familia monoparental y adopción

Mamá

No soy una gran fan del género cinematográfico del terror,aunque tampoco lo rehuyo. “Mamá”, la película de Guillermo del Toro, probablemente no es la película que habría escogido para una de las pocas ocasiones que voy al cine… aunque tampoco habría dicho que no si mis acompañantes la quisieran ver.

Tuve la oportunidad de verla la semana pasada, por razones de trabajo.

Y me gustó mucho más de lo que me esperaba.

La historia empieza cuando, después de un crack bursátil, un hombre mata a sus socios y a su mujer. Luego mete a sus hijas en un coche y emprende una huida. Tienen un accidente, llegan a una cabaña en el bosque, donde el padre se dispone a matar a las niñas, pero algo fantasmagórico se lo impide. Cinco años más tarde, unos investigadores pagados por el tío de las niñas, las encuentran. Son niñas salvajes, desnutridas, sobretodo la pequeña, que camina a cuatro patas y no habla. Las llevan a una institución donde van recuperándose, especialmente la mayor… la pequeña sigue andando a cuatro patas, no habla, va descalza, no se deja tocar, sólo quiere comer cerezas – lo que comía en el bosque -… Cuando el psiquiatra las encuentra bastante recuperadas, van a vivir con sus tíos – el tío y la novia, que no quiere tener hijos pero se siente obligada a apoyarle. El psiquiatra va averiguando, mediante la hipnosis, la historia: las niñas han sobrevivido gracias al cuidado de un ser – que él cree imaginario – al que llaman “mamá”.
 
Este es el arranque de la película… que yo no pude evitar verla en clave de adopción: las dificultades de adaptación de las niñas “salvajes” (sobretodo la pequeña); su “retraso”; el uso de estrategias de supervivencia que han sido útiles en un entorno hostil, pero que no sirven en un entorno normalizado; la importancia de una figura maternal, por deformada y monstruosa que fuera, en la supervivencia de las niñas mientras crecían aisladas y sin estimular; la diferencia de recuperación de las dos niñas según hubieran tenido más o menos tiempo de “normalidad” antes de crecer en este entorno anormal; las dificultades de las niñas para expresar afecto y para recibirlo; la lenta vinculación (de las hijas y de la nueva madre); el conflicto de lealtad de las niñas entre sus dos “madres”; la presencia de una madre fantasma en la dinámica de la familia adoptiva…

Aunque la madre fantasma en nuestras familias, pudiendo estar igual de presente, no da ni la mitad de miedo que la “mamá” de la película.

Anuncios

Comentarios en: "Mamá" (7)

  1. Vi el tráiler el sábado, en el cine y me cagué de miedo… no la iré a ver… me daba miedo ver cómo actuaba la niña pequeña (actuar de actriz) y pensé en cómo lo habrían logrado, ¿cómo logran que una niña tan pequeña haga esas cosas y no pasen miedo? Es como cuando aparecen animales en las películas, sufro. Los niños deberían aparecer sólo en películas de y para niños…

    • Pues no lo pensé, la verdad… ¿Como si fuera un juego?
      Yo he visto hoy el trailer para colgarlo aquí, y creo que no le hace justicia a la película… la película es mucho mejor.

    • Yo creo que la sensación de miedo que se consigue de cara al público no se siente en un rodaje… lleno de gente, cámaras, luces, ruidos… Pero la puesta en escena después con las luces y sombras y la música hacen mucho… Con mi hermana nos reíamos cuando era pequeña (era muy miedosa) porque de pronto mientras veíamos una peli se tapaba los ojos y decía que tenía miedo y le decíamos “Por qué? Si ahora no pasa nada!” y ella respondía “Por la música!!!!”, y no le faltaba razón! jaja!

      • Espero que sea así… a mí no me gustaría demasiado que mis hijos fueran (ahora, de pequeños), actores “profesionales”…

      • No, desde luego a mi tampoco me gustaría. No tengo ni idea de en qué condiciones un niño “trabaja” en una película, pero sea como sea lo que también es importante es que no sea diferente que lo haga en una infantil a que lo haga en una de terror…

  2. Yo tengo muchas ganas de verla, me encanta el terror psicológico. Ayer podía haber ido al cine, pero no se me ocurrió. Le voy a preguntar a mi novio si la quiere ver y sino iré con una amiga, porque él no es muy amigo de las pelis de miedo… Yo flipé con las dos de The Ring, que parecen muy de este estilo.

    • Yo vi una de las versiones de The Ring y recuerdo haber pasado miedo… “Mamá” para mí añade al terror una reflexión sobre la maternidad y la adopción que la hacen interesante incluso para gente no muy aficionada al género.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: