familia monoparental y adopción

Adopción y trauma

Me pasa R. el enlace a este blog, escrito por una adoptada adulta de origen coreano, cuyas entradas no tienen desperdicio. En esta, llamada ¿La adopción causa trauma por si misma?, responde a esta pregunta, hecha por una madre adoptiva en ciernes, que se pregunta si en el caso de que el niño no fuera adoptado y permaneciera en acogida u orfanato, se evita algún trauma que habría ocurrido si hubiera sido adoptado (y específica que no habría problemas de transracialidad / transculturalidad ni de corrupción en esa hipotética adopción)

 La autora del blog explica:

Las pérdidas y el trauma del abandono y la subsiguiente adopción no se deberían ver o tratar como entidades separadas, porque para muchos adoptados, las pérdidas y el trauma del abandono y la subsiguiente adopción están interconectadas: son inseparables uno de la otra.

Aunque mi madre biológica me abandonó, parte de los motivos por los que decidió hacerlo fue porque la adopción era una opción viable y asequible, en vez de serlo que se ocupara de mí su familia extensa o que el Gobierno le pudiera ofrecer ayuda de los servicios sociales.

Pienso que muchos padres adoptivos hacen esta separación en sus cerebros: que la decisión inicial que hace una madre de abandonar a su hijo no tiene conexión con la subsiguiente adopción. Muchos padres adoptivos tienden a compartimentar esto y gestionarlo como si fuera hechos separados.

Pero tenéis que recordar, que aunque VOSOTROS veáis estas situaciones como separadas la una de la otra, para muchos adoptados son experiencias inherentemente ligadas.

La sola existencia de la adopción tiene una influencia práctica y literal en la decisión de una mujer de abandonar a su hijo. Por tanto, para muchos adoptados, la adopción es parte de lo que causa el trauma y la pérdida.

Sé que para muchos padres adoptivos esta idea no es sólo ofensiva sino también una idea inexacta e injusta. Muchos padres adoptivos se indignan, irritan, molesta, etc. cuando se hace esta conexión. No digo que tengáis que estar de acuerdo con ella, sólo digo que para muchos adoptados es VERDAD.

Hay siempre esta idea persistente en el fondo de nuestros cerebros… ¿Qué habría pasado si la adopción por desconocidos no hubiera sido una opción viable? ¿Habría hecho mi madre original las mismas elecciones si la adopción no hubiera estado tan a mano, tan fácil? ¿Qué papel jugaron los trabajadores sociales en su decisión? ¿Se la coaccionó, presionó, se la hizo sentir que la adopción era una solución mejor que intentar ocuparse de mí? ¿Se la hizo sentir incompetente, indigna e incapaz para que la adopción le pareciera lo mejor para su bebé?

Creo que los padres deben estar dispuestos a reconocer que así nos sentimos, que es cómo mucho adoptados conceptualizan sus adopciones. Que estéis o no de acuerdo no es el punto – así lo experimentamos muchos adoptados.

Mi propia Omma, después de tener más de 35 años para lidiar y atormentarse por las consecuencias de su decisión, me ha reconocido que habría tomado una decisión distinta si le hubieran dado la oportunidad (me doy cuenta de que es mi experiencia y la de mi Omma, y que no todas las situaciones o primeras madres responden a este patrón, pero a pesar de ello, la respuesta de mi Omma es igual de válida).

El texto tiene bastantes párrafos más, pero las ideas básicas son las contenidas en esta primera parte. Insiste en que muchos adoptados se sentirán así, que es tan válido como sentir que la adopción salvó sus vidas, y que considerar errónea esta experiencia, condenarla, etiquetarla como enfadada, rabiosa y desagradecida no es útil ni justo. También incide en la opacidad de los procesos de adopción en muchos países, particularizándolo en su país natal, Corea.

Yo no he podido evitar ver muchos paralelismos con la adopción en un país que conozco bien, la Etiopía natal de mi hijo mayor. Me pregunto si algún día se hará estas preguntas… y si llegará a las mismas conclusiones. Y quiero estar preparada para ello.

P.D. Por cierto, no he podido dejar de hacer la conexión entre lo que se cuenta en este blog y un artículo de prensa que E. me pasó el otro día. Al margen de la valoración que podamos hacer de lo que se cuenta en él (¿de dónde saca que “no es habitual, más bien todo lo contrario, que una madre adoptiva quiera conocer a la madre que parió a sus hijas” o que la madre biológica “era de las pocas madres que, en lugar de desentenderse, se había preocupado por ver a sus dos pequeñas”?), o incluso del nulo respeto por la intimidad tanto de las menores implicadas como de su madre biológica, me llama poderosa y desagradablemente la atención que ni el periodista ni la protagonista de esta historia parezcan cuestionarse por la ética de ejercer de madre de dos criaturas que fueron obviamente robadas a su primera madre.

Anuncios

Comentarios en: "Adopción y trauma" (29)

  1. Yo también quiero estar preparada para todo aquello que me pueda reprochar mi hija y también respeto profundamente la visión de esta chica, pero me parece tremendamente injusta. Desde que conocí a fondo este mundo de la adopción me he dado cuenta de que hay muchas sombras (más que luces) pero mi carácter o mi forma de pensar me impide buscar responsabilidades ilimitadas a todo lo que pasa. Responsabilizar a los padres adoptivos de todos los traumas que pueda conllevar el abandono es como responsabilizar al que trenzó una cuerda del suicidio del ahorcado que utilizó esa cuerda.

    Creo que es cierto que hoy en día la adopción internacional se basa en buscar niños del tercer mundo para padres del primero, que probablemente la madre de mi hija no tendría que renunciar a ella si con todo el dinero que nos gastamos en tramitar la adopción la hubiesen ayudado a tener una vida digna para luchar por sus hijos (esa idea me consume), Creo que el sistema está viciado y que necesita una depuración, pero sigo creyendo en la adopción como forma de crear familias, de dar oportunidades y de hacer felices a la gente. Creo que el problema es el cómo aunque no sé la forma de solucionarlo. Pero hacerme responsable a mí de todos los traumas que mi hija pueda tener por su abandono, porque si yo no hubiese iniciado mi proceso a ella no la hubiesen abandonado… Pues no sé, entonces todo lo que nos ocurra en la vida tiene siempre varios culpables…

    En cuanto a la noticia de la madre “coraje” que busca a la madre de sus hijas, en cuanto la leí en facebook me sorprendió que tachasen de heroica a una madre adoptiva simplemente por buscar a la madre biológica (en qué mundo vivimos que eso nos parece una historia increíble) y me sorprendió que el supuesto robo de las mellizas que en España nos parecería un horror, como sucedió en Etiopía no supone nada para el periodista, lo comenta de pasada sin emitir ningún juicio de valor, parece que cómo fue en Etiopía, no cuenta.

    • Yo también creo en la adopción como sistema, no tanto para formar familias (que también) sino sobretodo, como sistema de protección del menor, que es el que necesita una familia (nosotros deseamos hijos; ellos necesitan padres). Pero esto no me impide ver que en muchos casos, la adopción no funciona como un sistema de protección del menor, sino como una cadena de suministro a adultos que tienen el deseo… y el dinero.

      • Pero algunos de nuestros hijos no provienen de abandonos sino de retiradas de custodia por diversos motivos. Si no existiera la adopción, k hubiese sido de ellos?

      • Bueno, supongo que ella piensa en su caso particular, y en los que son como el suyo, ¿no?

  2. Siempre es importante conocer la visión de un adulto adoptado para mi. Especialmente cuando nos hablan de lo que les hubiera ayudado de pequeños o les ayuda ya de mayores… Sin embargo a nivel vital, estoy con B.

    Pienso que los Y SI…. son inútiles y lo te permiten avanzar. Y si hubiera hecho esto, y si hubiera elegido lo otro… Y SI… todos tenemos unos cuantos Y SI en nuestra vida y quedarse enredados en ellos no te lleva a ningún lado. Las cosas pudieron ser de mil maneras, pero son como son, y puedo trabajar, superar lo que sea, desde el aquí, desde lo que hay… cuando leo historias parecidas (no solo en adoptados adultos) solo veo alguien que gira y gira sobre su pena… Una cosa es saber, la necesidad de saber y otra acompañar este necesidad y derecho en un Y SI…

    • Estoy de acuerdo en que las cosas son como son y hay que partir de donde estamos, con lo que tenemos, y a partir de es momento, como dijo alguien unos días atrás en este mismo blog… Pero sin perder de vista que una de las variables de la ecuación es nuestra responsabilidad (no culpa) en cómo han ido las cosas. La responsabilidad personal, si la hay, y la colectiva. QUe no podemos hablar de AI sin hablar de desigualdades, de las relaciones entre países ricos y pobres, de dinero…

      • Es evidente que cada uno debe de asumir su responsabilidad personal y social. Y se habla poco o nada de lo que supone para los niños (sobre todo si son más mayores) la adopción en cuanto a un segundo abandono, una nueva ruptura en su vida… sobre las consecuencias de estar durante meses en tierra de nadie… olvidando su idioma, adquiriendo el nuevo, dejnado atrás su universo… con la presión de los padres adoptivos por regularizar su vida diaria, como la “burrada” de escolarizarlos tal cual llegan…
        Puedo entender, pero no aceptar esa tendencia de algunos adultos adoptados por culpabilizar a la adopción de sus “males”… y es curioso que cuando hablan de sus propios padres adoptivos hablen con amor, bien… sin embargo y aún así hablan fatal de la adopción y de los inconscientes e irresponsables padres adoptivos.

      • Pues yo creo que no nos queda otra que aceptarlo… aunque no lo compartamos.

  3. Yo me planteo esto cuando hablan los contrarios al aborto y ponen la adopción como solución al no tener que adoptar… ¿cuantas madres habrán renunciado a abortar por qué sabían que había la opción de la adopción, sin pararse a pensar en los traumas que causará este abandono tanto en el bebé como en ella misma?… no es tan descabellado pensar en lo mismo en el tercer mundo y la adopción…. ¿cuantas madres se hubiesen quedado con sus hijos/as si no hubiese habido adopción? ¿cuantas madres hubiesen abandonado igualmente a sus hijos si la adopción no hubiese existido en sus países?… yo me pregunto que pasa en los países en los que no hay adopción internacional… si se llenan los orfanatos al mismo ritmo que algunos países entregan niños en adopción, deben de estar desbordadísimos, no?
    Sobre la otra noticia, cuando la leí (creo que en fb) me escandalizé de ver que nadie se escandalizaba al leer que las niñas habían sido robadas, me escandalizé de ver que la madre expone la historia de sus hijas a todo dios y encima me escandalizó ver que no sólo no se plantea esto sino que encima va de madre “guay” por buscar su primera madre… ¿que haría yo en esta situación? ni idea…. buscar su primera madre, seguro que sí, pero hacerlo en plan heroína… pues no, esto seguro que no. En medio… mogollón de sentimientos y decisiones muy dificiles, supongo…

    • Hay estudios bastante serios que relacionan la “demanda” de niños con la oferta en Adopción Internacional en algunos países; es decir, no hay AI porque haya niños en los orfanatos, sino que hay niños en los orfanatos porque hay AI. No digo que esto sea cierto en todos los casos, ni en todos los países… pero creo que es un dato a tener en cuenta. Que muchos de nuestros hijos necesitaban una familia; pero que otros la tenían y nunca habrían entrado en la rueda de la adopción si no hubiera habido esta demanda de la que formamos parte.

      Hablando de Etiopía, el país de mi hijo mayor, muchos de los niños ni siquiera vienen de orfanatos, más que de manera virtual: pasan de su primera familia a la casa cuna de la ecai sin solución de continuidad.

      Por otra parte, hay unos niños que todavía me preocupan más que los que puedan haber sido separados de familias que se ocupaban de ello para engrosar la nómina de la AI; son los que fueron separados de sus primeras (únicas) familias… y no pasaron el control de calidad. Los que no pasaron las pruebas de VIH o hepatitis B… ¿Qué ha sido de ellos? ¿Dónde han ido a parar? ¿Los han devuelto a sus familias?

      Para mí no es una cuestión de culpas; pero sí, de responsabilidades. Yo no puedo, ni quiero, evitar pensar si o cómo mi deseo de ser madre ha contribuído a sacar a niños (no necesariamente mis hijos) de sus familias. Soy parte de esto, y no quiero, ni puedo, mirar hacia otro lado.

      • Lo veo de manera idéntica a cómo tú lo describes. Lo único que se me ocurre al respecto es cuando conozco personas que quieren adoptar, les cuento mi otro punto de vista que seguramente es incómodo y no les gustará, pero si se embarcan en la adopción que se atrevan a exigir y cuestionar los vacios y carencias que padece el sistema.

  4. Creo que la reflexión de esta adulta adoptada es muy parecida a la que nos hemos hecho muchas veces los padres adoptivos: en la adopción se gana y se pierde y ambas cosas están unidas y son inseparables. Lo que ocurre es que, al menos yo, veo una flecha temporal: primero la pérdida (el abandono) y luego la adopción (ganando una nueva familia y más estabilidad, por norma general). Ella la invierte o dice que la flecha va en las dos direcciones. Creo que en algunos casos tiene razón, sobre todo en paises en los que la adopción está en manos privadas y es un negocio. Y para muestra, el artículo sobre las mellizas. Estaba comiendo mientras leía y me han entrado, literalmente, ganas de vomitar. ¿Se puede ser más cruel, insensible y clasista que el autor del artículo? Y lo que es peor, ¿se puede ser más cruel, insensible y clasista que la madre española de esas dos niñas? Yo he buscado a la familia biológica de mi hija en gran medida porque temía que hubiese pasado algo similar a lo que aquí se cuenta, una adopción no consentida, es decir, un robo. Esa idea no me dejaba dormir. No sé que hubiéramos hecho de haber sido así, que no lo ha sido, pero creo que hubiera estado en las antípodas de ser protagonista de un artículo laudatorio.

  5. Seguramente el hecho de que la adopción exista se convierte en un efecto llamada para muchas madres que abandonan a sus hijos, eso no lo dudo. Hay muchos países en los que, ante la demanda internacional, ha habido un incremento de abandonos.

    Sobre la madre adoptiva que busca a la biológica chirría todo: la exposición pública de la historia de sus hijas, además a cara descubierta en prensa, y la de su madre biológica, de la que se cuentan detalles de su vida realmente íntimos(supongo que la mujer no habrá autorizado tal cosa). La prepotencia de la madre adoptiva que, aún a sabiendas de que sus hijas fueron entregadas en adopción SIN consentimiento de su madre , deja muy clarito que “la madre es ELLA” y a la otra madre, si quiere, le enviará unas cuantas fotitos de vez en cuando…Demencial.

  6. Y los niños verdaderamente huérfanos entonces estarán exentos de todo trauma?

    La mama coraje todavía no se ha preguntado quien acudió al juicio para firmar la renuncia ante el juez? Después de haber conocido toda la verdadera historia habrá interpuesto denuncia alguna?

    • Bueno, yo no entiendo esto de lo que dice. Ella dice (hay una entrada anterior sobre el tema, la puedes encontrar en su blog) que las pérdidas previas a la adopción crean trauma (léase muerte de los padres, abandono, malos tratos, etc), pero que también la adopción en si crea trauma cuando la adopción es la causa del abandono (y no al revés).

  7. no sé yo si la relación es tan directa…si no hay AI ni padres esperando adoptar no hay niños adoptables? porque la pobreza y la falta de recursos de estos países y madres biológicas es la razón?
    Por lo mismo:
    los niños huérfanos son huérfanos mayorítariamente también por pobres, perdieron a sus padres por malaria, por tubérculosis, SIDA….enfermedades aquí tratadas.

    No hay familia extensa que los adopte o acoja porque también son pobres.

    Muchas madres biológicas no han planificado su vida ni mucho menos su familia. Yo he podido decidir cuando no he querido tener hijos….y con estos no quiero decir que cuantos más hijos tienes menos se les quiere, para nada…solo que ni eso han podido decidir…

    Es más ético p.e que una madre se sienta obligada a tener que entregar a su bebe a un orfanato porque es madre soltera que el que la madre decida darlo en adopción porque sabe que existe esa opción?

    Yo conozco la historia de mi hijo pero soy incapaz de juzgar a la madre biológica…intento comprender porqué decidió darlo en adopción, nos dio “sus razones” e intento ponerme en su lugar pero por más que lo intente, al no vivir sus circunstancias y la vida que a ella le ha tocado vivir me parece imposible. Lo mismo que por mucho que quiera tampoco podré ponerme en el pellejo de nuestro hijo…Ella sabía que no lo volvería a ver…y en caso de nuestro hijo sí que estuvo un año hasta que fuimos a buscarlo.

    La historia de la madre de la que habláis, a mi también me pareció una historia horrible. Yo no creo que pudiese soportar descubrir mentiras en el expediente de adopción y en su día se lo hice saber a la ECAI y a la administración de nuestra provincia(y que los consideraba responsables del proceso), que era la que “aceptaba” nuestra asignación.

    • Bueno, es una relación estadística. ES decir, en muchos de los casos, hay relación entre la existencia de la adopción y la decisión de las madres. Pero no en todos, claro. Si el caso de nuestros hijos es de los que no tiene relación, ¿esto nos exime de responsabilidad? Yo sé que aunque mi hijo no haya sido robado ni se haya presionado o convencido a su madre para entregarlo… el hecho de que yo presentara una solicitud de adopción para un país como Etiopía y un grupo de edad 0-3, contribuyó a que niños que podrían haber estado en sus casas salieran de ella. Y es algo a lo que no puedo, no quiero, no debo cerrar los ojos.

      Para mí el juicio no es sobre la madre biológica: es sobre las madres y padres adoptivos… y sobretodo, sobre los intermediarios que convierten lo que debería ser un proceso de protección de los menores en un negocio donde los niños no pasan de ser mercancía.

      • pero no hay ni habrá estudios-estadísticas por los que sepamos qué hubiese sido de la vida de estos niños, no? si los paises de origen tuviesen unos servicios sociales con más cobertura, habrían buscado otra alternativa? son suposiciones….

        Sabemos la situación de la infancia en los paises en los que cerrando la AI, disminuyeron o casi desaparecieron los abandonos?

        En España, hay unos 35000 menores tutelados, de unos 40 millones de habitantes. ¿tendría que haber en Etiopía 70000 menores tutelados(calculando que tiene el doble de población)?

        Pufff…..esto es para empezar a darle vueltas y volverse loco…

      • A mí me parece bastante claro que en muchos casos, simplemente habrían seguido en su familia. Tanto los que llegaron a la adopción como los que, al no pasar el “control de calidad” (VIH, hepatitis, etc) no fueron adoptados… ni volvieron con sus familias.

        Desconozco el dato de qué sucedió cuando se cerró la adopción; el artículo que leí lo que decía era que el número de niños en orfanatos se incrementaba al mismo ritmo que la demanda de adopción (pero no qué pasaba más tarde).

        Creo que la realidad de Etiopía y de España no se puede comparar… la cantidad de niños en familia extensa, o directamente solos, por ejemplo… En cualquier caso, los niños “tutelados” en España y los que lo están, o podrían estarlo, en Etiopía, no responden al perfil de niño que se demanda en adopción…

        Y sí, es para darle muchas, muchas vueltas (e intentar no morir en el intento).

  8. Yo creo que no es lo que yo piense u opine, sino lo que el adoptado SIENTE, no se si me explico, yo puedo pensar objetivamente que el trauma o el sentimiento de pérdida está fundamentado en el abandono y no en la adopción pero si mi hijo SIENTE que ambas cosas le producen esa SENSACIÓN, pues tengo que validarla y respetarla, por supuesto podemos hablar y reflexionar sobre las cosas que uno siente y que no te dejan avanzar, que hay que intentar relativizarlas, que la vida sigue y esas fueron las cartas que le tocaron, que le hubiera gustado que le tocasen otras, etc… Yo agradezco mucho la sinceridad de los adoptados adultos cuando nos abren su corazón y cuentan lo que sienten, porque así si nuestros hijos sienten algo parecido estamos preparados para responder a sus necesidades y nos coge con conocimiento de causa.

  9. Desde el primer momento en que adopté a mi hija, fui consciente que ella llegaba a mí por una consecuencia negativa en su corta vida, por muy positiva que viviera yo su llegada siempre he pensado que muchas veces la desgracia de uno, otro la vive cómo fortuna y es muy lógico que en algún momento nuestros hijos adoptivos la tengan presente. Son victimas de situaciones que no deberian existir y tienen derecho a sentir y expresar su rabia o malestar.

  10. Creo que ella también escribe claramente sobre la realidad de Corea. Incluso hoy en día hay muchas mujeres que dan en adopción a sus hijos recién nacidos, dentro de una familia completamente normal, porque no podrían pagar su carísima educación; quiero decir mujeres felizmente casadas con hijos y economía para mantenerlos pero no para afrontar los estudios. Y hasta hace poco tiempo se entregaban las niñas también, ahora está prohibido en teoría que te digan el sexo del niño, la realidad es que sí te lo dicen.

    • Hay que escuchar a a los adoptados,respetar sus sentimientos y también hacerles entender que sus madres biológicas podrían habérselos quedado…o no…que en el momento tomaron esa decisión y ahora tal vez se arrepientan…o no…hay muchas circunstancias que empujan a dar a un hijo en adopción,en España existen los recursos sociales para quedárselo,no hay presiones y sin embargo hay renuncias de recién nacidos y de niños más mayores….quién es culpable?la madre BIO,la adoptiva,el sistema….yo desde luego no me siento culpable en absoluto de criar un hijo muy deseado de una mujer que renunció a él para seguir con su…llamémosle estilo de vida poco saludable.

  11. La cadena empieza en el nacimiento de una persona,eso no hay que olvidarlo nunca,hay que tratarlo con nuestros hijos e hijas y esa tarea es de los padres” podemos añadir adoptivos”,pero eso para mi es un adjetivo nada más.

  12. uff Yolanda, es muy fuerte eso que escribes. Las circunstancias de cada persona no las sabemos, y además normalmente los hijos tienen padre y madre, no puedo saber el estilo de vida que tenía la madre (ni el padre) de mi hija, Y eso de los recursos sociales.. pues no depende, tendrás la suerte de no ver casos, pero yo sí conozco a gente que vive de cáritas y la mayor parte de esas familias acaban desestructuradas. ¿Qué es lo mejor para los niños? NI idea, pero yo no diría a mi hija que su madre tenía un estilo de vida poco saludable en ningún caso.

    • Pienso que no somos nadie para juzgar, pero ser sinceras a lo mejor diciendo que no estaba preparada para cuidarte, no sabía, nadie la enseño, no estaba bien y cuando sea más mayorcita y vaya preguntando ,siempre me asesoría antes en libros o personas especializadas en el tema los adoptados adultos también pueden resultarnos de gran ayuda aunque cada persona reaccionamos de manera diferente frente a situaciones idénticas. pero si mi hija hubiera sufrido abusos sexuales, maltratos, o que su madre hubiera sido prostituta, alcoholica, drogadicta etc esa información si mi hija la quisiera conocer tendría derecho a conocerla por mucho que duela. Estas personas es importante que por mucho odio o rabia que les tengamos, las veamos cómo enfermas, inadaptadas no sé… nuestros hijos son los que tienen derecho a ubicarlas, pero de manera libre no influenciados por nosotros (aunque seguro lo estaran) pero que sea un tema suyo. Conozco un caso en que una hija abusada sexualmente por su padre ha sido capaz , después de décadas de terapia de solo necesitar que el reconozca que fué un monstruo haciendo lo que hizo y que esta enfermo, no esta bien. Saber perdonar o aceptar una barbaridad de ese nivel no es fácil, pero si esta victima lo vive así y para seguir viviendo le va mejor ese enfoque. ¿Quien soy para juzgarla y dicerle que esta loca que debería estar llena de odio hacía su padre toda su vida? Ya tiene bastante con lo sucedido cómo que para que encima le esten metiendo el dedo en el ojo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: