicamente aparente y así se le va a exigir.

    A mi si me parece que la edad importa, sobre todo porque cuanto menos tiempo pasen en una institución menores serán las secuelas y mas el tiempo para que reciban estímulos positivos, emocionales y de todo tipo. Claro que los niños mayores tienen que tener la oportunidad de encontrar una familia, pero los adoptantes tendrán que tener los recursos y las capacidades que les permitan afrontar ese reto.

    Si realmente hubiera un interés porque los niños no llegaran a mayores en una institución, no tendríamos en este país el número de niños que hay, estarían en familias de acogida.

    • Respecto al lenguaje, lo que a mí me han dicho siempre es que lo más complicado no es aprender un idioma nuevo de mayor; es aprender un idioma nuevo con 2/3 años, cuando aún no tienes bien consolidado el primero, sobre el espacio vacío que deja el “borrado” de este primer idioma.

      Supongo que como en todos los casos, dependerá del niño… yo he adoptado a dos hijos en esta misma circunstancia (con circuitos cerebrales configurados en un idioma que todavía no dominaban) y uno ha tenido, y tiene, enormes dificultades de lenguaje, mientras que el otro tiene una riqueza léxica y sintáctica que asombra…

      Yo también creo que la edad importa. Pero creo que no es el único factor a tener en cuenta, quizás ni siquiera el más importante.

  20. Lo triste es que los niños que ahora son mayores y quie esperan una adopción, antes fueron pequeños…y ya necesitaban una familia.
    La cuestión es: ¿Por qué se permite que lleguen a mayores sin asignarles una familia?
    En nuestro caso, mis 2 hijos pasaron institucionalizados casi toda su vida (3 años aprox.) antes de que nos fueran asignados.
    Tenían ambos 3 años y medio….
    En el momento en que cumples 4 años pasas a una epecie de “”2ª lista” pues sabemos que la mayoría de los CI son 0-3 o como mucho 0-4…..
    El cumplir 4 años en una institución marca una línea …..
    Y a partir de ahí cada año que cumples es aún más difícil que seas asignado….
    Pero…si llegaste con pocos meses…¿Qué diablos hicieron las instituciones p<ra consentir que cumplieras allí tu primer año, el segundo y el tercero?????

    • Sí, supongo que hay una diferencia importante entre niños que crecen en orfanatos y niños que llegan a ellos de mayores, porque son apartados de su familia, porque esta no puede seguir haciéndose cargo, o por razones más obscuras, que también las hay. ¿De quién es la responsabilidad? ¿Quién decide no asignar – o no aceptar la asignación – de estos niños? ¿Por qué razones? ¿Con qué consecuencias?

  21. Yo tenía entendido que en Malí no hay adopción de niños de más de 4 años porque su legislación no lo permite. Creo recordar que me explicaron que piensan que ya están muy arraigados a su país y que enviarlos fuera sería malo para ellos. Aunque es posible que esté equivocada, porque la persona que me dio esa información con el tiempo ha dejado muy claro que no me puedo fiar de ella. En fin. A lo que iba. Que muchas veces la edad del niño que vas a adoptar no la pides, ni la marcas tu. Los psicólogos tienen mucho que ver, como fue nuestro caso. Éramos “demasiado jóvenes” para adoptar un niño de más de tres años. Y en la segunda adopción, en contra de lo que pedíamos (que era que se llevara solo un año con nuestra hija), en el ci pusieron que fuera lo más pequeño posible, porque decían que era lo mejor para mi hija. Así que hay veces, que por más que uno quiera, no te dejan.

    • De lo de Malí, no tengo ni idea. A ver si alguien que lea por aquí nos lo aclara… si te lo dijeron en una ecai, haces bien de ponerlo en cuarentena. Nunca se sabe por qué, en función de qué intereses, dicen algunas cosas.

      En cuánto a las edades, a mí me pasó exactamente lo mismo: demasiado joven para optar en mi primera adopción a un niño “mayor” y en la segunda adopción, por la edad de mi hijo mayor, tampoco me dejaron “estirar” el margen de edad.

    • Si que tiene razón Aurora, Malí no permite a extranjeros la adopción de mayores de 5 años, no de 4, pero para el caso es lo mismo o parecido, porque consideran que el desarraigo del niño/a es mayor a partir de esa edad.

      • ¡¡Gracias!!
        Sin embargo, los niños de 2, 3, 4 años que hay en los orfanatos sí podrían ser asignados, ¿no? ¿por qué no lo son?

      • No lo sé, yo tenía perfil hasta 5 años y me asignaron un bebé. Puede que no tuvieran su situación legal y documental lista en ese momento (es raro si llevan años en el orfanato, pero podría ser…), puede que nadie se acuerde de ellos, simplemente, puede que las familias que adoptan no tengan ese perfil como dice Aurora, puede que las ecais no se molesten demasiado en informar a las familias que hay algunos niños de esas edades que necesitan salir, por si alguna familia (preparada y concienciada para ello) quiere variar su perfil y adoptar a un “mayor”, pero la certeza de todo esto no la tengo…

  22. Por suerte aqui en EEUU no hay limitaciones en cuanto a respetar el “orden natural” de nacimiento y es posible adoptar fuera de orden. De mis tres adopciones, siempre buscamos niños/as mas grandes, pero la primera que nos asignaron llego a casa con solo 10 meses, toda una sorpresa para nosotros pero que ni se nos ocurrio rechazarla. Mi hijo ya mas mayor con casi 4 años lo adoptamos al mismo tiempo y la ultima niña hace solo 3 meses atras con 6 y la verdad no he sentido ninguna diferencia en cuanto a adaptacion si uno tiene en cuenta la edad de cada niño. Es diferente, pero uno espera que sea diferente, pero sinceramente mi ultima adopcion ha resultado muchisimo mejor de lo que esperaba.
    Estabamos listos para incorporar la historia con la que me hija llego a casa, sus padres, sus hermanos que estan ausentes pero presentes en la memoria diaria y aunque a veces me ha dicho que “yo no soy su madre” o que “se quiere regresar a Etiopia”, se ha adaptado muy bien ya que podemos hablar a otro nivel, hacerle entender algunas cosas que le ayudan a superar la perdida de su familia. Un niño mayor tiene esas ventajas, se puede hablar con el, discutir, razonar y llegar a una especie de nuevo “equilibrio” en su vida y en la familia nueva.
    Todos mis hijos adoptados tienen una falta de balance en algun u otro aspecto, no importa la edad con la que llegaron a casa, pero es algo que se aprende a aceptar y mejorar.

    • Yo siempre he pensado que la gran ventaja de los niños mayores es el lenguaje. Que pueden hablar, que se les puede hablar.

      Respecto a la falta de balance… yo estoy llegando a la conclusión de que todos, o casi todos, lo tienen en algún aspecto…

  23. LOS QUE REALMENTE NECESITAN UNA FAMILIA SON LOS NIÑOS MAYORES, NO LOS MALDITOS BEBES. LA GENTE DEBERIA ADOPTAR PARA HACER FELÍZ A UN NIÑO, Y NO PARA COMPLACERTE A TÍ SOLAMENTE…QUE LOS BEBES NO SUFRIERON TANTO..SON LOS MAYORES LOS QUE SUEÑAN CADA DÍA CON EL MOMENTO MÁGICO EN QUE ENTRE POR LA PUERTA UNOS PADRES QUE LOS QUIERAN SIN IMPORTARLES LA EDAD QUE TENGA…

    • Todos los niños necesitan familia, tengan la edad que tengan. Muchos niños mayores no crecerían en los orfanatos si les hubieran adoptado de bebés… de hecho, habría sido mejor para ellos poder haber convivido en familia desde bebés.

      La gente adopta para formar una familia, aunque entiendo que todos pensamos que esto mejorará la vida de los niños que lleguen a nuestras casas – y la nuestra.

      Por cierto, usar mayúsculas en el mundo cibernético equivale a gritar. Agradeceré que, si decides volver a intervenir en este blog / foro, lo hagas usando el tono adecuado. Y el adjetivo “malditos” aplicado a “bebés”, sobra absolutamente.

  24. Uff! que interesante, la entrada y los comentarios aun más!!
    Yo tengo las dos “modalidades de niño mayor” mi hija mayor I. es de Etiopía, cunado la adopté tenía 5 años (supuestos), que luego fueron 6… solo había estado unos meses en el orfanato y no entendía por qué no estaba con su madre y su padre, por qué había cambiado de familia, la adaptación fue brutal hasta tal punto que no se quien lloraba más si la niña o yo. Hasta que consegui reconciliar loq ue yo pensaba que iba a pasr con lo que había pasado realmente y fue capaz de darle a mi hija lo que necesitaba sin estar todo el rato “compadeciendome”. Ahora la miro, con sus 9 añazos y es tan dulce, tan buena… que no se ni como se me pudieron pasar por la cabeza ciertas cosas.

    Estaba tan feliz con mi niña mayor que cuando decidí adoptar por segunda vez tenía claro que sería un niño/a mayor. Todo lo mayor que me dejaron en el CI, y así llegó a casa hace unos meses S. de China, con 7 años y medio y necesidades especiales, que había estado institucionalizada desde el día que nació… S. estuvo adoptada una semana por una familia americana cunado tenía 5 años, esta familia decidió que no podían hacer frente a sus necesidades y la devolvió al orfanato. Estas experiencias nunca se olvidan, os lo aseguro. Cuando me asignaron a mi hija pequeña pensé que su neceisdad especial era asumible por mi, cuando llegamos a China me encontré con una niña con multiples discapacidades, desde el primer día tuve claro que S. era un reto muy grande lloré muchisimo, cada noche mientras mis hijas dormían, me negué a escuchar a los representantes de mi ECAI que me intentaban convencer para que renunciara a la niña ( el expediente no reflejaba sus discapacidades, eso fue lo que le paso a la otra familia), pero decidí que esa era mi hija con todas sus necesidades con toda su mochila emocional, que es mucha. Ya en España los médicos nos dieron esperanzas muy negativas y un futuro muy negro, pero luchando mi pequeña ha roto todos los esquemas, ha mejorado tanto en solo 3 meses que los medicos no se lo explican (yo les digo que es el poder del amor incondicional)
    La vida me está recompensando con una hija maravillosa que empieza a entender lo que es tener una familia, que empieza a creer que no la van a volver a abandonar. Con dos hijas que se adoran (la vinculación entre ellas fue genial desde el minuto 0). Y mi hija mayor, me emociona ver como ha asumido que su hermana es especial, como la ayuda, como la quiere….

    Nunca he tenido un bebé en mis brazos, pero la vida me ha regalado dos hijas que me aportan mucho más de lo que podía soñar… muchas personas me dicen la “obra de caridad que he hecho” ” o lo que han ganado mis hijas”… si pudiera hacerles comprender que ellas no han ganado ni la mitad de lo que he ganado yo.

    Seguimos adelante con unas mochilas muy llenas, con retos nuevos cada día, con una economía de guerra, con un futuro incierto….. pero con mucho amor y respeto. Por que al fin y al cabo ¿no es eso una familia? aceptarse y quererse con todo.

    Siento el rollazo… pero ojalá todos esos padres adoptivos que esperan años y años por bebes menores de dos años pudieran ver realmente más allá de una edad o una necesidad especial y se plantearan al menos la posibilidad de ofrecerse como padres para esos niños y niñas reales que hay en los orfanatos y que esperan y desesperan.

    • ¡Felicidades madre coraje! Yo siempre respondo, a los comentarios de la gente, que en nuestra familia la valiente es mi hija; en la vuestra lo sois todas. Me alegra que vuestra valentía se vea recompensada. Gracias por compartir vuestra historia. ¡¡¡¡Los mejores deseos!!!!!!

    • Gracias por compartirlo, Reyes. ¿Me lo dejas publicar en forma de entrada? Me parece una experiencia – y unas reflexiones al respecto – impagables…

      • Me da un poco de vergüenza. Pero si crees que la reflexión puede aportar algo o darle opción a un solo niño ” no tan ideal” de tener la familia que todos los niños merecen. Adelante!

      • Muchas gracias.
        No te dé vergüenza, es un testimonio muy emocionante.

  25. pues claro… normal, como vas a adoptar a un niño de doce años habiendo bebés tan monos esperando amor??

    • Si has leído algo de este blog, sabrás que somos (y soy) partidarios de la adopción de niños mayores; sin embargo, muchos niños mayores llegan a serlo en orfanatos porque no les adoptaron cuando eran bebés; también los pequeños necesitan una familia.

  26. Estoy iniciando hasta ahora un proceso de adopción y por mi edad , de ser elegida y considerada capaz de adoptar me asignarian un niño/a de 5 años en adelante. Mi preocupación no es tanto por el niño sino por mi capacidad de brindarle lo que necesita. No tengo hijos biológicos, ni adoptados y el temor si es muy grande. A veces hasta he pensado en niños mas grandecitos pero ya ni se. Soy una mujer que vive sola y me preocupa no darle la atención que requiere. Da como ansiedad y ya les contare lo que suceda. Felicidades a todos aquellos que ya tienen a su hijos. Muchos exitos.

    • Yo tengo hijos de 9 y casi 6 años… y no me parecen mayores en absoluto. Los niños son muy pequeños durante mucho tiempo, aún cuando no sean bebés… aunque creo que sí hay que estar preparados para asumir ese perfil de edad, para aceptar lo que nos hemos perdido y vincularnos con niños que, a diferencia de los bebés, no están “diseñados” para que nos vinculemos a ellos.

      Te recomiendo un foro de Adopción de Niños Mayores donde puedes compartir tus dudas y miedos: http://es.groups.yahoo.com/group/adopcionmayores/

  27. 1. “rango de edad de cero a cinco años”. Si querias un niño mayor deberias haber especificado una franja de edad diferente y que excluyera especificamente los “cero años”. Hay cierta inconsistencia en lo que dices.

    2. Tengo dos hijos que adopte en Rusia. El primero con diez meses y el segundo con 4 años (porque asi lo quisimos….). Te puedo asegurar que el segundo “era mayor” y el plus de paternidad/maternidad es tan grande que es necesario que la gente lo sepa. Muy importante…

  28. A Alsila: De cero a cinco años es lo que Malí permite adoptar. Yo quería un niño/a que necesitara una familia, fuera o no mayor, por lo que me acogí al rango completo que el país permitía, porque me resultaba indiferente un niño/a más o menos “mayor”. Y no estamos negando que el plus de pater/maternidad no sea importante, sino argumentando sobre la necesidad de reflexionar sobre la adopción de niños mayores…creo que se entiende.

  29. Les comparto Qué me hice cargo de 5 niñas abandonadas por su familia. Mis niñas tenían 17,y 15 años Qué hoy ya tienen 34 y 32 casadas y con hijos si tienen su daño emocional pero son muy amorosas y respetuosas. Y al igual recogí mis otras tres hijas en ese momento de 6, 8, 10 años y me an hecho sentir realizada como madre son felices y como llegaron más pequeñas y con mucho amor e trabajado el aspecto emocional hoy ya son niñas de estudios superiores y son muy educadas y respetuosas y si les digo Qué error tan grande pensar qué traen pro lemas y salen malos los niños grandes eso es ignorancia y no tomar en consideración Qué lo básico es el amor y el respeto llenarlos de bases y elevar su autoestima. Mi máxima experiencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: