familia monoparental y adopción

Ayer, A. aprendió a ir en bicicleta. Lo hizo con la de su hermano, casi a la primera, y sólo se cayó dos veces.

Se levantó y dijo: “para aprender hay que caerse”.

Ahora sólo falta que C. venga un día a casa a quitarle las rueditas a su bici… y ya podremos salir los 3 de paseo.

Me acuerdo perfectamente del día que aprendí a ir en bici sin rueditas.

Yo tenía 8 años.

Fue después de una fiesta para reivindicar un parque en el barrio (a menudo tengo la impresión de que los domingos de mi infancia fueron fiestas para reivindicar parques en el barrio: recuerdo los lugares, las actividades para niños, los títeres, aquella canción tan bonita del Parque Elisian… ahora todas aquellas fábricas abandonadas son parques, y esto me hace sentir muy bien). Todos los niños de mi clase iban sin rueditas, habían aprendido a los 5 o antes… yo era la única que aún no sabía. No recuerdo si se rieron de mí, pero sí que me sentí muy mal, muy ridícula.

Esa misma tarde, mi vecino F. sacó las rueditas y estuvo sujetándome hasta que rodé sola.

(Es una historia que suelo contarles a mis hijos cuando algo no les sale, o lo hacen más tarde que los demás).

Lo mismo que yo hice con A. ayer… Con B. no hizo falta: se subió a una bici y empezó a rodar. Yo corría detrás, porque pensaba “cuando se pare, se mata”… se le veía diminuto en aquella bici enorme. Pero no: no se cayó. Parece haber nacido para ir encima de dos ruedas…

En una ocasión, nos robaron la bici.

Estábamos en el parque, y cuando nos fuimos, no estaba.

Mi hermana me dijo: ¿por qué no pones un cartel? Igual el ladrón se apiada de vosotros… y esto hicimos:

No era un cartel tan drástico como este, que le desa al ladrón que conduzca sin casco y le atropelle un camión gigante… pero obtuvo un buen resultado.

Al día siguiente me llamaron por teléfono:

– Mira, no tenemos vuestra bici… pero tenemos una igual, incluso es del mismo color. Mi hija ya es mayor y no le sirve, y hemos pensado que os la podríais quedar.

Fuimos a buscar la bici, y pensé que al final habíamos conseguido generar más felicidad que antes del robo: feliz B. con su bici nueva; feliz la madre de la niña que se quitó un trasto; feliz la niña que hizo feliz a otro niño; y feliz el ladrón, supongo…

Como me dijo ayer N., es una bonita historia de Navidad.

Anuncios

Comentarios en: "Las bicicletas son para la Navidad" (19)

  1. Me encanta la historia, es el robo de bici con final más feliz que he leído…

    Usa la bici a diario, celébralo una vez al mes
    http://www.bicicritica.org

  2. a mi hermano pequeño le enseñó mi marido con 11 años! aprendió en el garaje porque se avergonzaba que lo viesen…
    Mis hijos aprendieron a los.3 porque su padre se ponía a ello…por mi, ya había tiempo para aprender!
    Y yo también disfruto de ver al peque en bici o patinete y lo féliz que es sobre ruedas…porque es bastante patosete en futbol,correr…

  3. “para aprender hay que caerse” Bien por A.!!

    Las bicicletas deberían ser para todos los días. Es una pena que nuestras ciudades, nuestras carreteras e inclusos muchas personas sean poco amistosas para con los ciclistas. Odio esos comentarios que dicen eso de “estos ciclistas!! ir por la carretera es muy peligroso.” Sí, lo es para todos; y todos tenemos que vigilar: ciclistas, conductores… y .. peatones (que sin ninguna ley ya está prohibido andar por el lado de una carretera, pura supervivencia!). Deberíamos poder hacer algo para dejar un poco de lado el dominio del coche. Quizás otra canción que nos ayude a concienciarnos 😉 Me ha gustado volver a oír la canción del parque Elisian. No me trae los mismos recuerdos que a ti, pero la había oído muchas veces…

    • Sí, me pareció una frase muy sabia para un niño de 5 años…

      Barcelona dentro de todo, es una ciudad donde la bici está presente… aunque creo que todos (incluídos los ciclistas) deberíamos buscar maneras de mejorar la convivencia… una ciudad con bicicletas es una ciudad más vivible, sin duda.

  4. Bravo por tu niño!
    Qué bien!
    Respecto a lo de los ciclistas….a mi me pone del hígado cuando voy en coche por la carretera y de repente, delante de mi….un pelotón de 6, 8, 10….ciclistas aficionados circulando en paralelo y ocupando todo el carril, charlando entre ellos…tengo que reducir la velocidad a 10 kms. /hora y esperar a que se den cuenta de que voy detrás de ellos y se decidan a ponerse en fila….poruqe si les toco el claxon….pobre de mí….
    Perfecto usar la bici, pero….¿no creeis que a veces a algunos ciclistas se les olvida que por la carretera también circulan coches????

    • Y que por las aceras circulan peatones… yo creo que el principal problema de las bicis es que su papel no está definido, y a veces circulan como vehículos y otras veces, como peatones.

      ¿Quizás debería generalizarse el uso de carriles bici?

      • ayer me puse a temblar al leer los comentarios a la noticia de que un ciclista profesional falleció el domingo tras ser atropellado…
        Hay cada energúmeno por ahí….y normalmente coincide que son los que aparcan en la acera,pasos de cebra…que las normas en general no van con ellos!

      • Y luego hay esto de que gente aparentemente normal, cuando se sube a un coche, sacan lo peor de si mismos… ¿Por qué será?

      • Si….yo creo que nos falta mucha…educación vial.
        Los petatones usan los carriles bici para pasear, las bicis usan las carreteras para charlar y hacer tertulias, las bicis usan las calle peatonales, y no respetan las eñales de dirección prohibida (¿nunca os ha venido de frente una bici por una calle de una sola dirección?) los conductores de coches aparcan en las aceras……
        Un caos!!!!!

      • Efectivamente. Creo que en general, nos falta mucha educación cívica, no sólo vial.

      • aquí, en el País Vasco, están haciendo ordenanzas municipales en varios pueblos ciuades. Pero tan “brillantes” como que me puedan multar por ir por la acera en bici(aunque sea un menor) y tengamos que ir por carretera,jugándonos la vida porque los coches no respetan y cuando es una zona q se reurbanizo hace poquito..pero cómo iban a pensar hacer un carril bici,claro!!! pues yo cuando voy con los niños,me pongo paralelo a ellos para que los coches no puedan adelantarnos! no tengo otra alternativa…bueno sí, no desplazarnos en bici…que parece q es lo que los alcaldes quieren!

      • Yo creo que es una pena uqe las leyes sustituyan lo que podría arreglarse con sentido común, buena voluntad y sentido de la convivencia. Por ejemplo, la ordenación y el uso del espacio público…

  5. Qué sanotes van creciendo tus niños!! Los míos será difícil que tengan bici con esta vida que llevamos. Y yo que aprendí antes de los 3 años y nunca supe qué era eso de las ruedinas! Es lo que tiene vivir en un pueblecito y no en ciudades mostruosas.

  6. Que bonita historia la de la bicicleta, el ladrón y la niña…

    Mi hijo aprendió este verano…antes iba con ruedecitas y las veces que las habíamos sacado para enseñarle por qué él lo pedía, yo perdía los nervios (está visto que no sirvo para enseñar a ir en bici, jeje)… así que volvíamos a poner las ruedecitas y yo me decía a mi misma … será que no es el momento, no está preparado…. pero empezó a pillar un mal hábito yendo con ruedecitas, sentaba el culo un poco de lado y ladeaba la espalda hacia la derecha… así que decidimos quitar las ruedecitas definitivamente,… pero no le aguantamos, simplemente le dijimos que empujara con los pies como si fuera una bici de esas que no tienen pedales…. al día siguiente, puso los pies en los pedales y ya no los ha sacado…está claro que si estaba preparado, simplemente que no sabía enseñarle…

    • Mi hija aprendió….no sé como….de repente un día, nos pidió que llevaramos la bici al parque se subió, empezó a pedalear…y todavía no ha parado…
      A mi hijo sin embargo le costó un poco más: empezamos con la bici con rueditas (4 ruedas, vamos)….pero él pedaleaba para atrás y no para adelante…osea que nada….la bici no se movía….
      Así que el año pasado (enero 2012) los reyes le trajeron una bici sin pedales….que son buenísimas para aprender a mantener el equilibrio….y con esa fue con la que aprendió. Hace 1 mes, con 5 años recién cumplidos, un día, dejó su bici sin pedales, se subió a la bici de su hermana….y empezó a pedalear…..!Tachán!!!!
      Qué cara de alegría y satisfacción!
      Y es que todos los días me enseñan que cada niño tiene su ritmo y su forma de aprender y que el momento llega cuando llega….que las cosas no se aprenden a los 3, 4, 5,6 años….sino que….es cuando estás preparado para ello….y que sobre todo no se peude nunca comparar a un niño con otro.

      • En nuestro caso, B. fue como tu hija: pasó de la bici sin pedales a la bici grande sin transición.

        En cambio a A. le pasó como a tu hijo pero al revés: usó durante bastante tiempo la bici sin pedales, y tenía equilibrio, velocidad, capacidad de reacción… pero cuando se pasó a la bici grande, no sabía pedalear e iba hacia atrás. Por esto mi amigo C. nos prestó e instaló unas rueditas para que cogiera un poco de hábito de pedalear… la habremos sacado dos o tres veces y al fin entendió que hay que pedalear hacia adelante, y que sí, cuesta más que hacia atrás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: