familia monoparental y adopción

¿Londres? ¿París?

No: esta foto es de Kabul, la capital de Afganistán, a principios de los años 7o. Antes de los talibanes.

La vi ayer en Facebook y desde entonces no puedo dejar de mirarla.

Me hace pensar en libros de esa época de escritoras árabes (Asia Djebar, por ejemplo), que dan un retrato muy distinto de estos países que el que tenemos en la cabeza.

¿Qué habrá sido de estas mujeres? ¿Estarán vivas todavía y se acordarán de cuando eran veinteañeras y llevaban con desparpajo minifalda, tacones y una sonrisa descarada? ¿Se habrán conformado… o las habrán conformado? ¿Seguirán siendo amigas? ¿Se reunirán en la cocina de alguna de ellas y seguirán siendo capaces de reírse juntas, cuando se levantan el burka? ¿Habrán educado a sus hijas como mujeres rebeldes o jamás les habrán contado que hubo otra vida distinta, antes? ¿Les contarán a sus nietas que vivieron tiempos mejores… soñarán con el regreso de tiempos mejores?

¿Es tan difícil  imaginar involuciones parecidas aquí, en nuestras vidas, en nuestras casas?

Anuncios

Comentarios en: "¿Londres? ¿París?" (18)

  1. Demoledora imagen, sabiendo todo lo que ha pasado después. Esa foto es la prueba irrefutable de que la involución existe. Seguramente esas mujeres no imaginaban lo que se les venía encima. Igual que mucha gente hoy en día no es consciente de que los derechos conquistados pueden esfumarse de un plumazo y más en tiempos de “crisis” y con gobernantes como los que tenemos.

  2. Qué dificil para estas mujeres ver cómo sus vidas han retrocedido tanto! Queremos creer que la sociedad nunca puede ir hacia atrás pero la realidad es que sí, y como ahora, a veces lo hace imperceptiblemente, sin que nos demos cuenta. Gracias por compartir la foto y el comentario! Saludos y enhorabuena por el blog.

    • Gracias a tí.

      Yo creo que, aunque por suerte y por el momento, estamos a años luz de la involución que se ha sufrido en Afganistán, nos levantamos todos los días leyendo noticias que nos llevan 10, 20, 30, 40 años atrás… Una detrás de otra…

      Y también conviene no olvidar la involución que sufrió la mujer española entre la primera mitad de los años 30 y la segunda… de un plumazo.

  3. La foto es muy impactante, aunque creo que representa el 0.1% de la población de Afganistán de la época.
    Es el peligro de tener un grupo dirigente rico que vive de forma opuesta al resto de la población, que pueden forzar las cosas hasta que se rompen (dicho con todo el respeto a las chicas que no tienen ninguna culpa)
    Hay fotos parecidas de Irán, aunque el cambio no es tan grande.

    • Es posible. Pero en años posteriores esta imagen es impensable, ni siquiera para el 0,1% de la población más ilustrada…

      De todas formas, también los talibanes eran una minoría en Afganistán… la diferencia entre una minoría y otra es la forma de imponer sus ideas (y sus modos de vida).

    • Una compañera y amiga del Instituto es Iraní y en su casa había fotos muy parecidas a la que muestras de sus padres en ésa época. Probablemente Teherán y Kabul sean muy distintas y seguro que sus padres pertenecían a una minoría con acceso a la formación, pero en cualquier caso muestra una involución terrible.
      El cómic Persépolis cuenta también esta parte de la historia de Irán.

  4. Este post me ha hecho recordar una conversación que me dejó mucha huella con una mujer en Irán. Estábamos en una fiesta en Teherán, en una casa privada (contar cómo se organiza una fiesta en un lugar donde están prohibidas es para contarlo con calma…) y le comenté que acababa de volver de Isfahan, que me dejó absolutamente impactada por su belleza. Y ella me miró, se le nublaron los ojos, y me dijo que para ella Isfahan era el recuerdo de otro tiempo que, aún cercano en los años, era lejano en todo. “Ibamos a Isfahan de vacaciones”, me contó. “Y mi recuerdo es una imagen de mi hermana y mía, tumbadas en bikini junto a la piscina del hotel, con un vino en la mano. Y pensar que eso ya no es”. Y entendí hasta qué punto puede ser brutal una involución como la que cuentas, cuando los radicales le quitaban la pintura de labios a las chicas con una navaja…
    Su revolución allí siempre fue interior. Una mujer me contaba que, cada vez que salía a la calle, se rebelaba en algo. Una manga algo más corta… El tupé bien cardado… Pantalones dentro de las botas (algo que prohibieron poco después…) Reuniones clandestinas… Pero, una vez más, se trata de la moralidad de unos impuesta a la fuerza sobre los demás.

    • Supongo que son pequeños gestos indispensables para no sentir que te han vencido del todo, pero, ¿sirven de algo?

      Hay una novela de Margaret Atwood, una de mis escritoras favoritas, que se llama “El cuento de la criada” y que juega a imaginar una involución parecida en un país occidental (yo siempre he imaginado Estados Unidos aunque la autora es canadiense). Y no es nada distinto a lo que cuentas…

      Tremendo.

  5. Pídele Persépolis a los reyes… pero mientras lo puedes ver online, está en youtube (Persepolis part 1). Creo que en mi vida como occidental, ha marcado un antes y un después. Es durilla, pero ayuda a entender mejor otras realidades como esta. Y también pone en perspectiva el retroceso que estamos experimentando política y culturalmente, con las derechas gananado a diestra y siniestra, casos como el BNP en Inglaterra, Amanecer dorado, España 2000, los holandeses, los húngaros pidiendo que se haga un censo de judíos, los cierres de fronteras, las políticas franquistas… No porque el pasado se haya ido, quiere decir que no pueda volver y no, el futuro no es siempre más liberal. Nunca había concebido el paso del tiempo así hasta que ví Persépolis. Qué fuerza tienen estas mujeres para soportarlo.

  6. Qué fuerte! Me quedo sin plabras. Sabía que la realidad allí era diferente antes de los talibanes, pero no había visto la alegría reflejada en las caras de las mujeres libres. Gracias por compartir. Un saludo.

  7. “El poder de las pesadillas” una serie documental de Adam Curtis, cuenta parte de esta historia. El ascenso del islamismo, y el origen de los atentados del 11-S. En la serie salen spots televisivos de Egipto en los 80 y son también muy occidentales. No deberíamos quedarnos con la palabra “taliban” como sinónimo del mal, sino entender por qué llegaron al poder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: