familia monoparental y adopción

Llamémosle tráfico

Hace unos días, E. me pasó este enlace a un artículo que me ha parecido interesante traducir para compartir aquí (ojo: como de costumbre, es una traducción casera).

 La semana pasada, en una jugada terrible, el presidente ruso Vladimir Putin firmó un proyecto de ley para prohibir a los ciudadanos estadounidenses la adopción de niños rusos, irónicamente, en represalia por los esfuerzos de EE.UU. para castigar las violaciones de los derechos humanos rusos. Es irónico porque miles de niños rusos (y los niños de todo el antiguo bloque soviético) viven en instituciones, algo que no debería sucederle a ningún niño. Negar nuevas familias a los niños que las necesitan desesperadamente casi podría considerarse una violación de la Convención de la ONU sobre los Derechos del Niño, que exige que los países actúen en nombre del interés superior del niño. Muchos de los niños en esas instituciones rusas tienen problemas médicos o de desarrollo, debido al VIH, el síndrome de alcoholismo fetal, el parto o trastornos de apego, por lo que encontrar familias para ellos es difícil. Pero las adopciones de niños rusos por americanos hieren el orgullo ruso, y algunas de esas adopciones han ido tan mal, muy mal (como en el incidente de 2010 en el que una mujer de Tennessee devolvió a su hijo adoptivo metiéndole en un avión, solo, de vuelta a Rusia) que esta decisión puede ser popular en Rusia. Por el bien de los niños, esperemos que la prohibición pueda ser eliminada rápidamente.

Pero hoy quiero hablar de un problema totalmente diferente en la adopción internacional, en el extremo opuesto del espectro: las adopciones ilícitas, en las que los niños que -a diferencia de los de Rusia- no necesitan nuevas familias son estafados, forzados, comprados o incluso secuestrados de sus familias biológicas, o por lo menos, son erróneamente declarados abandonados cuando sus familias simplemente les han dejado en una institución temporalmente a causa de enfermedades o de la pobreza.

No hay manera de saber con qué frecuencia ocurre dicho fraude. Pero en algunos países, durante algunos períodos, el sistema de adopción al completo se ve superado por el fraude y la corrupción, hasta el punto de que los estadounidenses no pueden contar con que una sola adopción en ese país sea honesta y confiable.

Mi pregunta para ustedes: ¿le llamarían a eso “trata de personas”?

Así es como funciona en general. Imagine que es usted una enfermera de una maternidad en Vietnam o Guatemala, o un trabajador de un orfanato de Etiopía o la India – en un país pobre, plagado de corrupción. Gana un par de cientos de dólares al mes, muy por encima del nivel de vida de los verdaderamente pobres, los analfabetos de un grupo étnico despreciado que viven en pisos de tierra y cocinan en fuegos en el suelo. Un trabajador de la agencia de adopción le cuenta que las familias adineradas de los países desarrollados van a pagar cientos de dólares en “honorarios” a cambio de niños sanos o bebés, especialmente las niñas. Usted presume que quieren criados: ¿por qué iba alguien a comprar a los hijos de los dalit o de los mayas? A pesar de ello, ser sirviente en España o en América sería mejor que convertirse en el décimo hijo de una familia que no puede pagar las facturas médicas del parto.

Así que le dice a una mujer que acaba de dar a luz que su bebé murió en el parto. Vende ese niño a un buscador de la agencia de adopción cristiana en la ciudad vecina por 200 dólares -un mes de ingresos- diciendo que “encontraron” al niño abandonado en la calle.

O viaja a la zona rural etíope pidiendo a las familias analfabetas si desean enviar el más joven de sus hijos a recibir una educación en los Estados Unidos. Usted ofrece a cada familia que entrega un niño 20 dólares – una fortuna para ayudar a alimentar a los hijos que les quedan- y la promesa de que sus nuevos tutores estadounidenses les enviarán fotos y dinero cada año.

O simplemente roba a la niña más vivaracha y bonita que ve en una de las calles atestadas de la India, y la vende a una agencia de adopción que la llevará a Australia, sin duda, un destino mejor que ser vendida a un burdel.

¿Lo que está usted haciendo es “trata de niños”?

Sí, en casi todos los países desarrollados del mundo. Pero no en los Estados Unidos.

Recientemente, me pasaron un cable no clasificado del Departamento de Estado, con fecha de 11 de junio (creo que de 2012) que explica cómo Estados Unidos es el único que hace distinción entre la trata de personas y las adopciones “irregulares” o fraudulentas. Estoy absolutamente seguro de la fiabilidad de esta fuente, a la que no voy a nombrar. El cable titulado “La Adopción Internacional fraudulenta no constituye trata de personas”, explica que, bajo la ley de los EE.UU., la trata de personas implica “la explotación a través de la fuerza, fraude o coerción”. La ley en cuestión es la Trafficking Victims Protection Act, el estatuto que autoriza y alienta los esfuerzos estadounidenses contra la trata de personas, aquí y en el extranjero. Según esta definición, una persona es objeto de tráfico cuando se convierte en esclavo, cuando su trabajo y su cuerpo son utilizados para el beneficio de terceras personas.

La palabra “tráfico” nos hace pensar a la mayoría en el “transporte”. Pero una persona puede ser objeto de trata sin desplazamiento. Imagine una chavala de 13 años que escapa de un hogar abusivo y encuentra un nuevo novio en la estación de autobuses, y que “novio” la chulea, la prostituye, la droga, y la mantiene encerrada bajo amenazas de violencia y muerte . Bajo nuestras leyes, la niña ha sido objeto de trata. El movimiento no es de acá allá; es de la libertad a la esclavitud. Eso es lo que Estados Unidos entiende por trata de personas: usted ha sido llevado desde la libertad a la esclavitud.

Eso no es lo que sucede cuando los niños son comprados o secuestrados para la adopción. Ser vendido a un burdel, u obligado a trabajar 12 horas al día, 7 días a la semana, sin remuneración en un campo de tomates, es, por supuesto, mucho peor que ser adoptado con procedimientos fraudulentos. Como uno de los subdirectores del cable enfatiza: “La intención de la adopción internacional es colocar a un niño en un hogar amoroso”. Se explica:

Los niños elegidos para la adopción internacional pueden ser víctima de prácticas y procedimientos penales cuestionables. En la mayoría de estos casos, sin embargo, las personas que cometen el fraude no tienen la intención de explotar el niño con fines de comercio sexual o trabajo forzado.

Los Estados Unidos regulan la adopción internacional, en la medida en la que lo hacen, como firmantes de la Convención de La Haya sobre Adopción Internacional. La Haya se negoció tras una serie de escándalos en los que países enteros fueron invadidos por los traficantes del campo de la adopción; por ahora, casi todos los países desarrollados del mundo se han unido al tratado, al igual que muchos de los países donde se adoptan niños. La idea clave de la Convención de La Haya es que los países deben tener un sistema de bienestar social que ponga al niño en primer lugar, antes que los intereses de las personas que desean tener un hijo. Los países adheridos al Convenio de La Haya lo hacen cada uno de una manera ligeramente diferente. Muchas regulaciones fluyen de esa idea, como pueden imaginar.

La Ley de Adopción Internacional de EE.UU. del 2000, que nos puso en la Convención de La Haya, no tiene nada que ver con la Trafficking Victims Protection Act. Las dos leyes se encuentran en pistas de baile completamente diferentes. Uno habla acerca de cómo ayudar a los estadounidenses a adoptar niños que realmente lo necesitan, y el otro habla acerca de cómo ayudar a las personas a escapar de la esclavitud. La palabra “tráfico” nunca aparece en la Ley de Adopción internacional.

Teniendo esto en mente, he aquí la sección del cable que me llamó la atención, desde una sección titulada “La definición de EE.UU. de compra de niños omite la Trata de Personas”:

El gobierno de EE.UU. parece ser único entre los Estados firmantes de La Haya y entre la mayoría de la comunidad internacional que rechaza el uso del término “tráfico” para referirse a las adopciones ilegales …. Esto puede ser especialmente confuso al leer el texto del Convenio de La Haya…  Aunque el texto se refiere explícitamente a la prevención de la trata infantil como uno de sus objetos principales (artículo 1 b) … el gobierno de EE.UU. rechaza la idea de que comprar niños para la adopción sea trata.

Esta posición no es compartida por muchos de nuestros colegas extranjeros. Por ejemplo, en muchos países africanos … las adopciones internacionales fraudulentas se refieren oficialmente como trata de personas. En diciembre de 2010, las autoridades etíopes acusaron una agencia de adopción con sede en Minnesota de trata de niños para colocarlos sin el consentimiento de los padres biológicos.

Ya pueden ver por qué los Estados Unidos no definen los casos antes mencionados como trata. Los niños pueden ser transportados, pero no a la esclavitud. Los niños cogidos fraudulentamente en adopción son meramente transportados de la verdad a la mentira. Aunque siempre hay una pérdida en principio-en la adopción, el niño pierde a su primera familia – la nueva familia está formada desde el amor y la generosidad, sin intención de explotar al menor. Sí, las familias de nacimiento de esos niños son explotadas cuando sus hijos son llevados para el beneficio de otros. Se podría decir que fueron traficadas hacia la pérdida. Pero la explotación de estas familias extranjeras -su transporte hacia la pena – no preocupa al gobierno de los EE.UU..

(Tengan en cuenta que no estoy diciendo que todas o la mayoría de las adopciones internacionales impliquen este tipo de fraude, corrupción, irregularidades, secuestro, o como usted desee llamarlo. Pero existen, y por lo tanto merecen atención.)

Me he informado sobre el fraude y la corrupción en adopción internacional – que no es tráfico de menores según la definición de los EEUU – extensamente. Un par de años atrás, un asistente del Representante Albio Spires me dijo que, incitado por mis informes, su oficina redactó la legislación para ayudar a evitar algunos de los errores en la adopción internacional. En 2012, el Senador Kerry patrocinó este proyecto de ley en el Senado, donde falleció; Spires lo introdujo en la Cámara, donde languidece en la comisión. La solución que se propone es demasiado técnica para explicarla aquí, pero representaría una enorme diferencia para las familias adoptivas y las biológicas por igual.

Los Estados Unidos deben unirse al resto del mundo en la definición de trata de personas. Cuando un niño es comprado, engañado, coaccionado, o secuestrado de su familia biológica para ser vendido en adopción, llamémosle tráfico. Y tratemos el asunto en consecuencia.

Anuncios

Comentarios en: "Llamémosle tráfico" (14)

  1. la AI es debido a lo mal repartido que está el mundo. Pero yo tampoco entiendo que sea más “limpio y ético” que un niño huerfano salga en adopción a otro país(huérfano p.e pq sus padres murieron de tubérculosis) que uno q su padre lo haya vendido por 20 euros o mil posibilidades más…
    Si lo vemos desde nuestra perspectiva de país desarrollado, aquí es impensable q ambos padres mueran de tuberculosis y que encima no haya familia cercana que adopte al niño….
    Lo que no ético y sí delito es engañar,robar a las familias biológicas y mercadear con sus hij@s. Esos tenían que estar todos en la carcel!!

    • Supongo que la diferencia está en si su padre lo ha vendido por 20 euros debido a la presión de la demanda de los aspirantes a padres adoptivos… ¿habría vendido a este niño su padre si no hubiera ido un buscador a sugerírselo?

    • Pero es que en “nuestro país desarrollado” también hay niños adoptables a los que le faltan padre y madre porque ambos han fallecido (o no han fallecido, pero al niño le faltan ese padre y esa madre) y tampoco hay familiares cercanos que adopten/acojan a ese niño…..
      Yo creo,que las ECAIS debían desaparecer.
      Ninguna de mis 2 adopciones fue por ECAI pero por lo que se lee, se escucha y cuenta la gente que sí lo ha hecho, una de los peores enemigos de los menores puede que sean las ECAIS.
      Evindentemente hay de todo, pero todos conocemos países en los que las prácticas de las ECAIS rozan lo ilegal (por no decir lo inmoral).

      • Yo cuando empecé a adoptar estaba convencida de que una ecai era garantía de legalidad y transparencia… ahora estoy en el extremo contrario, creo que sus comportamientos son, siempre, incluso en el mejor de los casos, de una gran opacidad.

        En cuanto la adopción nacional, está casi en el extremo contrario que la AI en esos países donde hay tráfico de niños… en este caso, muchos niños crecen en centros por la legislación extremamente biologista…

      • una pequeñisima minoría.
        Las renuncias voluntarias suelen ser en el mismo hospital. No creo que haya muchos casos en los que una familia renuncie a su hijo de 3 años p.e…
        Quería decir que es la desprotección (a todos los niveles)de estas personas
        lo que lleva a que exista la adopción internacional

  2. Pues este es el pan nuestro de cada día en la mayoría de los países, en la gran mayoría. En Malí es ilegal, un delito, abandonar niños; este país llevaba tramitando adopciones internacionales desde hace más de 30 años y las estadísticas mostraban un número anual estable de niños abandonados(de 80-120). La adopción era por protócolo público, no había “asociaciones de ayuda” (que cobran 9000euros) y sí había y hay una asociación de padres adoptantes franceses que me informaron (por supuesto gratis). Cuando en 2007 se permitió que entrasen las ecais a saco, el número de huérfanos y orfanatos empezó a crecer exponencialmente. ¿Casualidad?

    • Siempre lo cito, aunque no tengo la referencia: hay un estudio qeu explica como, las entradas de ecais y agencias de adopción en países de tercer mundo hacen crecer exponencialmente los niños en los orfanatos. Es decir: no hay AI porque haya niños en los orfanatos, sino que hay niños en los orfanatos porque hay AI… hablamos de países concretos donde las ecais y las agencias han entrado cual elefantes en cacharrería para convertirlos en sus viveros de niños… También es cierto que hay otros países (pienso por ejemplo en Marruecos) donde, excepto en ciudades concretas, entran más niños en los orfanatos de los que salen… pero no es de esto de lo que habla la entrada…

  3. Si….yo hablo de la adopción nacional en el sentido de que hay 0,00 € por medio.
    Me refiero y lo pongo como ejemplo en ese sentido.
    En otros sentidos, por supuesto que hay mucho que mejorar.
    Pero bueno, “económicamente” hablando y desde el punto de vista de la transparencia y la no existencia de negocio alguno alrededor es un gran ejemplo a seguir.

    • Sí, yo también creo que es la que más garantías ofrece a todas las partes, incluso aunque consideremos que este exceso de garantismo puede perjudicar (y de hecho, lo hace) a algunos de los niños.

      Yo estoy razonablemente segura de que no voy a adoptar más, pero si lo hiciera, seguramente sería en Nacional.

  4. Yo adopte por libre, en un país del Este donde no permiten ECAIS , supuestamente para evitar “irregularidades”.
    Donde los orfanatos están a “reventar”
    Donde a la persona que te “ayuda” les llaman facilitadores, oficialmente son traductores, pero que yo personalmente les llamaría otra cosa….
    Un traductor que viaja contigo a gastos pagados y ademas te cobra cantidades que van de los 10.000 e a los 20.000 e .No voy a entrar en detalles porque da para escribir un libro.
    Como os podéis imaginar este dinero se va quedando por el camino de burócrata en burócrata. Todos se llevan su parte del pastel, pero no solo los empleados públicos..
    Con ECAI o sin ella la adopción internacional es lo que es, una transacción, donde lo sentimental y lo económico forman una madeja enmarañada .

    • P. mi adopcion sin ecai ni facilitador fue poco mas de 1.000 euros. Por que no puede haber ese tipo de adopciones, al igual que las hay nacionales, internacionales? Que cueste el viaje, y las traducciones,el resto del dinero para que? Y que no me cuenten el rollo que es para los ninios que se quedan, que eso ya me se que en la mayoria aplastante de los casos se lo reparten.

      • Pues porque la AI es un gran negocio, ¿no?

      • Para los niños no es el dinero,, de eso estoy segura.Los donativos a los orfanatos son aparte,aun así dudo del destino de este dinero. Los gastos de traducciones, apostillas, viajes (varios) ,alojamiento y comidas ( del traductor también) No están incluidos.
        Estas cantidades son cerradas y ellos no te explican nada mas.Solo cuando estas allí ves que en cada diligencia, por mínima que sea te dice “Espera que se me olvida algo” y vuelve a entrar sola…obviamente esta pagando para algo,

    • Yo en mi primera adopción en Etiopía, tenía la opción de ir por ecai o por libre. Me pareció que una ecai garantizaba la transparencia, la legalidad, el que todo se hiciera cómo es debido… incluso aunque costara más dinero. Lo cierto es que en aquella época, la adopción por libre en Etiopía funcionaba igual de mal que luego se ha descubierto que hacían las ecais: con intercambio de dinero, sacando niños de no sé sabe dónde… los intermediarios no eran mejores que las ecais, y de hecho, muchos de esos intermediarios terminaron trabajando para las ecais cuando se cerró la posibilidad de adoptar por libre… otros montaron “orfanatos” para proporcionar niños a las ecais y agencias de adopción.

      En mi segunda adopción, en Marruecos, fui por libre. Me llevó el papeleo una abogada que cobró sus honorarios, altos para la realidad marroquí pero muy alejados de los precios que se pagan por adoptar. Y podría haber tramitado directamente yo, sin abogado (si hubiera hablado árabe, conocido mínimamente la legislación marroquí, o si algún amigo hubiera podido hacer esto por mí). Alguien me dijo, al empezar la kafala, que “es un proceso, en el que, si quieres, no hay ninguna duda, ninguna irregularidad”. Y la expresión clave es “si quieres”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: