familia monoparental y adopción

Nostalgias de un semejante

Últimamente, estoy nostálgica. No sé si es el cumpleaños, la crisis de los 40 y tantos, o algún otro factor que no consigo identificar… pero tengo la sensación de estar echando la vista atrás a cada rato.

Hace pocos días terminé de leerme “Eres el mejor, Cienfuegos”, de Kiko Amat. Un libro sobre la crisis de los 40… sobre lo que soñábamos ser y lo que somos, casi siempre tan distinto.

Pero no es el contenido lo que me ha revuelto… es la memoria. Conozco al autor desde hace 25 años (nunca hemos sido exactamente amigos, pero las circunstancias nos han llevado a ir coincidiendo por las barras de los bares… y por los parques)… y siempre tengo la sensación de que habla de mí, de nosotros, de mi generación y mi gente, de lo que fuimos… y de lo que no hemos llegado a ser. De nosotros, los de entonces, que ya no somos los mismos, como decía Neruda.

No me acabo de creer que tenga esta edad. ¿Quién me ha robado 20 años?

Lo que echo de menos de la adolescencia no es cómo era; era una mierda la mayor parte de los días. Es la sensación, la certeza, de que un día, más adelante, las cosas cambiarían y todo sería maravilloso.

La esperanza, vaya.

¿Quién dijo que la nostalgia era siempre nostalgia de futuro?

Echo de menos la pasión,… y la sensación de que todo está posible, que todo está por hacer.

Así estoy yo: en el mismo lugar que 10 años atrás, haciendo lo mismo, pero sin la pasión de entonces. Con el piloto automático. Con la sensación de que el tiempo, la vida, se me escurre de las manos; que debería estar en otro lugar, haciendo otras cosas,… buscando mi lugar en el mundo.

En estos días, me asalta la sensación de que en muchos momentos, en muchas cosas, huí hacia adelante… y tengo pendientes muchos cierres. Estoy necesitando pararme y mirar atrás.

Es como si hubiera dejado una parte de mí en el pasado… no quiero volver atrás: quiero recuperarla.

Es como si necesitara atar cabos precisamente para volver a mirar al futuro libre de lastres.

Anuncios

Comentarios en: "Nostalgias de un semejante" (46)

  1. Yo tampoco me creo que tengo los años que tengo…no puede ser….pero va a ser que sí, que los tenemos, así que, párate, mira atrás, recuperate y ADELANTE!
    Piensa que todo sigue siendo posible, que todo está por hacer…..
    Y como dice Mafalda…no dejes que el mundo te cambie 🙂

  2. Como comparto esa sensación… esa nostalgia de esos momentos en que pensabas que todo era posible… Supongo que a veces es inevitable…

    Creo que la crisis de los 40 (y poquitos en mi caso) es positiva. Te obliga a analizar, mirar atrás, revisar los sueños, y reconstruirlos…

    De hecho, en eso estoy ahora.. reconstruyendo sueños pasados… que quizás no serán nunca como los soñé, pero me acercarán a aquello que con ello perseguía

    Maria

    • Supongo que es cuando realmente tomas consciencia de que lo que queda por delante es menos de lo que quedó atrás… y que hay que atarse los machos y ponerse en serio.

  3. busco.una.llum dijo:

    Quizá porque soy joven y aún tengo la esperanza bajo la piel (aunque en los tiempos que corren es difícil mantenerla) aún creo que todo es posible. Con ciertos límites, claro. Me refiero a que hasta ahora, hemos ido tomando decisiones (el hecho de tomarlas nos decanta a descartar ciertos caminos) luego, hay cosas que ya no podremos ser, ni vivir, ni saber. Y no debe ser algo por lo que tengamos que sufrir, simplemente se trata de aceptar que tenemos sólo una vida, y es mejor no tirarnos reproches y disfrutar del camino, que al fin y al cabo, hemos escogido como el mejor. Eso si, ni mucho menos es determinante 100% y siempre estamos a tiempo de retomar un atajo o camino secundario si es que la autopista principal no es la correcta. Nunca es tarde para cambiar o reparar nuestro día a día. Creo que lo importante está en actuar como pensamos y no pensar según como actuamos (y almenos a mí, a veces me cuesta saber qué es lo que pienso!! Haha..) Un saludo madre-de-marte!

  4. Yo no tuve crisis de los 40 , los viví con mucha alegría, pero ahora que se acerca la siguiente década, es como si me entrara la prisa.
    Tengo la sensación de que el tiempo pasa muy deprisa, se escurre y como bien dices madredemarte, queda menos tiempo que el que ha pasado, y eso es verdad que me angustia un poco.
    Me pasa tambien como a ti que me acuerdo cada vez con más insistencia del pasado, será que nos hacemos mayores.
    La vida nunca ó casi nunca es, como pensamos en otros tiempos que iba a ser, pero creo que aun estamos a tiempo de luchar por lo que creemos y por lo menos intentar conseguir algunas de las metas que nos habíamos o nos hemos propuesto.
    ¡Ánimo, que hay que pasar este bache!!

    • O tener metas, al menos, aunque no las alcancemos… es aquello de la utopía y el horizonte, algo que nunca alcanzas pero que te sirve para avanzar.

      • Me gustan tambien las metas abarcables y que no son muy trascendentales, por ejemplo poder viajar con mi hija a Etiopía, hasta hace poco era posible, ahora….., a ver si pasamos este trancón y no me hago vieja de verdad antes.

      • Claro, estos pequeños objetivos del día a día… son fundamentales para sentirse vivo.

  5. Me voy a comprar el libro, tiene buena pinta y creo que me apetece leer algo así, que cuenta estas sensaciones.
    Yo tengo un poco la sensación contraria, bueno no exactamente contraria, pero diferente; yo creo que no he pasado la crisis de los 40, tengo 41, pero sí tuve una fuerte crisis de los 30 que duró unos años; quizá hay fue donde me dí cuenta de que había cosas con las que había soñado o “había planificado” que no estaban saliendo así y que tenía pinta (era una fuerte intuición que se cumplió) de que no fueran a salir. Hubo momentos de gran soledad, aunque estaba muy acompañada en aquella época, mucha vida social, novios, novietes, pero no… era esa soledad que llevas contigo, dentro, tan dentro que sólo la ves tú.
    Con 36 tomé la decisión de tener un hijo, mis deseos de ser madre no podían esperar más, así que decidí hacerlo sin pareja. Hoy, 5 años después y con la inmensa fortuna de un hijo de 4, la vida me ha demostrado que se pueden cambiar las cosas, que se pueden dar la vuelta (en positivo, me refiero), y doy gracias a la vida por haberme dado la oportunidad de haberlo intentado y de haberlo conseguido.
    Ahora miro hacia atrás y me recuerdo con aquella soledad, aquella tristeza… aquellos domingos, aquellas tardes de domingo muchas veces lloronas; incluso encontré hace poco un caset que se titulaba así: tardes de domingo. No he vuelto a sentir jamás eso.
    Sí me pongo a analizar cosa por cosa: trabajo, amigos, relaciones, el tener un segundo hijo… sí quizá veo más cosas que me hubieran gustado y no han sido, sobre todo, en lo laboral, pero ahora mismo no algo importante, con excepción del deseo de volver a ser madre que me está costando un poco aceptarlo 😉
    Gracias por el post y por la referencia al libro. bsss

    • A ver si te gusta el libro… no soy capaz de tener la distancia suficiente para saber si gustará a otros. A mí me gustan sus libros (he leído los 4… y los otros tres son sobre la adolescencia, así que no te digo nada) porque me siento retratada en ellos, aunque no hable de mí, habla de gente como yo.

      Yo esa soledad de la que hablas la recuerdo de mi vida en pareja… cuando tenía 20 y tantos años y me horrorizaba pensar que las tardes de domingo del resto de mi vida fueran a ser así. Los 30 me pillaron recién separada, enamorada, con muchas ganas de comerme el mundo, reconstruyendo un vida que me gustaba, y gustándome… Y el subidón me duró hasta hace relativamente poco…

      Creo que es una etapa que tengo que vivir, que tengo que permitirme vivir, para poder seguir adelante. Y en eso estoy…

  6. A mí, en lo que más me pesa la edad es en que…quiero tener otro hijo …(síiiii)…pero…..no sé si ya seré “mayor” para tenerlo…y mientras lo pienso…pasa el tiempo…y soy mayor todavía……y pienso “si tuviera 3 años menos……” Y ya sabeis “si tienes que tomar una decisión y no lo haces, ya la has tomado”
    Me pongo como límite para decidirme el 31/12/2012….y si en esa fecha no me he decidido., va a ser que no…..
    Por lo demás….encantada con mi edad…no me agobia, no soy nostálgica, me encanta cumplir años…y Y NO TENGO CANAS!
    AUNQUE LAS ARRUGUILLAS ESAS ALREDEDOR DE LAS OJOS SÍ QUE HAN APARECIDO…PERO, SON DE REIRME!

    • Bueno, no tienes 3 años menos. Ya sabes que dicen: a partir de ahora, desde donde estoy y con lo que tengo. Si tiene que ser que sí, lo verás claro. Y si no, pues a disfrutar de lo que hay.

      A mí las canas no me preocupan mucho más allá del porculo de teñirme… las tengo desde los 16!! Las arrugas tampoco me preocupan, pero es verdad que es ahora cuando empiezo a verlas. No tanto las que están, como las que estarán…

  7. Como dice Galeano…para eso sirve la utopía, para caminar… por mucho que nos acerquemos nunca la alacanzaremos pero habremos andado en la dirección que creíamos correcta, y habremos (espero porque es fundamental) disfrutado del camino..

  8. Muchas veces leo tus entradas, y los comentarios que haceis las demás, y es como si me mirase en un espejo. Pero no un espejo cualquiera, un espejo muy sabio que pone negro sobre blanco sensaciones que tengo y que ni siquiera sé reconocer o expresar.
    Me veo reflejada en tu entrada. Me gustan los 40, no reniego de mi edad, ni quiero volver atrás, pero echo a faltar la sensación de que todo es posible, que puedo transitar el camino que quiera, incluso varios caminos, que tengo TIEMPO.
    Ahora el tiempo es escaso, tanto en el día a día, como cuando miro hacia el futuro, pues soy consciente de que pasa deprisa, que se contrae. Además, el camino está trazado y dejarlo o bien supone un enorme esfuerzo o es directamente imposible por las obligaciones contraidas.
    Pero, a pesar de la nostalgia de la potencialidad perdida, soy consciente de lo afortunada que soy. Las elecciones que he hecho me han hecho ganar, más que perder, y eso me da fuerzas para no conformarme con lo que viene, en luchar por cambiar el mundo y parecerme todo lo que pueda a la persona que me gustaría ser.

    • Precioso.
      Lo comparto “Las elecciones que he hecho me han hecho ganar más que perder”…..
      Yo también me considero afortunada y con fuerzas.

      Por cierto, por lo que parece somos todas (año arriba, año abajo) de la misma quinta….

      • ES una frase muy hermosa… pero a mí siempre me viene otra a la cabeza, de Cortázar, que leí como a los 20 y que no he olvidado (aunque cito de memoria): “En mi vida hubo cosas hermosas, y haber renunciado a ellas por otras cosas igualmente hermosas o necesarias, no me compensa en absoluto”.

        Yo es que lo quiero todo… no renunciaría a lo que tengo… pero me gustaría no haber tenido que renunciar a otras cosas a cambio.

      • Ja, ja, ya quisiera yo que acabo de cumplir 52 y me siento reflejada en las cosas que decis.

  9. Tu última frase la suscribo palabra a palabra, ahora que cuando se siente así, es que aún sigue viva la niña que llevamos dentro. Yo me sigo asomando al espejo a ese con el que nos miramos por dentro, y me sigo reconociendo, los otros los de verdad reflejan a una individua que no conozco y que se parece cada día más a mi madre, para mi disgusto.

  10. Yo llevó todo el año celebrando los 40 y de momento me siento como Obama ” Lo mejor está por venir”, la verdad es que no he tenido que hacer grandes renuncias en mi vida y los cruces de camino que tomé cuando miro atrás siempre pienso que han sido a mejor, igual es que soy una optimista compulsiva, pero por supuesto que lo que pensaba a los 20 que sería mi vida a los 40 no tiene nada que ver, pero en mi caso me alegro. Tener un trabajo poco rutinario también ayuda, estoy segura.

  11. Yo también me siento muy identificada con el “momento vital” y sus interrogantes, aunque no haya llegado..¡qué conste!

  12. Hola Madre de Marte, te ledo desde hace tiempo, pero hasta ahora me decido a comentar. Al igual que tú muy pronto tendré dos hijos, hermanos ellos, adoptivos. Pasaron casi cuatro años para que por fin llegaran a nuestra vida. Tienen 7 y 5 años y estamos en pleno proceso de acoplamiento, luego vendrá el papeleo legal para poder tenerlos en casa de manera definitiva. Te escribo desde México y quiero decirte que tu blog es muy inspirador, muchas veces he reido, otras reflexionado, pero sobre todo me sirvió de inspiración para vivir ese proceso de montaña rusa que es la espera.
    Yo ya pasé los 40 años y la verdad es que no me dio crisis, no sentí nada extraño, sólo que cambié de trabajo que me encantaba, pero llegó un momento en que ya era más carga que felicidad; así que junto con mi esposo emprendimos una pequeña empresa y ahi vamos saliendo adelante. Te felicito por ser una gran mamá, por educar a esos hijos de esa manera tan maravillosa y por hacer un blog tan bueno. Saludos y felicidades

  13. Hola!
    Yo a los 40 tuve una crisis de libro….nos habíamos comprado la casa de mis sueños, habíamos decidido tener un hijo, teniamos trabajo estable, me había casado con el hombre que siempre había soñado, vida social intensa…y sin embargo nunca estuve tan triste por dentro….los 41 estan siendo muy bonitos y sorprendentes!! Decidí separarme, estoy embarazada de mi primer hijo!!, busco mas momentos de tranquilidad en casa, a muchos de mis amigos con los que tanto salía no les he contado aun que seré madre sola porque se que me enjuiciaran…con lo que me he dado cuenta de en quien puedo confiar y en quien no, mi trabajo estable no es el de mis sueños, pero estoy tan agradecida porquegracias a el puedo elegir mi vida…y si, a veces cuando voy a espectáculos de teatro alternativo pienso que esa era la vida que yo soñé para mi, escribir, cambiar el mundo….pero he aprendido que la vida da tantos giros, tantas sorpresas, que aun podemos salirnos del guión 😉
    Gracias madre de Marte, una vez mas, por hacernos reflexionar…y no pierdas la ilusion!!

    • Hay que ser muy valiente para descubrir que la vida soñada, la vida “perfecta”, no te satisface y tomar la decisión de dejarlo todo y seguir por otra senda… Felicidades!!

  14. Muchas cartas están ya echadas, salir de la zona de confort para jugar nuevas partidas es taaaaaaan difícil. A mí me está costando Dios y ayuda… y lo de los compromisos adquiridos es una losa que hay que recolocar para seguir caminando, y a veces está tan presente que ni siquiera permite ver que existe más de una senda frente a nosotros.

    • Muy difícil… y muy enriquecedor a la vez. Lo único que nos hace crecer. Cuando pasa el tiempo (al menos es mi caso) ves estas etapas como los momentos más interesantes de tu vida, en muchos sentidos…

  15. Cada década tiene su encanto lo bueno es recorrerla todas, es un placer pasar por su blog Feliz fin de semana

    Saludos desde Abstracción texto y Reflexión

  16. Yo no sabía cómo explicar cómo me siento ante la llegada del 4… Me sorprende que un simple número pueda afectar tanto mi estado anímico… y que no lo comprendan los que están a mi alrededor… Me ha encantado y creo que buscaré el libro…

    • la verdad es que los que emos pasado ya por ello lo vemos como un simple cambio de decena en nuetra edad. Lo que me gustaria que entendieras es que muchas veces (y en mi caso es asi) la verdadera crisis de los 40 no llega forzosamente con el cambio de cifra. sino con el cambio de estado sentimental. No podia creer que a los 40 y tantos podria llegar a sentir lo que siento en estos momentos

  17. Pues esta vez no me siento nada identificada…Creo que la madurez de los 40 (me falta un año para cumplirlos) no la cambio por la energía de los 20 años. A mí esa etapa de los 20 a los 40 , con sus cosas buenas y malas, me ha servido para saber quién soy y lo que quiero y hace muy poco que he podido ir a por ello. Me da la impresión de que esos años he estado en stand by esperando a que sucediera ALGO con mi vida pero sin hacer nada para ayudar a que ese ALGO se materializara. Es ahora cuando he tomado conciencia de que soy yo quien debo actuar, perseguir mis sueños (pero también ser feliz con lo que tengo, que es mucho), no esperar que las cosas sucedan. No me preocupan las canas ni las arrugas, sólo tener salud para criar a mi hija y mucha ilusión, que no me falta, para intentar hacer nuevas cosas en lo profesional, mi punto flacoLo que sí es verdad es que a los 40 llegas a un punto en que si quieres intentar hacer ciertas cosas te planteas “ahora o nunca!!”

  18. Yo tengo 40 recién cumplidos, y aún no he echado la vista atrás para ver lo que he perdido por el camino. Se lo que he ganado y es un hijo maravilloso, pero seguro que también he perdido. Seguro que con 20 no soñé nunca con ser madre soltera, tampoco soñé con independizarme a los 30 pero así fue, y desde luego de lo primero no me arrepiento, al contrario creo que es la mejor decisión que he tomado en mi vida, de lo segundo seguro que si. Tenía que haberlo hecho mucho antes. Y ahora que lo pienso delante de la pantalla , de lo que me arrepiento es de no haberme arriesgado más, me he dejado llevar hasta llegar aquí. Veremos que nos depara el futuro y si sabré luchar más…

  19. Pues debe ser la edad y nunca mejor dicho jajaja…
    Me he sentido totalmente identificada con lo que cuentas en el post y con la mayoría de los comentarios.
    Cómo ha pasado todo este tiempo? Dónde están los últimos 20 años? Me recuerdo perfectamente fantaseando sobre como sería mi vida a los 30 y a los 40. Todo por hacer, todo era posible. Lo recuerdo como si fuera ayer mismo, y de repente… 42!!
    Y aunque puedo ver el resultado de todos los años vividos, y además tengo la fortuna de poder decir que se parece bastante a lo que había soñado (cuando menos a nivel personal),… hay una sensación extraña que me tiene angustiada: que los próximos 20 se esfumaran como los 20 anteriores!! Buff!!
    Creo que también es fruto del ritmo de vida que llevamos, porque mis hijos también tienen la sensación de que el tiempo pasa muy rápido, los veranos se les hacen cortos y el curso también.
    Si encuentras la solución pásala!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: