familia monoparental y adopción

Me deseó felices sueños

Le decía a María de Bahía, lectora de este blog, adoptada adulta, que a menudo me ayuda a abrir los ojos antes realidades y emociones que no imaginaba, sea en este blog o en el suyo, que el objetivo final de este blog es precisamente intentar entenderles, entender a mis hijos.

Buceo en blogs de adoptados adultos, en libros escritos por ellos, en entrevistas… intentando imaginar, adelantar, prever… y comprender.

A veces, por casualidad, la comprensión salta desde las líneas de un periódico. Es lo que me ha pasado con la Contra de la Vanguardia de hoy, donde entrevistan a un periodista y escritor italiano llamado Massimo Gramellini que acaba de publicar un libro, llamado “Me deseó felices sueños”, donde explica desde los ojos del niño que fue la pérdida de su madre.

La entrevista merece la pena ser leída, y seguro que el libro también; me lo apunto en la lista de pendientes. Ahí van algunos extractos:

…No ser amado es terrible, pero hay algo peor: dejar de serlo; que, como un caramelo, te prueben y te escupan (…) Desde entonces, y casi toda mi vida, he tenido miedo a amar: no tanto a ser rechazado, sino a ser aceptado y luego escupido.

…Mi madre y dos abuelas eran muy afectuosas y llenaron de calor mi vida, pero las tres murieron en el plazo de dos años. Fue como si me encerraran en una habitación oscura y fría.

…[Me crié] con mi padre, que era muy poco femenino, severo, un honesto empleado del Estado. Y una tata incapaz de dar afecto con la que me ocurrió algo fundamental: casi dos años después de la muerte de mi madre estábamos viendo en la tele a Raffaella Carrà, muy jovencita, y me acordé de mi mamá; entonces me giré hacia la tata y le pregunté: “¿Ahora serás tú mí mamá?” Si hubiera sido una mujer cariñosa me hubiera abrazado y probablemente mi vida hubiera sido distinta. Pero me miró, se puso a llorar y me dijo: “Yo no puedo quererte porque yo también soy una huérfana y nadie me ha querido”. Se levantó y se fue.

…Con el tiempo encontré mujeres que me amaron, pero yo seguí siendo infeliz hasta que comprendí que lo que te hace feliz no es que te amen sino amar.

…Sin la verdad nunca te conviertes en adulto; y esto también tiene que ver con el periodismo: si a los lectores les cuentas mentiras políticas, como todas las que se han contado en esta crisis, se convierten en súbditos; sólo pueden ser ciudadanos cuando se les dice la verdad, aunque sea dura.

Anuncios

Comentarios en: "Me deseó felices sueños" (13)

  1. Uau, si el libro es iguale de interesante que la entrevista. Promete.

  2. de piel de gallina estoy
    leo y releo lo de “lo que te hace feliz no es que te amen sino amar”

  3. a mi lo que me ha puesto la piel de gallina ha sido el título del libro “ME deseo felices sueños”…. buuuffff

  4. Qué atractivo este texto…Me apunto el libro…Y cómo me ha gustado el final “la verdad”…hay que decirla, aunque duela…Se da la circunstancia de que soy periodista…y ese párrafo…uff! me ha llenado el alma…decir la verdad a mis hijos…a los que oyen las verdades que cuento…maravilloso!!!!!

  5. Muchas gracias por nombrarme en tu blog. Yo también aprendo mucho leyéndolas, veo cuántas maneras distintasy hsy de encarar la adopción. Y también tomo conciencia de que no es tarea fácil la de ustedes. Me desdoblo al leerlas, a veces las leo como madre que soy y otras, las leo como hija.

    Parece muy interesante el libro. Y rl título. Ah, indescriptible…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: