familia monoparental y adopción

Encuentro en China

Algunos expertos en adopción consideran que no es una buena idea realizar la búsqueda de los padres biológicos en la infancia; menos todavía, encontrarse con ellos. Sin embargo, yo he conocido de primera mano varias de estas historias… y todas son muy positivas para todas las partes.

(También es cierto que es posible que las historias menos positivas se hagan menos públicas).

musin yohan006

En China, no es muy habitual poder encontrar a la familia biológica. La familia adoptiva de esta niña, criada en Holanda, lo consiguió, y este documental narra el encuentro de las dos familias.

Me llama la atención cómo, cuando encuentran a los padres biológicos, y después de las pruebas de ADN, los padres adoptivos le dicen a su hija: “Ahora tienes dos juegos de padres”. Yo creo que en las familias adoptivas hay siempre una doble parentalidad, incluso cuando no se nombra. Entonces, los padres biológicos son padres fantasma, que están ahí aunque ignoremos su presencia. Para muchos, la relación con los padres biológicos es un proceso, similar al que tan bien cuenta Cuaderno de retazos en esta entrada.

También  me impresionó el miedo de la familia biológica a ser juzgados por su hija… a ser odiados, a no ser perdonados. Me pregunto si esta culpabilidad está presente en muchos de los padres de nuestros hijos…

Anuncios

Comentarios en: "Encuentro en China" (29)

  1. al inicio de tu comentario has dicho ” Muchos expertos en adopción consideran que no es una buena idea realizar la búsqueda de los padres ADOPTIVOS en la infancia”.. ; )

  2. Yo me pregunto qué puede hacer que la búsqueda de los padres biológicos durante la infancia resulte una experiencia negativa.

    • Una de las psicólogas con las que comenté me argumentó en base a la madurez: que a determinadas edades no están preparados para según qué cosas. Es el mismo argumento por el que 30 o 40 años atrás, a muchos niños adoptados no se les contaba que lo eran… y hoy nos llevamos las manos a la cabeza.

      En general, creo que el de la relación con la familia biológica es un tema que da mucho miedo porque es muy desconocido, pero que, precisamente porque es desconocido y muchas experiencias se están viviendo ahora de nuevo, sin precedentes, no se podrá juzgar hasta que los niños de hoy sean adultos.

    • Los niños pueden haber sufrido muchas experiencias traumáticas, dolorosas, abusos por parte de sus padres, maltrato….
      No en todos los caso es tan “idílico” como en el vídeo.
      Quiero decir que la historia no siempre es: “tus padres biológicos te querían mucho, y como querían lo mejor para tí, decidieron abandonarte…..”
      (paradójico, por cierrto).
      No siempre detrás de la historia de adopción hay unos padres biológicos amorosos.
      Ese puede ser uno de los motivos para que los niños no se “enfrenten” a sus padres biológicos y los conozcan (mientras son niños)….cuando sean adultos, que decidan, por supuesto.

      • Por supuesto. Pero yo creo que ningún padre adoptivo en su sano juicio llevaría a sus hijos a conocer unos padres biológicos maltratadores, ni siquiera indiferentes… antes de llegar al encuentro hay un proceso por ambas partes (por las tres).

      • En nuestro caso tengo toda la información para llegar a ella y a la abuela. Conozco gran parte de la historia y es muy muy fuerte. Sí creo que para mi hija sería muy difícil de manejar a sus 8 años. Sin embargo, llevo meses pensando en contactarlas y encontrarme con ellas. Quiero que sepan que nuestra niña está bien, llevarles fotos, y tener toda la información posible para guardarla para mi niña. Para mí mi hija siempre ha tenido dos madres, su mamá de la panza, como ella le dice, siempre está presente.

      • Los casos en los que conozco en los que los niños han conocido a las familias biológicas, sucedía, como en el del documental, que se partía de una necesidad del niño. En algunos casos, de un niño que recordaba a la familia biológica, donde había sido querido y cuidado… en otros, de un niño que sin tener estos recuerdos, preguntaba y parecía sentir una gran necesidad de conectar con esa parte de la historia.

        También conozco casos en los que son las madres las que han contactados en la infancia de sus hijos, sin que estos participen. Es mi caso. Yo te puedo decir que a mí me cambió la vida, pero a la madre de B… se la devolvió.

      • El documental es maravilloso. Nos pone en la piel de los papás biológicos, su tristeza, su resignación. En un momento el papá dice sorprendido que Eline los trató con respeto y no lo esperaban. Qué gran lección, somos nosotros papás adoptivos quienes tenemos la sartén por el mango, y si desde chicos aceptamos como parte de nuestra historia a los papás biológicos (aunque en nuestro caso, tal vez por no tener un solo dato del papá, siempre hablamos únicamente de la mamá) y mostramos respeto por ellos, nuestros hijos crecerán respetando y sabiendo que respetamos su historia, sus orígenes y para ellos será mucho más fácil emprender la búsqueda sabiendo que tienen todo nuestro apoyo. Gracias Madre, me fascinó el video!! Nos pone a la familia biológica mucho más cercana, más real, más dignificada.

        Soy la de la doble personalidad cibernética, hablandodeadopcion en mi oficina y Alejandra en mi casa!!

      • Yo cuando lo vi pensé que podía servir, seguramente, para que muchos niños que nunca tendrán la suerte de encontrarse con sus padres biológicos, ni siquiera de saber, puedan hacerse una idea de sus motivaciones, sus sentimientos… aunque no se me escapa que no es así en todos los casos, por supuesto. Pero poner a su alcance un abanico de historias de familias bio seguramente les puede ayudar a entender cosas, a hacerse una composición de lugar.

    • El miedo.
      Hay que ser maduro por todas las partes (adultas), y eso no se cumple muchas veces por la parte adoptante, y nunca se puede estar seguro de ello por la parte biológica (hablo desde el punto de vista adoptante, que es quien tiene el poder de decidirlo).
      Por parte de los psicólogos que no lo ven bien, en el mejor de los casos creo que es por el número de cosas que ven que pueden salir mal al no estar controladas. En otros casos, por prejuicios, claro.

  3. He llorado un montón viendo el video, es preciosa la relación de las dos familias y horrible pensar que unos padres que quieren a su hija tengan que renunciar a ella por pobreza y legislación y muy triste que en la era de las comunicaciones esos padres no podrán mantener contacto fluido por su pobreza(dudo que tengan internet accesible)

    • Yo creo que el acceso a Internet está más al alcance de mucha gente de lo que creemos… quizás no permanente, como en nuestro caso, pero muchas personas del Tercer Mundo sí pueden llegarse a casa de alguien que tenga un ordenador conectado a la red y mantener un contacto mínimamente fluido… yo conozco personalmente varios casos en Etiopía. Igualmente, muchas personas de países del Tercer Mundo tienen acceso a un teléfono móvil.

      • En países dónde el nivel de vida es más bajo y no tienen internet en cada casa, hay cibers en cada esquina… los encontré a patadas en Camboya por ejemplo, sin embargo muchos menos en Malasia, dónde el nivel de vida es más alto y casi ninguno en españa, por ejemplo….

  4. Lo que quiero decir es que probablemente esa sea una de las razones por la que algunos expertos en adopción consideran que no es buena idea realizar la búsqueda de los padres biológicos en la infancia y encontrarse con ellos. y no creo que estén equivocados.

  5. No estoy segura de que conocer a los padres biológicos cuando eres niño sea positivo para un niño adoptado. Y lo digo desde las immensas ganas que yo, como madre adoptiva, tengo de conocer a la madre de mi hija, de hablar con ella y de hacerle llegar información sobre ella y recabar el máximo de información para que mi hija pueda en el futor entender y construir su identidad…. Ojalá fuera posible. Pero por otra parte, tengo dudas de que conocer a su madre biológica ahora fuera bueno para mi hija…cuando nos referimos a su madre de antes (como ella y sus hermanos la llaman) mi hija expresa dolor, dolor por ser distinta a sus hermanos (no adoptados). No sé si ella estaría preparada para afrontar esa dualidad de fidelidades y de estimación. De hecho, creo que a veces ya la siente … Por otra parte, me pregunto, cómo gestionaríamos la relación entre nuestra familia y la madre de mi hija si se llegara a dar el caso de que pudiéramos saber quién es y la encontráramos. ¿Qué tipo de relación construiríamos? ¿Cómo la integraríamos en nuestras vidas…? Debéis pensar que la madre de nuestra hija vive o al menos vivía cerca de nosotros, en nuestra misma ciudad (quizás) o en otra muy cercana…

    Y a pesar de esas dudas que me genera… no sabéis la de veces que he soñado con los ojos abiertos, que he deseado poder encontrarla, hablar con ella y que ella pudiera abrazar a su hija…

    Maria

    • Yo creo que no hay dos niños iguales. Si tú piensas que tu hija no está preparada para gestionar esta relación, me parece lógico que no la propicies… pero si hay otros padres que piensan lo contrario, que sí creen que puede ser bueno, que a sus hijos puede ayudarles a recolocar las cosas, a tranquilizarse respecto a algunos asuntos… creo que están en el mismo derecho a tomar la decisión contraria.

      Lo que yo pienso es que no hay una única opción correcta, hay muchas opciones posibles y todas tienen ventajas y desventajas. Y creo que ningún padre toma una decisión respecto a este asunto, sea la que sea, sin pensárselo bien.

      • Sí, totalmente de acuerdo. No hay una única respuesta válida para todos los caoss. Cada niño es distinto, cada adopción es distinta y cada niño tiene su historia.
        Lo que para unos niños puede valer, para otros no, y nosotros, los padres, somos los responsables de elegir lo mejor para ellos.

      • Yo también creo que no hay dos niños iguales ni dos historias tampoco. En mi caso, mi hija, su madre biológica y yo, nos encontramos cuando fui a buscar a mi segundo hijo. Era ese momento o quizás, ningún otro, ya que no sé cuándo podría regresar una tercera vez al país. Así que fue un poco las circunstancias que se dieron. Escribo esto sin haber visto el documental, pero por lo que decís, se asemeja bastante ya que fue “idílico” si es que ésa es la palabra…Nuestro encuentro organizó y compuso el puzzle de tres piezas. Por mi parte se acabó el reconcome que tenía al pensar en ella. Me quedé tranquila por esa parte, aunque después viene el gestionar esa relación, pero las cosas se van sorteando según van viniendo. Cuando regresamos, no cambió sustancialmente nada en mi hija. Es día a día, a medida que va madurando, que le surgen dudas y vamos respondiéndolas pero con una base importante que es ese encuentro, hace ya dos años.

  6. Precioso el documental. He llorado un montón y eso que no soy de lágrima fácil.
    Yo creo que no es bueno generalizar en nada, y en esto tampoco… seguramente ni a todo el mundo se le debería aconsejar que no se busquen los orígenes ni a todo el mundo se le debería aconsejar que sí…. dependerá de muchos factores que todos unidos y bajo el sentido común serán el detonante para buscar o no.
    Lo ideal es que un niño que lo necesite, pueda buscar y encuentre…. por desgracia no todos lo conseguirán.

  7. No he tenido tiempo todavía de ver el documental. Pero lo tengo clarísimo: querría solucionar ese tema cuanto antes, no es una espinita, es una daga en mi corazón cada vez que pienso en su madre, que seguro que no sabe si está viva o muerta. Mi hija es muy pequeña para tomar esas decisiones, y la verdad es que no solamente me aterra perder la pista, es que además me duele su madre. Creo que es mejor cuanto antes que nunca, verse o no verse, al menos conocer la historia…. Y aunque no sé las razones que motivaron su abandono, me aferro a algunas pistas y pienso que la quería.

    • “Es mejor cuanto antes que nunca”. Totalmente de acuerdo.

      Que tengas mucha suerte cuando decidas (y puedas) hacerlo.

      • Esta decidido, solamente falta que el pais mejore deje la situacion prebelica en la que esta.

      • Ojalá esto suceda pronto, y no sólo por tu búsqueda, sino sobretodo por el bien de los que viven en él.

      • Yo también creo que mejor cuanto antes que nunca, sobretodo porque el tiempo hace que cada vez resulte más dificil, creo yo, pero, por dónde empezar, y si no tienes nada de su familia biológica, en quién confiar para que inicie esa búsqueda?.

      • Pues es difícil. Lo primero, conseguir todos los papeles (a veces algunos no están en el expediente, o no están bien traducidos). Luego, si se puede, viajar a la zona, hablar con el orfanato, trabajadores sociales… No siempre se consigue, pero a veces sí.

  8. Pero…hay que intentarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: