familia monoparental y adopción

Hace algunos años, la adopción era una vía a la parentalidad reservada casi exclusivamente a las familias infértiles, o bien a las familias que, de carambola, llegaban a conocer a un niño necesitado de protección y decidían incorporarlo a su casa.

Con el boom de la adopción internacional de los últimos años, han llegado a este tipo de parentalidad muchos perfiles distintos de familia: monoparentales que quizás en pareja habrían optado por hijos biológicos, parejas mayores para gestar a sus hijos, familias con hijos biológicos – comunes o de relaciones anteriores – que deciden adoptar a sus nuevos hijos…

Y también un perfil que a mí siempre me ha sorprendido: la de parejas jóvenes, fértiles, que deciden renunciar a tener hijos biológicos para tener hijos adoptados.

Este tipo de parejas a menudo tienen muchos inconvenientes para conseguir el CI, sus motivaciones resultan sospechosas para los técnicos. ¿Por qué no quieren tener un hijo biológico? ¿Tienen miedo al embarazo? ¿Tienen alguna dificultad con su pareja? ¿Tienen problemas de vínculo y creen que con un hijo adoptado este es menos fuerte? ¿Piensan que “ahorrándose” los primeros meses / años de vida, la parentalidad será más fácil? ¿Adoptan por motivaciones altruistas, para salvar a un niño?

A menudo he leído en foros la pregunta: ¿Cómo les explico a los técnicos por qué quiero adoptar en vez de tener hijos biológicos?

Y siempre me pregunto…

¿Por qué, pudiendo optar a una vía rápida y sencilla – hasta placentera, al menos en principio – escogen una vía costosa, complicada, cara, incierta, llena de riesgos, donde el control que se tiene del asunto es mínimo?

¿Por qué prefieren un niño con su mochila, donde puede haber desde abandono (como mínimo separación), hasta malos tratos, negligencia, institucionalización? ¿Por qué prefieren un niño que además de las pérdidas que ya ha vivido, pierde, en el caso de la AI, el idioma, la luz de su tierra, vivir en un entorno donde la gente se le parezca, los sabores, los olores? ¿Por qué prefieren un niño que no conocerá su historial médico? ¿Que no tendrá conexiones genéticas? ¿Que tiene una parte, pequeña o grande, de su historia, que no llegará a conocer jamás?

Si son capaces de responder a estas preguntas, tendrán la respuesta.

Aunque me queda otra pregunta: ¿Por qué tantas parejas jóvenes y fértiles, que podrían tener a sus hijos por la vía natural, renuncian a ello… y a pesar de esto, quieren adoptar un bebé lo más pequeño posible?

Anuncios

Comentarios en: "¿Por qué quereis adoptar?" (146)

  1. Últimamente, todos los temas que tratas me tocan de cerca 🙂

    Pues yo pertenezco a ese grupo: parejas jóvenes y fértiles que escogen la maternidad/paternidad por adopción. Por qué?

    Te cuento:
    en mi familia, no sé muy bien la razón, la adopción siempre ha sido una vía posible para tener hijos. Incluso cuando no era tan conocida, incluso cuando no existía la adopción internacional, en mi casa, mis hermanos y yo siempre hablábamos de los hijos que tendríamos biológicos y adoptados. No sé de dónde viene, pero eso siempre ha estado ahí.

    Mis hermanos mayores tuvieron un hijo biológico y el siguiente por adopción. Primero mi hermano B en China y después mi hermano V en Etiopía.

    Cuando pensé en la posibilidad de ser madre, cuando lo pensé como una posibilidad real, la maternidad biológica quedó en un segundo plano, solo obtaría por ella si no podía tener a mi hijo por adopción y, en aquel momento (y ahora) la razón era clarísima:
    había un montón de niños que necesitaban una familia y yo quería ser madre, me daba igual si ese niño venía de mi código genético o no.

    Yo quería educar, criar, ver crecer a mi hijo y quería que ese deseo mío (absolutamente egoista) valiese para algo más, para aportar algo más.

    Quería salvar a un niño? Bueno, puede que haya quien lo vea así. Yo no lo simplifico tanto.

    Respecto a esto que dices:
    ¿Por qué prefieren un niño que además de las pérdidas que ya ha vivido, pierde, en el caso de la AI, el idioma, la luz de su tierra, vivir en un entorno donde la gente se le parezca, los sabores, los olores? ¿Por qué prefieren un niño que no conocerá su historial médico? ¿Que no tendrá conexiones genéticas? ¿Que tiene una parte, pequeña o grande, de su historia, que no llegará a conocer jamás?

    Creo que esa realidad, mi hijo, la iba a vivir igual: iba a desconocer igualmente su historial, su genética y su historia. Pero además, si nadie lo hubiese adoptado,no habría tenido una familia.

    Las pérdidas de idioma, tierra… en mi caso pesan mucho menos. Tal vez porque para mí son mucho más importantes las relaciones humanas que todo eso.

    Y por qué un bebé? Porque, como digo, yo quería ser madre, no hacer una labor altruista. Y quería poder compartir la mayor parte posible de las vivencias de mi hijo.

    • Gracias por la respuesta. Seguramente, en algún momento yo lo vi de forma bastante parecida… aunque si tener hijos biológicos (estando sin pareja) no hubiera sido más complicado que tenerlos adoptivos, no creo que hubiera renunciado a, al menos, intentar tener un hijo biológico…

      Hoy sé que UNICEF maneja cifras de 6 solicitudes de adopción por cada niño sano, pequeño y adoptable… y que seguramente al menos uno de mis hijos sí habría seguido en su familia biológica si no hubiera existido la AI… y tengo las cosas bastante menos claras que entonces…

      Para mí también son más importantes las relaciones humanas, el tener una familia, que las demás consideraciones. Sin embargo, no dejo de preguntarme si para mis hijos serán igualmente poco importantes, o si agradecerían haber crecido en un lugar donde no tuvieran que hacer tantos esfuerzos, donde no llamaran tanto la atención…

      • Madre…no sabes lo que dices. Yo voy a menudo al orfanato de donde salieron mis 2 hijos, ambos abandonados antes de llegar alli, y siempre digo lo mismo al salir: que suerte han tenido los mios. Porque las dificultades de su nueva vida no se pueden comparar en nada a la vida que habrian llegado de seguir en el orfanato.

      • Sé perfectamente lo que digo, al menos la mayoría de las veces.

        No hablo de crecer en un orfanato. Hablo de crecer en una familia (la suya biológica u otra adoptiva, incluso la mía), en su país de origen.

        Mi hijo mayor, por cierto, nunca estuvo en un orfanato… salió de su primera familia para entrar en la segunda. Siempre me preguntaré si hubiera sido así de no existir la presión de la AI.

  2. Pues yo también pertenezco a este grupo de personas. Comencé la adopciñon con 28 años y sin haber intentado tener hijos por otro medio.
    Me gustaría aclarar que no todas las parejas fértiles y jóvenes renuncian a ser padres biológicos (como tú escribes). En nuestro caso, primero nos decidimos por la adopción pensando siempre en tener después un hijo biológico (ahora ya no pensamos así).

    Por qué la adopción primero? Pues porque no queríamos que la adopción fuese una segunda opción en nuestra vida. Era lo que deseábamos y así lo hicimos. Siempre me pareció horroroso que el hijo adoptivo llegase después de intentar tener un hijo biológico por todos los medios, después de años de tratamiento y, en muchas ocasiones, como último recurso para ser padres.
    Me parece mucho más complicado de explicar a un hijo adoptivo esa situación y no la nuestra.

    Por qué un niño pequeño de 0 a 3 años? Pues porque queríamos pasar el mayor tiempo de su vida con el y porque no era un acto solidario. Como yo le dije al equipo que nos valoró, si lo hiciese por solidariedad, estaríais valorándome para un niño mayor o con necesidades especiales. Pero no quiero eso, porque no era mi deseo en aquel momento.

    Por último, tu pregunta también se podría realizar a las monoparentales que renuncían a su maternidad biológica y no tienen ningún problema para ello. Por qué la adopción? por qué renuncían al embarazo, al parto, a la lactancia, a ver a su hijo desde el minuto cero de su existencia? Por qué prefieren un hijo con esa mochila que a veces tanto nos cuesta aprender a gestionar?

    PD:
    El equipo que nos valoró se centró única y exclusivamente en mi de una manera poco educada. Acaso la decisión es exclusiva de la mujer? LLegó un momento que parecía que mi marido no existiese en la sala de entrevistas, cuando las decisiones que tomas entre los dos y porque los dos consideramos que esa era nuestra opción de maternidad / paternidad en aquel momento. Y así se lo transmitimos e hicimos llegar.
    Un saludo.

    • Yo creo que la maternidad biológica es mucho más fácil y natural para una pareja (fértil, claro), que para una monoparental. Embarazarte siendo monoparental es algo que cuesta dinero, tratamientos médicos que pueden llegar a ser muy agresivos y que en todo caso son muy fríos… para mí el decidir ser madre biológica o adoptiva siendo monoparental equivaldría a la elección de ser madre (o padre) biológica o adoptiva en una pareja infértil.

      Dices:
      “Por qué la adopción primero? Pues porque no queríamos que la adopción fuese una segunda opción en nuestra vida. Era lo que deseábamos y así lo hicimos. Siempre me pareció horroroso que el hijo adoptivo llegase después de intentar tener un hijo biológico por todos los medios, después de años de tratamiento y, en muchas ocasiones, como último recurso para ser padres.
      Me parece mucho más complicado de explicar a un hijo adoptivo esa situación y no la nuestra”.

      (Conste que yo hablaba de tener hijos naturalmente, no por reproducción asistida).

      Creo que se puede enfocar así (vosotros lo hicisteis sin duda), pero también al revés: ¿Cómo explicarle a un hijo adoptivo que después de haberle adoptado a él preferimos que el siguiente sea biológico? ¿No puede deducir que la primera opción no fue suficientemente buena, que algo no nos convenció, para decidir no repetir?

      A mí así a botepronto me parece más lógica la decisión de tener un hijo biológico primero y uno adoptado después, por dos razones: en primer lugar, porque las posibilidades reproductivas siempre serán mejores antes… y en segundo lugar, porque las dificultades, el plus del hijo adoptado, serán más fáciles de gestionar con experiencia previa en ser madre…

      Lo que cuentas de la valoración me parece tremendo. Y un claro síntoma de cómo nuestra sociedad ve la parentalidad… como algo básicamente de las mujeres.

      • “¿Cómo explicarle a un hijo adoptivo que después de haberle adoptado a él preferimos que el siguiente sea biológico? ¿No puede deducir que la primera opción no fue suficientemente buena, que algo no nos convenció, para decidir no repetir? ”

        Esto sería fácil de explicar en caso de querer tener un hijo biológico en segundo lugar y haberlo pensado siempre así.
        Otra cosa sería quererlos todos por vía de la adopción y después cambiar de idea. Ahí sí que podría pensar y reflexionar sobre el motivo que propició el no querer otra adopción.

        Cada cual ve su opción acertada, pero lo importante será como se sientan nuestros hijos cuando conozcan los motivos por los que cada uno decidió adoptar y llegar a el.

      • Sí, desde luego… pero reflexionaba sobre lo que pueden llegar a pensar (al menos los míos, que pueden ser muy retorcidos).

      • Claro que es muchísimo mas fácil para una pareja tener un hijo biológico que para una monoparental, para mi no hay comparación. Que una pareja tenga hijos es lo que ha ocurrido siempre desde el principio de la historia. A mi también me llaman la atención las parejas jóvenes y fértiles que hasta a veces mienten en el CI para poder adoptar, o se tiran años ( porque no hay bebes) cuando en 9 meses podrían tener uno…Nunca he entendido ese rechazo hacia el hijo biológico, o mejor dicho, creo que si existe pero que pocos lo reconocen.

      • Para mí, en el caso de ser monoparental, como en el caso de ser una pareja infértil (o mayor para gestar hijos de forma natural), es escoger entre dos vías igualmente llenas de dificultades; en el caso de una pareja fértil y joven, es escoger un camino dificultoso renunciando al fácil… y sí, me cuesta de entender, sobretodo después de haber recorrido este camino.

      • A mí me ha dado la impresión de que, la mayoría de los que hemos contestado sintiéndonos dentro del grupo al que se refiere la entrada no hemos elegido el camino difícil EN LUGAR DE el más fácil. Muchos buscamos los 2 caminos sin renunciar a ninguno de ellos, en distinto orden según las circunstancias. No es “rechazo” a hijos biológicos (al menos en mi caso, desde luego que no), si no, es cierto que no lo entendería bien.

        Pero si todos estamos tan seguros de que en AI no hay niños que necesiten unos padres, ni bebés ni mayores, entonces sí que ya no entiendo nada de la adopción.
        Una cosa es no querer hacer una obra de caridad, hacerlo por el deseo de ser padres, y otra es creer que ese deseo, a pesar de ser monoparental o infértil o demasiado mayor para un embarazo, está por encima del derecho de esos niños a crecer en sus familias.
        A mí esto sí me suena demasiado egoísta. E igual de egoísta si no puedes tener hijos biológicos y ésta es tu única vía, como si puedes pero no lo prefieres.

      • Yo creo que en AI sí hay niños que necesiten unos padres; de lo contrario, adoptar no tendría mucho sentido. Pero no estoy tan segura de que todos los niños que se adoptan correspondan a esta realidad. Creo que hay muchos niños adoptados que podrían (y deberían) seguir en sus familias bio, y muchos niños que crecer en orfanatos porque nadie quiere adoptarlos. Y que cuando nos planteamos una adopción tenemos que ser muy cuidadosos para llegar a ser padres de un niño que realmente necesite que lo seamos.

        Yo tengo dudas respecto a si mi hijo mayor podría haber crecido en su familia biológica. Sé que no fue robado, que su madre biológica tenía sus motivos para darlo en adopción… pero igual que sucede en el documental de la familia de Masho, no sé si estos motivos realmente se resolvían renunciando a su hijo; no sé tampoco si hubiera renunciado a su hijo si no hubiera existido la presión, el conocimiento, de la AI.

        En el caso de mi hijo pequeño, en cambio, me aseguré de que esto no sucediera. Adopté en un país donde hay más niños esperando ser adoptados (en orfanatos) que familias adoptantes, y adopté un “perfil” de niño que a priori, y en este contexto de “más niños que padres” tenía pocos números para encontrar familia; o al menos, no la había encontrado hasta el momento, a pesar de llevar en la crèche prácticamente desde que nació.

        A mí, lo que aprendí sobre AI, las reflexiones que me hice a partir de mi primera adopción… me llevaron a que entre las dos hubiera estas diferencias.

        ¿Alguien ha dicho que el deseo de ser padres está por encima del derecho de los niños a crecer en sus familias biológicas, si las tienen y les pueden atender? Me lo he perdido, la verdad.

        Para mí, lo que discutimos aquí no es si las parejas fértiles tienen más o menos derecho a ser padres adoptivos (para mí no hay ninguna duda que tienen el mismo), sino por qué, algunas de ellas, renuncian a tener un hijo biológico pudiendo tenerlo.

      • Vic, a mí también me parece algo inquietante. Y por más que estoy leyendo todas las explicaciones lo sigo sin entender. No puedo evitar pensar en que falta muuuucha información sobre la adopción internacional ANTES de hacerlo.

      • Estoy de acuerdo. Y a mí también me faltó toda esta información, para qué negarlo.

  3. Yo no tengo hijos biológicos ni los puedo tener….llegamos a la adopción después de saber que nunca ibamos a poder temer hijos biológicos (a no ser que nos medicaramos, nos sometieramos a alguna intervención quirúrgica…y quizás ni así).
    Respecto a tu pregunta desconozco la respueesta, pero se me ocurre que puede ser porque adoptar trasnsmite una imagen de “familia progre, de guay, de familia multicultural, de familia de anuncio benetton”….no sé …se me ocurre.
    Respecto a la primera respuesta que da “filla” dice: “había un montón de niños que necesitaban una familia”…..(disctuble, no?. En realidad hay 6 veces menos niños adoptables que solicitudes de adopción)….pero luego dices” no quería hacer una labor altruista”….contradictorio, no?
    Cuando en el año 2007 fuimos a buscar a nuestra hija mayor, en la casa cuna donde estaba había unos 30 ó 40 niños de 0 a 4 años….y yo le pregunté a la directora “y todos estos niños…..qué pena, no”?
    su respuesta: “no todos son adoptables, hay muchos que están aquí mientras sus familias trabajan, y los visitan los fines de semana, en vacaciones…..tiene una familia, la suya”.
    Yo tampoco entiendo el razonamiento “quiero un hijo, no quiero parirlo, porque no necesito que sea mi hijó biológico, pero quiero un bebé, que sea adoptado, pero que sea un bebé…..”

    • Luz, digo que no es una labor altruista porque lo que me movió a tener una hijo fue mi deseo de ser madre, por encima de todo. Yo quería ser madre, quería criar a una persona, educarla, decidir… Tenía sbrinos y sabía lo que era eso (yo he sido y soy una tía muy involucrada en la vida de sus sobrinos) y sabía que había cosas en las que yo no decidía, que decidían sus padres. Yo quería tener a MI HIJO para decidir yo.

      Pero, repito, parirlo, llevarlo dentro, que se pareciese a mí… me daba igual. Tal vez porque ya tenía sobrinos y sabía lo que significaban para mí y sabía que, no haberlos parido no cambiaba nada. (Durante un tiempo, mientras esperaba la asignación de mi hijo, tuve miedo de no llegar a quererlo como a mis sobrino X. Porque creía que no se podía querer más alguien. Ahora sé que sí se puede.)

      En el momento en el que yo inicié los trámites (2005) la situación era muy diferente (o lo que se sabía). La situación de las adopciones no era la de hoy en día.

      Yo conocía la adopción, porque ya la había vivido en mi familia y quería que mi maternidad aportase algo más de “equilibrio” al mundo (puede parecer una gilipollez pero es así como lo sentía y lo siento).

      Entiendo que haya gente que no entienda así, porque no lo siente así. Supongo que para alguien que quiere tener hijos biológicos como primera opción, pueda resultar dificil comprender que exista gente para la que eso no tenga importancia. Pero la hay, por supuesto.

      Respecto a lo de “familia progre”… en fin, Luz, realmente tú crees que alguien se mete en un proceso de adopción, con todas sus incertidumbres, miedos, esperas, tensiones, angustias… por ser progre?!

      • Coincido en casi todo. Pero me pregunto si habría pensado lo mismo en el caso de tener pareja (y poder tener hijos biológicos de forma “tradicional”), al menos como primera opción.

      • Estoy en la misma situación que tu y te entiendo perfectamente…que triste que algunos tenga tan poca empatia para no llegar a entenderlo y decir que queremos ser una familia “progre”.

  4. Me ha gustado tu respuesta, Filla, y creo que mis motivaciones son parecidas, ya lo comenté.
    Lo de lo más pequeño posible no es mi caso, precisamente por haber leído, entre otros sitios aquí, muchas veces, que esos niños a veces “no necesitan otra familia porque ya tienen una”. Pero lo entiendo, porque quizás la mochila sea más pequeña mientras menos tiempo hayan vivido otras situaciones, y podemos pensar que será más fácil…
    Creo que la clave es lo que tu has dicho, queremos ser madres, no SÓLO hacer algo altruista, así que nuestras motivaciones siempre tendrán su parte de egoísmo.

    • Sí, entiendo lo de querer la mochila lo más pequeña posible. Pero entonces, ¿por qué no optar porque no exista? ¿Por qué no optar por un hijo biológico?

      • En mi caso no era una cuestión del tamaño de la mochila 🙂 sino por poder estar con él el mayor tiempo posible de su vida.

  5. Nadie lo sabe, eso, no?

    Igual que nunca sabemos cómo habría sido nuestra vida si hubiésemos tomado decisiones diferentes.

    Quien sería capaz de escoger entre tener una familia (esta familia, la que te ha tocado) o vivir en tu lugar de nacimiento, sin saber lo que habrías tenido y lo que no?

    Mi hijo no habría vivido con su familia biológica. Si no lo hubiese adoptado yo, lo habría adoptado otra familia.

    Si tuviese que decidir hoy, tal y como han evolucionado las cosas, seguramente tendría muchas más reservas, porque creo que uno de los fines de mi maternidad ya no estaría tan claro.

  6. A mi el titulo de este post, me parece que más que titularlo PORQUE QUEREIS ADOPTAR? Seria más correcto decir, PORQUE QUEREMOS ADOPTAR? Porque sino lo que parece es que se esta juzgando a una serie de personas, mientras que las demás quedan libre de juicios. Todos tenemos nuestros motivos para elegir un tipo de maternidad u otra, teniendo opción a ambas, y no me parece justo que se cuestione los motivos de unas familias y no de otras.
    Creo que si somos sinceros con nosotros mismos, la mayoria de las familias cuando iniciamos el proceso de adopción no realizamos el analisis del porque queriamos adoptar en base a estas preguntas:

    Y siempre me pregunto…

    ¿Por qué prefieren un niño con su mochila, donde puede haber desde abandono (como mínimo separación), hasta malos tratos, negligencia, institucionalización? ¿Por qué prefieren un niño que además de las pérdidas que ya ha vivido, pierde, en el caso de la AI, el idioma, la luz de su tierra, vivir en un entorno donde la gente se le parezca, los sabores, los olores? ¿Por qué prefieren un niño que no conocerá su historial médico? ¿Que no tendrá conexiones genéticas? ¿Que tiene una parte, pequeña o grande, de su historia, que no llegará a conocer jamás?

    Porque no era desde esa visión que elegimos este tipo de maternidad o la otra.

    • ER2008, el día que algo te guste te haré la ola… No recuerdo un mensaje tuyo que no sea un juicio (en general, negativo).

      Se titula por qué queréis adoptar, porque se refiere precisamente a un perfil concreto de adoptantes. Se pueden plantear (o no) las mismas preguntas con otros perfiles… pero yo sí entiendo porque una pareja infértil quiere adoptar, por qué quiere hacerlo una persona monoparental, incluso una pareja que ya tiene hijos biológicos… me cuesta más entender porque una pareja joven y sana que se quiere, renuncia a tener hijos biológicos. Este post es un intento a entenderlo (sin juicios; sólo con preguntas).

      Estoy de acuerdo en que seguramente ninguno de nosotros llegamos a la maternidad pensando todo esto. Todo esto lo pensamos después… al menos es mi caso.

  7. Pues yo voy a dar una nota, quizás, un poco discordante. Creo que las personas que nos planteaos adoptar debemos hacernos estas preguntas; también que es bueno que estén en un blog que trata de adopción. Pero, a la vez, me molesta esta batería de preguntas que parece que de por casi seguro que una persona que puede tener hijos biológicos es culpable de, como mínimo, no haber reflexionado sobre la adopción.

    • Sí, yo también creo que es bueno que nos las hagamos todos. Y muchos nos la hacemos, solamente, a posteriori, y creo que esto es un error (hablo de mi caso). Pero sí creo que hay una diferencia cuando tener hijos biológicos implica una serie de dificultades o cuando esto no sucede… ¿Por qué renunciar a la opción que parece ser la más fácil, la más natural, la primera que (al menos a mí) te viene a la cabeza?

      • Yo creo que das por sentado (y quizás me equivoco) que todas las personas quieren tener hijos biológicos. Y yo creo que no es así. Y el que sea la opción más fácil o la más natural es, como mínimo, discutible. Lo que está claro es que los procesos de adopción pueden llevarnos a plantearnos el tema de manera muy distinta a muestro punto de partida.

      • ¿Y por qué hay gente que NO QUIERE tener hijos biológicos? ¿Qué hay detrás de este “no querer”? Esto es lo que me planteo, y de esto precisamente va este post.

      • En mi caso yo no tenía el instinto maternal que otras personas de mi entorno parecían tener. Es decir, yo hubiese podido vivir y ser muy feliz sin tener hijos. Supongo que siempre di por sentado que algún día los tendría, pero para mi no era (por decirlo de alguna manera) una primera necesidad tener hijos. Y siempre contemplé la vía adoptiva como una alternativa a la biológica. Es más, me costaba muchísimo comprender que algunas personas se sometieran a según qué procesos antes de contemplar la vía adoptiva. Ahora puedo parecer una defensora del proceso biológico, pero lo soy más por lo complejo y duro que puede llegar a ser el proceso adoptivo que por convicción. Además, en este blog veo otras realidades que desconocía y que me hacen replantear la adopción desde otro punto de vista.

      • A mí también me cuesta entender que la gente se someta a según qué procesos biológicos antes que optar a la vía adoptiva. Tanto que me sorprende que se metan en un proceso de adopción antes de intentar tener un hijo biológico haciendo el amor con su pareja…

      • Hola,

        Nosotros iniciamos los trámites de adopción cuando eramos fértiles y jóvenes (yo tenía 25 años, mi marido 32), así que formamos parte de ese grupo de padres adoptantes que son difíciles de entender para la Madre de Marte.
        Muchas de las preguntas que has planteado no nos las hicimos exactamente así, y desde luego nos faltaba toda la información del mundo respecto a la corrupción que existe en la adopción internacional (si no jamás hubiéramos abierto expediente de AI, aunque seguramente hubiéramos adoptado igual por otros medios).
        Sin embargo, sí sabíamos que grupos de hermanos y enfermedades o deficiencias físicas eran más difíciles que “tuvieran salida”, así que nos ofrecimos a acoger a un grupo de hermanos menores de 5 años (el límite de la edad venía por la imposición de los servicios sociales y era deseo de mi marido, que no había convivido con niños nunca y se le hacía más sencillo que fueran pequeños). Con respecto a la salud, debían ser sanos o con problemas que fueran “solucionables” o que no dificultaran en demasía su autonomía futura (un brazo menos, por ejemplo, nos parecía bien, lo mismo que un labio leporino… pero un VIH o un síndrome de down lo descartamos).
        ¿Por qué escogimos la adopción siendo fértiles y jóvenes? Un poco por los mismos motivos que esgrimía Filla hace unos mensajes, y que se puede resumir en que sabíamos que, por nuestra parte, podíamos “ahijar” a niños fueran o no de “nuestra sangre”, lo mismo que sabíamos que, por la parte de los niños, crecerían sin familia si no nos ofrecíamos a ser sus padres.

        Contestando con exactitud tus preguntas:
        ¿Por qué prefieren un niño con su mochila, donde puede haber desde abandono (como mínimo separación), hasta malos tratos, negligencia, institucionalización?
        Exactamente por eso. Porque hay abandono, malos tratos, negligencia o institucionalización. Porque consideramos que si no nos ofrecíamos nosotros, era posible que ese abandono, malos tratos, negligencia o institucionalización se perpetuaría en la vida de esos niños.
        ¿Por qué prefieren un niño que además de las pérdidas que ya ha vivido, pierde, en el caso de la AI, el idioma, la luz de su tierra, vivir en un entorno donde la gente se le parezca, los sabores, los olores?
        En nuestro caso contemplamos esta opción y por ello escogimos adoptar en el país de mi marido, para que, aun siendo emigrantes, nuestros hijos no perdieran sus raíces.
        ¿Por qué prefieren un niño que no conocerá su historial médico?
        Esa es una consecuencia del abandono, no de la adopción. Los niños no conocerían el historial médico tampoco si se quedaran donde estaban… la diferencia es que adoptándolo podríamos ofrecerle una cobertura médica mejor que paliara esa carencia o incluso podríamos poner nuestros recursos, si fuera necesario, en hacer la investigación pertinente que nos acercara a ese historial. Si quedaran institucionalizados no contarían con esos recursos.
        ¿Que no tendrá conexiones genéticas?
        Igual, no las tendría tampoco si estuviera institucionalizado.
        ¿Que tiene una parte, pequeña o grande, de su historia, que no llegará a conocer jamás?
        Su historia “genética” tampoco la conocería más si quedara institucionalizado… y tampoco sería “importante” la historia posterior, porque no habría familia que diera soporte, contexto y trascendencia. Mi hijo tiene información de la historia de su madre porque yo me he ocupado de conseguirla. Su madre, por desgracia, no tuvo a nadie que se ocupara de conseguir la historia de la suya propia… Quizá si a ella la hubieran adoptado, otro gallo le habría cantado.

        Para mí la pregunta es contraria. ¿Quién no da estas respuestas… por qué adopta?

      • Uno debería hacerse todas esas preguntas… y de hecho, el proceso del CI, si está bien hecho (fue mi caso) consiste en hacer que te plantees todas estas cosas y encuentres tus respuestas… aunque no sé si todo el mundo entiende realmente qué significa hasta después (fue mi caso también).

        Pero sigo sin entender la decisión de renunciar a intentar tener un hijo biológico. No hablo de que los hijos no lleguen, o de que para que lleguen tengas que someterte a tratamientos de reproducción agresiva; hablo de ni siquiera plantearse esta posibilidad, no dejar de tomar anticonceptivos, por ejemplo… Habrá buenas razones para ello, pero a mí se me escapan.

        (Ojo: no es un juicio. Es una duda existencial. Creo además que terminamos siendo buenos o malos o peores padres por razones que casi nunca tienen que ver con las motivaciones que nos llevan a la adopción).

      • Nosotros no renunciamos “a priori” a tener hijos biológicos. Nos parecía bien tener ambos. De hecho, antes de iniciar los trámites de adopción, debido a la poca experiencia con niños de mi marido, pasamos un año sin utilizar métodos anticonceptivos, para tener el primero biológico y adoptar después. Como no me quedé embarazada en ese plazo, el tiempo seguía pasando y no nos parecía oportuno iniciar ningún tratamiento de fertilidad, decidimos comenzar los trámites de adopción.
        Después de la llegada de nuestro hijo mayor, como sabes, llegaron las biológicas. Y en absoluto descarto volver a adoptar en el futuro, aunque nuestra situación familiar haya cambiado. Aún no tengo los 34 años, y “hay más tiempo que vida”, como dicen en mi país de adopción 😉

      • Eres una niña… ¡¡no se puede descartar nada!!

  8. Madredemarte siento que pienses que estoy haciendo un juicio porque no era mi intención y si te sigo es porque la mayoria de tus post me parecen interesantisimos de leer, sino obviamente no los leeria, pero es que justamente a veces la que parece que plantees juicios eres tu, y solo te hacia esta apreciación porque al final parece que solo son legitimas unas cosas y otras no, o al menos son cuestionables.

    Quizas personas que puediendo tener hijos biologicamente y que han elegido la materinidad adoptiva podrían cuestionarse si es bueno que las personas que no tienen otra alternativa eligan la adopción porque sus hijos tambien podrian pensar que sus padres no los habrian adoptado en caso de haber tenido otra alternativa.

    Repito solo estoy dando mi punto de vista que creo que es igual de valido que el de los demás, pero que si te molesta que diga lo que pienso, me abstengo de hacer más comentarios. No tengo intención de polemizar con nadie, y pensaba que todos teniamos derecho a expresar nuestras opiniones libremente.

    • No, todas me parecen igualmente legítimas (en el caso del que estamos hablando: en otros campos no, pero ya lo hablaremos cuando salga), pero algunas me cuestan más de entender que otras. Este es el caso, aunque sin duda parto de mi experiencia y mis creencias, de cómo yo soy.

      Lo que dices en el segundo párrafo, seguro que también puede suceder y sucede, de hecho, hace poco leía a una adoptada adulta preguntándose (preguntando a los padres adoptivos) cómo se resuelve la contradicción de decirles a los niños adoptados que son los hijos más deseados cuando muchas familias (creo que la mayoría) llegan a la adopción como segunda vía, después de no poder tener hijos biológicos… Me parece también una buena pregunta.

      Y claro que puedes comentar lo que quieras, faltaría más. Cuánto más crítica seas, más aprenderé… Anda, no te molestes por mi puya y yo no me molesto por la tuya. 😉

  9. Nosotros somos fértiles, tenemos dos hijos adoptados y hemos decidido no tener ninguno biológico. Y mi pregunta es… por qué no?

    • ¿Porque es infinitamente más complicado? ¿Porque los niños tendrán un plus de dificultades que tendremos que afrontar? ¿Porque contribuimos a la ingente industria de la adopción, que lleva que en algunos países se compran y se vendan niños? Preguntas que se me ocurren a botepronto (aunque a mí personalmente ni la primera ni la segunda me echan atrás, la tercera, obviamente, sí).

      • pues a mi la tercera pregunta no me echa para detrás. Hay que ser realistas. La adopción internacional en muchos casos es un fraude y está corrompida. Pero existe porque es necesaria.
        Por lo tanto, mientras existan niños adoptables tendrán que existir familias adoptantes. NUNCA AL REVÉS!!!
        Pero por estar en un proceso adoptivo no me considero en absoluto partícipe del fraude y el comercio que pueda llegar a existir. Eso lo tendrán que gestionar, vigilar y penar las administraciones (claro está con la ayuda de quien tenga las cosas claras y pruebas de ello).

      • Pues a mí sí me echa atrás. Quizás no de toda la AI, pero sí de buena parte: de muchos países, de muchos perfiles de niño, de muchas prácticas consideradas habituales… Yo sí creo que como padres adoptantes que contribuímos con nuestra demanda a la oferta de niños, tenemos una responsabilidad, incluso si nuestros hijos no pertenecen al grupo que no habría sido adoptado de no existir esta presión…

    • Yo opino como Reyes ¿por qué no? Y la única respuesta que me parece válida para decir que no es la tercera. Sin embargo sí me planteo volver a adoptar, como le contesté a Marta hace unos días, a menores mayores que estén “fuera del mercado”.

      • Porque yo me pregunto por qué sí… y como soy yo quien hace las preguntas… (al menos las primeras).

        Fue esa pregunta de Marta la que inspiró esta entrada.

  10. tema muy muy interesante,

    Nosotros pertenecemos a ese grupo de personas, y somos culpables de no haber reflexionado suficiente sobre la adopción. No sabíamos ni de mochilas, ni de problemas ni na de nada, como se suele decir.
    Era 1999 y si adoptamos es porque queríamos ser padres y no nos parecía importante que tuviera nuestra “sangre” .
    Por qué cuánto más pequeño y sano mejor? por qué no cuando pensábamos que había miles y miles de niños pequeños y sanos que necesitaban padres?
    nuestra adopción no tuvo NADA de solidario, fue tan egoista como si hubiésemos tenido un hijo biológico .Hoy en día sabiendo lo que se tengo claro que no adoptaría. (no por la mochila, ni por lo problemas sino más bien por el tráfico de menores que existen en la adopción)

    De todos modos es un tema interesantísimo:
    – sí he “olfateado” un tufillo de superioridad entre parejas fértiles ante otras que no lo son y han adoptado
    -la “superioridad ” tanto de las parejas fértiles como de las no fértiles sobre mujeres solas que han adoptado. (por tener pareja)
    -como también se “ve” una excusa perfecta para muchas mujeres solas que adoptan y dicen; fue mi elección, yo elegí ser madre soltera por este camino; y algunos piensan; porque no encontraste pareja!
    en fin, que no tengo muy claro si en esto todos somos del todo sinceros cuando damos nuestras razones

    • Desde luego, en mi caso los motivos y lo que yo sabía sobre la adopción, la maternidad… en su momento… no tiene nada que ver con lo que pienso, sé, creo ahora (y supongo que esto, nada que ver con lo que pensaré dentro de 10 años).

  11. Interesante pregunta. Por algunos de los comentarios que he leído parece que aún existe una idea “romántica” de la adopción. Esa idea de que existen muchos niños que necesitan una familia sigue viva. Y lo cierto es que existen muchos más niños que tienen familia en situaciones precarias, muy precarias Cuando yo empecé mi primer proceso de adopción (hace más de 10 años) no había tanta información como ahora, los aspectos más oscuros de la adopción internacional aún no eran de dominio público y prácticamente no se hablaba de postadopción. Éramos tan ingenuos…

  12. UFFF….por qué una familia joven sin problemas de fertilidad decide la via adoptiva…esa pregunta me ha acompañado desde que con 32 años y un hijo precioso ,presentamos expediente…y ya ha llovido…12 años.
    Fuimos exprimidos hasta el límite…Tuvimos suerte .Convencimos a nuestras examinadoras y tenemos a nuestra niña preciosa…ya una adolescente .
    La respuesta es sencilla…sabiamos que teniamos un hijo en alguna parte…¿donde?…pues no sabiamos…pero lo sentiamos así.
    Respecto a la edad..nosotros no pedimos un bebe…a nosotros nos limitaron la edad por nuestra edad y la de nuestro hijo.Nos daba igual la edad.
    Digo que nos ha acompañado porque siguen haciendonos “la pregunta”…la respuesta es siempre la misma…”lo sentiamos”…
    No se …a lo mejor es que mi marido y yo estamos un poco piraos’.
    Un saludo

    • A mí no me cuesta entender por qué alguien escoge la adopción pudiendo tener hijos biológicos; me cuesta entender por qué alguien renuncia a tener hijos biológicos pudiendo tenerlos y teniendo todo de cara (pareja, ningún problema de fertilidad, etc).

      • Ahí está la clave, Madre.
        Es que yo no lo veo como una renuncia, yo no he renunciado a nada porque mi primera elección de maternidad es la adopción.

        Si no hubiese podido. Si, por ejemplo, me hubiesen echado atrás en el CI y no me lo hubiesen dado, o si hubiesen puesto como requisito que tuviésemos problemas de fertilidad, entonces me habría visto obligada a renunciar a la maternidad por adopción y habría sido madre biológicamente.

      • ¡Eso es, Filla! ¿Alguien pregunta a los biológicos por qué renuncian a la adopción? ¿Por qué al contrario sí, si se dan las respuestas? ¿A qué se renuncia exactamente? ¿Qué importancia tiene todo aquello a lo que se renuncia?
        Yo que tengo ambas experiencias, te diré que no hay absolutamente nada que sea importante y que me haya dado la parte biológica. Para mí como madre (no hablamos de las obvias ventajas para mis hijas, sino de mi sentimiento personal de maternidad), el embarazo, el parto, la lactancia, la similitud fisica… son cosas que no determinan en absoluto mi maternidad. Soy igual madre de mis tres hijos, dos biológicas y uno adoptado. Ni el proceso de espera e incertidumbre de mi hijo lo ha hecho más mío (de nuevo, en términos de mi vivencia maternal únicamente), ni el proceso de gestación y parto me han hecho más madre de mis hijas biológicas (otra vez en términos de mi vivencia maternal). Hubiera sido igual madre de mi hijo si lo hubiera parido, y hubiera sido igual madre de mis hijas si las hubiera adoptado.
        Hay un dicho irlandés que dice “There are two tellings to every story”. Bueno, este es mi lado de la historia, el de MI vivencia de maternidad.
        La otra parte de la historia, el de SU vivencia como hijos, es la que marca la diferencia. Yo he tenido la inmensa suerte de marcar una diferencia en la vida de mi hijo adoptándolo. Si mis hijas biológicas estuvieran abandonadas, en su misma situación, si otra familia las hubiera adoptado igual hubieran marcado una diferencia en su vida, que sería positiva. Esa es la parte importante de la historia. Entonces la pregunta está mal formulada, de hecho. ¿Por qué renuncian los biológicos a marcar esa diferencia en la vida de sus hijos a través de la adopción? ESA es la verdadera renuncia.

      • Seguramente porque damos por hecho que la maternidad biológica tiene algo de instintivo… muy poca gente se plantea adoptar a no ser que no tengan más remedio, no es algo que se plantee como “natural”… (otra cosa es si lo es, lo uno y lo otro).

        Aunque yo creo que en nuestra sociedad, aquí y ahora, si hay personas que no adoptan y se les pregunta por qué… a los que recurren a la reproducción asistida, por ejemplo… o a los que tienen muchos hijos biológicos…

  13. Sigo aquí, porque si continúo en Reply no me llegan al correo y no me entero…

    Entiendo que sea difícil comprender que la opción escogida sea esa, la maternidad por adopción, cuando la biológica es posible. Pero, en mi caso, la razón es una mezcla de todo lo que ya se ha dicho y que Raquel a expresado muy bien.

    Yo quería, egoistamente, conseguir algo “más” con mi maternidad. Quería obtener un beneficio mayor. Beneficiar a alguien con ello.

    Por qué aceptar la mochila, las incertidumbres, los problemas… porque si yo no los aceptase mi hijo no los superaría y tendría que vivir en esa realidad, sin el apoyo de su familia.

    Así es como veía yo la adopción. Esa es la idea que me llevó a escoger la adopción como primera vía. Y eso me hace estar más cerca de mi hijo, me une a él, porque los dos juntos llevamos su carga. Esa carga compartida, el dolor que pueda llegar a producirnos y la superación es “nuestra unión genética” (me ha quedado bastante cursi, pero es como lo siento).

    Si no existiese la adopción yo habría sido madre igualmente, POR SUPUESTO! Porque, como he dicho, lo primero que me lleva a la adopción es mi deseo de ser madre. Pero pudiendo escoger, prefiero esta vía.

  14. pero si te da igual que sea niño, niña, color etc…¿ porque no te da igual que sea biologico? ¿porque descartar un niño de tu etnia y que seria lo mas pequeño posible y no te perderias ninguna etapa? yo no lo entiendo, ademas luego la mayoria que adopta como primera opcion quiere un bebe lo mas pequeño posible y sano, asi que queda descartada el motivo “para que tener un hijo biologico habiendo niños en el mundo que necesitan familia”. Porque resulta que los que necesitan familia nadie los quiere…. Yo adopte a mis hijos con 30 años, no podia tener hijos sin tratamientos. Me daba igual el color, el sexo y la edad… niños que necesitaran una familia, no queria hacer una obra de caridad, queria tener hijos, pero hay que ser ralistas con los niños que hay en adopcion… el ci me marcaba unos limites pero deje muy claro a la ecai que no los habia y asi adopte a mis hijos con 6 y 8 años y una enfermedad infecciosa cronica y no los podria querer mas que si los hubiera parido. La adopcion no es simplemente una via mas hacia la maternidad, tenemos que ser padres terapeuticos para nuestros niños, ayudarles con la famosa mochila, con el desarraigo, con el racismo, etc… bueno las que adoptais bebes ya llegareis a todo eso cuando sean mayores, vereis que no es todo tan sencillo como otra via de maternidad, o a lo mejor para vosotras si, pero ¿y para vuestros hijos? No quisiera que nadie se moleste por mi opinion, es solo eso… lo que yo pienso

    • Ruth, es que nadie dice que sea sencillo. Yo ya sabía que no era sencillo y a lo que me enfrentaba (tenía dos sobrinos adoptados cuando decidí ser madre).

      Y no es cierto que, al querer un bebé quede desacreditado el argumento de “para que tener un hijo biologico habiendo niños en el mundo que necesitan familia”. Porque, repito, mi hijo era un bebé y necesitaba una familia.

      Esa dificultad a la que sabía que me iba a enfrentar como madre era parte del riesgo que quería asumir y que de hecho asumí con agrado. Ayudar a mi hijo a seguir adelante es mi labor como madre (alimentar, lo hace cualquiera).

      Yo, como deje, no adopté para “salvar a un niño”. Fui egoista, tan egoista como puede serlo cualquiera que decide tener un hijo y yo quería que mi hijo fuese sano, guapo, inteligente, cariño… O uno cuando decide ser padre biológicamente no quiere también eso mismo para su hijo?

      Pero sabía que había ciertas cosas que podían cumplirse (por ejemplo, que mi hijo fuese menor de 2 años) y otras que tal vez sí o tal vez no (su salud, su genética, sus capacidades… todo eso son incertidumbres que yo quise asumir).

      Pero no quise asumir un niño mayor. Y no por eso deja de tener valor mi razonamiento.

  15. Hola, yo no pertenezco al grupo al que preguntas porque soy monoparental, eché mi primera solicitud de adopción con 27 años y con 29 ya era madre… ha habido un par de mensajes que me han tocado la fibra sensible jeje… yo soy fertil (donante de ovulos), joven (actualmente tengo 34 años y dos hijas) y he adoptado dos niñas de las “mal llamadas” mayores y con necesidades especiales y yo no considero que mis adopciones hayan sido un gesto altruista, yo adopte porque quería ser madre, me decanté por esta via y después me pregunte ¿cuáles son los niños adoptables? y llegué a los mayores y necesidades especiales, no estaba dispuesta a esperar 6 años ni creo que mentalmente preparada, nunca he querido tener un bebe (no se que hacer con ellos… hay personas a las que los bebes no nos “gustan” especialmente, me quedo con mis sobrinos encantadas) soy maestra de infantil y me fascinan los niños de a partir de 3 años… así que llegué a la conclusión, no se si lógica o no, de que me “ofertaría” como madre para niños mayores de 3 años, cuando me plantee el tema de necesidades especiales pense ¿que son necesidades especiales? ¿cuáles podría asumir? ¿son los niños de necesidades especiales iguales a otros niños? investigué, conocí a familias, a niños… y decidí que era posible para mi. Por cosas del destino con un ci de hasta 4 años me llegó mi hija con casi 6…. y fue una pasada ser su madre, y lo sigue siendo, no creo haberme perdido nada, investigamos juntas su pasado y construimos un futuro juntas. A pesar de una comprensible (por la historia previa hija) durisima adaptación cunado volví a adoptar volvió a ser una niña mayor y con nee (mi hija llegó a casa a punto de cumplir los 8). Mi vida es plena, soy muy feliz con mis hijás, me encanta ser madre y es por eso por lo que adopté porque quería ser madre. tenemos nuestros problemas? SI!!! muchos!!! merece la pena SI!!! MUCHO!!! volvería a ser madre por esta vía: me encantaría, siempre quise tener una familia grande… pero no tengo Tiempo para ellos dedicarle a mas hijos (lo más importante), ni espacio, ni dinero… pero aun soy joven ¿quién sabe que me depara el futuro?
    Me molesta mucho cuando alguna familia me dice que ellos quieren un bebe porque quieren ser padres y no realizar un gesto altruista, yo soy una madre y no una ONG y mis hijas son HIJAS y no un acto de caridad.

    • La vida da muchas vueltas… yo siempre había dicho que querría tener 4 hijos (me los imaginaba en pareja, y al menos los primeros, de mi tripa), luego, al empezar mi vía real a la maternidad, a través de la adopción y siendo monoparental, tenía muy claro que quería 2, pero también tenía la fantasía del tercero (mayor, cuando los chicos hubieran crecido) y llegó un momento en el que descubrí que no tenía ni la energía ni el espacio mental para pensar en un tercer hijo, ni ahora ni (me parecía) en el futuro…

      Y entonces, cuando menos me lo espero, conozco a alguien, me emparejo, y aparecen en mi vida dos niños más, que no son mis hijos, pero mi espacio mental y emocional dedicado a los hijos pasa a ser de golpe “de cuatro”…

      Así que sí, ¿quién sabe lo que (n)os depara el futuro?

      • 🙂 yo quería tener la nada realista cifra de 10!!! el futuro está ahí esperando ¿quién sabe?

    • Reyes, no entiendo tu último párrafo.
      Tú querías niños a partir de 3 años, yo menores de 2, porque me gustan los bebés.
      Tú podías asumir unas necesidades especiales previas, yo prefería asumir una incertidumbre en lugar de una incertidumbre+una necesidad ya evaluada.

      No entiendo cual es la diferencia, salvo que cada uno somos diferente.

      • Filla no se que es lo que no entiendes, me refiero a comentarios anteriores donde algunas personas dicen algo parecido a que si adoptaran por solidaridad o caridad irian a por un niño mayor o de necesidades especiales… quiero referir con este párrafo que yo no cuestiono tus decisiones (cada uno sabe lo que puede asumir) pero me molesta mucho que cuestionen las mias, Me molesta que esas personas dejen entrever que yo adopto por caridad y no por el mismo deseo de ser madre que tiene una persona que tiene hijos bios o adopta un bebe sano.

    • Me choca: madre adoptiva y donante de óvulos…..
      Curioso, no?

      • Luz yo lo veo como donar sangre o médula, si se puede ayudar a que otra persona tenga una vida mejor y sea feliz ¿por qué no?

  16. Madredemarte, este tema de para mucho… para muchísimo. Yo y mi marido también pertenecemos a ese grupo.
    En primer lugar voy a suscribir prácticamente todo lo que ha escrito Filla.
    En segundo lugar diré que yo, cuando realicé las entrevistas para la obtención del primer CI, ya pasé por esas preguntas que tú planteas. Ya tuve que pensar profundamente en ellas y crear un razonamiento lógico que jamás me había planteado. La cuestión es que ya respondí en su momento, de buena gana, porque creí que las “entrevistadoras” me habían ayudado a realizar una importante reflexión, pero no voy a hacerlo una vez más. No por nada, únicamente porque es un razonamiento demasiado largo y profundo y no me apetece… lo que sí puedo asegurar es que mi CI no fue dado “a la ligera”, se me apretaron las tuercas bastante pero dejé a la psicóloga sin argumentos, incluso en cierto momento no pudo hacerme ni una pregunta más.
    En tercer lugar voy a hacer una pregunta sobre algo que estoy leyendo constantemente (en las respuestas anteriores) y no acabo de entender: ¿por qué parece ser que la adopción de un niño o niña que no es un bebé ha de deberse siempre a un gesto altruista? ¿Por qué se es más altruista por adoptar a un niño “no bebé” (ni siquiera voy a decir mayor) que por adoptar a un bebé?

    • Porque por cada bebé hay seis familias adoptivas en cola, y los NE o niños mayores no tienen a nadie…

      • No entiendo la respuesta… ¿Por qué se entiende que adoptar a un bebé es menos altruista que adoptar a un “niño mayor”? Lo siento, no sé si no me he explicado bien o es que no pillo la respuesta…

      • Pero lo cierto es que en algunos países (Etiopía por ejemplo), también hay niños mayores que no deberían estar en adopción… niños que son sacados de sus casas por buscadores precisamente para responder a la demanda de padres “solidarios” que quieren adoptar al niño que más lo necesita… yo conozco bastantes casos, algunos de niños con edad falseada (tienen 2/3/4/5 años más de lo que dicen sus papeles, con todas las dificultades que esto comporta), otros de la edad que toca…

    • Por supuesto que no tienes que contestar… son preguntas retóricas, excepto para quien quiera tomárselas como literales. Pero yo creo que sí es importante hacer esta reflexión, plantearse estas cosas, y encontrar las respuestas que le valgan a una.

      La pregunta que haces tú se la hacía también Reyes, madre adoptiva de dos niñas “mayores” y con necesidades especiales… a ella le han molestado los comentarios de “adoptamos bebés porque queremos ser padres, no hacer una obra de caridad”… porque su maternidad también se debe a querer ser madre y no a una obra de caridad. Me parece una reflexión muy atinada.

      • Exactamente a eso me refiero ¿Una madre que adopta a un niño de 6 años no quiere ser madre? ¿Pensamos que en todos los casos sin excepción cuando una mujer quiere ser madre quiere serlo de un bebé? ¿Si no es así está haciendo otra cosa distinta de convertirse en madre…?
        Por otro lado, lo que has dicho en tu otra respuesta ¿no es un poco contradictorio? Dices que hay niños mayores que son colocados en el circuito adoptivo para padres que quieren ser “solidarios”… y a la vez dices que estos niños tienen edades falseadas a la baja… entonces no entiendo ¿Esos padres quieren niños mayores o más pequeños de lo que son?

        Ah! por cierto, me parece interesantísimo hacer estas reflexiones, por supuesto. Me parece sano para un@ mism@ y me parece que se lo debemos también a nuestros hij@s.

      • Bueno, no sólo para padres que quieren ser “solidarios”… para padres que quieren adoptar niños mayores, por los motivos que sean (yo asumo que la motivación principal es siempre ser padres, aún cuando elijamos la adopción, o un perfil determinado de niño, porque pensamos que podemos dar familia a un niño que si no no la tendría). No todos los niños llegan con edades falseadas, y las que lo son no lo son siempre a la baja (a veces es al revés), pero llegan niños con edad falseada de todas las edades: niños asignados con 3 que tienen 6, pero también niños asignados con 6 o con 8 que tienen 10 o 12, incluso algún caso se ha dado de adopción de niños que en la realidad eran mayores de edad… Quiero decir que no sólo les “colocan” niños con edades falseadas a los que adoptan pequeños, también les puede suceder (y de hecho sucede) a los que adoptan “mayores”.

        Yo el caso más heavy que conozco personalmente es el de una niña asignada a una familia monoparental con 4 años teóricos; en los papeles de la asignación, aparecía en la edad un 7 años tachado… luego resultó tener (por lo menos) 10. Esa madre quiere muchísimo a su hija y no la cambiaría por otra, pero pasó de tener una hija de 4 años a una de 12 en 2 años… hay mucho que digerir ahí, y un duelo que hacer por la niña pequeña que no tuviste, además de los problemas logísticos de registro civil, colegio, reglas, etc…

  17. Uff

    Nosotros también estamos en este perfil.

    Lo que nos movía a nosotros aunque sea muy dificil de explicar y quizá de entender es un sentimiento. Es dificil expresarlo y explicarlo y así se lo comenté a los psicólogos del CI y ellos nos ayudaron a descifrarlo todo para saber si ese sentimiento era real o era movido por algo “no sano”.

    A día de hoy tengo clarisimo que nuestro CI estuvo bien hecho a pesar de que en ese momento fué muy chungo. Descartaron cosas como si queríamos parecer una “familia guay”… descartaron cosas como si estabamso mal mi marido y yo… descartaron altruismo…. descartaron miedo al parto… y un largo etc….

    No tengo ninguna necesidad ni física ni mental de vivir un embarazo y una lactancia. Y en nuestro caso no deseábamos un bebé.

    Lo de por qué renunciábamos a un hijo biológico también nos lo plantearon a nosotros. Yo considero que renunciar significa desistir de hacer algo que deseabas hacer. Partiendo de esta base… yo no deseaba un hijo biológico por lo que no tuve que renunciar a él.

    Sobre por qué preferíamos un niño con mochila…. no es que lo prefiriesemos… es que estábamos preparados para asumirlo, no es lo mismo.

    Estoy de acuerdo en que hay más solicitudes de adopción que niños adoptables, pero también estaréis deacuerdo en que una idoneidad debería darse en función de lo bien preparados que estén esos padres para llevarla a cabo independientemente de la fertilidad.

    Mira… hay una cosa curiosa que me pasó durante el CI y que me chocó mucho. Yo jamás, pero jamás había entendido que una mujer embarazada de pocos meses, que sufría un aborto se tomara ese aborto como la pérdida de un hijo.. no podía entenderlo (podéis pensar que soy una depravada)… pensaba que era un simple feto y que si algo había salido mal era por algo, y que ya se volvería a embarazar, etc…. pues lo entendí cuando nos amenazaron con negarnos el CI… para mi eso era como un posible aborto… me sentí como una mujer embarazada que le planteaban que podía perder su feto. Me sentí fatal por no haber entendido a las mujeres que sufren un aborto. Fatal.

    • No, no es lo mismo. Yo sufrí un cambio de país, o sea de hijo , de raza, de cultura, de todo. Y también un aborto. No tiene mucho que ver una cosa con la otra.

      • Yo no he sufrido ningún aborto, así que no puedo comparar. Pero sí sufrí un cambio de país y sí tuve que hacer un duelo por ello…

      • No me refería al cambio de país sino a una denegación del CI… si me denegaban el CI tenía que renunciar al hijo que “esperaba” … igual que un aborto. Y si es lo mismo o no, no lo sé ,por qué no puedo comparar… pero si que me sirvió para entender el dolor de un aborto.

    • Una cosa es no necesitar vivir un embarazo y una lactancia, o compartir genes con tus hijos, y otra distinta es decidir no hacerlo.

      ¿Por qué no deseabas un hijo biológico? Una cosa es que no lo necesitaras, pero, ¿no desearlo? ¿Qué tiene “de malo”?

      Creo que la adopción es buscar unos padres para un niño, no al revés; y por supuesto, los mejores padres no tienen por qué ser ni los infértiles, ni los emparejados, ni los heterosexuales, ni los jóvenes… Igual que no me parece (lo he oído alguna vez) que sean mejores padres o tengan más derecho a serlo los que escogen la adopción en primera opción, sin plantearse la vía biológica…

      No estamos hablando de derecho a ser padres (de derecho a conseguir la idoneidad, porque en todo caso el derecho a tener padres es de los niños).

      • No tiene nada de malo desear un hijo biológico…

        Yo también he oido alguna vez que quién escoge la adopción como primera opción van a ser mejores padres por desearlo como primera opcion y bla bla bla… y NO no estoy deacuerdo con esta afirmación.

        Por eso… por lo que dices tú, por qué se habla del derecho de un niño a tener padres y no al revés…. pienso que las motivaciones por llegar a la adopción deben ser sanas y bien estructuradas…. independientemente de la fertilidad.

      • A mí me parece igualmente estúpido… aunque sí creo que las motivaciones para llegar a la adopción son un elemento importante y que es importante descartar posibles contradicciones o problemas sin resolver que puedan subyacer tras ellas (sea cuál sea nuestra motivación / nuestra circunstancia: se aplica igual a las personas fértiles, que a las monoparentales, que a las personas que llegan desde la infertilidad…)

      • No, me refería a qué tiene de “malo” un hijo biológico para NO desearlo…

  18. Bueno, veo que tengo un poquito de aquí y un poquito de allá. Nosotros nos decantamos por la adopción para nuestro primer hijo porque tanto mi marido como yo antes de conocernos habíamos pensado en tener hijos por esta vía (digamos que coincidíamos en este “proyecto”). En aquel momento queríamos un bebé lo más pequeño posible y sano. Y a ser posible niña, aunque esto nunca lo dijimos a nadie. No adoptamos por altruismo está claro. Alguien ha dicho que era “un sentimiento” y eso es un poco nuestro caso. Queríamos ser padres y creíamos que ese era el camino. Cuando fuimos a buscar a nuestra hija de 7 meses coincidimos con una niña que ya habia cumplido los 3 y volvía del hospital porque estaba enferma. Nos la hubiéramos llevado también, pero no era adoptable (tenía familia que la visitaba de ciento en viento). Durante el año siguiente intentamos embarazarnos y no llegó. Fuimos a un centro muy conocido a valorarnos y !menudo negocio!. Sinceramente, nos pareció tan frío, tan impersonal, tan “científico” que nos hicimos las pruebas y no volvimos más. Y decidimos adoptar otra vez, aunque ahora por la vía de PV. Yo también era de las que quería varios hijos: 5 a poder ser, bios y adoptados, pero la vida tenía otras cosas decididas para nosotros (salvo que me quede embarazada de trillizos porque según las pruebas puedo ;-))

  19. Por cierto, en esta segunda adopción sigo prefiriendo una niña, pero como la que se queda embarazada y le dicen “qué? ahora querrás un varon para tener la parejita, no?. Si me llaman para un varón pues varón será. El caso es que me llamen…..

  20. Es que yo no entiendo lo de “Quiero adoptar a un bebé”….
    Para mí, mi respuesta es: quiero un hijo, porque quiero ser madre.
    Cuando llegó nuestra hija, de 3 años y medio, la gente me preguntaba”Y no la querías más pequeña?”….Sin palabras.
    Y luego están los futuros padres adoptantes en espera de asignación que se “ofenden” porque tardan mucho en ser asignados y despotrican contra el país, contra la administración del gobierno del país de esos niños, poruqe (en plan pataleta)-“jo….es que llevo 3 años esperando”…..
    Por Dios.
    Si quieres ser madre, hay perfiles para los que, en poos meses, con seguridad, serías asignado.
    Osea, que, quiero adoptar, quiero un bebé….y si no me lo dan rápido…..lloro.
    Sigo sin entenderlo.
    Como sigo sin entender la visión “romántica” de “era una señal”, “sabíamos que nuestro hijo estaba en algún lugar del mundo esperándonos”, “nuestro hijo nos esperaba en algún sitio”……
    suena muy nbonito pero vamos….si no hubiera sido asignado a esa familia hubiera sido asignado a otra o quizás a ninguna…y seguiría con su familia biológica.

    • Totalmente deacuerdo.

    • A ver, en mi caso quería un bebé (0 a 3) por dos motivos, primero quería perderme lo menos posible de su vida y segundo creía que así me ahorraría problemas de adaptacion. Ya sabes, niño pequeño problema pequeño. Ahora mi perfil es para 3 años (uno menos que mi hija) y sigo pensando que me quedará pena el no haber compartido con mi hij@ sus primeros años y qué cosas habrá vivido/sufrido y (en cuanto a la adaptación ya no lo veo igual)
      Que no entiendas la “visión romántica” como tú la llamas no quiere decir que para algunos no exista esa sensación, presentimiento o lo que sea. Y sí en nuestro caso si no la hubiéramos adoptado nosotros probablemente la habría adoptado otra familia, sobre todo porque era un bebé, niña y sana. Pero a pesar de estas “cualidades” NO seguiría con la señora que la llevó en la barriga pues la abandonó en el mismo hospital en que nació y nadie quiso hacerse cargo de ella.
      Y aunque voy por Pasaje Verde en esta segunda adopción no me creo mejor “madre” que los que van por la vía normal. No se trata de si quieres ser madre/padre tienes que estar dispuesto a asumir lo que sea y si no, no te quejes.

      • y sino, no te quejes…. no. Pero si que es cierto que está lleno de blogs de gente criticando los países y los procesos por qué llevan x tiempo esperando y creen que no merecen esperar tanto…. esto es así.

      • Yo cuando estaba en proceso para la primera adopción, también pensaba que me apenaría el tiempo no compartido con mi hijo… luego le conocí y resultó que no me entristeció nada, me entristece no conocer, pero pienso que el tiempo que pasó con su madre biológica, en Etiopía, lo vivido… es lo que le ha hecho como es (maravilloso, ¿qué voy a decir yo?). Con mi hijo menor, mis sentimientos al respecto son encontrados… Sí me duelen los 20 meses que pasó en la crèche, y me duele más saber que los pasó allí porque ninguna de las familias que estuvo antes qeu yo (entre ellas, 5 familias españolas) quiso adoptarle porque era “defectuoso” (tenía un problema físico que se subsanó con 2 meses de tratamiento).

    • Yo también estoy de acuerdo… y repito que cuando la adopción internacional entra en un país, los niños adoptables se multiplican, niños que antes hubieran permanecido con sus familias. ¿Por qué creéis que es? Se llama dinero y nosotros pagamos las transacciones.
      Soy de las que tampoco entiende por qué no biológicos y de las que jamás hubiera adoptado si hubiera sabido lo que sé ahora.

    • Yo tampoco creo en las señales, el destino o el hilo rojo: mis hijos podrían haber sido otros, y ellos podrían haber tenido otros padres (quedarse con los biológicos o ser adoptados por otros) y nos parecía tan inevitable como lo que ha sucedido…

      Respecto a las quejas de los padres adoptantes, estoy de acuerdo. En Marruecos ha habido muchos problemas porque los padres extranjeros a menudo vamos con prisas, con arrogancia, con exigencias… esperando que ellos se adapten a nuestros ritmos y nuestra cultura del derecho en vez de adaptarnos a la suya (que se resume en la palabra “Insh’allah”: Si Dios quiere).

  21. Buenas, aunque siempre te leo, nunca me había decidido a escribir.

    Yo formaría parte de esos que deberían responder a las preguntas, mas o menos. Pues yo siempre había tenido claro que no necesitaba gestar para sentirme madre, pero mi pareja si que lo necesita, así que el día que nos decidamos vendrá primero uno biológico (si se puede, claro) y mas adelante el adoptivo. Por lo tanto nunca tendré que “renunciar” a ser madre biológica, pese a que realmente yo si hubiera tenido solo hijos adoptivos, y eso, seguramente me ahorrará bastantes trabas en el CI.

    Y el día que adopte quiero un niño “mayor” o con alguna discapacidad leve, y no porque quiera hacer ningún gesto altruista sino porque lo que tengo muy claro es que lo que yo no quiero es que por mi adopción, ese niño que debería haber seguido con sus padres biológicos ahora este conmigo. Quiero que sea un niño que por la razón que sea sus padres no hayan podido/querido cuidar de él, no porque se haya presentado un señor en el pueblo prometiendo prosperidad para esos niños que se marcharan a países mas ricos. Y creo que con ese perfil, es la mejor manera de asegurarmelo.

    En cuanto a porque adoptar, como ya he dicho no tengo ninguna necesidad de tener un hijo en mi vientre, ni de parirlo, y si acepto esa mochila es porque me siento preparada para ello, se que sera un camino muy difícil y que hasta que el niño no llega no sabes realmente con que te vas a encontrar, pero estoy preparada para asumir las dificultades que le traiga consigo esa mochila.

    • Un breve apunte, con lo escrito anteriormente no quiero decir que todos los bebes sanos vengan de esos pueblos donde se ha presentado un señor prometiendo prosperidad para la criatura en paises ricos, ni que vengan de tráfico de personas, pero si es cierto que en muchos paises la AI ha fomentado este hecho.

    • Bienvenida.

      Como decía algo más arriba, optar a un niño “mayor” no siempre es garantía de adoptar a un niño que lo necesite… de Etiopía han llegado muchos niños mayores “arrancados” de sus familias (y en algunos casos, se sienten secuestrados, en el lugar equivocado, en la familia a la que no pertenecen… lo cual no es fácil para ninguna de las partes implicadas).

      • Lo mismo q muchas NE… al final detrás de esos “abandonos” está la falta de recursos de la familia biológica. Conclusión: por lo mal repartido que está el mundo, existe la adopciòn internacional.
        Los huérfanos son huérfanos porque su familia habrá fallecido por enfermedades tratables y curables en occidente, los niños de NE son abandonados porque su familia bio no tiene ni tendrá posibilidades de tratarlo(operarlo…)…

      • Si, esta claro que si existe la AI es por lo mal repartido que esta el mundo. Pero una cosa es la falta de recursos de la familia que hagan abandonar al niño por no poder tratarlo y otra son los niños que si la AI no existiera seguirian con sus familias, ya que nadie habria ido prometiendo cosas por esos niños. No se si se me entiende muy bien, pero para mi es una diferencia importante.

      • Sí, ambas cosas son profundamente injustas… pero la segunda está directamente relacionada con la demanda de los padres adoptivos, y esto nos hace responsables de que algunos niños entren en el circuito de adopción.

      • Diferente sí, pero si con apoyo económico y social se hubiese evitado q es@ niñ@ saliese en adopción….en adopción nacional la mayoría de los niños q van a adopción son de clase social baja y aunque aquí supuestamente es la ULTIMA opción también ha salido a la luz algún caso de un bebe q fue dado en adopción ds de expulsar a su madre a su país de origen y no contar con el padre biológico(que sigue viviendo en España)!

      • Recuerdo este caso. Espero que sea muy excepcional, pero sin duda, al menos una vez, ha sucedido.

  22. Yo no tengo un blog, pero agradezco la información que algunas personas me aportan con los suyos. En mis dos procesos me han servido para enterarme de costumbres, situación política, curiosidades, cuestiones prácticas, etc… de los países de origen de mis hijos y que el tiempo de espera no se hiciera eterno “sin hacer nada”. Por otra parte estoy de acuerdo en que algunas personas los utilizan para desahogarse y echar fuera su frustración. A lo que yo me refiero es que algunas personas piensan que si vas a adoptar tienes que estar dispuesto a asumir cualquier cosa que suceda o cualquier asignación y no me parece justo. Cada uno sabe lo que es capaz de asumir y no se es peor padre o peor madre por querer un bebé o un niño sano.

    • No se es peor madre por querer un bebé o un niño sano… aunque me sigue pareciendo extraño que si es importante para una querer un bebé sano, no lo fabrique en su barriga… aumentarían mucho las probabilidades de “acertar”… Pero yo sí creo que en una adopción se tiene que estar dispuesto a aceptar lo mismo que una aceptaría en un hijo que ha parido: yo conozco a familias que han rechazado criaturas (asignaciones) que sin duda habrían querido y cuidado con todas sus fuerzas si las hubieran parido. Y esto me parece muy doloroso.

      • En esto sí estoy de acuerdo. Que estés dispuesto a aceptar lo mismo que si te hubiese venido biológico. Te pongo nuestro ejemplo; cuando empezamos a valorar patologías a mi marido le echaba para atrás poner cardiopatías. Como él mismo decía “es que no lo puedo ver (como el labio o la displasia de cadera o cualquier otra cosa evaluable externamente), y si después es más grave de lo que parece y nuestro hijo muere? Yo no me veo capaz de pasar por eso”. Evidentemente que si me hubiera quedado embarazada y me dicen que mi hijo viene con una cardiopatía no abortaría. Pero en esto entramos en la conciencia de cada uno ¿tendrías un hijo biológico sabiendo que tiene una discapacidad invalidante que siempre tnedrá una edad mental de menos de 2 años? Hay gente que sabiéndolo seguiría adelante con el embarazo y que si se lo ofrecieran en AI no lo aceptaría ni loco. Y gente que abortaría por ejemplo y que por tanto ni se lo plantea en AI. A eso me refiero con lo de no aceptar/asumir cualquier cosa simplmente por ser padre adoptante.

      • Claro. A mí lo que me preocupa es la gente que rechaza en adopción cosas que habría aceptado en un embarazo. Recuerdo dos casos cercanos, independientes entre sí, de dos monoparentales que simulatanearon un proceso de adopción con tratamientos de reproducción asistida. De quedarse embarazadas, lógicamente, habrían podido tener un hijo o una hija (y no tengo ninguna duda de que habrían llevado a término el embarazo fuera cual fuera el sexo del bebé), pero en la adopción estaban decididas a adoptar una niña como fuera (y ambas lo consiguieron). En ambos casos, la primera asignación fue de una criatura con una patología menor, y en ambos casos la rechazaron (y se les asignó más adelante una niña sana). Y también estoy razonablemente segura de que de haber nacido una hija (incluso un hijo) con esas patologías, también se habrían hecho cargo de la criatura sin dudarlo… esto es lo que me resulta difícil de entender.

      • …estoy pensando… ¿acaso cuando una se embaraza tiene la seguridad de que su hijo va a nacer perfectamente sano? ¿acaso sabe si ese hijo morirá a los 87 años, o a los 15,o a los 7, o a los 3 meses? Quizás yo sea una inconsciente… no lo sé.
        A nosotros nos plantearon en las entrevistas el tema de que nuestro hijo (de adopción nacional) pudiera sufrir hepatitis o tuviera los anticuerpos del SIDA… nos preguntaron si ese perfil entraba en nuestra decisión. Lo cierto es que lo pensamos… de hecho nos planteamos directamente la posibilidad de que desarrollara la enfermedad más adelante e incluso muriera. Yo no quiero que mi hijo muera antes que yo, lo pensé mucho, sufrí tan solo de pensarlo… pero finalmente nuestra respuesta fue SI, lo asumimos. Por eso digo que quizás sea una inconsciente pero no me sentía capaz de rechazar a un hijo porque tuviera la mala suerte de sufrir una enfermedad de ese tipo.

      • Yo me planteo lo mismo. Si yo hubiera tenido un hijo biológico con una discapacidad, una patología grave, una enfermedad degenerativa… le habría querido y cuidado con todo mi corazón (y con todo el dolor de mi corazón). Sin embargo, mi primer hijo llegó a mí después de que descartaran algunas patologías (VIH, Hepatitis, Sífilis)… en su momento me pareció razonable… pero cuando empecé a quererle, dejó de parecérmelo. Yo querría igual a mi hijo con VIH, o con cualquier otra cosa… y como decía más arriba alguien de la mochila, de la falta de información genética… los niños que están en adopción igualmente tendrían esas patologias (las que sea que hacen que muchas veces se queden en el camino) si no les adoptáramos… y sus posibilidades, a todos los niveles, serían mucho menores…

        En mi segunda adopción acepté asignación sin ningún dato más allá del nombre y la edad del niño (y lo habría aceptado aún sin esos datos). Sin dudarlo… Es una de las muchas cosas que cambiaron de la primera a la segunda.

  23. Dos cosas, una nosotros queríamos hijos adoptados, sobre todo mi marido vio el reportaje de los orfanatos de China ya decidió con ventípicos años que tendría un hij@ chino. Llamadlo altruismo como queráis.
    Dos los niños adoptados traen mochilas, pero conozco gente adoptada que ha gestionado fenomenal esa mochila, de hecho una de mis mejores amigas es adoptada y cuando os lee tan intensas y tan mochileras a veces se echa a reír. Quizá los consejos de ella y viéndola una mujer feliz nos ayudo a decidirnos a adoptar Y por otro lado y ya termino el parir un hijo no es garantia de ausencia de problemas, ojalá por parirlo y darlo la teta ya vaya a ser feliz y además ingeniero con trabajo en Alemania en cuanto acabe la carrera. Un hijo es una apuesta de futuro y el futuro nunca sabemos lo que nos tiene deparado.

    • Tras este reportaje de “las habitaciones de la muerte” hay muchas decisiones de adoptar niños… luego se descubrió que no todos los orfanatos eran como los que salían allí (por suerte).

      Es cierto que hay adoptados que gestionan muy bien sus pérdidas (al menos de cara afuera), pero hay otros que sufren mucho por ellas, y no es posible saber cómo lo llevaran nuestros hijos… cuando yo no había adoptado todavía (pero había decidido hacerlo), siempre me fijaba en las historias exitosas de adopción, en los adoptados adultos que me parecían sanos y felices, no me cuestionaba si cuando yo no estaba delante se sentían menos felices o sanos, o que otros no lo fueran; y si otros no lo eran, pensaba que la culpa era de sus padres adoptivos, que no habían sabido educarles/ transmitirles bien su historia… la realidad me dio unas cuantas hostias nada más llegar mi hijo (y me las ha seguido dando los 6 años siguientes).

      Parir un hijo no se garantía de ausencia de problemas; pero es que los adoptados tienen o pueden tener, los mismos problemas que un hijo biológico, más todos los que se derivan de la adopción, desde la gestión del abandono a la búsqueda de los orígenes, pasando por el racismo, las carencias pre y post-natales…

  24. Este tema que planteas es muy “espinoso” madre, ya que es fácil derivar hacia la discusión/argumentación que se puede leer en muchos blogs y foros de padres adoptantes que esperan: ya que hay un claro desequilibrio entre personas que quieren adoptar y niños adoptables, los que sean fértiles que se “aparten” para dejar paso a los que no lo son. Para mi esto es totalmente inadmisible, va contra la idea de encontrar “unos padres a un niño” para pasar a ser justo lo contrario y presupone que una familia infertil va a ser mejor familia para un niño que otra que no lo es.
    Dicho esto, creo que has aclarado que se trata de entender la justificación para desechar la vía biológica en favor de la adoptiva.
    Nosotros tenemos tres hijos, los dos primeros biológicos y el último adoptado. Desde el inicio de nuestro proyecto de paternidad contemplábamos las dos vías de forma alternativa, sin predominar una sobre otra. Yo jamás he sentido la necesidad de embarazarme, ni mucho menos de perpetuar mis genes. Partiendo de eso es fácil entender que la primera vía que pensamos fue la adoptiva, partiendo del supuesto que la criatura ya existe (o va a existir), para qué crear una nueva vida si ya existe una que no está siendo atendida como merece?
    No obstante, cuando fuimos a informarnos nos lo pusieron tan dificil que decidimos probar primero la vía biológica puesto que no queríamos posponer más la paternidad. Cuando el mayor debía tener año y medio volvimos para presentar la solicitud y volvieron a ponernos problemas ya que la edad del niño condicionaba la edad del futuro adoptado (cosa que no entiendo ya que varía (o variaba) de unas Comunidades Autónomas a otras). Así que de nuevo probamos la vía biológica para tener un hijo y que se llevara el tiempo que considerábamos con su hermano. Así, cuando el segundo tenía año y medio volvimos otra vez y esta vez si presentamos la solicitud, aunque intentaron disuadirnos de nuevo, pero esta vez ya estábamos dispuestos a esperar lo que hiciera falta.
    Nosotros no queríamos/preferíamos un bebé, pero las administraciones nos obligaron al rango 0-3.
    Tampoco acabo de entender a aquellas parejas que supeditan su proyecto parental al hecho de que los niños tienen que ser adoptados aunque ello suponga esperas interminables con todo lo que supone, pero creo que la rigidez de la adminstración en cuanto a los rangos de edad y a que el orden de llegada coincida con el orden de edad puede ser en principio un factor que puede llevar a algunos padres que desean serlo por la vía adoptiva a descartar la biológica ya que eso les condiciona (y mucho) la posterior vía adoptiva.
    En nuestro caso, debido a esta rigidez sólo uno de nuestros hijos es adoptado, cuando nuestra intención era que lo hubieran sido, si no los tres, mínimo dos.
    Saludos
    Cristina.

    • La discusión de “que los que sean fértiles que se “aparten” para dejar paso a los que no lo son” no la has leído en este blog, ni la leerás, porque yo no la permitiría; no es sobre esto sobre lo que va la entrada, ni han derivado en ello dos comentarios (más que en dos ocasiones, cuando tú y Laura habéis dicho que no debía verse así; nadie parecía haberlo hecho hasta entonces, ni siquiera los que no entendemos la decisión de la que estamos hablando).

      Dices que “es fácil entender que la primera vía que pensamos fue la adoptiva, partiendo del supuesto que la criatura ya existe (o va a existir), para qué crear una nueva vida si ya existe una que no está siendo atendida como merece?”. Yo también pensé esto cuando empecé a adoptar, ¿para qué traer a un niño al mundo si hay ya muchos que necesitan familia? Puedo entender que alguien lo viera, incluso que lo vea, así… aunque yo he dejado de verlo de esta manera desde que leí que UNICEF asegura que hay 6 solicitudes de adopción para cada bebé sano adoptable (otra cosa son los niños mayores y con problemas de salud, pero no son el “objetivo” de la mayoría de adoptantes).

      Hablas de “la rigidez de la adminstración en cuanto a los rangos de edad y a que el orden de llegada coincida con el orden de edad puede ser en principio un factor que puede llevar a algunos padres que desean serlo por la vía adoptiva a descartar la biológica ya que eso les condiciona (y mucho) la posterior vía adoptiva”. Bueno, creo que esto sólo te condiciona si tienes mucha prisa… si quieres adoptar a un niño mayor, puedes esperar a que tu primer hijo (bio o adoptado) sea mayor para hacerlo… y seguirán llevándose pocos años…

      • Cristina dijo:

        Hola, no se ven muy bien los comentarios … salen todos con dibujos…
        Bueno, no he dicho que se esté dando la discusión sobre “apartarse” en este hilo, decía que habitualmente en muchísimos foros derivaba en esta cuestión, que es relativamente fácil en otros entornos (me alegro de que en este no) que derive hacia eso…
        El hecho de que haya muchas solicitudes a priori no debería influenciar en el número de niños adoptables (ahora sabemos que no es así) así que en su día nos pareció un razonamiento válido, fue el que tuvimos entonces, con lo que sabíamos entonces … ofrecernos como padres de un niño que lo necesitara.
        Una vez que has tenido hijos biológicos, por supuesto puedes esperar a que crezcan y adoptar entonces un niño mayor si tu objetivo es “adoptar un niño mayor” pero si tu objetivo es “darle un hermano a tu hijo” prefieres no esperar a que crezca sin hermano… no se si me explico, partimos de que adoptamos como proyecto de familia no por altruismo.
        Por ello, al ver que no era posible, tuvimos a nuestro segundo bio y para el tercero ya podíamos esperar lo que hiciera falta… de hecho esperamos 4 años y estábamos convencidos (y lo preferíamos para que se llevara menos tiempo con el mediano) que nos asignarían un niño de 3 años, luego no fue así y nos asignaron a nuestra hija con 14 meses.

      • Otras personas me han dicho lo de los dibujos, lo cierto es que no tengo ni idea de cómo arreglarlo (yo lo veo bien). Si alguien lo sabe, ¡please help!

        Por lo demás yo, como vosotros, también fui tomando las decisiones sobre la marcha… yo preveía que mi segundo hijo llegaría cuando el primero tuviera 7-8 años (más o menos ahora)… y sin embargo, la vida me “chafó” los planes y se adelantó más de 3… no podría estar más contenta, claro…

  25. Yo no digo que “tienes que aguantar todo lo que te echen y si no no te quejes…” no he dicho eso, pero seguro que todas hemos leido blogs de familias (sobre todo futuras madres) que parece que dan por hecho su derecho a ser madres (que no existe), su derecho a ser asignadas y además a ser asignadas rápido.
    Los comentarios tipo “esto es una injusticia”, “nadie piensa en como lo estamos pasando” “Y ahora, se toman 1 mes de vacaciones y durante un mes no va a haber jucios…que verguenza….”….son muy habituales.
    Me refiero a eso.
    Deberíamos tener claro que en realidad a nadie le tiene que importar como lo estemos pasando durante la espera, pues no se trata de hacernos la espera corta y llevadera, nadie tiene que complacernos…y parece que en muchos blogs a las futuras madres se les olvida.
    Me suena a exigencia.

    • Yo creo que el problema es que muchos adoptantes se centran más en sus derechos (a una adopción rápida, a una asignación que se corresponda a lo que ellos imaginan) que de los derechos de los niños.

  26. Madredemarte cuando he leido tu post me he dicho, ¡estoy totalmente de acuerdo!, y a continuación he pensado… ¡la de comentarios que van a hacer!, y veo que no me he equivocado.
    Yo soy madre biológica en primer lugar, y madre adoptiva en segundo, lo digo por orden cronológico, no por orden de importancia. Mis hijos son mis hijos, sin más connotaciones. Nos llevó a la adopción el no poder tener más hijos biológicos por un problema de salud. Nos daba igual el pais, nos daba igual la edad, aunque el tema de los problemas médicos ya era más complicado, precisamente por mi propia salud. Fuimos y somos realistas en este asunto.
    No era altruismo, no era la ilusión de mi vida adoptar, no lo habiamos pensado jamás, no era más que el deseo de volver a ser padres, y la adopción apareció como una posibilidad. Jamás he tenido la idea tan extendida de que ¿por qué voy a tener yo hijos con los niños que hay en el mundo necesitando padres?, entre otra cosas, porque los datos nos dicen bien claro que no es cierto. Y cada día me reafirmo más en la idea de que la demanda por parte de los padres adoptantes es uno de los desencadenantes principales de la corrupción en la adopción. Si, hay corrupción en la adopción, mucha más de la que estamos dispuestos a digerir.
    Cuando he cambiado impresiones con familias que han optado por la adopción en primer lugar y renunciando a la biología, me han sorprendido varias cosas:
    En primer lugar el hecho de que muchas de ellas han elegido un pais en concreto con una características físicas en concreto. Es decir, no quieren adoptar un niño cualquiera, quieren que ese niño sea así o asá, porque ese es su deseo, a veces es un sueño de muchos años. Si lo extrapolamos a la maternidad biológica, nos resultaría incomprensible.
    En segundo lugar, el hecho de haber optado por la adopción, en muchos caso les hace poseedores de la idea de que al ser su hijo una primera opción, por tanto más deseado, más buscado, más esperado… eso hará que esa criatura, precisamente por sentirse deseada sea… no se cómo decirlo, ¿más feliz?. Incluso hay familias, pocas, que esgrimen esas razones como si tuviesen más méritos frente a los que eligen la adopción como segunda opción, e incluso menospreciando la maternidad biológica por ser “demasiado facil”, aun sin conocerla. Sí, estas cosas las he oido y las he leido.
    Mi experiencia como madre adoptiva me dice que ambas cosas no favorecen en nada a esa criatura, que al fin y al cabo debe ser el elemento más importante de todo este proceso. Un niño no quiere sentirse tan deseado, si ese deseo (de sus padres adoptivos) lleva aparejado un abandono, que lo sufre el propio niño, nadie más que él, y cuando toma conciencia de eso, es doloroso, mucho. Nuestros motivos y nuestros deseos de ser padres son totalmente secundarios y mal vamos si ese deseo se convierte en el eje sobre el que gire la vida de nuestros hijos.
    Pero todo esto son cosas que solo aprendes cuando tu hijo crece, y cuando tomas una consciencia mucho más realista de lo que supone una adopción, sobre todo si es una adopción internacional. Os aseguro que hace diez años yo no pensaba así, cualquier motivo para adoptar me parecía válido y lo entendía, pero es que no veía más allá y obviamente me faltaba experiencia. Ahora soy mucho menos comprensiva.

    • Sí, yo también he conocido a familias que respondían a estos perfiles. Recuerdo una familia cuyo hijo mediano (tenían tres) iba a la guardería con B., que me dijo “queremos adoptar una niña africana”… Me pareció un punto de partida extraño, la verdad. (Miento: dijeron: “Una niña de color”, lo cual me pareció más extraño… me hizo pensar en pitufos). Les pegué el rollo de los niños adoptables, UNICEF, etc, y no sé si les caló o fueron otras sus razones, pero por ahora (no son amigos pero los veo por el barrio) parece que no han adoptado.

      Igual que no pienso que una pareja joven y fértil tenga menos derecho a adoptar o vaya a ser peores padres que cualquier otro perfil… tampoco creo que les convierta en mejores. No creo que ser buen o mal padre tenga mucho que ver con las motivaciones para hacerlo, a no ser que estas sean muy perversas.

      Y sí pienso que muchas veces los padres damos mucha importancia a lo que sentimos, a nuestros derechos, a nuestros deseos… y perdemos de vista que el personaje principal es nuestro hijo… Creo, quiero creer (yo he estado ahí también) que esto se “cura” con el tiempo…

    • Entonces, si no puedes tener hijos biológicos sí puedes engrosar la lista de padres adoptantes y si los puedes tener no?
      Si no es bueno para el niño, dará igual la motivación, no?
      A lo mejor no has querido decir eso, pero es lo que yo he entendido y con lo único que no estoy de acuerdo.

      Lo de renunciar a tener un hijo biológico, madredemarte, es que me ha parecido que sólo una persona de todas las que hemos comentado lo decía (quizás es que me he perdido comentarios, supongo que como todos, intento trabajar a la vez que os leo ;))

      • A la primera pregunta, por mi parte, por supuesto que no: la ética no depende de nuestras circunstancias vitales. En todo caso debemos asegurarnos que nuestra adopción sea comme il faut.

        Para mí cuando, pudiendo tener un hijo biológico, decides no tenerlo (para adoptar otro, no para no tener hijos), estás renunciando implícitamente, aunque no lo vivas como una renuncia (me imagino que si alguna de las familias aludidas lo viviera como una renuncia lo tendría, o lo intentaría al menos).

  27. Hay parejas tomando anticonceptivos mientras esperan años para adoptar para no quedarse embarazados mientras también se desesperan de lo que tarda su adopción… a veces he leído en foros como si los hijos biológicos fuesen de “segunda” o algo rechazable…
    Me pregunto cuantos casos hay o han habido de los que se creen que tener un hijo es tan fácil como ir a buscarlo a un país sin tener que pasar un embarazo y un parto, vaya corte se pegaran luego, si tienen la idea romántica del niño exótico idealizado, y pobre niño cuando se convierta en el niño real. Y eso de de ser padre o madre de un niño que ya existe es una utopía, porque la mayoría de adopciones son para niños pequeños que en realidad ni existen cuando se empieza la adopción…la mayoría de los niños se buscan para familias y no al revés. Incluso en países donde no se adopta, como Bali, los orfanatos han crecido muchísimo ¿porque? por el turismo solidario, ir de visita a un orfanato, hacerse la fotica de turno con el huerfanito ( que no lo es) y dejar un donativo que se mete en el bolsillo claro esta el director o directora…

  28. El último comentario me parece un poco escandaloso. Ahora resulta de que la culpa de que los orfanatos estén llenos de niños es de la gente que va ayudar a ellos, a colaborar y hacerse la fotito.
    Parece como si todos los niños fuesen buscados para dar en adopción. Pues no. Me niego a que esa idea sea la que predomine en la sociedad y se le inculque a nuestros hijos.
    Conozco muchas familais que hicieron la búsqueda de orígenes y sus hijos habían sido abandonados por necesidades de la vida y no porque un hombre blanco anduviese buscando niños por los pueblos (no niego que exista, pero no es lo frecuente como algunos quieren hacernos ver).
    Cada niño adoptable tiene 6 familias esperándole según unicef. Pues me parece muy bien. Ojalá tuviese doscientas. Qué tiene de malo? Sería mejor que no tuviese ninguna y cuando apareciese el niño adoptable esperase a que se le buscase una?

    Lo que me queda clarito con la entrada del blog y sus 100 comentarios, es que este tipo de familias al que pertenezco, está observado, analizado y criticado por los equipos de valoración de la administración, por las otras familias adoptivas y por la sociedad en general. Y me asombra con que frivolidad se habla de nosotros.

    Estamos en el punto de mira. Pero acaso tienen más derecho a adoptar una pareja infértil? si fuese así se estaría perdiendo el verdadero sentido de la adopción, cuyo prioridad debería ser el niño y no las familias.

    • Insisto: no estamos hablando de derechos (son iguales para todos y deben prevalecer los de los niños), ni de mejores o peores padres. No se ha suscitado este debate y (creo yo) tampoco tiene mucho sentido. Estamos hablando de otra cosa (al menos yo).

      Entiendo que os sintáis observados, analizados y criticados… pero creo que esto nos pasa a muchas otras familias. Por ejemplo, sin ir más lejos, a las monoparentales… Hay muchísima gente que nos considera frívolas y caprichosas, que consideran que no deberíamos llegar a la maternidad, o llegar solo donde no llegan los demás (niños mayores, con problemas de salud)…

      En todo caso, repito, mi entrada no iba de juzgar a nadie: iba de intentar entender algo que a mí, a priori, me parece una contradicción.

    • Susana, no se donde has adoptado, pero en Etiopía funciona así y no debe ser la única porque que de remotos lugares salgan niños en adopción es un tanto sospechoso ¿no crees? sobre todo cuando hablamos de orfanatos con animo de lucro. No los buscan los hombres blancos, los buscan los nativos del pueblo o localidad y es fácil reconocerlos: son los que va mejor vestidos y con un reloj costoso y ostentoso. Y pueden llegar a tener mucha mala leche. Después de que ellos o ellas cosechan a los niños estos van al orfanato privado ( a excepción de las monjas) donde hay otro señor o señora que se lucra, y si todo eso ocurre porque hay blancos detrás,indudablemente.Nosotros creamos el mercado.
      En cuanto a los orfanatos de visitas turísticas, pues quizás no te lo creas, pero hasta ahí llega el animo de lucro con los niños. Niños que no se adoptan sino que se visitan para hacerse la fotita con el correspondiente donativo al desaprensivo/a de turno. Y si, han aumentado considerablemente este tipo de orfanatos.Y hasta la necesidad de adopción del niño resulta muy dudosa, he sido testigo de cambios de versión porque los padres estaban literalmente acojonados ( estaba la madre del buscador camuflada como vecina) y no dijeron la verdad hasta que esta se fue…así que yo no me fiaría mucho de las verdades absolutas porque pueden resultar muy relativas.
      Yo creo que Madre de Marte no ha plantado en ningún momento si alguien tiene mas derecho a adoptar que otro, sino porque se renuncia o se rechaza la idea de tener hijos biologicos cuando se puede tenerlos. Y yo tampoco lo entiendo.

  29. Pues a mí el comentario de Vic me ha encantado y respecto a la idea romántica de “sentíamos que nuestro hijo nos estaba esperando en algún lugar del mundo”….de acuerdo también.
    si así fuera, el perfil de esas parejas con esa idea tan “de película” sería siempre de un crío de más de 4 años…pues en la mayoría de las ocasiones, cuando inicamos el proceso nuestros hijos ni siquiera habían nacido.Así que, a los que “saben” que su hijo les espera en algún sitio…..les recomiendo que para poder dar con él amplíen su perfil de edad, si no…el niño que les van a asignar dentro de 3, 4 ó 5 años no va a ser el suyo.;)

    • Yo empecé el proceso hace exactamente un año y como mi CI es para 3 años, SÉ que mi hij@ está esperando, al menos desde hace 2 en algún sitio, sin una familia y probablemente sin recibir tratamiento para su patología.

      • Bueno, está esperando si adoptas ahora, no? Si te asignan a una criatura de 3 años dentro de 3, quieres decir que cuando empezaste el proceso ni siquiera había sido concebida…

      • Muy romántico, pero la realidad es otra. Quieres creer eso, porque es bonito creerlo, pero en realidad no sabes nada: si ya nació o no (probablemente, no), si es niño o niña….nada….y además, aunque ya haya nacido, “no hay un niño esperándote”, de verdad. Quiero decir, que depende qde que la administración de aquí haga su trabajo, la del país del niño haga el suyo y por casualidad un funcionario cruce tu expediente con el del que va a ser tu hijo. Es así.
        Luego, cuando te asignen buscarás coincidencias. A mí me pasó. Y sí, recuerdo lo quen estaba haciendo el día que nació mi hija (es un día muy señalado en el calendario) y recuerdo lo que hacíamos cuando nació mi hijo (Ni siquiera habíamos empezado su adopción pues estabamos esperando fecha de viaje para ir a buscar a nuestra hija)…..
        mucha suerte con el proceso y con la asignación.

  30. Aye lei parte de los comentarios pero hoy veo unos dibujos y no puedo leer bien los nuevos.
    Puedo hacer del abogado del diablo?. Las preguntas estan muy bien pero no sere yo juez de nadie.
    Veo que muchas de las respuestas son criticas con estas parejas jovenes que han tomando esta decision y rapidamente tienen la coletilla añadida: si yo hubiera sabido en mi adopcion lo que se ahora no hubiera adoptado bebes, o en este pais o en esta ECAI…
    Parece la frase perfecta para justificar nuestras adopciones pero y las de los demas?
    Y la forma de ver la vida, tomar decisiones enamorarse, trabajar, son las mismas a los 20 que a los 40?.
    Es una reflexion.
    elena

    • Sí, muchos de nosotros sabemos lo que sabemos y tomaríamos decisiones distintas (o las hemos tomado en momentos posteriores) precisamente porque hemos vivido estas situaciones… Intentamos que los demás aprendan de nuestros “errores”, pero olvidamos que sólo se escarmienta en cabeza propia, que uno tiene que vivir su proceso y madurar su posición al respecto.

  31. Hola a todas. Mi opinión sobre este tema ha ido cambiando con los años. Desde niña siempre pensé que sería madre y en concreto, que lo sería por adopción. El planteamiento era sencillo: padres que deseaban tener hijos, niños que deseaban tener una familia… mundo superpoblado… prácticamente se trataba de unir con flechas. Después conocí al que sería mi marido y cuando se lo planteé me encontré con que su reacción fue la misma que la que tú tienes, Madredemarte, él no entendía nada… hablamos mucho del tema y decidimos que primero tendríamos hijos biológicos y después nos plantearíamos la adopción. Fueron pasando los años, y cuando decidimos que era el momento de tener hijos, yo ya había leído mucho sobre la situación de la adopción (lo de las cinco familias por cada menor de tres años sano). Intentamos tener un hijo biológico y resultó que sin tratamientos sería imposible. Y tuvimos que “coger el toro por los cuernos”, nuestros sentimientos y toda la información que teníamos y tomar decisiones ¿reproducción asistida o adopción? Yo lo tenía claro. Los niños en los que yo siempre había pensado, bebés y sanos, tenían muchas opciones de ser adoptados y las familias que no podían tener hijos de otra forma eran muchísimas (incluso tenía amigos esperando asignación) ¿y “los otros niños”? ¿estábamos preparados para un niño “mayor” o con una enfermedad grave? En ese momento pensamos que no. Decidimos intentar algunos tratamientos, eso sí, con límite. Y el límite llegó y hubo que volver a plantearse cosas: intentaríamos ser padres por adopción pero el país que eligiésemos debería tener un proceso que nos resultase transparente y no cobrar más allá de unas tasas de tramitación razonables. En cuanto a los niños, nos sentíamos más maduros que antes y capaces de enfrentarnos a situaciones más complejas. Aunque “el hijo biológico” nunca fue una prioridad para mí, sí tuve que elaborar el duelo por el hijo soñado. Recuerdo que en las entrevistas del CI la psicóloga me preguntó si no echaría de menos pasar por un embarazo y un parto, le contesté que no, que nunca me había parecido imprescindible para ser madre; no me preguntó por lo que sí me parecía importante: la ¿culpa? (no estoy segura de si era un sentimiento de culpa o no) de “no haber estado ahí”, a mi “hijo soñado” no le hubiese pasado nada malo si yo hubiese estado allí (era un sentimiento extraño y difícil de explicar, no sé si se entiende); también me habré perdido sus primeros pasos, sus primera palabras, sus primeros llantos, sus primeras sonrisas… todo es importante, pero “esa culpa” fue lo más difícil de asimilar.
    Con la información, con los años, he ido cambiando mi visión. No se si ha quedado muy claro pero quería aportar mi granito de arena a la charla.
    Ahora estamos esperando y aprovechando para leer blogs interesantes ;). Un besiño.

    • Es una evolución bastante parecida a la que hice yo (sin marido y sin infertilidad). A menudo se nos olvida, se me olvida, este proceso de maduración y me molestan pensamientos, ideas, en otras familias adoptivas… que unos años atrás yo defendía a capa y espada… Está bien recordarlo de vez en cuando.

  32. Madre, me he quedado alucinada con lo que has contado de las monoparentales que querían una niña sí o sí. Es más, no entiendo como se les permitió rechazar asignación. Sólo falta que lo pidan rubio, de ojos azules y largas pestañas….

    • El sistema de asignación en Marruecos permite esto y otras cosas igualmente perversas (para mí). Por ejemplo, aunque la mayoría de CIs los dan para un perfil 0-3 y por tanto, se supone que aceptamos cualquier niño menor de 4 años, muchos padres prefieren esperar un bebé (a poder ser niña) aunque haya niños en la banda alta de su franja en los orfanatos… también hay familias que esperan meses mientras hay niños adoptables y de su perfil de edad, pero varones y negros, que están creciendo en las crèches…

  33. madre, quita los dibujitos que no se lee bien, porfaaaa

    • No sé cómo se quitan!! Si alguien lo sabe, que lo diga!

      • Acabo de descubrir algo respecto a los dibujitos!! En Google Chrome me aparecen, pero en Firefox no!! Así que se puede solucionar cambiando de navegador…. Lo extraño es que no siempre pasa, a mí sólo me sucede con entradas antiguas, nunca en la del día.

      • Gracias… una amiga está mirando si se pude cambiar algo en la configuración. Varias personas me han dicho que pasa en las entradas que tienen muchas respuestas…

      • Raquel ha cambiado ya el fondo, y en principio tendría que verse bien. ¡¡¡¡Gracias, Raquel!!!!

      • Asunto solucionado!! Para mí tu blog es fuente de consulta, leo y releo lo que me interesa, los comentarios también son fuente de mucha información.

      • ¡Me alegro! Es lo que le da sentido a hacer un blog como este, que los que lo lean lo sientan útil…

  34. Hay personas que han contestado motivaciones que en mi opinión tienen base solidaria como por ejemplo que hay niños creciendo en orfanatos y sienten que sin su ofrecimiento quedarían allí. Esto no se como han podido pasarlo por alto los técnicos porque no es verdad, hay más ofrecimientos que niños adoptables. Esto lo sabemos todos.
    Nosotros somos del grupo que dices no entender. Pero esta muy claro. Son maternidades o paternidades distintas con competencias diferentes como ya bien has dicho porque has hablado de la mochila etc…. No es que se rechace, al menos en mi caso, un hijo biológico en un sentido enfermizo. Es que en esta vida con cada camino que eliges renuncias a otro. Hay varias formas de ser padres, cada uno tomara el camino que considere. Las preguntas que has puesto están muy bien para los que empiezan, nosotros sí nos las hicimos pero por lo visto la idea romántica de la adopción esta aún en muchas cabezas incluso en aquellos que son infertiles. No solo en los fértiles.
    Madre de marte tu planteamiento muestra una forma de considerar la adopción como vía subsidiaria de la paternidad biológica. En mi opinión la adopción y la paternidad por nacimiento de hijo son distintas y como tal hay que considerarlas. No como “adopto porque no puedo tener hijos” yo esto lo he pensado mucho y esta explicación favorece la idea de que es una paternidad de segundas. Nos quejamos todas las familias de las frases célebres que escuchamos y los comportamientos discriminatorios que algunos manifiestan con nosotros pero con este planeamiento, los que “adopten por no poder tener hijos” son los primeros que consideraron esta opción como de segundas.
    A todos los perfiles es necesario que nos estrujen en las entrevistas no solo a los fértiles. Y repito que nosotros sí nos hicimos estas preguntas que mencionas y nos las hicieron durante mes y medio de evaluación.

    • Yo no creo que llegar a la adopción después de haber intentado y no conseguido tener hijos biológicos, o de haberlos tenido, sea considerar esta opción de segundas. Será así en algunos casos… como lo puede ser en casos de parejas fértiles que renuncian a un hijo biológico porque sienten que la maternidad adoptiva vincula menos, es menos exigente (es uno de los perfiles que descartan los técnicos cuando valoran parejas que sí pueden tener hijos biológicos pero deciden no hacerlo). Yo creo que es fundamental que sólo se adopte si se está convencido de que un hijo es tan hijo si llega por vía biológica como por vía adoptiva… por esto no recomendaría alegremente la adopción a quien no lo vea claro.

      Por otra parte, también estoy convencida de que a todos los perfiles nos estrujan, más o menos, porque muchos son, o pueden ser, de riesgo por razones muy distintas: las parejas infértiles que no han hecho el duelo por el hijo no nacido; las parejas (o mujeres) demasiado mayores que se empecinan en adoptar un bebé, aunque tengan edad para ser abuelos en vez de padres; las monoparentales que pueden llegar a la maternidad por no estar solas – o que pueden llegar solas por tener dificultades en mantener vínculos; etc etc etc. El problema no está (para mí) en qué los técnicos intenten llegar al fondo de las motivaciones y las capacidades parentales de cada familia que estudian; el problema está cuando lo hacen desde el prejuicio. Y el prejuicio puede existir hacia cada uno de estos perfiles (y de otros que no se me habrán ocurrido…)

  35. Hola a todos.

    Retomo este post que acabo de encontrar por casualidad en Internet, porque este tema me/nos (pareja y yo) interesa muchisimo.

    Somos una pareja joven de 28 y 34 años, que fuimos padres “biológicos” hace 2. Ahora queremos, deseamos, nos encantaría ser padres “de corazón, adoptando”. Por edad y por salud, podríamos tener una docena más “de descendencia propia”, pero no queremos, preferimos adoptar. ¿Por qué? Porque aunque suene cursi, nos duele en el alma ver a niños sin familia, necesitados de un abrazo, un beso, un “buenos días mi vida”, un “¿qué te apetece comer?”, un “¿vamos al parqué?”…

    Y en nuestro caso particular NO queremos un bebé, sino un/a niñ@ de entre 5 y 8 años. Los bebés son facilmente adoptables, a nuestro parecer tienes más papeletas. Pero los niños de esta edad, son aún suficientemente pequeños para aligerar el peso de su maleta con cariño,amor y perseverancia, y suficientemente mayores para entender que es lo que pasa. ¿Por qué no los elegimos más mayores? Porque como ya he dicho, tenemos una nena de 2 añitos, y a nuestro parecer querríamos que pudieran jugar y compartir sueños e ilusiones de la misma edad. Un niño preadolescente y un bebé de 2 años hacen pocas migas juntos.

    Respondiendo el resto de preguntas:
    – ¿Por qué no querríamos tener otro hijo biológico? Quizá más adelante lo tendremos. Creo que ambos procesos no son exclusivos. Lo importante es la idea y las ganas de ser padre.
    – ¿Tienen miedo al embarazo? Nuestro primer embarazo fue estupendo, asi que dado el caso no tendría ningún problema en repetir.
    – ¿Tienen alguna dificultad con su pareja? Como todas las parejas tenemos nuestras “rabietas” y discusiones. Tratamos de arreglarlas cuanto antes posible por el bien de nuestra salud mental y nuestro karma 🙂
    – ¿Tienen problemas de vínculo y creen que con un hijo adoptado este es menos fuerte? A un hijo no se le quiere más porque lleve tus genes, o sino sólo hay que echar un vistazo a todos esos padres que salen diariamente en la prensa por haber maltratado a sus “propios hijos”.
    – ¿Piensan que “ahorrándose” los primeros meses / años de vida, la parentalidad será más fácil? Preferimos adoptar a un niño mayor porque es mucho más dificil que sea adoptado. Ser padre tendrá sus hitos de crianza en momentos puntuales, sea el hijo biológico o adoptado. Pero si la pregunta se refiere al tema económico, en nuestro caso particular añadiré que las necesidades materiales fueron completamente cubiertas con regalos de la familia, y las necesidades alimentarias fueron y aún son (en parte) cubiertas por la “teta de la mami”, gastando exclusivamente en pañales. Con lo que no nos salio nada caro.
    – ¿Adoptan por motivaciones altruistas, para salvar a un niño? Mitad sí, mitad no. Si nuestra situación económica lo permitiera adoptaríamos 4 o más niños, pero probablemente tendríamos 1 o 2 más biológicos. En nuestro caso particular nuestra motivación es “crear una familia”, y si por el camino conseguimos sanar un corazón roto por falta de amor y crear un autoestima grande para ser una persona “de bien”, nos sentiríamos el doble de contentos.
    – ¿Por qué, pudiendo optar a una vía rápida y sencilla – hasta placentera, al menos en principio – escogen una vía costosa, complicada, cara, incierta, llena de riesgos, donde el control que se tiene del asunto es mínimo? Porque nos duele en el alma disfrutar de la vida, sabiendo que hay niños que no han tenido un abrazo sincero en toda su vida, y se acuestan soñando cada noche con que al día siguiente se lo darán.
    – ¿Por qué prefieren un niño con su mochila, donde puede haber desde abandono (como mínimo separación), hasta malos tratos, negligencia, institucionalización? Una vez nos dijeron que en esta vida todo tiene solución, menos la muerte… Eso es un pequeño gran handicap que se solucionará con el aporte necesario de cariño. Por lo demás, en un futuro, ese hijo tendrá las mismas dificultades que nuestra hija propia. Y ahí, es donde más tendremos que actuar.
    – ¿Por qué prefieren un niño que además de las pérdidas que ya ha vivido, pierde, en el caso de la AI, el idioma, la luz de su tierra, vivir en un entorno donde la gente se le parezca, los sabores, los olores? En nuestro caso, yo (o sea la madre) son medio rusa, hablando, escribiendo y visitando este país. El/la hij@ que adoptásemos querríamos que fuera de ahi, para que las raíces no se perdieran.
    – ¿Por qué prefieren un niño que no conocerá su historial médico? Las pruebas actuales de ADN permiten ahondar mucho en el tema. Por lo cual, de ser estrictamente necesario por motivos de salud, siempre se podría saber.
    – ¿Que no tendrá conexiones genéticas? No creemos que este sea un motivo que garantice la idoneidad y prefección de las familias.
    – ¿Que tiene una parte, pequeña o grande, de su historia, que no llegará a conocer jamás? En todas las familias hay secretos… Por contar una anécdota, el padre de mi madre (con el que mi abuela nunca se caso), nadie sabe quien es…

    • Parece que lo teneis claro. El entusiasmo que trasluce tu texto es un buen punto de partida, aunque creo que no es suficiente: también hace falta una buena dosis de realismo. Saber que aunque en el mundo hay, sin duda, niños que necesitan una familia, no están en este caso todos los que entran en el circuito de la adopción; que el amor, que es fundamental, no siempre es suficiente para sacar adelante a niños cuyas vivencias les han convertido en seres muy frágiles; y que el hecho de que algunas cosas no os importen (como no tener conexiones genéticas o no conocer parte de su historia), si le pueden importar a vuestro futuro hijo.

      Mucha suerte en este trayecto que será sin duda intenso y cargado de emociones.

  36. Yo fui abandonado con solo 3 meses de vida en un orfanato de Colombia y estuve 5 años en el orfanato bajo unas condiciones precarias y lamentables de higiene, alimentación y salubridad. Fui adoptado a los 5 años y 2 meses por una familia Española, y dejé mi país, raíces, lengua, por causa mayor. A día de hoy no he superado todo lo que me marcó mi experiencia en el orfanato y sobre todo no he superado mi desarraigo hacia mi país natal, Colombia. Me arrancaron de mi país, y sigo sin sentirme ubicado en España. El desarraigo que tengo es muy grande. ¿puede marcar tanto un experiencia tan traumática en el orfanato bajo condiciones tercermundista y penosas? ¿puede convivir una persona con un desarraigo tan grande hacia su país de nacimiento toda la vida?

    • Alejandro, me temo que no puedo ayudarte mucho, más bien tú, con tus vivencias, nos ayudas a nosotros (y espero a nuestros hijos). ¿Has probado a contactar con la gente de “La voz de los adoptados”? Son adoptados adultos, en distintas fases del recorrido para recolocar su historia, y seguro que te harán sentir muy acompañados…

  37. La verdad, que me sorprende no ser la única en el tema de pensar así respeto a preferir adoptar que hijos biológicos, pensaba que era la mas rara de todas jaja . Pues para mi es mas egoísta tener hijos biológicos, para que poblar mas un planeta donde hay tantos niños necesitados, para mi es más importante adoptar lo malo es lo costoso que es pero debe ser realmente gratificante y si quisiera hijos en el futuro muy lejano (tengo 21 años) aún pudiendo tener, prefiero optar por adoptar.

    • Pienso lo mismo para mi es mas egoísta tener hijos biológicos solo por el hecho que tienen tu ADN adoptar es amor puro cero egoísmo pero la gente no lo entiende porque la mayoría son egoistas pero juzgar lo hacen y te tratan como un bicho raro porque si sos fertil no Tenes hijos biologicos

  38. Es simple es como preguntarte para que queres tener un hijo biológico yo no veo diferencia en esa pregunta la única diferencia son los genes ser madres o padres se lo es al criar y habiendo tantos niños abandonados pudiendo tener un futuro mejor al ser adoptados que criándose en algun horfanato o en casas temporales.Para mi es una acto puro de amor y cero egoísmo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: