familia monoparental y adopción

En la polémica entrada anterior, una lectora, ER., me reprochaba que preguntara a un determinado perfil de adoptantes (parejas jóvenes y fértiles por qué querían adoptar, y no hiciera la pregunta más general. ¿Por qué queremos adoptar?

Seguro que cada uno tendremos nuestras respuestas… yo me he hecho esta pregunta muchas veces, y la respuesta la he ido conociendo con el tiempo.

En una de las primeras reuniones que tuve con la psicóloga que me valoró para la idoneidad, me preguntó por qué quería adoptar.

Le dije que quería ser madre, que no necesitaba que mis hijos llevaran mis genes o estuvieran en mi barriga para sentirme su madre, y que la reproducción asistida me echaba para atrás. Soy una persona muy conservadora en temas de salud, y la idea de hormonarme, de entrar en un proceso que imaginaba duro y desgastante físico y emocionalmente, no me inspiraba demasiado.

La principal motivación, pues, era ser madre. Creo que esta tiene que ser siempre la principal motivación, o casi siempre; pero había una motivación secundaria que a mí no se me escapaba entonces, aunque no se la dije a la psicóloga, porque sabía que le resultaría sospechosa: la idea de ayudar a alguien a estar mejor de lo que estaba.

Nos dicen que no hay que adoptar por caridad, generosidad, o altruismo… pero ¿tiene sentido la adopción desde el egoismo más puro, si no pensamos que es un proceso que nos va ayudar a estar mejor a nosotros – puesto que esperamos ser más felices teniendo hijos que renunciando a ellos – pero también a los hijos? Yo no pensaba que mis hijos fueran a estar mejor porque vivieran en el primer mundo en vez del tercero, o porque yo tuviera más posibilidades que sus padres biológicos: pensaba que lo que marcaba la diferencia era tener una familia o no tenerla. Crecer en un orfanato o crecer en casa.

Lo sigo pensando… pero ahora sé que muchos de los niños que llegan a los circuitos de adopción no necesitan una familia, porque tienen una; que la demanda que ejercemos los padres adoptantes contribuye a engrosar la oferta de niños, que no saldrían de sus casas si su “cambio de familia” no fuera un negocio enorme para muchos… Que, según UNICEF, hay 6 familias en fila para cada niño adoptable (es decir, pequeño, sano y con papeles).

Han pasado años desde que descubrí todo esto, y ahora lo tengo bastante digerido; pero recuerdo el día en el que – después de leer durante tiempo historias que me permitían empezar a hacerme una composición de lugar, pero que yo prefería creer excepciones – me caí del caballo: después de una conversación telefónica con una madre adoptante en Etiopía, en el pueblo vecino del que es mi hijo, que me contó espeluznantes conversaciones con los servicios sociales de la zona que me hicieron ver no la luz, sino la negrura más absoluta: el horror.

(Quiero aclarar que no estoy en contra de la Adopción: creo que es necesaria, que siempre habrá niños que necesiten familias, y que hay que proveerles de ellas. Pero sí estoy en contra de la corrupción en la Adopción… pensar que estar en contra de la corrupción en la Adopción es estar en contra de la Adopción es como pensar que estar en contra de las violaciones es estar contra el sexo. Y todos tenemos claro que son cosas distintas, ¿no?)

Yo quería tener un segundo hijo. Y quería tener un segundo hijo adoptado. No sólo porque siguiera sin convencerme la opción de la reproducción asistida… había algo más.

M., una de las primeras madres adoptivas a quién conocí de cerca, me comentó una vez (antes de que yo adoptara, creo que antes de que empezara el proceso), que ser madre adoptiva tenía dos ventajas respecto a serlo biológica (que tiene muchas otras, sin duda). Una era que ambos padres estaban en igualdad de condiciones respecto a la criatura: a diferencia de un bebé biológico, que nace vinculado y dependiente de la madre, y el padre tiene que ganarse su lugar, el niño adoptivo estaba en la misma posición ante los dos; y la segunda, que puesto que es un desconocido, que tu hijo y tú sois desconocidos, tienes que seducirlo, ganártelo… y que este proceso es mágico.

En mi caso, no había padre, así que esa primera “ventaja” no la viví, pero la segunda la descubrí en propia carne… y descubrí que era un proceso que enganchaba. Yo quería volver a enamorarme de un niño desconocido, convertirlo en mi hijo día tras día… A pesar de todas las dificultades, precisamente por lo gratificante que era vencer cada una de esas dificultades.

Y seguía pensando que podía marcar una diferencia en la vida de un niño que pasara de no tener familia a tenerla…

Mi segunda adopción fue muy distinta a la primera, precisamente debido a como había sido la primera. No hubo intervención de ninguna ecai, fue un proceso sobre el que pude tener bastante control, y sobretodo, fue de un niño que yo sabía, a priori y sin ninguna duda, que necesitaba una familia. No sólo porque su familia biológica le hubiera abandonado; también porque, por una serie de circunstancias físicas, ninguna de las familias que habían ido a su crèche le había adoptado.

Es curioso, porque mucha gente pensó que yo adoptaba a un niño con una dificultad física, y “mayor” para los estándares del lugar, por generosidad; pero en realidad lo hice por todo lo contrario, por egoismo: porque esto me aseguraba de que adoptaba a un niño que realmente lo necesitaba.

No habrá un tercer hijo. Estoy razonablemente segura, aunque ya saben que la vida es aquello que nos pasa mientras hacemos planes… y la vida me ha traído, de forma inesperada, una pareja con otros dos hijos que ya empiezo a sentir como familia. Pero si hubiera un tercer (un quinto) hijo, me gustaría que fuera adoptado, o acogido… que fuera, también, un niño para el que entrar en nuestra familia represente una diferencia.

Anuncios

Comentarios en: "¿Por qué quise adoptar?" (56)

  1. El tema de como llegan los niños al circuito de la adopción, es algo que los padres no podemos controlar, al igual que también pienso que seguramente en cada país es diferente.

    De todas formas lo que si debemos exigir, es que las autoridades competentes controlen los procesos, y que si en el país de origen no se puede efectuar dicho control, nuestras autoridades, cierren un país cuando haya indicios en algunos casos más que probados de irregularidades. Lo prioritario no son las demanda de familias adoptantes sino los niños, y nuestras autoridades deberian velar por ellos.

    En mi caso, mi motivacion para adoptar fué que queria ser madre. Tenia ya una hija biologica y no tenia la necesidad de volver a pasar por un embarazo.
    Realize una lista de pros y contras de la via biologica en mis circunstancias y de la adopción, y gano la segunda vía por goleada.
    Me gusta el titulo de este post!!

    • Sí, claro, no en todos los países, ni en todas las vías, ni en todos los perfiles de niños… se dan las mismas circunstancias. Mi “caída del caballo” fue respecto al país de mi hijo mayor, Etiopía, y aunque creo que se puede aplicar a otros países, intento hablar sobre este (y sobre Marruecos, el país del pequeño), que son los que conozco mejor.

      Para mí una de las peores cosas de las corrupción, la entrada de niños al circuito de adopción… es la dificultad para saber, a priori. La sensación de que en algunos países, adoptar es como jugar a la ruleta rusa. Y que que nos salga bien o no no depende de nada que nosotros hagamos… es pura suerte.

      Yo también creo que las autoridades deben velar por los procesos de adopción; pero creo también en la responsabilidad de todos los qeu participamos en el proceso, incluídos los padres; y más si hay información suficiente (y si esta información es que a las autoridades se la trae al pairo). No me parece ético lavarnos las manos porque las autoridades no toman cartas en el asunto… (que no digo que lo haga nadie aquí).

  2. Yo creo que en adopción internacional el rango de edad de edad que comienza en 0 …debería desaparecer.
    Me explico: se supone (se supone) que para que un niño salga en adopción, antes se debe haber intentado que ese niño se quede con su familia biológica, y si esta no puede o no sabe o no quiere, con su familia extensa, y si esta no puede o no sabe o no quiere, que salga en adopción nacional….y si en adopción nacional no es adoptado, entonces en cuando debería sallir a adopción nacional…..¿tiempo que llevaría todo esto’
    Yo creo que mínimo 1 año, no?
    En Rusia, antes de salir en adopción internacional, los niños están 1 año para adopción nacional y si pasado ese tiempo no son adoptados por familias rusas entonces pasan a adopción internacional…al menos así era en la casa cuna donde estaba mi hija….
    Es imposible por tanto adoptar en Rusia a un menor de 1 año?
    Debería ser imposible.
    Si no es así, ya entran en juego otros “trucos””engaños”, “regalos””favores”….y eso se podría evitar que pasara si desde España (y el resto de países adoptantes) se estableciera un límite en el perfil por abajo, es decir, “nunca un CI de menos de 1 año”….
    Yo lo veo así.
    Está claro que la adopción internacional es un negocio para muchos , en una fuente de entrada de dinero muy importante para los países de donde vien los niños: traductores, choferes, hoteles, tramitadores….mil intermediarios…y todo el mundo saca “tajada”…..mientras haya 6 solicitudes por cada niño adoptable, harán todo lo posible y removerán cielo y tierra para poder “darnos” lo que solicitamos, porque eso significa dinero.
    Y si nuestros perfiles demandan bebés….intentarán que haya bebés.
    Lo veo así.

    • Perdón: lo que quiero decir es que “si pasado el tiempo no sale en adocpión nacional, entonces debería pasar a adopción internacional “….

      • Soy mexicana y adopté en México, hasta antes de leerles con tanta frecuencia conocía muy poco sobre adopción internacional, tan sólo el contacto que tuve con dos familias europeas (una italiana y la otra española) en el tiempo que duró nuestro proceso de adopción. Ambas familias adoptaron niños mayores de 3 años, los italianos a un nene con labio leporino. Según pude saber en ese momento, la legislación del estado mexicano donde adoptamos no permitía adopción internacional para nenes de menos de 3 años, a menos que hubiera alguna discapacidad importante o fueran un grupo de hermanos. No se trataba de que se quedaran esperando en el albergue todo ese tiempo, sino que si había nenes más chicos tenían que ser adoptados por padres nacionales (la lista de espera es bastante larga).

        El albergue en donde estaba mi nena en ese momento había aproximadamente 90 nenes, de los cuales únicamente 12 tenían posibilidades de ser adoptados. El resto tenían familia que les visitaba, o sus padres estaban en prisión o en rehabilitación o estaban en proceso de quitar la custodia. Es frecuente oír decir a la gente que cómo es posible que haya tantos padres en espera para adoptar si los albergues están llenos de niños, lo que muy poca gente entiende es que muchos de esos niños no pueden ser adoptados, la gran mayoría.

        No tengo idea si existe corrupción en el sistema. Adoptamos en la institución gubernamental que se encarga de la niñez. Nosotros nunca pagamos nada, excepto al final una cantidad mínima (tan mínima como alrededor de 30 euros) para que se nos diera copia certificada de la sentencia de adopción, y en el registro civil para que se emitieran las actas de nacimiento ya con nuestros apellidos. Y en lo que pude hablar con la pareja española y la pareja italiana, en el caso de ellos fue similar, la parte cara de su adopción era quedarse en México 10 semanas con todo lo que eso implica.

      • Igualmente, suele decirse que “en Etiopía hay 5 millones de huérfanos”… y se obvia que la mayoría de ellos tienen a uno de sus progenitores vivos o están acogidos por familia extensa. Igual que sucede en España, no todos los niños que están en orfanatos, o fuera de su familia, son adoptables… aunque para mí, insisto, lo más grave es que haya niños que salen de su familia para entrar en los circuitos adoptivos (y más grave aún, si cabe, que algunos de estos niños ni siquiera lleguen a ser adoptados por no cumplir los “estándares de calidad”).

    • Pues yo no estoy tan segura. Ni estoy segura de que esto evite la corrupción, ni estoy segura de que sea bueno para los niños. Mi hijo pequeño entró en la crèche en la que yo le adopté a los pocos días de nacer. No había familia biológica conocida, ni próxima, ni extensa. ¿Qué beneficio supone para él pasarse 20 meses en la crèche en vez de ser adoptado a los pocos días, semanas o meses? ¿Qué beneficio supone para los niños que todavía están más tiempo – y aún para los que se quedan allí?

      Si pedimos bebés, intentarán darnos bebés… si pedimos “niños mayores”, intentarán darnos niños mayores, aunque esto implique que niños que podrían ser adoptados de bebés tengan que esperar en orfanatos a tener la edad “correcta”… no creo que sea tan fácil.

      • Claro….cada caso es distinto. En el caso de tu hijo es evidente que eso 20 meses que pasó sin familia se podían haber evitado.
        ¿Se sabía que iba a salir en adopción internacional desde que llegó?

      • No, allí no discriminan (en principio) entre nacional e internacional. Ojalá hubiera podido salir antes en cualquiera de las dos modalidades (incluso aunque me duela pensar que podría no haberse convertido en mi hijo).

      • Totalmente de acuerdo. Cuanto menos tiempo pasen en el orfanato, mucho mejor!

      • Pues sí. Ojalá no tuvieran que estar ni un solo día,… mi hijo mayor pasó apenas 3 semanas en la casa cuna de la ecai, y te puedo asegurar que le pasaron factura.

    • A mí me dieron a mi hija de AI muy, muy pequeña: procedía de lo que aquí hubiera sido renuncia hospitalaria. En su país jamás hubiera sido adoptada en nacional: tal cosa no existe. Sinceramente, que hubiera estado un año en un orfanato sólo habría sido negativo para ella. Y me alegra que me la dieran tan pequeña, me alegra por ella (aunque yo jamás conté con un bebé, aún recuerdo mi shock en la asignación).

      A su vez, yo estuve echando una mano con traducciones de expedientes de niños mayores – sus familias adoptivas también optaron por esa opción pensando que así se aseguraban una adopción limpia – y resultó que esos niños, mayores, habían sido literalmente cosechados y recolectados para que salieran en adopción. Y encima, se pasaron primero varios meses en orfanatos de su población local y luego pasaron otros tantos, bien largos, perdidos en casas cunas inmundas de la capital del país. Es más: tengo un relato de buscadores que incluso pidieron niños de Necesidades Especiales concretas porque eran las que aceptaba una familia… Repugnante. Como dicen los americanos, el camino al infierno está pavimentado de buenas intenciones.

      Personalmente, no creo que el tiempo de estancia en el orfanato cambie nada: el problema está en el dinero. No hay más. Quita el dinero, se quita el incentivo. Mete dinero, y aparecen niños. Hasta de debajo de las piedras aparecen, de todas las edades y de todas las procedencias.

      Además, en general en los países en que existe la AI a lo grande no hay apenas adopción nacional. Otra cosa es que no haya familia extensa que no pueda cuidar a esos niños, pues generalmente la hay.

      • Totalmente de acuerdo con Steffi: “el problema está en el dinero. No hay más. Quita el dinero, se quita el incentivo. Mete dinero, y aparecen niños. Hasta de debajo de las piedras aparecen, de todas las edades y de todas las procedencias.”
        No tiene ningún sentido que los “trámites” de la adopción en algunos paises sean de miles de euros, cuando está claro que no hay procedimiento que cueste eso.

      • Efectivamente. Ni tiene ningún sentido apuntar en otras direcciones (tiempos, ecais, perfiles en el CI… al final, la clave está en el dinero… cherchez l’argent…)

    • Hablo de Rusia porqué es lo que conozco. Allí, el mínimo son 9 meses (3 en el banco de datos local y 6 en el de la federación) antes de pasar a la adopción internacional. Y eso solo se da en casos de renuncia al nacer. Y ojalá ningún niño tuviera que pasar ese tiempo en un orfanato esperando una familia. Esperar, para qué? En Rusia, una vez aceptada la asignación, se busca a la familia y se pida una segunda renuncia. Tienen una segunda opción. Y celebrado el juicio, tiene aún 10 días para reclamar…. Entonces? Un año??? Mejor en un orfanato????…. Esperando que? Un año es una vida entera en un niño tan pequeño….

      • Bueno, yo creo que está bien que las familias tengan opción de repensárselo, pero a la vez, creo que deberían arbitrarse sistemas para que el paso de los niños por orfanatos no se eternizara… sí, un año es demasiado… casi cualquier cantidad de tiempo lo es…

      • Esta claro que deben poder repensárselo… pero hasta cuando? Más cuando hay un total desinterés por ese niño….cuando nadie ha preguntado o se ha interesado por él… hasta cuándo hay que seguir dándo esa opción? sé que es la pregunta del millón, pero me siguen doliendo esos meses pasados en la casa-cuna que hubieran podido evitarse…..

      • Sí, yo también creo que deberían garantizarse los derechos de los padres (a que no les sustraigan un hijo al que no quieren renunciar, si pueden, o podrán en un futuro próximo, cuidar de él) sin dejar de garantizar los derechos más importantes: los del niño.

    • Hola
      Estoy de acuerdo en que lo primero que hay que hacer con un niño es buscarle una familia primero entre lo biologico y luego en lo nacional.
      El problema es que en los paises donde lo intentan, la espera se eterniza muuucho (y me refiero al niño, no a los padres). Os hablo desde la experiencia en el pais donde espero haya nacido mi hijo, Honduras.
      Allí es practicamente imposible que asignen menores de dos años (a veces son algo más pequeños). El problema es que casi todos los que los asignados han sido abandonados al nacer o siendo muy bebes (En distintas circunstancias).
      Y digo yo, si unos padres ceden voluntariamente a su hijo por el motivo “X” ¿porque buscarle una familia lejana?. Si ellos no lo han buscado entre sus allegados será por algo ¿no?. Imaginar a una chica violada y embarazada que no quiere saber nada de su hijo, ¿para que buscan entre su familia?¿Acaso la pobre mujer no tiene derecho a dejar de ver al fruto de un hecho traumático?
      Me pongo en la situación, me quedo embarazada y no puedo-quiero cuidar a mi hijo. Yo intentaria que el niño quedará en mi familia y si realizará rechazo hospitalario es porque doy mi permiso a que las autoridades se encarguen de el. Si hay alguien en lista nacional, enhorabuena (con el periodo ese de arrepentimiento que me parece estupendo). Si no lo hubiera, pues para internacional una vez pasado el periodo ese de “arrepentimiento”.
      El problema, al menos en Honduras es que hay bastante niño abandonado y los “faciles” (digase los que tienen una facil adopcion, o sea pequeños) van a familia de acogida a esperar a cumplir los dos años. Mientras otros tantos mil niños se quedan en orfanatos sin hueco en casas de acogida. Esos son los que me dan pena.
      Pues eso, que la pena es que nadie tiene la fórmula mágica para saber que es lo mejor para el nene porque cada historia es distinta, cada pais funciona de distinta forma. Lo que si es cierto es que siempre será mejor que un niño crezca dos años en un orfanato esperando a que se solucione su situación, que el hecho de robar-presionar a unos padres a su abandono
      Yo estuve a punto de eliminar el rango 0-1 de mi solicitud pero recapacité y pensé que al aceptar necesidades especiales (leves) quitar ese rango me limitaba y que habria nenes pequeños necesitados de cirugia que cuanto antes fueran operados, mejor
      Igual la solución ya no esté en prohibir el rango sino en cambiar nuestra mentalidad de adoptantes y no cerrar nuestra adopcion a niños pequeños sanotes
      Ya se que es utópico, pero bueno.
      PD: Yo adopto porque quiero ser madre y la inseminacion no me atrae nada de nada. Ni más ni menos. No me considero altruista para nada. Tampoco pienso que haga nada malo, pero de eso al altruismo…

      • Efectivamente, es de difícil solución. ¿Cómo garantizar los derechos de las familias sin despojar de sus derechos a los menores (cuando estos derechos colisionan)? Yo creo que en ningún lugar lo han resuelto bien…

  3. a mí una de las razones que me llevaron a adoptar un niño “mayor” fue precisamente la seguridad casi absoluta de que ese niño necesitaba una madre. que no lo iban a sacar de su familia para adopción. por supuesto no fue la única razón pero creo que si hubiera descubierto algo irregular en la adopción de mi hija mi conciencia hubiera pesado mucho.

    elegí un país transparente a priori y un rango de edades poco solicitado. y mi hija necesitaba una familia. de hecho, llevaba años necesitándola perdida en el limbo de papeles y burocracias.

    muchos padres adoptivos anteponen sus deseos y necesidades a los de los niños y pierden de vista la primera razón para la adopción, proporcionar una familia a los niños que la necesitan, no al revés.

    • Estoy de acuerdo en que muchos padres pierden de vista esto; también creo que el discurso oficial sobre la adopción (incluido el de los técnicos que dan el CI, el de las ecais, el de las autoridades…) no ayuda nada.

    • Yo tengo que decir que en el tema de la edad, los que te valoran para el CI también tienen mucho que ver. En mi primera adopción, iba pensando en un niño mayor de un año como muy pequeño. Y me dijeron que por la edad que teníamos, cuanto más pequeño, mejor… Y en la segunda, pedimos que tuviera como poco 3, para que se llevara con la mayor sólo el año que marca la ley, y nos dijeron que ni hablar. Y en el CI me encontré con un perfil de 0 a 3, y una recomendación de los psicólogos de que fuera “lo más pequeño posible, porque era lo mejor para mi hija”.
      Así que a veces, no es sólo cuestión de los padres…
      De todos modos, un niño en un orfanato sin familia que lo cuide, tiene las mismas necesidades de una familia con 5 años, que con 1 mes…

      • Sí, a mí me sucedió lo mismo. Yo había puesto en mi solicitud 0-6 y me convencieron que por mi edad, era mejor optar a un niño 0-3 (de hecho, 0-24 meses, pero debí poner cara de que no y me lo dejaron en 0-3), porque “se vinculan mejor” (estoy por llevarles a la fiera). En la segunda adopción, también quería un niño todo lo mayor posible (yo calculaba que el segundo llegaría cuando el primero tuviera 7-8, así que pensaba en un niño de entre 3 y 6… y me dijeron que ni hablar: 0-3 y con la coletilla “debe ser asignada estrictamente dentro de estos límites de edad”…

        Y sí, por supuesto: muchos de los niños que se hacen “grandes” y dejan de ser “deseables” no se habrían hecho grandes en un orfanato si les hubieran adoptado siendo bebés…

      • Es que siempre tengo la sensación que la gente piensa que el tener a los hijos desde tan bebes es algo que la mayoría de los padres adoptivos piden, y no siempre es así. Que evidentemente sí habrá una gran, gran mayoría que prefiera que sean bebés, pero tiene mucho que ver con lo que nos dicen en los cursos o lo que se nos recomienda.
        También pienso que se nos vende la moto de que hay mil huerfanitos buscando familia desde que nacen, y después, cuando estamos dentro, nos damos cuenta que eso no es para nada cierto…
        En cualquier caso, entiendo también a la gente que prefiere que sean bebés. Y no sólo por la vinculación, que muchos sabemos que es una soberana chorrada, sino porque mucha gente quiere vivir todas las etapas posible de su hijo.
        Ya he dicho que yo con la segunda adopción quería que se llevara menos con la mayor, pero ahora, pienso con nostalgia en esos meses que mi hijo no estuvo conmigo, en lo que me perdí y sí tuve con su hermana…

  4. Yo pienso que si hay adopcion con dinero hay corrupcion. Tambien elegi un pais donde todo era clarito y limpio, donde no existian ecais, ni asociaciones de ayuda ni facilitadores, donde los franceses adoptaban sin abogado que les representase en juicio y el coste de su adopcion podia ser cero (mas los viajes y pensando que es un pais francofono sin traducciones). Y entonces se fue torciendo la adopcion internacional y se buscaron nuevos mercados donde conseguir los preciados bienes tan demandados, asi entraron las ecais, y de repente surgieron nuevos orfanatos para atender a huerfanos que antes no existian, y los ninos abandonados crecieron en un pais donde es delito abandonarlos. No tiene solucion. Si, en Rusia deben tener mas de un anio… y por que yo conozco a m’as de media docena de familias con ninios asignados con menos de un anio? Pasa siempre, en todos los sitios, de Colombia a Nepal.

    • Sí, yo también conozco casos de niños adoptados en Rusia con menos de 1 año….seguro que los CI de esos papás era de 0-2 o 0-3…si hubiera sido de “a partir de 1 año”, esos bebés quizás hubieran salido en adopción nacional. Por eso yo creo que, al menos para ese país, el CI debería ser debería ser siempre a partir de 1 año.

      • Bueno, no sé… yo no conozco el país y sus circunstancias tan bien como para decir mucho, con todo, lo voy a escribir algo. Yo adopté en Rusia y mi traductora alucinó cuando le conté el tiempo que esperaron unos conocidos que adoptaron un bebé sano en adopción nacional. A mi me pareció que ella se preocupaba por la situación de los niños que veía en las instituciones que visitaba (o como mínimo parecía alegrarse de mi asignación: una niña que, a su manera de ver, no tenía casi ninguna opción por el mero hecho de haber dado el paso de casa cuna a orfanato). En un momento determinado, cuando mi proceso ya estaba a punto de acabar, me dijo algo así como que dentro de Rusia sólo tenían opción los recien nacidos y que, con todo, no había familias para todos los recien nacidos que se institucionalizaban. Con todo si parece que legalmente no se puede adoptar a un bebé menor de 1 año (yo creía que eran 6 meses); me imagino que los casos que conoceis son asignaciones y los juicios se realizarán/realizarían cuando los niños tengan el año (o quizás los 6 meses????).

    • En nacional no hay dinero de por medio y corrupción creo que no hay (o quiero creerlo). Pero a mi no me acaban de convencer, como mínimo, algunos de los procedimientos.

      • Desde luego, en Adopción nacional ha habido tanta corrupción o más que en la AI, hasta hace relativamente poco… sólo hay que leer la prensa. Yo creo que ahora se vigila mucho que esto no suceda, lo que tiene como consecuencia la paradoja de que niños que necesitan una familia crezcan en orfanatos (que en el primer mundo llamamos “centros”, que suena menos mal).

  5. Lola: tu último mensaje se refiere a adopción nacional en España o en Rusia?

  6. También en Kazajstán existía el plazo de 6 meses para adopción nacional y después pasaba a internacional y yo no sé de nadie que adoptara un niño más pequeño de 6 meses (eso no quiere decir que no los haya porque yo no conzco a todo el que adoptó allí). Tenían además el rollo ese de que sólo podían darse en AI niños con NE y había niños sanos y niños con NE mezclados y hasta que no tenías al niño delante no sabías si estaba sano no. Sé de gente que decidió quedarse con el primer niño que le enseñaran estuviese sano o no y sé de una madre que se pasó varios días en la casa cuna mirando y jugando con los niños hasta que decidió cuál se quedaba. Yo creo aparte de que es evidente que donde hay negocio hay corrupción y no creo que ningún paíos te pueda ofrecer la garantía absoluta a priori también depende de tu ética personal.

  7. Perdón quería seguir diciendo que por elegir un niño mayor o con NE no estás garantizando nada. Conozco una familia con una lista de 17 patologías entre ellas varias cardiopatías y otras que precisan de cirugía, rehabilitación y que pueden quedar o no secuelas, para un niño de 3 a 4 años y llevan 3 meses esperando asignación. ¿Tres meses? !Qué poco! Pues de poco nada. Que no se les haya asignado todavía quiere decir que ese perfil de niño en concreto no está esperando en ninguna parte.

  8. Nuestra hija es de adopción nacional. Nosotros adoptamos porque queríamos un hijo más y pensábamos que podíamos ofrecer una familia a un niño que no la tenía. En nuestro caso, la adopción nacional fue la primera opción pues por trabajo conocíamos niños que vivían en centros y sabíamos que existían niños que necesitaban familias. Aunque en la reunión informativa nos dijeron que nos preparáramos para una espera de más de 10 años (en esos momentos teníamos un hijo pequeño de 6 meses…) porqué no había miños tan pequeños esperando. Cosa que no era ni es cierta (continúo vinculada por trabajo a centros…). Si hubiéramos sido más valientes, y menos egoistas, hubiéramos apostado por la acogida. Pero en ese momento no estábamos preparados, queríamos un hijo… Nuestro perfil era bastante amplio a nivel de aceptación de determinadas necesidades, pues pensábamos que esos niños eran los que más requerían familias… Y al final resultó que nos asignaron una niña acabada de nacer y sin ninguna de las necesidades especiales que habíamos dicho aceptar… lo que nos sorprendió mucho, y nos descolocó porqué habíamos decidido adoptar (en cambio de intentar tener otro hijo biológico) porqué pensábamos que así daríamos una familia a un niño que la necesitaba y estamos seguros que nuestra hija habría sido aceptada por la mayoría de familias en espera… Así que al final nuestra motivación para adoptar y nuestro ofrecimiento no fue conssiderado por los técnicos tal y como nostros pensábamos. Pero no se si a pesar de ello o gracias a ello (mi hija es junto a sus hermanos lo mejor de nuestra vida) somos la familia que somos. Y eso cuando pienso en ello no deja de sorprenderme

  9. En nuestro, creo que como muchos, intentamos tener hijos biológicos, pasamos por los tratamientos de turno sin insistir demasiado en el tema, y llegamos a la adopción, como una forma más de ser padres. Eso es lo que queríamos: ser padres. Ser madre, sin más. Y lo que era una opción para conseguirlo, se convirtió “en la opción”. Por todo lo que supuso y todo lo que vivimos. Porqué cuando empezamos, esperábamos que nos cambiara la vida, porque de eso se trataba: de ese niño/a maravilloso que nos esperaría al final y que cambiaría todos y cada uno los esquemas. Lo que nos esperábamos es cómo nos cambiaría el viaje hasta llegar a él: todo lo que aprenderíamos, la gente a la que conoceríamos, todos y cada uno de los momentos que nos llevarían a él…. Eso fue un regalo añadido a la propia a llegada de nuestro hijo. Allí empezó la magia: esa magia de la que hablas. Algo que te engancha y ya nunca más te abandona.

    • Sí, es cierto, no es sólo el niño: es todo lo que aprendes en el camino, cómo te transforma (no sé si un hijo biológico obraría el mismo efecto porque no he tenido la suerte de vivirlo).

      • Yo sí lo sé Madre, para mí la intensidad que tiene la maternidad adoptiva no tiene paralelo. Obvio soy muy feliz de ser mamá biológica, pero la magia y la intensidad de la adopción sólo la puedes comprender si la has vivido!!

  10. cormelana dijo:

    Gracias, me ha emocionado mucho este artículo. No sé lo que daria por que mi hijo no hubiese pasado dos años de su vida esperando en un orfanato proque le falta una mano.

  11. yo también. Ojalá no hubieran necesitado nunca ser adoptados y hubieran podido crecer felices con sus familias biológicas. Ojalá.
    Lo que quiero decir respecto a los pefiles de los CI (igual es que no se entiendió lo que queiro decir)….es que desde España se puede trabajar para que los CI que se den sean acordes con los perfiles de los niños que realmnete son adoptables….o al menso que sean perfiles más realistas.
    Por ejemplo, antes de inicar nuestra segunda adopción, pensamos en Ucrania. Aquí, nos hubieran dado sin dudarlo un CI de 0-4 para un menor sano.
    Nos pusimos en contacto con la Embajada de España en Ucrania y nos informaron que el (no recuerdo la cifra exacta) 90 y tantos por ciento de los menores adoptables en Ucrania son mayores de 6 años y que un porcentaje altísimo tiene graves enfermedades no recuperables.
    si desde España eso se sabe, ¿para que te dan un CI para un menor de 0-3 años sano?
    Si de lo que se trata es de buscar una familia para esos menores adoptables, lo que hay que hacer es que los perfiles sean realistas.
    Y así, país por país: “Aquí, hay estos niños adoptables, con estas edades y estas características”.
    Si tu perfil no se ajusta al del menor, no tiene sentido, no?
    Si hubiera menos CI para bebés probablemente muchos de los niños que fueron adoptados siendo bebés estarían con sus familias biológicas (pobres, pero sus familias).

    • Ahí te doy toda la razón. Quizás debería hacerse al revés: hay tantos niños, de estas edades, para estas patologías. ¿Tienen padres para ellos? Creo que en algunos países ya funciona así…

  12. Sí…por “cupos”, creo que lo llaman.

  13. Yo en cambio no tuve problema con el perfil, no me pusieron ningún problema dije desde el principio que no quería un bebé y opté sin ninguna presión por 1-5 años. Empecé a moverme por foros, a saber un poco del mundo de la adopción en Etiopia, a saber que se falsificaban edades, que los niños muchas veces llegaban con 2, 3 ó 4 años menos que su edad real, y me entró pánico y creí que no podría afrontar al llegada de un niñ@ “tan mayor” y finalmente lo modifiqué sin ningún problema por 1-3 años, creyendo que si venia falsificada la edad en 2, 3 años si me veía capaz. Ahora también os digo que mi visión ha cambiado y si volviera a adoptar(que no es el caso) ya no tendría esos pánicos!.
    Mi hija estuvo en total aprox. 18 meses(sus 18 meses de vida)en orfanatos, y era un niña huérfana, sin familia extensa, y el deterioro fue enorme y si también hubiera hecho lo que fuera para evitarle tan larga estancia alli.

  14. Cristina dijo:

    Me parecería terrible que alguna familia adoptara sin esas motivaciones que explicas (aunque sabemos que hay algunos casos, que espero sean excepciones).
    Que la demanda crea “huérfanos” lo hemos ido aprendiendo a medida que nos hemos ido informando pero creo que es un error pensar que eso sólo sucede en el rango 0-3 y que si solicitamos la adopción de niños mayores o con NE no contribuimos a eso.

    En el caso de China, que es el que sigo porque de ahí es mi hija, me resulto muy impactante la lectura del siguiente artículo a raíz de la tendencia creciente en USA de adoptar niños en la edad límite de adopción (14 años), habiéndose descubierto en algunos casos, que eran “reclutados” de sus familias para que tuvieran “una vida mejor” en USA.

    http://research-china.blogspot.com.es/2012/04/dark-side-of-chinas-aging-out-orphan.html
    Os recomiendo su lectura y os pongo dos párrafos:

    “The sad reality is that as the number of healthy, young children coming into China’s orphanages has declined, waiting families have often migrated to China’s Special Needs and Special Focus program. Orphanages have responded to this increased interest by inventing creative means for obtaining children to satisfy this new demand. ”

    “People who adopt these aging out kids need to go into this knowing full well that it is very possible that this child is significantly older, already aged out, it is very possible that their birth dates were changed, it is very possible that they have birth family still there and that there is more to the story.”

    Por si alguien necesita, traduzo libremente:
    “La triste realidad es que a medida que el número de niños pequeños y sanos ha ido decreciendo en los orfanatos chinos, las familia a menudo han cambiado a NE o Special Focus. Los orfanatos han respondido inventando formas creativas de obtener niños para satisfacer esta nueva demanda.”
    “La gente que adopta un niño “con edad límite” debe saber que es muy posible que ese niño sea significativamente mayor, con la edad límite sobrepasada, es posible que su fecha de nacimiento haya sido cambiada, es posible que tenga familia biológica conocida …”

    La solución no está en las manos de los adoptantes (que no digo que debamos desentendernos) sino de las administraciones implicadas.

    • Yo creo que hay algunos casos, que no son mayoría, de familias que adoptan porque la vida les pone a un niño en el camino; y no son por ello peores padres,… Otra cosa es cuando la motivación es no estar solo, tener a alguien que te cuide en la vejez, “porque toca”, para contentar a tu pareja, etc etc etc. Incluso en estos casos, creo que se puede vivir una evolución que te haga ver las cosas de otra manera y acabes siendo una buena familia para esa criatura. Y es posible que gente con motivaciones menos “extrañas” no lo consigan… Sólo un apunte.

      Muy bestia, lo que cuentas de China. A mí siempre me ha parecido curioso que durante años se “vendiera” como ejemplo de transparencia… con lo opaco que es todo allí…

  15. En nuestro caso, pedimos un perfil de 2-4 años (mi hijo tenia entonces 4 años) y cuando nos llegó el CI nos venia un 0-2, por lo que nos quedamos entre sorprendidos y chafados porque no entendiamos el por qué. Así que contactamos de nuevo con el equipo de valoración, expusimos de nuevo nuestras razones y nos lo cambiaron para 2-4.

    Sobre la adopción en Etiopia, yo creo que los cambios que ha habido con el juicio de la familia biológica es una garantía.En mi caso, nuestra primera asignación se anuló a 3 dias de viajar porque en el primer juicio su madre no estaba segura y la jueza le propuso que lo pensara de nuevo y volver a celebrarlo en 3 días. En esos 3 dias la madre lo vio en la casa de la ecai. Cuando el juicio se celebró le dijo a la jueza que queria recuperarlo, y lo hizo. Para mi eso fue la garantia de que si su familia decide echarse atrás en el último momento puede hacerlo.

    No creo que haya ningún pais cien por cien seguro y hay muchas cosas que deberían ser más transparentes. Pero cuando seguimos con nuestro proceso de adopción es porque pensamos que realmente el niño que llegara a nosotros seria porque necesitaba una familia.

    Un saludo,

    • Yo quiero pensar que los cambios qeu ha habido hacen que se cometan menos irregularidades… pero tengo mis dudas de que se hayan podido atajar del todo, porque en un país donde poca gente está registrada, donde la trazabilidad de la adoptabilidad es tan difícil… no es nada fácil tener la garantía de que no haya algún dato falso.

  16. Y si hubiera un tercer (quinto) hijo….por que volverias a adoptar renunciando a un hijo biologico?

    • Bueno, porque nuestras circunstancias harían que con toda seguridad tuviéramos que escoger entre tratamientos de fertilidad (con el agravante de tener 10 años más, y por tanto, menos probabilidades de conseguirlo) y una adopción. Pero a mí sí me sabe mal (no llega a dolerme, pero me sabe mal) no haber tenido un hijo biológico, y me di cuenta sobretodo cuando llegué a una edad que empezó a hacer muy difícil que pudiera tenerlo. Tome las decisiones en función de mis circunstancias, pero en circunstancias distintas, sí habría tenido hijo(s) biológico(s) (y quizás también adoptivos, ¿por qué no?).

  17. En nuestro caso, no buscamos la adopción, la adopción llegó a nosotros. Tenemos un hijo biológico, con tratamiento de fertilidad y relativamente fácil y rápido. Más tratamientos por varios años y nada. Yo queriendo adoptar, mi marido pensando que le sería difícil querer a un hijo adoptado tanto como a nuestro hijo biológico. Ante una situación así, me resigné a ser mamá de hijo único, y digo me resigné, porque yo que adoro a mis hermanos, se me hacía muy triste que mi hijo nunca pudiera conocer el amor de hermanos. Además yo siempre había querido tener muchos hijos.

    Cuando mi hijo tenía catorce años, el destino (un poco torcido por mí) nos llevó a un albergue. Al entrar al cunero vimos a una nena que nos sonrió y ahí quedamos flechados para siempre los tres (papá, mamá y hermano). Preguntamos por sus circunstancias y nos informaron que llevaba ahí desde recién nacida (tenía 22 meses), pero que tenía una grave lesión neurológica. No hablaba, no caminaba, ni siquiera movía los ojos…. sólo sonreía. El papá que hasta entonces no quería adoptar no paraba de decir que habíamos encontrado a nuestra hija, que podíamos darle la familia que necesitaba, que si eran necesarios cuidados especiales y terapias, podíamos dárselas. Salimos de ahí vueltos locos, a buscar los papeles necesarios, a meter solicitud de adopción, etc. Dos meses después de ese día nuestra hija llegó a vivir con nosotros, las autoridades pensaron que estaría mejor con su familia mientras se llevaba a cabo todo el proceso. Un año y medio después era legalmente nuestra hija.

    Mi hija sí hubiera quedado en la cuneta de no haberla encontrado. Por qué las cosas se dieron así, no tengo idea. Todo mundo quiere un bebé recién nacido, ahí estaba ella con papeles firmados para adopción y alguien decidió que la nena estaba mal. Esa parte me causa mucha tristeza, pues fueron meses que dejaron gran huella tanto a nivel emocional como a nivel de maduración.

    Nosotros no la adoptamos por altruismo ni nada parecido, la adoptamos porque al momento de conocerla supimos que era la hija que habíamos esperado tantos años (aunque parezca loco y romántico). De hecho cuando pasado el tiempo un día me encontré con el fax donde me enviaron su diagnóstico, ya en frío me sorprendió darme cuenta que ese terrible diagnóstico (que estaba en gran parte equivocado) para nada nos había echado para atrás. La única parte en la que sí pedimos asesoramiento de un amigo neurocirujano fue para saber si la supuesta “lesión neurológica” podría ser totalmente discapacitante, no por nosotros, sino por su hermano, somos papás ya mayores, y el día que faltáramos sería él quien tendría que hacerse cargo, y no se nos hacía justo, aunque él todo el tiempo desde sus catorce años y sus ganas de tener una hermana afirmara que él estaba dispuesto a hacerse cargo de su hermana el día que faltáramos. A muy pocas personas les contamos para evitar presiones externas y comentarios que nos pusieran mal. Llegada mi nena les dimos a todos la gran sorpresa.

    Y aquí estoy, atrapada totalmente en esa magia de la que hablas, total y absolutamente enamorada de mi hija!!! Y del papá qué les digo… está total y absolutamente de cabeza por ella, al igual que el hermano.

    • Sólo decirte Alejandra que tu historia me ha llegado… Yo creo mucho en que a veces la vida nos lleva y no sabemos por qué las cosas ocurren. Ahora bien, uno tiene que estar allí para responder a esas llamadas, y vosotros estuvisteis dispuestos, abiertos a lo que la vida os ofrecía. Felicidades

    • Es una historia muy hermosa, Alejandra.

    • Gracias a las dos!! Ser mamá adoptiva es el mejor regalo que me ha dado la vida.

  18. Es totalmente cierto que todos sufrimos un proceso de evolución a lo largo del tiempo. . Por suerte desde hace ya unos cuatro o cinco años la información es abundante en Internet y las familias que quiere adoptar pueden informarse muchos mas de como son las cosas, eso antes no existía.
    Nosotros teníamos dos hijos bios, hija e hijo. Empezamos en adopción nacional porque queríamos tener mas hijos y los lazos genéticos no nos importaban. Y queríamos darle una familia a un niño o niña que lo necesitase. Así que comenzamos el proceso cuando mi hijo -entonces el pequeño- tenia dos años. Si no recuerdo mal casi 7 años estuvimos esperando en nacional,al tener ya dos hijos las angustias del deseo de hijo no las sufres igual, y llegamos a pensar que nos dejaron fuera por tener ya dos hijos. Y pensamos pues bien, demos paso a los que no pueden tenerlos.
    Nunca sabremos si la razón fue esa u otra ( porque explicaciones no nos dieron) pero al cabo de 7 años nos llamaron para ver si queríamos actualizar nuestro expediente.Dijimos que si y después de una experiencia hipersurrealista con el equipo de adopción nacional decidimos ir a internacional.Como nunca imaginamos un hijo blanco, negro o amarillo, optamos por Rumania. Que experiencia. Vaya ecai tan choriza. La adopción estaba cerrada y ellos intentando que firmásemos ( en Rumania se ha de adelantar la mayor parte del dinero a la firma). Por causalidad leí en Internet que la adopción estaba cerrada, el día antes. Les dijimos naturalmente que no y nos amenazaron para que firmásemos. Les enviamos a tomar viento y encima recibimos insinuaciones de un funcionario para que pagásemos una cantidad.Nos ofrecimos a pagar los faxes que habían enviado.
    Alucinados y acongojados pensamos en no adoptar mas. Pero me dio por meterme en san Internet, y allí encontré foros de adoptantes en China, los únicos que creo que había por aquel entonces. Encontramos información y nos pareció una buena opción porque se decía que había un abandono masivo de niñas.Pedimos niño o niña de hasta 7 años. Nuestra hija tenia 10 meses en el momento de la asignación.
    Ahora desde hace poco esta saliendo toda la porquería de China, y la que queda por salir. Nunca sabré si mi hija fue abandonada o quitada de su familia.
    Cuando nos reciclamos con una niña pequeña pensamos en aumentar la familia. Y la opción fue Etiopía: con su mítica imagen de millones de huerfanitos en un inmenso campo de refugiados donde no crece ni la mas mínima hierba. Le dejamos muy claro a la ecai que queríamos eso, un huérfano/a; que no queríamos sacar a ningún niño/a de su familia. Y huérfana vino en los papeles. También les dijimos que dejábamos la opción bebe para otras familias, porque no sentíamos la necesidad de vivir todas las etapas. Así que la envejecieron convenientemente. Vaya, una niña diseñada a la medida de lo que pedimos con toda nuestra buena intención…que fácil es falsificar las cosas.
    Las circunstancias de la vida me han hecho conocer bien de primera mano el país de mi hija pequeña. Como en todos los países de características parecidas, hay trafico de personas desde hace siglos. Los pobres importan una mierda ( con perdón). No hay justicia social. No tienen derechos. Si alguien va – alguien con mas poder del tipo que sea- y les come la olla, o les amenaza; consiguen lo que quieren normalmente. Mas por supuesto si son madres solas, padres y madres analfabetos. También pueden convencerlos con bonitas palabras , diciéndoles que sus hijos se van a educar fuera y volverán siendo médicos, abogados…ya saben como hacerlo, al final es la misma historia en tantos lugares… Ha sido tan escandalosa la adopción en Etiopía que han tenido que tomar medidas y ahora salen muchos menos niños, no se si eso realmente garantiza algo, pero salen menos. Habían muchísimas reclamaciones de padres y madres engañados que creyeron que volverían a saber de sus hijos. En Etiopía la adopción es simple y no rompe lazos familiares. Aquí nos pasamos eso por el forro y la convertimos en plena cuando habría que pedir permiso a los bios para eso. Pero los bios son simplemente en la gran mayoría de los casos pobres sin derechos, hasta seres sin rostro, barrigas con patas…
    Ya digo que no se como esta la adopción en Etiopía ahora porque no tengo ninguna relación con el tema ni quiero tenerla, pero se como estaba. Mi hija era una falsa huérfana. Si hubiese dado por buenos sus papeles estaría aquí diciendo que mi hija es huérfana. Pero lo comprobé en persona, no me fío de intermediarios y aun así es muy difícil todo. Cuando estuvimos en Addis algo me hizo pensar que vaya proceso tan “raro”. Quisimos visitar el orfanato donde ponía que mi hija había pasado 3 meses. El representante de la ecai nos dijo que para que, si ahí no había estado, que eso solo era para figurar. Primera falsificación reconocida con todo el descaro, y encima hablándonos como si fuésemos tontos. Graves problemas de salud de nuestra hija hicieron que nos centrásemos en eso. Pero volví a los meses, y recuerdo al asistente social de su localidad como se reía cuando yo le decía porque viene como huérfana si tiene una madre que usted conoce y me la esta localizando…que preguntas tan tontas parece que hace una a veces.
    Así perdí ya totalmente mi virginidad en el mundo de la adopción.
    Y para las que me digáis porque no devuelves a tu hija si tiene familia, aclarar que gracias a poder haber conocido la verdad se que mi hija necesitaba una familia pese a tenerla, porque hay cosas que son iguales en todas partes. Y eso me deja dormir tranquila al menos con ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: